Logo Blanco Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Categorías

Todo lo que he aprendido en 12 meses y el duro precio que he pagado por el éxito. ¡Inteligencia Viajera cumple un año!

Inteligencia Viajera Blog Imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

El pasado 2 de febrero de 2015, justo hace un año, abrí oficialmente Inteligencia Viajera. Lo hice con muchas ganas y con mucho miedo.

Ganas porque sabía que mi vida iba a cambiar por completo. Ahora comenzaba a hacer y a formarme en algo que me llenaba de verdad.

Además me fijé un objetivo muy ambicioso: Vivir del blog en un año ganando más de mil euros al mes para poder viajar de por vida trabajando online y así comenzar mi primera vuelta al mundo en 2016.

Miedo porque ahora iba a exponerme en público: mis aprendizajes, mis opiniones, mis fotografías, vídeos, conocimientos y opiniones estarían de por vida en Google. si te pones a pensarlo, esto acojona bastante.

Además, sabía que por esto iba a ser criticado y halagado a partes iguales.

Este era el aspecto de mi cutreblog hace un año:

cutreblog

Como ves, lo importante es comenzar cuanto antes. No importa si el diseño no es perfecto, siempre hay algo que mejorar, ¡siempre!

Además, cuando pasa el tiempo puedes reírte un rato al recordar cómo era tu blog hace unos años.

¡Yo me he partido! 😀

Pasado este lanzamiento, en lugar de obsesionarme en los objetivos (fijar objetivos puede ser tu peor pesadilla si te aferras a ellos y caes en la obsesión sin disfrutar el camino) o quedarme paralizado por el miedo, agaché la cabeza y me dediqué a escribir, a grabar entrevistas y a hacer networking como un auténtico cabrón.

Lo que viene a continuación ya te lo conté en el artículo Mi historia, cómo conseguí vivir del blog y todos los problemas que tuve en el camino, así que no voy a repetirlo de nuevo ahora.

Sin embargo, desde que escribí este post hasta ahora han pasado muchas cosas. Además de otras que no mencioné y hoy me parece un día perfecto para contártelas.

A continuación voy a contarte lo mejor y lo peor que me ha pasado este primer año con el blog.

¿Te parece?

Las mayores cagadas del primer año

Voy a empezar nombrando algunas acciones que no han tenido resultado alguno o que en ellas he perdido tiempo, dinero o ambos.

¿Por qué comienzo con lo peor?

¡Para guardarme lo mejor al final!

1. Crear otra web en paralelo

Antes de lanzar Inteligencia Viajera, me dediqué a crear un portfolio sobre todos mis trabajos anteriores como arquitecto, fotógrafo, músico y otras facetas que había experimentado.

¿Por qué?

Por la teoría del costo hundido que a tantas personas nos ha jugado una mala pasada.

Pasé cientos de horas recopilando fotografías de viajes, pdfs de proyectos y títulos de cursos.

También contraté a un diseñador web para que puliera la web AntonioGRomero, lo que sería mi portfolio a presentar si tenía que buscar un trabajo durante mis viajes.

Así que tiré tiempo y dinero a la basura.

La verdad que me gusta tener este dominio por si algún día quiero crear una marca personal con mi nombre. También queda guay poder tener muchos años de tu pasado plasmados en un portfolio.

Por lo que probablemente volvería a cometer este error. Por pura diversión y entretenimiento, no para crear algo online que me dé de comer.

Fíjate que el foco y el objetivo es completamente distinto.

2. Cómo perder cientos de euros en una red social

Cuando abrí el blog me apunté a todas las redes sociales.

¡Como si esto fuera una fiesta!

Menuda cagada.

Después de un año, sobre las redes sociales he comprendido que:

  • Tan sólo una red me funciona para atraer tráfico: Facebook
  • La mejor que funciona para hacer networking es Twitter
  • Para conectar más con tus seguidores y compartir los momentos del día a día, lo ideal es Instagram

Pero no, yo tenía que apuntarme a todo y perder el tiempo en todos los sitios posibles.

Hasta hubo un tiempo que contraté a una persona para que me organizara Pinterest con distintos tablones, observar lo que hacían otros en sus estrategias, crear diseños de imágenes para enlazar a mis post, etc.

¿Resultado?

Menos de una decena de visitas al mes.

3. Diseñar otro negocio online

En uno de los cursos que hice en Barcelona conocí a Sergio, un Growth Hacker muy molón lleno de ideas.

¡Vaya dos nos juntamos!

A los meses estábamos diseñando una escuela online con guías de viaje personalizadas. Teníamos la web casi lista, 2-3 ideas de modelo de negocio para experimentar y ver cuál funcionaba mejor y los primeros contactos.

Pero dejamos pasar algunas semanas que se convirtieron en meses y finalmente, por falta de tiempo, abandonamos el proyecto.

Quizá este año o el que viene lo retomemos, pero de momento ahí está, unas cuantas horas de los dos en standby y sin resultados.

La lección aquí es:

Click para twittear:

Si vas a empezar algo que sea para terminarlo, si no, no pierdas el tiempo

4. Primer lanzamiento a 5 cifras

En diciembre planifiqué una estrategia para vender mi curso de Entrevistas a más de 200 personas.

Como sabía que iba a ser prácticamente imposible, dividí el lanzamiento en dos: Diciembre la primera tanda y ahora en febrero la segunda.

  • Objetivo: 100 alumnos en cada mes.
  • Resultado: 73 alumnos en diciembre. Y ahora veremos en Marzo.

Un hostión en toda regla.

He dedicado muchísimas horas a diseñar, escribir, grabar, planificar todos los materiales del curso. Sé que he creado algo muy bueno, sin embargo, no he sabido venderlo bien.

No he transmitido los beneficios reales que tiene hacer este curso, o no están expresados lo suficientemente claros.

Parece que en habla hispana aún quedan años para que los bloggers se den cuentan del poder real que tienen las entrevistas:

  • Aumentar tus visitas y la calidad de éstas
  • Conocer a los referentes que te van a abrir las puertas de tu negocio
  • Hacer crecer tu autoridad gracias a otras personas que ya están posicionadas
  • Interacción con tus lectores y futuros clientes
  • Credibilidad y simpatía. Fundamentales si algún día quieres ganarte la vida con tu blog

Todo esto, lo entendieron los bloggers angloparlantes hace ya mucho tiempo. Aquí aún no.

La experiencia ha ido genial, y he sacado mucha rentabilidad económica con el curso ya que se han vendido más de 7.000€.

Pero sé que podría haber duplicado esta cifra si lo hubiera hecho mejor. Lo bueno, que he aprendido muchísimo para conseguirlo la próxima vez.

5. No terminé el proceso del Mentoring con un cliente

Cuando lancé el servicio de Mentoring individual con el objetivo de transmitir todos mis conocimientos durante 3 meses, rápidamente se vendieron las 3 plazas que oferté.

Hice un proceso de selección y me quedé con los 3 proyectos que me parecieron que tenían más futuro.

Sin embargo, con uno de ellos abandonamos al segundo mes. Nuestras líneas de negocio no estaban alineadas y por ambas partes vimos que era una tontería seguir con esta colaboración.

Obviamente, esto es un fallo mío al no haber visto claramente este problema durante el proceso de selección.

Ojo, no es que me llevara mal con ellos o no nos entendiéramos, al contrario, son unas personas majísimas y muy agradables. Simplemente, teníamos ideas diferentes para hacer despegar un proyecto.

No puedes obligar a nadie a hacer lo que tú crees que es lo mejor y más rápido para hacer crecer un negocio online.

Los grandes éxitos del proyecto. Objetivos cumplidos

Todo lo que te he contado anteriormente es para echarse a reír si lo comparo con los logros que ha habido.

Cualquier cosa que vayas a leer en este artículo merece la pena por lo que he conseguido: Cumplir el sueño de vivir viajando.

1. Facturar 23.532 euros en el primer año

La suma de los ingresos generados en 2015 son 19.947€.

Si contamos con enero como el 12 mes de este primer ciclo (ya que el blog se abrió en febrero) la cifra es 23.532€.

Un dato que ni en mis mejores sueños ni predicciones podría tener.

¡Una puta locura!

Más claro, imposible. Súper feliz con los ingresos, pero también te cuento que esto no es el dinero ganado, o sea, el beneficio.

Los gastos han sido muchos también. Conforme incrementas los ingresos online, los gastos también se disparan.

El total acumulado de gastos de estos 12 meses ha sido 10.896€. Aquí se incluyen impuestos, IVA, gestoría, etc.

Como ves, casi el 50% de lo que se gana, son gastos e impuestos.

El beneficio total es: 12.636€.

Un número bastante más pequeño, que asusta menos. Pero sigue siendo un dato acojonante.

Sacar más 12.000€ limpios el primer año de creación de tu blog es una pasada. Más aún, contando que, durante los 5 primeros meses del proyecto apenas gané unos cientos de euros.

2. Creación de 3 Cursos

Otra locura.

He conseguido crear 3 infoproductos sin morir en el intento. Son estos:

Pero, ¿han funcionado? ¿Cuántos se han vendido?

Reseñas: Gana dinero con tu próximo post.

  • Ventas: 365.
  • Devoluciones: 1.

Crea Entrevistas Memorables.

  • Ventas: 73.
  • Devoluciones: 1.

Además, ya tengo montada la plataforma para los alumnos de este curso de Entrevistas. Esto es lo mejor que he diseñado en todo el año.

3. Comunidad

Una de las cosas más difíciles de conseguir con un blog, y a la vez fundamental si quieres vivir de esto, es generar una comunidad fiel a tu proyecto que te acompañe semana tras semana.

Puedo decir alto y claro que tengo a una tribu magnífica de viajeros inteligentes que me guarda las espaldas.

Semanalmente recibo:

  • Más de 10 emails dándome las gracias
  • Decenas de comentarios en los artículos
  • Mensajes privados por las redes sociales busca interacción

Además, la Newsletter la abren más de 1.000 personas cada domingo.

Voy a darle un repaso a los números de la comunidad:

  • Comentarios en el blog: 2.297
  • Lectores (Visitas únicas): 135.316 de 177 países diferentes
  • Seguidores redes sociales: +10.858 (6.297 en Facebook, 1.771 en Twitter, 1.140 en Instagram, 924 en Youtube, 549 en Google+ y 177 en Pinterest)
  • Suscriptores: 4.880 (Con limpieza incluida)
  • Clientes: 458 de 23 países
Estadísticas del primer año
Estadísticas del primer año

4. Libertad

Cuando me vine a Irlanda a pasar una temporada, estaba un poco acojonado porque tenía que dar una serie webinars a mediados de mes.

No sabía dónde iba a quedarme a los pocos días ni si me iba a dar tiempo a encontrar una casa para alquilar en la que realmente me sintiera cómodo.

Por lo que tener una conexión a internet era una incertidumbre aún.

La libertad es inversamente proporcional a la seguridad. Es el precio que hay que pagar por esta vida.

Click para twittear:

La libertad es inversamente proporcional a la seguridad

Al final si me lo propongo y me planifico bien puedo trabajar donde me dé la real gana.

¿No tengo conexión?

Pues me dedico a escribir nuevos contenidos para el blog y para los cursos.

¿La conexión es mala?

A responder comentarios, emails y mensajes en las redes sociales.

Y cuando la red es buena pues a planificar todas las sesiones en vivo con los clientes y a subir contenido al blog y al curso de entrevistas.

Lo mejor es que es una realidad. Ya puedo trabajar desde cualquier lugar.

Y además tengo 100% de flexibilidad para elegir mis horarios. Prefiero trabajar el sábado y el domingo e irme a recorrer la ciudad en la que esté durante la semana que siempre hay más gente.

La regla en Dublín es: salir los días que hace sol. Y algún que otro también porque si no… no sales. Da igual que sea martes que viernes. ¡Puedo hacerlo!

Lo que quiero transmitirte es que siento la libertad. Puedo elegir.

Soy consciente que si trabajo menos, es probable que gane menos, pero el dinero sigue llegando al trabajar con sistemas de ingresos pasivos.

Hay mucho curro en el blog, pero yo elijo tenerlo. El poder de la elección es acojonante.

5. Felicidad: El sueño cumplido. Puedo vivir viajando

Esto es un auténtico sueño. Un reto cumplido.

Me divierto y me apasiona lo que hago. Soy consciente que miles de personas han mejorado sus propios proyectos gracias a lo que cuento.

He acompañado a unas cuantas decenas trabajando con ellos uno a uno. Y otros cientos se han formado con mis cursos.

Aportar valor al resto, sentirte realmente útil es imprescindible si quieres ser feliz.

Click para twittear:

Ponerte al servicio de los demás es el primer paso a sentirte realizado

Y además he conseguido el objetivo número uno que me fijé cuando abrí el blog: Vivir de él para vivir viajando.

¡La vuelta al mundo ya ha comenzado!

Sin embargo, todos estos logros no han sido de la noche a la mañana, si no que he estado día tras día dedicando mucho tiempo y muchas ganas.

Y pasa factura.

El éxito tiene un precio que no todo el mundo está dispuesto a pagar

Nadie creía que se podía conseguir vivir de un blog en tan sólo 6 meses desde su lanzamiento o facturar más de 8.000 euros/mes antes del primer año.

Inteligencia Viajera está para superar retos y decir que sí se puede. Y cuanto más difícil es más ganas tengo de hacerlo.

Volvemos a lo de siempre, ¿es fácil? No. ¿Es imposible? Tampoco.

Pero hay otra pregunta que mucha gente olvida:

¿Estás dispuesto a pagar el alto precio por conseguir tu sueño?

El 99% de las personas no.

Te listo todo lo que he tenido que sacrificar para llegar a donde estoy:

1. Mi jornada laboral no ha bajado de las 30 horas a la semana

También has leído La semana laboral de 4 horas, ¿no?

Pues olvida el título y quédate con las ideas y estrategias del contenido. Creo que este libro ha sido malinterpretado por muchas personas.

Crees que puedes montar un negocio online un día y ser rico al mes siguiente trabajando 4 horas a la semana. Esto es completamente falso.

Si quieres tener un proyecto personal, un negocio online el cual vas a gestionar tú al 100% o casi al completo vas a tener que echar muchísimas horas.

Comencé con unas 30 horas a la semana, y porque era profesor freelance de dibujo técnico y física.

En cuanto dejé esto pasé a currar full time en el blog: 40 horas a la semana. Pero he tenido picos de estar en el blog más de 60 horas en 4 o 5 días.

Lo que equivale a preparar contenidos y gestionar estrategias durante más de 12 horas cada día.

He llegado a trabajar más de 16 horas seguidas algún día.

¿Por qué? Porque muchas veces ni me daba cuenta. Me lo estaba pasando tan bien que cuando levantaba la vista del pc era porque me estaba meando y llevaba 6 o 7 horas escribiendo.

Con esto es con lo que deberías quedarte:

Click para twittear:

Si te diviertes haciendo tu trabajo, echar cientos de horas no te duele

Conforme Inteligencia Viajera va creciendo, tengo que emplear más horas en el proyecto, por lo tanto mi siguiente paso es delegar.

Necesito encontrar a una persona que me ayude en ciertos aspectos del blog. Que esté detrás cuando yo decida tomarme el día libre o cuando me dediqué casi a tiempo completo a viajar.

Más abajo verás la oferta de trabajo.

2. He pasado muchísimos meses sin viajar

Para las personas que tan solo viajen una vez al año por vacaciones es normal. Pero para los que amamos viajar y tenemos que hacerlo constantemente es muy duro.

Cada año estaba acostumbrado a hacer como mínimo un viaje largo de uno a 3 meses, más un par de viajes algo más ligeros de entre una y 3 semanas.

Después de esto imagina lo que es estar con el culo pegado a una silla por 10 meses.

Para mi, una locura. Algo terriblemente duro que me ha costado varios quebraderos de cabeza y dormir mal muchas noches.

Gracias a diferentes eventos, amigos y cursos me desplacé varias veces a Barcelona y Madrid. Mini escapadas que sirvieron para aplacar mis nervios viajeros.

Pero ni mucho menos, fue suficiente.

3. Las relaciones se resienten, todas

Comencé a ver menos a mis amigos porque muchas noches tenía que quedarme trabajando para un nuevo artículo, o quería acabar una lección de un programa formativo para aplicarlo esa misma semana a Inteligencia Viajera.

Me he perdido fiestas, cafés, eventos y viajes.

También pasé menos horas charlando o ayudando a mis padres en las tareas de la casa o de la familia. Y dejé de ver a muchos miembros de esta por falta de tiempo.

Pero hay más.

Como bien sabes, el año pasado conocí a una chica estupenda. Después de que nos separáramos durante 2 meses porque ella estaba viajando sola por la India decidimos volver a reunirnos en Irlanda.

Desde el 30 de noviembre de 2015 vivimos en Palmerstown, Dublín.

No te voy a negar que ha sido una experiencia fantástica. Sin embargo, varias noches me he quedado trabajando mientras ella se iba a la cama sola.

Otras mañanas, en lugar de levantarme temprano, prepararle el desayuno, comer en la cama y hacer el amor sin prisas, he tenido que irme directo a alguna reunión con clientes o a terminar el nuevo curso que estaba creando.

Tampoco he podido apuntarme a clases de inglés e ir con ella porque no doy abasto, no tengo tiempo para más.

Y así, muchas otras cosas.

¿Crees que esto no duele?

4. No he podido disfrutar al 100% de Dublin

Hemos hecho tours, visitado varios de los monumentos “obligados”, recorrido parques y calles de la ciudad.

Pero no he pasado muchas noches bebiendo cerveza en un pub. Bueno, una en un concierto hace poco y otra cenando después de un día recorriendo un poco la ciudad. No más.

Ni tampoco me he podido desplazar a todos los pueblos tan chulos que hay alrededor de esta ciudad.

Me hubiera encantado tener 4 o 5 días completamente libres a la semana para realmente vivir Dublín como un viajero.

Pero me he tenido que conformar con disfrutarla como si viviera aquí por muchos años en lugar de ser alguien nuevo.

Por suerte, hoy llega Dani Keral y vamos a tratar de ponerle solución a lo de la cerveza y las visitas cercanas.

Además, C y yo hemos decidido volver a Dublín como viajeros el 22 de marzo (el 17 de febrero nos vamos a pasar unos días a España y el 9 de marzo volamos a Noruega).

Así que esto se resolverá, pero tampoco ha sido fácil.

5. He invertido 5.636€ en formación

Cambiar la mentalidad de escasez por una mentalidad de abundancia es un proceso duro que requiere tiempo, dinero y huevos (coraje).

No es fácil invertir miles de euros en contratar a un mentor o gastarte 500 dólares en un curso online.

Pero una cosa fundamental que aprendes cuando cambias el chip, es que si quieres llevar una vida abundante tienes que invertir mucho dinero y tiempo en ti. Y esto implica formarte con los mejores.

¿Qué es lo mejor?

Que cuando lo haces una vez (el gastarte un dineral en formarte) la siguiente te duele menos porque ahora eres consciente de los beneficios.

Y más importante aún: Sabes que no es dinero gastado, si no invertido. Porque con lo que aprendes puedes multiplicar la cantidad de dinero que gastas por 2, 3, o como en mi caso, por 4 veces.

Click para twittear:

El éxito tiene un precio que no todo el mundo está dispuesto a pagar

6. He descuidado mi salud

Hoy me encuentro contándote esto con un cuerpo débil que lleva mucho tiempo sin sacar hueco para retomar el deporte o para levantar el culo de la silla por varios días seguidos.

Además, estoy afónico. Llevo varios días sin voz porque la semana pasada tuve 7 auditorías y la última la terminé a duras penas.

Esto tiene dos vías de solución muy simples

  • Hacerle caso a Marcos y poner en práctica su Desencadenado
  • Subir los precios de mis servicios para quedarme con menos clientes, tan solo con los que realmente quieran invertir y trabajar conmigo de verdad

Este mismo mes comienzo a aplicar ambos. No puedo seguir así.

Mi mayor aprendizaje

Lo que he conseguido instantáneamente me hace pensar en grande y querer más.Sin embargo, a veces, es mejor parar.

Si crecer implica que vas a empeorar tu salud, tus relaciones o vas a retrasar algún sueño, no merece la pena. Es mejor afianzar lo que ya tienes.

Esta ha sido la lección más valiosa.

¿Por qué te cuento esto?

En cuanto hice el balance de este año, vi desde dónde llegaba el dinero, cómo lo hacía y cuánto según cada tipo de ingreso. Me di cuenta de una cosa:

Puedo duplicar mis ingresos este año. De 20.000€ a 40.000€.

Además, sé que es lo lógico en la evolución de un negocio online. Cualquier que entienda algo de ventas sabe que el objetivo nº1 año tras año de cualquier emprendedor o empresa es duplicar ganancias.

Sin embargo, he decidido no fijarme esa meta, si no otra mucho mejor, más acorde a esta nueva etapa que se presenta en el blog y en mi vida.

Objetivo de 2016

Ganar lo mismo trabajando 4 veces menos.

Si la media este año ha estado en 200 horas mensuales (50 horas a la semana), en 2016 quiero trabajar 50 horas al mes.

O sea, 12 horas y media a la semana.

Lo que equivale a estar un día currando 10 horas a tope. Y media hora diaria durante los siguientes 5 días.

El séptimo día de la semana no se mira el ordenador. Aunque se acabe el mundo, me hackeen el blog o se me caiga el hosting.

Que le den por culo.

¿Cómo voy a conseguir esto?

1. Automatización

Voy a automatizar todo lo que pueda y más.

  1. Autoresponders para nuevos suscriptores y nuevos clientes (sistemas de embudo automáticos con upsells).
  2. Difusión por las redes sociales. Aún ando buscando la combinación de plugins perfecta para que sean 100% fiables.
  3. Entrega de cursos. Con SendOwl voy a crear un sistema de entrega automática así como la gestión de afiliados para que ellos vendan por mi.

2. Contratar a una persona

Si quiero estar tranquilo necesito a una persona que esté conmigo detrás del proyecto.

Así puedo permitirme el lujo de realmente no abrir el ordenador cuando me apetezca. O estar viajando por India, África o cualquier parte del mundo, que la conexión a internet sea una basura y no tener por qué preocuparme.

Ha llegado la hora de delegar de verdad.

Necesito a alguien que:

  1. Gestione y filtre mis emails
  2. Atienda como se merecen a los clientes cuando yo no esté disponible
  3. Evitar problemas de publicación (si los hay)
  4. Solucionar errores de WordPress y demás servicios con los que trabajo si en el momento en el que se producen yo no puedo hacerlo.

Tiene que ser alguien de confianza y que conozca Inteligencia Viajera muy bien.

¿Quieres ser tú?

Si te interesa el trabajo tan solo tienes que rellenar ese formulario.

Mi más sincero agradecimiento

Quiero terminar el artículo, dando las gracias a todas las personas que me han transmitido conocimientos realmente importante. Gracias a ellos, hoy soy mejor.

¡Mil gracias!

Por Antonio G.

En lugar de aceptar un trabajo mal pagado como arquitecto diseñé Inteligencia Viajera, me convertí en nómada digital y empecé a llevar una vida minimalista.

También he creado la primera escuela de nómadas digitales en habla hispana para que cualquier persona sepa cómo puede trabajar desde su casa o desde cualquier lugar del mundo --> Escuela Nómada Digital. Con estos 2 proyectos ya he logrado facturar más de 7 millones de € trabajando 138 horas/mes y junto a mi equipo hemos podido servir más de 6.500 personas repartidas por 83 países.

He dado una vuelta al mundo de 1.013 días junto a Cris, mi chica, y luego un paseo por África de casi 3 meses. He cumplido mi sueño de vivir viajando y ahora decido desde dónde quiero trabajar. En total, he visitado 67 países y si quieres, puedes escuchar mis aventuras y las de otros viajeros en mi podcast de viajes.

¿Te interesa vivir una vida más libre y escapar de la rutina?

Puedes empezar por descargar gratuitamente la guía: "50 ideas probadas para ganar dinero mientras viajas” y leyendo todos los artículos de Travel Hacking que he preparado para ti.

¡Nos vemos en la ruta!

Inteligencia Viajera efectos Blog imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando