Logo Blanco Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Categorías

Cómo cumplir tus sueños en el menor tiempo posible

Inteligencia Viajera Blog Imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

Dicen que tenemos que soñar.

Que nunca hay que perder el niño interior que llevamos dentro y fantasear todo lo que podamos.

Y eso está genial.

Pero, ¿vas a pasarte la vida soñando sin dar el paso para hacer tus sueños realidad?

Para mi es un error quedarte en el mundo onírico. Todo empieza ahí, lo sé. Pero tienes que seguir avanzando y luchar para ir eliminando sueños.

No para borrarlos, si no para tacharlos de la lista porque los has cumplido.

Para que te pongas las pilas en esto, hoy se pasa por el blog mi amigo Oliver que actualmente está dando pasos agigantados para borrar de su lista un gran sueño.

Te dejo con él para que te cuente su propia experiencia y así, tú puedas replicar sus pasos si así lo sientes.


Cómo cumplir tus sueños en el menor tiempo posible

El sol empieza a mostrar sus primeros rayos de luz por el horizonte. El revoloteo de las gaviotas al amanecer y el incesante sonido del romper de las olas provocan una disimulada sonrisa en mi rostro.

Es momento de tomar la decisión de levantarme o, si por el contrario, prefiero quedarme unos minutos más relajándome sobre mi hamaca, la cual se encuentra firmemente amarrada entre dos robustas palmeras.

¿Qué voy a comer hoy? ¿Qué aventura me deparará este día? ¿Conoceré a alguien interesante?

Son las 6:30 de la mañana. Me pongo en pie.

No me importa madrugar.

Creo que no hay mejor forma de empezar un día que con un refrescante baño en aguas cristalinas, mientras disfruto del amanecer junto a la persona que más quiero.

Rápidamente cojo a mi chica del brazo y ponemos rumbo a la orilla, la cual se encuentra a pocos metros de nuestra idílica casa del árbol.

Nos quedamos unos minutos observando cómo el sol va ascendiendo lentamente sobre el horizonte.

Agarro su mano y juntos nos zambullimos en las mágicas aguas.

De repente, mi cuerpo se incorpora sobre mi cama. Por unos segundos me siento desorientado, pero no tardo darme cuenta de que todo había sido un sueño.

El móvil vibra sobre la mesita de noche. Veo en la pantalla de mi iPhone la cara de mi jefe e inmediatamente me doy cuenta de la hora. Las 8:15, llego quince minutos tarde a la oficina y mi jefe me está llamando para exigirme explicaciones.

De un salto me incorporo, cojo lo primero que encuentro de mi armario y salgo fugazmente de mi apartamento. Bajo las escaleras de tal forma que siento como toda mi vida puede desmoronarse si me retraso por mucho más tiempo.

Nada más salir del portal, el gélido frío golpea mi legañoso rostro. Me dirijo a la avenida principal con la intención de tomar el primer taxi disponible. Todavía no he terminado de despertarme y el irritante sonido de las bocinas ya está castigando mis oídos.

Pitidos que probablemente provengan de personas que en este momento se encuentren en una situación similar a la mía.

Por fin logro tomar un taxi. Sin embargo, el caótico tráfico de la mañana nos impide avanzar, hecho por el cual el conductor aprovecha para interesarse por mi nerviosismo.

Balbuceando, le cuento lo sucedido.

Tal fue la conversación con el amigable conductor que terminé hablándole sobre mi fantasioso sueño, llegando a acusar a mi utopía de ser la responsable de que pudiese ser el día en que perdiera el trabajo que tanto me había costado conseguir.

Tras llegar a mi parada, el conductor se despide con una frase que marcaría el resto del día:

«Al menos tú tienes un sueño, chico. ¡Feliz lunes!»

Pon en marcha la fábrica de sueños

Quizá pueda parecerte demasiado obvio, pero te sorprenderá saber la cantidad de gente que, por unos motivos u otros, acabó renunciando a sus sueños. O peor aún, nunca llegaron a tener uno.

Vivimos en un mundo en el que todo está programado.

A simple vista, lo más fácil es poner el piloto automático y seguir las pautas que la sociedad actual nos va indicando a lo largo de las distintas etapas de nuestra vida:

  • Ve a la universidad. Toma una decisión que repercutirá sobre tus 4 o 5 años de vida sin realmente saber por qué lo haces.
  • Estudia un master. Es la única solución para lograr un trabajo estable y bien remunerado.
  • Cómprate una casa. Es importante tener propiedades, aunque dudes en si realmente quieres residir ahí por el resto de tu vida.
  • Cásate, ten dos hijos y cómprate un buen coche.
  • Trabaja durante los próximos 35-40 años en algo en lo que no tienes la certeza de si realmente es tu pasión. Eso y continúa añadiendo ataduras a tu vida.
  • Jubílate y entonces empezarás a vivir la vida intensamente. Aunque en ese momento, incluso te dirán hasta dónde tienes que irte de vacaciones.

Un sendero ya creado el cual simplemente tenemos que seguir, cual aventurero que va dejando migas de pan en el camino para que alguien pueda encontrarlo en caso de llegar a perderse.

El problema no reside en seguir el camino, sino en desconocer por qué lo estamos siguiendo.

Citando a George Clooney en ‘Up in the Air’:

«¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?»

Durante nuestra infancia, todos tenemos sueños.

Aspiraciones que con el paso del tiempo van siendo consumidas por el gran negativismo que corrompe nuestra sociedad.

Conforme crecemos, el número de responsabilidades a nuestro cargo es cada vez mayor, lo que provoca que lleguemos a la situación en que nuestros sueños se queden en simplemente eso, una utopía inalcanzable.

Pasamos del «Cómo cumplir tus sueños» al «Cómo trabajar más para pagar más facturas».

No seas tú quien muera antes de cumplir los 25. Y recuerda que nunca es tarde para poner en marcha tu máquina de sueños.

No dejes que la rutina te consuma. Cambia el pensamiento de trabajar para comprar cosas que realmente no necesitas y reestructura tu vida para que el trabajo sea simplemente un medio que te permita alcanzar tus objetivos.

Y de eso es exactamente de lo que quiero hablarte a continuación: de objetivos.

Transforma tus sueños en objetivos.

«Los sueños dejan de ser sueños una vez los conviertes en objetivos»

Los medios de comunicación, así como todo lo que nos rodea, nos venden los sueños como algo inalcanzable. Una amargura con la que siempre deberemos convivir y que únicamente podrá transformarse en felicidad en caso que nos toque el euromillón.

Si piensas así, estás muy pero que muy equivocado.

Tus sueños dejarán de ser sueños desde el momento en que decidas ponerle fecha de vencimiento.

¿Cómo podemos hacer esto? Déjame compartir contigo qué estoy haciendo yo en este momento de mi vida para cumplir dos de mis grandes sueños:

Click para twittear:

Los sueños dejan de ser sueños una vez los conviertes en objetivos. @Olivertrip1

Sueño 1

Llevar un estilo de vida ligado a viajar. Quiero recorrer el mundo de punta a punta; descubrir lugares que dejen sobre mi mente recuerdos imborrables; conocer gente maravillosa de todos los rincones de mundo que provoquen un fuerte impacto positivo sobre mi vida; y, sobre todo, deseo sentirme una persona plena y libre.

¿Tú también te sientes identificado con mi sueño?

Bien, pues veamos cómo he transformado esta utopía en un objetivo claro y bien definido:

Objetivo 1

Si quiero alcanzar este estilo de vida, en primer lugar necesito encontrar una manera efectiva y sostenible que me permita financiar esta aventura. Un trabajo estable en una oficina no es compatible con este estilo de vida, ya que dependería exclusivamente de mis 30 días de vacaciones para poder salir ahí fuera y comerme el mundo.

Para ello, he decidido idear un sistema que me permita trabajar en algo que me apasiona y que al mismo tiempo me permita dedicar tantas horas a mi proyecto como yo mismo desee, independientemente del lugar en el que me encuentre.

Así fue cómo surgió Oliver Trip, un blog de viajes con el cual pretendo alcanzar mis sueños viajeros, al mismo tiempo que ayudo a otras personas que compartan mis ideales a que también luchen por realizar sus más utópicas aventuras.

Mi sueño de viajar por el mundo pasó de ser un ideal en el momento en que puse fecha límite y definí mis objetivos. Así pues, ¿cuál sería ese objetivo del que tanto hablo?:

Con vistas a septiembre de este año, me he propuesto generar un mínimo de ingresos con mi blog de 300 euros mensuales. Dicha cantidad me permitirá financiar mi estancia en el sudeste asiático, lugar desde el cual comenzará mi aventura.

Así pues, a no ser que razones fuera de mi alcance interfieran, sé que dentro de un año mi sueño se convertirá en una realidad.

Sueño 2

Vivir una larga temporada en Tailandia.

Desde que puse el primer pie en España tras regresar de un viaje por Tailandia allá por agosto de 2013, supe que volvería para disfrutar, esta vez con mayor tranquilidad y por una mayor duración, de este fascinante rincón del planeta. Quedé perdidamente enamorado de Tailandia.

Para cumplir con mi sueño, contaba con varias opciones:

  • Tener suficiente solvencia económica como para pasar todo un año en Tailandia sin necesidad de trabajar.
  • Ahorrar una determinada cantidad de dinero que me permitiera vivir durante los primeros meses y luego tratar de encontrar trabajo allí.
  • Lograr mi primer objetivo y compatibilizarlo con mi sueño de vivir una temporada en Tailandia.

Teniendo esto en cuenta, parece que la decisión estaba tomada.

Objetivo 2

Ahorrar la cantidad mínima de 1.500 euros. Esto me permitiría establecerme en Tailandia durante 3 – 4 primeros meses sin tener que preocuparme por el dinero.

De esta forma, dispondría de la libertad necesaria para poder dedicarme única y exclusivamente a trabajar en mi blog y hacer crecer mis ingresos online.

Lo que en un principio puede parecer algo inalcanzable, he llegado a transformarlo en una realidad gracias a mi planificación de objetivos.

Tan sólo he precisado de algo de tiempo para planificar y definir mis objetivos.

1.500 euros. ¿Suena ridículo, verdad? Al final no va a ser tan cierto eso de que tenemos sueños caros.

Facilita la consecución de objetivos creando tus propios sistemas

Aun y así, seguramente te estés haciendo la pregunta de cómo diablos voy a hacer para lograr tales objetivos:

  • Conseguir 300 euros mensuales con tu primer proyecto online, a seis meses vista, no parece una tarea sencilla -excepto si te llamas Antonio G.-.
  • Ahorrar 1.500 euros, pese a no ser una cantidad alarmante, no es algo que se consigue de la noche a la mañana.

Nadie dijo que lograr tus sueños fuera tarea fácil. De ser así, todo el mundo sería feliz y llevaría el estilo de vida con el que siempre ha soñado, ¿no crees?

Cuando un ejercicio o tarea aparenta ser muy complicada, siempre recurro a la misma solución: dividir mí meta en pequeños y asequibles objetivos que al sumarlos cumplan mis elevadas expectativas.

Para esto, te recomiendo que eches un vistazo (si es que no lo has hecho ya) al magnífico artículo que escribió mi amigo Ángel, de Vivir al Máximo, sobre cómo crear sistemas que trabajen por ti y te permitan lograr resultados extraordinarios.

Tal y como cuenta Ángel en el post: «la mejor manera de conseguir algo no es buscarlo directamente sino construir los sistemas necesarios para generar ese resultado de manera natural e inevitable.»

Atendiendo a la jerarquización de sistemas de la que habla Ángel, estos serían los sistemas que yo mismo he elaborado para la consecución de mis objetivos:

Definición de principios

Antes de plantearte los pasos exactos que vas a dar para la consecución de tus objetivos, es esencial que definas tus valores y principios, para que estos no lleguen a entrar en conflicto con tus metas. En mi caso:

Objetivo 1. Ahorrar 1.500 euros para ir a Tailandia:

Principio 1. Sé que ese dinero lo voy a ganar de forma honrada. Jamás me aprovecharé de terceras personas para conseguir dinero de forma ilícita.


Objetivo 2. Generar 300 euros mensuales mediante mis ingresos online:

Principio 2. Todos los servicios y productos que ofrezca a mis clientes tendrán el objetivo primario de ayudar y mejorar sus vidas. De no ser así, me comprometo a devolver todo el importe de la venta.

Creación de reglas y procesos

Ahora llega el momento de conectar esos valores y principios con una serie de reglas y procesos que vayan acercándome a mi objetivo:

Objetivo 1. Ahorrar 1.500 euros para ir a Tailandia:

Para ello, trabajaré durante 6 meses con una beca de prácticas en la Oficina de Turismo de Granada y me obligaré a retirar de mi banco 250 euros mensuales. De esta forma, una vez finalizado mi contrato de prácticas habré ahorrado 1.500 euros.

Objetivo 2. Generar 300 euros mensuales mediante mis ingresos online:

Todas las semanas publicaré un artículo nuevo en mi blog. Además, me centraré en optimizar mis sistemas de afiliación para aumentar mis ingresos y publicaré mis dos primeros infoproductos antes de la fecha límite establecida.

También me obligaré a trabajar, como mínimo, entre 5-6 horas cada día en mi blog.

Eliminación y automatización de procesos

Una vez que tu proceso ha cumplido su función, es el momento de plantearse si realmente te es rentable mantenerlo en marcha o no.

En mi caso, en el momento que terminé mi contrato de prácticas en diciembre, me planteé la posibilidad de aprovechar la formación adquirida y las relaciones establecidas para encontrar un nuevo trabajo que me permitiese ahorrar todavía más dinero.

Pero… ¿Era esto realmente necesario?

De encontrar un nuevo trabajo, lograría ahorrar una cantidad todavía mayor a los 1.500 euros propuestos como primordial objetivo. Eso estaría bien de no ser porque acabaría entrando en conflicto con mi segundo objetivo: generar, como mínimo, 300 euros mensuales con mi blog.

Estaría vendiendo mi tiempo para conseguir un dinero el cual realmente no necesito para la consecución de mis objetivos. Prefiero eliminar este proceso, conformarme con los 1.500 euros y dedicar mi tiempo a hacer crecer mi negocio.

Una vez conseguido mi primer objetivo, ya puedo dedicar el resto de mis esfuerzos y recursos en la consecución del segundo.

Insisto en este tema porque muchísima gente me toma por insensato al haber decidido rechazar futuras ofertas de empleo.

Tú eres el dueño de tus sueños y, por tanto, tú debes ser el único dueño y responsable de tus decisiones.

Respecto a la automatización de procesos, añado nuevamente un ejemplo basado en mi experiencia:

Todavía no he terminado mi Grado en Turismo, por lo que quizá una buena idea sea tomar mis asignaturas restantes en forma de evaluación no continua. De esta manera, eliminaría el proceso de tener que asistir a clase cada día y podría emplear el tiempo recuperado en trabajar en el resto de sistemas.

Otro ejemplo sería automatizar y delegar distintos procesos ligados con mi proyecto online. Así pues, podría delegar mis funciones en gestión de redes sociales de Oliver Trip a una tercera persona o construir un eficiente sistema de afiliación que me permita generar ingresos de manera automatizada.

En definitiva, lo importante de esta fase es dividir tu primordial objetivo en pequeñas tareas y procesos que faciliten la consecución de ese sueño. 

«Siembra un pensamiento y cosecharás una acción, siembra una acción y cosecharás un hábito, siembra un hábito y cosecharás un carácter, siembra un carácter y cosecharás un destino.»- Anónimo

No esperes el momento perfecto

Uno de los grandes errores que cometemos la mayoría de humanos es esperar a que, casi por arte de magia, llegue a nosotros el momento ideal. La inspiración suprema que nos de la fuerza necesaria para dar el gran salto. El ente magnificente que de un fogonazo elimine todos nuestros miedos.

Pero como podrás imaginar, ese instante nunca llega:

  • Nunca estaremos perfectamente preparados para dar el gran paso con nuestro primer proyecto.
  • Nunca tendremos suficiente dinero para dar una vuelta al mundo.
  • Nunca dispondremos del tiempo necesario para disfrutar de las cosas que verdaderamente nos apasionan.
  • Nunca tendremos el valor necesario para despedir a nuestro jefe.

El miedo es nuestro mayor enemigo. Ese ser maligno que nos angustia por dentro y nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida.

Caemos en la equivocada tentación de creer que el poder de aquellos que logran sus sueños procede de un fortuito golpe de gracia, cuando lo único certero es que la constancia y el esfuerzo son tus verdaderos aliados.

Cuando llegue tu hora, ten por asegurado que no te arrepentirás de aquello que has hecho, sino de las cosas que pudiste hacer y dejaste pasar.

Tal y como dijo Tom Hiddleston: «Todos tenemos dos vidas. La segunda comienza en el momento en que nos damos cuenta de que tan sólo tenemos una».

Desactiva el piloto automático y agarra con todas tus fuerzas las riendas de tu vida.

Si estás perdido, es el momento de que empieces a crear tu propio camino. Deja de preguntarte una y otra vez eso de “no sé qué diablos hacer con mi vida” y comienza a actuar.

Toma tus propias decisiones, fija objetivos y metas en tu vida y, sobre todo, nunca te olvides de soñar.

Click para twittear:

Todos tenemos dos vidas. La segunda comienza cuando te das cuenta de que solo tienes una @Olivertrip1 #inteligenciaviajera

¿Compartimos sueños parecidos?

Tal y como te he comentado, uno de mis propósitos con Oliver Trip es ayudar a otras personas a que alcancen sus sueños viajeros.

En agosto de 2015 publiqué mi primer e-Book, ‘El Arte de encontrar vuelos baratos’. Una guía que te permitirá conocer todas las claves necesarias para ahorrar cientos de euros en tus futuros vuelos.

Me gustaría regalarte personalmente una copia como forma de agradecimiento por el tiempo que me has dedicado.

No me tomes por loco si te digo que probablemente sea la guía más completa en habla hispana sobre el arte de encontrar vuelos baratos. Compruébalo por ti mismo.

Para descargarlo, no tienes más que hacer clic en el siguiente enlace:

Descarga el e-Book ‘El Arte de encontrar vuelos baratos’

¡Ya me contarás!


¡Ahora es tu turno! ¿Qué has hecho hoy para dar un paso al frente hacia tus sueños? ¿Has implementado ya tus propios objetivos y sistemas? ¿Qué tal están funcionando?

Me encantaría conocer tu opinión, así que no dudes en compartirla mediante un comentario.

Por Oliver Trip

Tras varios años a la deriva sin saber qué diablos hacer con mi vida, al fin he descubierto mi sueño: viajar por el mundo mientras te ayudo a que tú también hagas realidad tus fantasías viajeras. En Oliver Trip aprenderás cómo viajar más, por menos.

Inteligencia Viajera efectos Blog imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando