Logo Blanco Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Categorías

Las 7 fases esenciales para montar un negocio online basado en un blog

Inteligencia Viajera Blog Imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

Este es un post invitado de Omar de la Fuente, creador de haciaelautoempleo.com


A diario se producen en Google miles y miles de búsquedas relacionadas con encontrar ideas de negocio online. ¿Por qué será?

La respuesta es obvia…

Hay muchas personas interesadas en montar un negocio online y aprovechar todas las ventajas que nos ofrece Internet a la hora de mostrarnos, comunicarnos y llegar cada vez a más clientes potenciales.

Pero claro, no todas las ideas son igual de buenas o fáciles de llevar a cabo.

Seguro que se te vienen a la mente las siguientes opciones:

La lista es muy larga.

De entre todas ellas yo elegí una opción.

Y no la escogí porque considere que es la mejor entre todas, sino porque es «la base» desde la que puedo luego desarrollar otras.

Me refiero a crear un blog propio donde poder mostrar lo que sabes y atraer a las personas que te interesan.

Dar antes de recibir, crear una comunidad a tu alrededor y ayudar a otros. Generar en ellos confianza y credibilidad, dejando que fluyan las opciones de colaborar y de generar ingresos.

Y después de eso, ya sí nos podemos poner a vender los que esas personas necesiten.

¿Te gustaría que veamos paso a paso este tipo de negocio online?


Pero déjame que antes me presente.

Mi nombre es Omar de la Fuente, soy el autor de Haciaelautoempleo.com y el orgulloso fundador de «La Academia de Omar».

Inicié mi propio proyecto online con mi blog en mayo de 2013.

Empecé escribiendo post sobre lo que sabía acerca de crear webs y Photoshop, sin que los leyera casi ni mi propia madre. Seguí el camino que me había marcado y ahora genero ingresos por venta de servicios, marketing de afiliación y venta de infoproductos (cursos online y formación).

A día de hoy que escribo este post, he vendido más de 1.000 cursos, he trabajado con un montón de clientes mano a mano y facturo una media de 5.500€ al mes.

Resumiendo…

Algo sobre cómo ganarse la vida con un blog como negocio sí que sé. 😉

Vamos allá con lo que yo considero «el orden lógico de hacer las cosas».


7 fases esenciales para montar un negocio online

Para que veas cuál es el proceso de forma global, te detallo cuáles serían las 7 fases por orden.

  1. Validar tu idea de negocio en la medida de lo posible.
  2. Crear tu sitio web con un blog en WordPress.
  3. Escribir, aprender a posicionar y compartir tus contenidos (SEO y RRSS).
  4. Crear una comunidad alrededor de tu proyecto (Email marketing).
  5. Vender tus servicios como forma más rápida de generar ingresos.
  6. Practicar el marketing de afiliación para obtener ingresos complementarios.
  7. Convertir el know how de tus servicios en infoproductos o cursos online.

Este es el camino que tienes que recorrer para crear un negocio online desde cero y ser capaz de vivir de él. Luego ya, la libertad que obtengas, es cosa tuya como la gastes.

Puedes ser un nómada digital como Antonio o vivir en tu ciudad disfrutando del tiempo como te dé la gana, pero el proceso es igual para todos.

 

1. Validar tu idea de negocio en la medida de lo posible

No puedes lanzarte a la piscina con tu idea.

Es cierto que es imposible saber si funcionará al 100%, pero hay algunas cosas que podemos hacer o tener en cuenta para tomar la decisión adecuada si barajamos varias ideas en nuestra cabeza.

A. ¿Apuntas a un mercado «virgen» o a uno saturado?

Es habitual pensar que tenemos una idea que no se le ha ocurrido a nadie.

Error.

Hay muchos negocios online que se basan en la «idea de la Coca-Cola»: algo novedoso que  nadie ha hecho aún en Internet y que lo va a petar…

Pero piensa lo siguiente.

Cuando nadie lo está haciendo es probable que sea por varios motivos:

  1. Porque no funciona.
  2. Porque realmente es muy complicado luego monetizar a partir de ello.
  3. Porque es difícil encontrar vías para generar ingresos en torno a cierta idea o temática.

Por el contrario, si tu idea se engloba en un sector que está saturado, no te preocupes, es señal inequívoca de que funciona.

Ojo, no quiero decir con esto que seas un clon de otro clon.

En cada negocio digital se pueden enfocar las cosas de forma distinta y comunicar de otra manera. En definitiva, puedes aportar tu propio toque personal para ser único.

Conclusión: no trates de inventar la rueda. Tu idea puede ser similar a otra que ya estén poniendo en práctica otras personas y que sepas que funciona. Tú solo le darás tu sello personal y aportarás tu valor diferencial.

Click para twittear:

Si tu idea se engloba en un sector que está saturado es señal inequívoca de que funciona

B. ¿Tienes competencia en tu sector?

Mejor que mejor.

Como te decía antes, si ya hay otras personas con negocios similares en la red, eso quiere decir que funciona.

No tengas miedo, Internet es enorme y hay espacio para todos.

Dicho de otra forma: solo se trata de posicionarte y tener «tu trozo del pastel«.

Esa expresión suena un poco materialista, pero si sigues leyendo, comprobarás que el trasfondo de un buen negocio online es ayudar primero a los demás. El resto viene rodado.

Pero insisto, piensa que si no tienes competencia… lo más probable es que estés entrando en un desierto. No seas el nuevo Isaac Newton. 😉

C. ¿Cómo está monetizando esa competencia sus proyectos?

No copies, pero inspírate en los referentes de tu sector.

No plagies sus blogs, pero investiga y analiza qué hacen y qué les funciona.

Y sobre todo: cómo están generando ingresos en torno a su proyecto.

A partir de ahí, tú tendrás tu estilo propio para diferenciarte, pero:

  • Podrás definir mejor tu línea editorial.
  • Tendrás claro si ofrecerás servicios y cuáles serán.
  • Sabrás si en tu sector se puede practicar el marketing de afiliación.
  • O si hay cabida para cursos y dar formación online.

No dejes de examinar cómo es tu sector y qué hacen los demás. Solo con esto te ahorrarás una gran cantidad de problemas y errores futuros.

Click para twittear:

No plagies sus blogs, pero investiga y analiza qué les funciona a los referentes de tu sector

 

2. Crear tu sitio web con blog en WordPress

Este tema de la creación de la web daría para un post entero.

O mejor dicho, para un curso entero.

Ahora bien, si quieres saber paso a paso cómo hacer un blog y aprender de forma autodidacta, en ese enlace puedes verlo.

Aquí vamos a tratar de listar los puntos principales que conlleva dicho proceso:

  1. Decidir el nombre de tu dominio.
  2. Contratar un (buen) hosting.
  3. Instalar WordPress dentro de tu hosting o alojamiento.
  4. Instalar un theme o plantilla de WordPress para el diseño.
  5. Tener un logotipo que transmita en forma y texto lo que tú deseas.
  6. Diseñar una Home enfocada a un sólo objetivo (captar suscriptores)
  7. Definir y crear las categorías de tus entradas.
  8. Definir y crear las páginas estáticas de servicios o similares.
  9. Crear tu menú principal o barra de navegación.
  10. Poner un dicho menú un ítem que nos lleve al «blog» de tu web.
  11. Instalar los plugins necesarios para distintos usos.
  12. Definir los widgets que aparecerán en tu Sidebar o barra lateral.
  13. Tener un página de «Sobre mí» para dar la cara en tu sitio web.
  14. Tener las páginas de Política de Privacidad y Política de Cookies.
  15. Crear una página de «Contacto» que incluya un formulario.
  16. Disponer de una página tipo «Squeeze page» sólo para captar suscriptores.
  17. Tunear y personalizar al gusto las tipografías, colores, encabezados, etc…

Esto es solo un listado general, hay mucho en lo que profundizar.

De momento, ten claro que tener tu dominio propio y WordPress instalado en tu hosting es la base de todo. Es tu campamento general. Tienes que hacerlo tuyo y sentirte como en tu casa, porque de hecho es lo que será.

Pero una vez que tenemos ya creado nuestro sitio web con nuestro WordPress y todo puesto a nuestro gusto…

A. ¿Qué hacemos con nuestro famoso «blog»?

Tu blog no será otra cosa que el conjunto de las entradas (post o artículos, llámalos como quieras) que vayas creando y organizando en tus categorías. Por ejemplo, Antonio tiene 5 categorías:

En tu blog lo que harás básicamente es eso, nutrirlo escribiendo contenidos. Contenidos propios, originales y sobre todo: que aporten valor.

Podemos definir aportar valor como ofrecer con tu contenido una solución a un problema concreto de un lector.

¿Y con eso basta?

Ni mucho menos.

Tu contenido puede ser cojonudo, pero fallará si le ocurre una de estas dos cosas:

  • No tiene un enfoque de a quién se dirige ni trata de posicionar en Google.
  • Por eso o porque no lo mueves, al final el contenido no lo lee ni Dios.

Y un blog que no lee nadie, es un montón de horas de trabajo tiradas a la basura.

Click para twittear:

Aportar valor es ofrecer con tu contenido una solución a un problema concreto de un lector

 

3. Escribir y aprender a posicionar y compartir tus contenidos

En esta fase vas a tener que escribir. Tampoco tienes que volverte loco ni caer en el perfeccionismo. Conozco infinidad de proyectos que se han muerto antes de comenzar por esto.

Lo típico de querer tener decenas de megartículos muy currados, porque sino parece que eres un triste y que abres un blog casi sin contenido que no vale para nada…

Aleja esas ideas de tu cabeza.

Y como siempre digo: mejor hecho que perfecto. Puedes comenzar perfectamente con 3 o 5 artículos y abrir tu blog.

A. Contenidos propios vs guest posts

Luego está el clásico debate sobre si merece más la pena escribir en tu blog al principio o hacerlo en el de otros como autor invitado. Para mí la clave es hacer un mix de ambas cosas, pero con criterio y sentido común.

Por una lado, si te pasas meses y meses escribiendo en tu blog… sí, tendrás mucho contenido, pero el tráfico será mínimo porque no sales de tu cueva y no practicas el networking (lo cual realmente es algo fundamental).

Y así es muy difícil ganar visibilidad, conseguir más visitas y por ende más suscriptores.

En la estrategia contraria, nos vamos a escribir en blogs de referentes ya consolidados. Son caramelitos porque tienen autoridad y listas con miles de suscriptores afines a ti.

Está claro que es una gran idea escribir en sus blogs y que te deriven un tsunami de tráfico y posibles nuevos suscriptores, pero… si luego llegan a tu web y no tienen nada interesante que ver… pues se llevarán un chasco, ¿no?

Podrás tener un lead magnet sensacional (y posiblemente solo eso ya sirva de mucho), pero quiero que entiendas que se nota cuando un blog es nuevo y está comenzando.

Y ya si va a la sección de blog y ve 1 o 2 artículos publicados… pues ya se lo confirmas.

Insisto, es cuestión de tener una buena base de contenidos, tener cuidado el diseño (sin caer en el perfeccionismo aquí tampoco) y luego moverte mucho tratando de colaborar con otros y escribir en sus blogs.

B. Escribe para que cada post atraiga visitas siempre

Dicho todo esto, vamos con dos temas concretos sobre tus contenidos:

  1. ¿Para qué escribes un artículo en concreto? (SEO y dónde estás «atacando»)
  2. ¿Mueves ese contenido o esperas que las visitas caigan del cielo?

El primer punto trata sobre el SEO o posicionamiento de tus contenidos.

De nuevo esto da para un curso entero, pero ten clara aunque sea una idea.

No te sirve de nada escribir por escribir, es decir, escribir sobre lo que te dé la gana y solo porque a ti te apetece. Si tienes esa mentalidad, ya puedes escribir una biblia de 10.000 palabras, 15 imágenes y 4 vídeos por post, que lo van a leer unas cuantas personas en la semana de su publicación en lo que lo mueves un poco por redes, pero nada más.

Pasados unos días, ese contenido caerá en el olvido.

¿Cómo merece la pena escribir entonces?

  • Teniendo claro tu cliente ideal y sus necesidades.
  • Definiendo qué problema concreto le soluciona su contenido.
  • Sabiendo de SEO y aplicando algunas cosas a la hora de redactar.
  • Concretando una palabra clave o keyword a la que «atacar».

Esto de «atacar» una keyword consiste en decir: vale, me interesa que las personas encuentren este contenido (y por lo tanto a mí) cuando busquen en Google «traductor de alemán» (por decir algo).

Entonces escribirás un post enfocado a esa keyword y aplicando el SEO para tratar de posicionar con ella.

Al principio no, pero si haces bien tu trabajo, con el tiempo ese contenido podría posicionar bien en Google, meterse en primera página con esa palabra clave y traerte tráfico recurrente sobre dicho post. Tráfico que llegaría todos los días, semanas y meses del año.

Así es como no muere un contenido. 😉

C. Cómo moverte en las redes sociales

¿Cómo mover un contenido?

Lo que se nos viene a la cabeza, claro está, son las redes sociales.

Aquí seré breve porque no soy ningún experto en este área, pero sí diré que resulta muy interesante y efectivo tener presencia en las redes y moverte bien por esos terrenos.

Mi recomendación: no caigas en la tontería de estar en 17 redes sociales al mismo tiempo.

Piensa en las 2 o 3 que te resulten más interesantes y enfócate en ellas. Facebook, Twitter o Instagram pueden ser buenas opciones dependiendo de a lo que te dediques y dónde esté tu público.

Cuida la personalización de tus perfiles en ella y desde ahí da difusión a tus contenidos. Reitero que no soy un experto, yo básicamente trato de tener esto bastante automatizado.

Aquí te dejo algunas aplicaciones útiles para ese propósito:

Lo dicho. No te compliques.

 

4. Crear una comunidad alrededor de tu proyecto

Esta es una fase que debes ir creando y cuidando en paralelo con la anterior. Cuando hablamos de crear una comunidad, hablamos de captación de sus suscriptores y de la relación con ellos.

Hablamos de Email Marketing (algo que personalmente, me apasiona).

Pero comencemos por el principio y por la importancia que tendrá esto en nuestro negocio online.

¿No es triste cuando ver que escribiste un post espectacular pero que no tiene ni un solo comentario? ¿Piensas que escribir cuidando el SEO y moverte por las redes es tu objetivo final?

Ni mucho menos amigo, el objetivo es otro.

En realidad el objetivo final de todo negocio online (y offline) es ganar dinero.

Ok.

Pero para ello necesitas clientes. Y para tenerlos necesitas gente interesada en lo que ofreces.

¿Cómo atraes a esas personas? A través de tus contenidos, ok.

Pero grábate esto a fuego: una visita de una persona que venga desde Google, una red social o desde donde sea, no te servirá de nada si llega, lee un par de minutos el artículo y se pira para no volver.

¿Esa persona quedó interesada en lo que tú ofreces?

Quizá sí, pero si no vuelve…

  • Y si no vuelve, ¿cómo podrá llegar a ser algún día tu cliente?
  • Y si no llega a ser tu cliente, ¿cómo podrá hacerte ganar dinero? (ese objetivo «final»).

Como ves esto es una rueda, un proceso que tiene un principio y un final.

Por ello, el «objetivo» que deberías de marcarte siempre es el de captar suscriptores.

Hacer que te dejen su nombre y su email para mantenerles informados y relacionarte con ellos en el tiempo. Demostrarles que sabes de lo que hablas (credibilidad) y generar en ellos confianza.

¿Cómo hacemos esto?

  1. Creando un gran lead magnet o reclamo para la suscripción (echa un ojo al de Antonio).
  2. Teniendo unos formularios de suscripción visibles y atractivos (te recomiendo Thrive Leads).
  3. Ofreciendo valor no solo con el lead magnet, sino después también.
  4. Seguir forjando nuestra relación paso a paso, con más contenidos de valor (puedes programar una secuencia de emails (un embudo de ventas) con un autoresponder. Una herramienta genial para esto es Active Campaign).
  5. Ya llegará el momento adecuado de vender.

Cuando sigues ese proceso y vas transformando cierto porcentaje de tus visitas (lectores ocasionales) en suscriptores (seguidores de tu blog), es cuando puedes decir que estás creando una comunidad alrededor de tu proyecto.

  • Es entonces cuando tendrás siempre comentarios en tus artículos.
  • Es cuando tendrás la base necesaria para poder plantearte otras cosas.

Entre ellas algunas que seguro te interesan, como vender y generar ingresos. 😉

Click para twittear:

El objetivo que deberías de marcarte siempre con un negocio online es captar suscriptores

 

5. Vender tus servicios: la forma más rápida de generar ingresos y de acumular experiencia para otras cosas

Como te dije en la introducción, yo genero ingresos con mi negocio online por tres vías.

  • Venta de servicios.
  • Marketing de afiliación.
  • Venta de cursos online o formación.

Y no lo escribo en un orden aleatorio, no.

Pienso que debe seguirse ese orden y ahora te voy argumentando el porqué.

Para mí, la primera vía de ingresos debería ser la venta de servicios.

Por varias razones:

  • Es la forma más rápida, sólo necesitas una página de venta y un formulario.
  • Comenzar con tus primeros clientes te hará mejorar tu «know how».
  • Te permitirá ir trabajando día a día con una serie de herramientas o empresas.
  • Captarás tus primeros testimonios que reforzarán otras ventas posteriores.

Es decir, esta vía trata de demostrar que «se supone que sabes hacer algo», ¿no?

Click para twittear:

La primera vía de ingresos debería ser la venta de servicios

Algo que ayuda a otros y que conviertes en un servicio. Bien.

Es tan sencillo como tener una página de venta con la información de dicho servicio y poner en ella un formulario de contacto para los que estén interesados. No te vuelvas loco con las plataformas de pago y querer cobrar ya por Internet, de forma automática y por adelantado.

Cobra por adelantado, transferencia o lo que te apetezca, pero te digo de nuevo: conozco muchos casos de personas estancadas por este tema técnico de querer y no saber cómo cobrar directamente desde el propio sitio web.

Ya te complicarás con eso para la venta de cursos o infoproductos.

¿Por qué no empiezas YA por lo sencillo y cruzas unos emails con tu cliente potencial?

Piensa que una persona que se interesa en un servicio tuyo puede tener dudas y es necesario resolverlas.

Además le veo otras dos ventajas fundamentales a proceder así:

  1. Te sirve para conocer mejor las necesidades del cliente y/o posibles objeciones de compra. Así podrás evitarlas para otros en el futuro.
  2. «Hablar» primero con el posible cliente hará que cierres un mayor porcentaje de ventas. La venta tipo «puerta fría», ya sabes qué resultados da.

De nuevo es un tema muy amplio sobre el que habría mucho que ver.

  • Formas de ofrecerse.
  • Tipos de landings de venta.
  • El tema de los precios.
  • Cómo facturar.
  • Descuentos.
  • Etc.

Por el momento quédate con que es una forma de generar ingresos cuanto antes e ir cogiendo una experiencia que te vendrá de maravilla para muchas cosas.

Por ejemplo:

  • Para mejorar el propio servicio.
  • Abrir otros nuevos.
  • Subir precios.
  • Capturar testimonios como prueba social.
  • Paquetizar ese servicio y venderlo en forma de curso.

Pero de eso hablaremos un poco más adelante. Ahora déjame volver a la idea de que ofreciendo servicios… «trabajas día a día con una serie de herramientas o empresas».

¿Sabes por dónde voy, verdad?

Ahí ya podrás recomendar, desde la experiencia, empresas o productos de terceros. Cobrando comisiones por ello cuando se produzcan ventas.

Vamos, practicar (bien) el marketing de afiliación. 😉

 

6. El marketing de afiliación para obtener ingresos complementarios y de forma recurrente, a ser posible

Mi segunda vía de ingresos y una de mis preferidas. Aquí tienes este post en blog de Antonio para ampliar a fondo sobre el Marketing de afiliación. Yo solo te voy a poner aquí las ideas o nociones básicas.

¿En qué consiste el marketing de afiliación?

Bien, en un lenguaje sencillo y yendo muy al grano: se trata de recomendar productos o servicios de otras empresas o personas. Y como van «de tu parte» y se produce una venta, tú cobras una comisión.

¿Cómo se «sabe que van de mi parte»?

No se trata de que lo digan ni nada por el estilo. Este sistema funciona con enlaces, es decir, tú tendrás un enlace de afiliado único y ese será el que utilices en los contenidos o emails en los que recomiendas lo que sea.

Ese enlace lleva un identificador que hace que cuando la persona visita la web de la otra persona o empresa, en su navegador web quede registrada una cookie durante cierto tiempo. Eso es lo que hace que se sepa toda esa información tanto si se produce finalmente una venta como si no.

¿Cual es la terminología básica de este mundillo?

  • Link de afiliado: lo que te acabo de comentar, el enlace que te identifica y que es solo para ti.
  • Cookie: lo que hace que se registre la visita de esa persona referida hacia la web de un tercero.
  • Referido: es cada persona que mandas a «ver» la página de venta del tercero, compre o no.
  • Conversión o venta: cuando una de esas personas finalmente compra o contrata lo que sea.
  • Ratio de conversión: es un porcentaje, cuántas personas de cada cien referidos se han convertido en ventas.

Lo importante de esta vía de ingresos es que son «pasivos».

Esto significa que no requieren de tu tiempo. Si se producen ventas de un servicio o producto de otros y detrás hay un soporte o lo que sea, esto no corre de tu cuenta.

Parece una bobada pero no lo es, porque hace de este tipo de ingresos algo 100% escalable.

El segundo factor fundamental de esto es que pueden convertirse en ingresos recurrentes.

De esto sabe mucho Antonio G. 😉

Yo tampoco me quedo corto la verdad, hace bastante tiempo que solo por esta vía tengo una media 1.500€ al mes; y algunos meses, llego a picos de más de 2.000€ y hasta 3.000€.

La cuestión es que poner un banner con un enlace de afiliado o recomendar algo un día de forma puntual, no funciona.

En el enlace al post de Antonio que te ponía antes, podrás comprobar que lo verdaderamente efectivo es crear un contenido específico sobre lo que vas a recomendar (porque tú lo has probado antes), hacerlo extenso y superútil para que se comparta y se posicione. Y ya a partir de ahí que te traiga tráfico.

Luego ya, la cantidad de esos lectores que vayan como referidos y cuántos compren al final, es una cosa que dependerá de muchos factores. Pero es la manera de tener unos ingresos, un complemento mes tras mes con este tipo de monetización.

Vamos con la última fase (según lo entiendo yo) de un negocio digital y que también es la tercera de mis vías de ingresos.

 

7. Convertir el «know how» de tus servicios en infoproductos o cursos online, digitalizando tus conocimientos y escalando las ventas. ¿Suena bien?

Primero de todo, explicar por qué considero esta la última fase. Y más cuando podrás ver que hay personas que lanzan su proyecto o negocio online comenzando por aquí.

Si has leído el post desde el principio, habrás visto que todo esto es un proceso en el que para vender es fundamental:

  • Tener tráfico consistente.
  • Captar el mayor número de suscriptores y crear comunidad.
  • Generar confianza, sin ella no hay ventas.

Por lo tanto, comenzar directamente por vender cursos online sería un poco como comenzar la casa por el tejado.

Y otra razón de peso: no es tan fácil como lo pintan a veces.

No es fácil ni crear un curso online (bien hecho) ni por supuesto venderlo (con regularidad).

Dicho esto, también habrás visto que me gustan mucho los listados para hacerme una composición de lugar, asi que los pasos para este tema serían los siguientes:

  1. Tener un know how, algo que sabes hacer y que soluciona un problema.
  2. Crear un esquema de los módulos y lecciones que llevaría tu curso.
  3. Definir el formato de tu información, es decir, normalmente vídeos con hojas de trabajo en Excel o PDFs de apoyo.
  4. Grabar tanto los vídeos como generar los otros materiales.
  5. Quizá contar con otras personas que aporten contenidos en forma de Bonus.
  6. Tener claro qué tipo de soporte ofreces para dudas, cómo y por cuánto tiempo.
  7. Crear un sitio web que sea la plataforma desde donde vender tu curso.
  8. Tener una lading page de venta muy completa y sin fisuras.
  9. Controlar la pasarela de pago para que puedan comprar el curso.
  10. Tener bajo control el tema de la facturación, devoluciones, pagos de impuestos…
  11. Hacer un lanzamiento inicial de tu curso (Training, Webinar, etc…).
  12. Idealmente establecer una estrategia para que el curso se venda mes a mes de forma recurrente (modo evergreen).
  13. Contar con afiliados para que ofrezcan tu curso a cambio de una comisión.
  14. Manejar un plugin de afiliación que les permite tener su enlace de afiliado y trackear sus referidos y ventas.
  15. Tener claro que con el tiempo tendrás que actualizar parte de los contenidos.

Otra vez tenemos un listado que podría hacerse mucho más extenso. Pero no quiero asustarte más, solo que lo veas claro. No es oro todo lo que reluce y hay muchísimo curro detrás de esta vía de ingresos.

Eso sí, cuando has hecho tu trabajo y consigues vender de forma recurrente es una maravilla porque son ingresos semipasivos.

Además, otra cosa que me gusta mucho de esta vía de ingresos en mi negocio online, es que ocurre como con los servicios. Es decir, cada año te puedes reinventar y decidir qué «cosa» nueva creas que solucione algo a tus lectores.

 

Atrévete a reinventarte con un negocio online

Se me ha ido un poco de las manos la longitud de este post. Y aún así, apenas rozamos la superficie. Mi objetivo es que te hagas una «foto panorámica» de lo que supone un negocio digital.

Ahora ya te puedes hacer una idea del camino que tienes que recorrer paso por paso. No te lo voy a negar, emprender y montar un negocio online es una aventura maravillosa, pero también complicada. Si lees los informes mensuales de Antonio, lo habrás visto, todo tiene sus dos caras.

Como te he dicho varias veces a lo largo del post, en estos 4 años he visto a muchas personas que se han quedado en el camino y han abandonado su sueño de lanzar un blog y monetizarlo. La amplia mayoría de veces, porque la saturación de tener que atender tantas tareas distintas les frustraba y terminaban tirando la toalla.

Ya has visto muchas de las cosas que que tienes aprender:

  • WordPress.
  • Marketing.
  • Escribir.
  • SEO.
  • Redes sociales.
  • Etc, etc, etc.

Si lo que necesitas es una hoja de ruta o alguien que te vaya indicando todos los pasos que tienes que dar en cada momento, puedes echar un vistazo a la Escuela Nómada Digital. 

 

Conclusiones

Y ahora ya me despedido, pero si tengo que dejarte con una frase o consejo después estas más de 4.000 palabras, sería este:

Click para twittear:

Sin confianza no hay ventas. Punto Pelota

Espero que ahora ya tengas más claras cuales serían las fases por las que puede atravesar un negocio online y cómo atraer posibles clientes para generar ingresos a través de diferentes vías.

Un fuerte abrazo y muchas gracias a Antonio por dejarme estar hoy contigo. 😉

Por Omar de la Fuente

Diseñador gráfico y web, fundador de Haciaelautoempleo.com. Actualmente estoy trabajando con mi blog, haciendo realidad mi sueño de generar mi autoempleo y poder enseñar a otras personas a tener su propio blog.

Inteligencia Viajera efectos Blog imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando