Logo Blanco Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Categorías

Qué es la gratitud y cómo practicar el agradecimiento

Inteligencia Viajera Blog Imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

Practica el agradecimiento.

Este es un hábito que te puede ayudar a cambiar tu estado emocional y sentirte más positivo o positiva en tu día a día.⁣

Siempre podemos encontrar razones por las que celebrar y agradecer a la vida. Como estar en algún lugar bello, tener a tu lado a alguien especial o incluso por la comida y la bebida que tienes en tu mesa.

Cuando lo practicas eres más consciente de lo que vives.

En mi grupo privado Origen hay un audio donde muestro su valor, el gran beneficio de agradecer.

También un ejercicio para traer al presente recuerdos olvidados con los que revivir momentos felices, así te haces consciente de lo afortunado o afortunada que eres por haberlos vivido.

En cualquier momento de tu día, agradecer abrirá tus sentidos y tu conciencia al máximo. Te dará energía positiva e incluso te mantendrá enfocado en lo que de verdad te importa.

Hace ya bastante tiempo que vengo haciendo una práctica diaria de agradecimiento. Todo comenzó cuando Cris y yo volvimos de la vuelta al mundo.

Antes de llegar a casa, pasamos unos días en Barcelona con nuestros amigos Iván y Erika de Viviendo por el mundo y ahí me pasó algo que me hizo ser consciente de dónde estaba realmente.

Pero esta historia te la contaré al final, porque antes quiero hablarte del evento que me enseñó de verdad cómo practicar el agradecimiento.

Donde aprendí la importancia de agradecer y los beneficios diarios que te pueden aportar.

Este evento tuvo lugar en Londres y lo realizaba Tony Robbins.

Él suele hacerlo todos los años en diferentes lugares del mundo, ese año pude organizar con Isabel Sales, la partner oficial de Tony Robbins en España y que fue alumna mía del programa de mentoring, un viaje en el que nos llevamos a Londres a parte del equipo, un montón de amigos y emprendedores.

De ese evento de 4 días superintensos, lo que más me llegó fueron sus enseñanzas sobre la gratitud y el hábito de agradecer.

Y te cuento algo más concreto.

Allí vi unas gráficas, que te enseñaré más abajo, que me produjeron un clic mental en este sentido. ¡Booooom! A partir de ahí, todo cambió.

La gratitud y su práctica ha revolucionado todo el sistema que tengo de experimentación, de vivencias, de emociones, de control, de calma… Es brutal.

Por supuesto lo he incorporado a la END, donde los alumnos están haciendo un trabajo muy bueno con su diario de agradecimiento. 😉

Luego te cuento en qué consiste este diario, pero antes me gustaría que entremos a revisar el concepto o la definición de gratitud.

Qué es la gratitud

La gratitud es decir gracias, así de sencillo.

A mí me gusta contestar a esta pregunta con una cita de Lionel Hampton.

La gratitud se da cuando la memoria se almacena en el corazón y no en la mente.

Sentirse agradecido es un sentimiento que implica el aprecio y la valoración de lo que ocurre a tu alrededor. Ya sea de un suceso o alguna acción por parte de otra persona.

Es saber valorar este hecho y sentir «una especie de deuda» con la persona o la causa. En ese momento, sientes la necesidad de corresponder y devolver el beneficio que has recibido.

Te sientes agradecido.

Pero por otro lado, también hay que recordar que la ingratitud existe.

Una persona ingrata es aquella que no sabe valorar lo que tiene o se le da, y piensa que lo ha recibido porque se merece todo. No siente la necesidad de dar las gracias.

Creo que detrás de ello hay problemas que deben tratarse porque así nunca podrás sentir los beneficios del agradecimiento.

Y ya verás que es algo que se puede entrenar.

Puede pasar que por olvido o porque nadie te ha explicado la importancia de practicar el agradecimiento, te pierdas momentos bellos de tu vida.

En la Escuela Nómada Digital la hemos incorporado como una de las técnicas para desarrollar nuestro Heartset.

Así que no solo he integrado su práctica en mi rutina, sino también en la de los alumnos de la escuela.

Ahora te voy a contar el porqué.

Por qué es importante practicar el agradecimiento de forma diaria

Los sentimientos de gratitud se asocian con infinidad de beneficios.

Según Scott Barry Kaufman, podemos afirmar que de todas las fortalezas y virtudes conocidas, de todas las emociones que podemos sentir (incluyendo el amor, la perseverancia, la humildad…), es la gratitud la que mejor genera un estado de bienestar.

Es la emoción que te llevará de forma innegable a la felicidad, la abundancia, los estados de calma, de paz, etc.

Cuando practicas el agradecimiento la frecuencia de tu cerebro y de tu corazón se alinean produciendo armonía y equilibrio. Algo que no ocurre cuando sientes frustración, ira u otra tendencia negativa.

Estas son las gráficas de las que te hablaba, y que quería compartir contigo que nos enseñó, Tony Robbins en su evento.

Él habló extensamente de los beneficios de la gratitud.

De todos los que hay, te quiero listar los 7 principales.

Son los que yo he sentido con mi práctica diaria de meditación y agradecimiento de uno, dos, tres minutos máximo.

1. Mejor rendimiento académico y profesional

Si estás estudiando, si te estás preparando, si estás haciendo estudios de formación, de investigación, eres alumno de la END… vas a ver que asimilarás los conocimientos de manera mucho más rápida.

El estado mental tan fortificado en el que te deja el agradecimiento te ayuda a enfocarte y trabajar mejor en tus estudios o en tu empleo.

2. Mayor satisfacción laboral

Hay muchas personas que no pueden salir de un trabajo que odian, por diferentes motivos; da igual, el sentimiento de infelicidad puede romper tu vida.

Hubo una frase de la entrevista que hice a mi profesor de Reiki en Granada, Aurelio Anselmo que hace referencia a ello y quiero traértela hoy aquí.

Cuando no te gusta un trabajo, qué puedes hacer.

Él me dijo que hay 2 caminos:

  • Uno, o aprendes a amar el trabajo.
  • O dejas ese trabajo y te buscas un trabajo que ames.

Si estás ahora mismo en un trabajo que no te gusta y quieres dejar ese empleo, pero no puedes (por las razones que sean), a través de la práctica de la gratitud lo vas a llevar muchísimo mejor.

Si ya estás en un trabajo que te gusta, esta práctica hará que te sientas mucho más afortunado o afortunada. Más feliz.

3. Reducción del estrés, la ansiedad y la depresión

Un estado de gratitud es capaz de tener efectos neurológicos como bajar el nivel de producción de cortisol, la hormona del estrés.

Hay un vínculo demostrado entre el bienestar y la gratitud. Esta alivia la tristeza, por lo que reduce los síntomas depresivos y la ansiedad.

También bajará tus niveles de estrés pues mientras estás meditando o escribiendo sobre tu agradecimiento, te relajas.

4. Mejor salud física y mental

Hay estudios que son muy heavies en los que se demuestra que las personas que son agradecidas tienen también mejor salud.

Algunos te enseñan cómo después de una práctica de gratitud puedes tener mejores rendimientos físicos en tu entrenamiento.

En el primer curso de mindset y heartset de la escuela, cuando recomiendo practicar por la mañana el agradecimiento, siempre incluyo antes la parte de ejercicios.

Al final este efecto se retroalimenta e influye en tu calidad de vida y, por tanto, en tu salud. Cuando más prácticas el agradecimiento, más energía y ganas tienes de cuidarte con ejercicio físico.

Serás una persona más saludable porque un corazón agradecido es un corazón sano.

5. Mejor descanso nocturno

Si ahora mismo tienes problemas para dormir, esto también te va a ayudar.

Aquí tienes un estudio en el que se comprueba cómo la gratitud te ayuda a dormir mejor.

Y otro estudio más en el que no solo se asocia a un mejor descanso nocturno, sino también a menos propensión a la depresión o la ansiedad.

6. Mejores relaciones personales

Esto ocurre porque el sentimiento y la emoción desde donde estás hablando y comunicando con una persona, desde donde te estás relacionando es mucho mejor.

Una persona más sana y más feliz se relaciona con los demás desde su bienestar.

7. Menos materialismo, menos envidia y menos agresividad

Cuando nos sentimos agradecidos y, por tanto, felices y en paz con nosotros mismos, es muy difícil que nos ataquen sentimientos negativos.

Un estado de gratitud te protege de sentir envidia (en el mal sentido) e incluso que te comportes como alguien materialista al que solo le importa tener sin valorar.

El agradecimiento te hace consciente de que no todo en la vida es tener dinero, coches, casas enormes o lo que sea.

Click para twittear:

Lo inmaterial importa mucho #inteligenciaviajera

Estoy seguro de que tienes un saco de buenos recuerdos por los que podrías agradecer y conseguir un estado de bienestar más potente que por la compra de esa cosa que querías.

Hay muchos, muchos más beneficios.

Pero lo que me gustaría ahora es dejar de hablarte de ellos para pasar a la acción. Es decir, para contarte cómo puedes practicar el agradecimiento.

Recuerda que leer esto no sirve de nada si no lo llevas a la práctica. 😉

Mi rutina diaria de gratitud: cómo practicarla

Para realizarla utilizo un diario de agradecimiento.

Este diario puede ser un cuaderno de notas, una libreta, una agenda que quieras usar para ello. No importa.

En mi caso, empecé usando un cuaderno de Harry Potter que me regalaron, y ahora tengo un diario que es en sí una metodología de agradecimiento.

Este diario se llama The Five Minute Paperback Journales.

cómo practicar la gratitud
El agradecimiento: este es el diario de gratitud que uso cada día.

Está demostrado que plasmar tus pensamientos y sentimientos en un papel trae claridad y apacigua tu alma. Con este diario podrás conseguir un estado mental más sereno y focalizado en solo 5 minutos.

Este diario es muy sencillo porque trae una plantilla que te guía sobre qué es lo que tienes que escribir.

Es una forma sencilla de empezar el día con sentimientos positivos que te ayuden a afrontar tu rutina.

Pero tú puedes usar como ya te he dicho otra herramienta. Lo importante es que sea un lugar para escribir al que te guste acudir.

Lo ideal es que te marques un espacio para rellenar y que lo cumplas. Media cuartilla, una entera, el espacio que haya de notas en cada día, si es una agenda.

Este gesto hará que te esfuerces un poquito más.

Si no estás acostumbrada o acostumbrado, a lo mejor te cuesta encontrar cada día algo nuevo por lo que mostrar gratitud. Pero la práctica te ayudará y llegará un momento en que ya no te cueste nada.

Para hacerlo bien, pon foco en lo que tienes (no en lo que no tienes) y en todo lo que recibes (no en lo que te falta).

Sin juzgar, ¿ok?

Agradece por lo bueno y también por los aprendizajes que te has llevado con esas situaciones que son malas o desfavorables.

Ese es el ejercicio.

Yo suelo hacer esta rutina por la mañana antes de trabajar porque así siento un equilibrio y una armonía que me ayuda muchísimo a tener más foco.

Ejemplos de gratitud

¿Cómo llegué a la conclusión de que el agradecimiento era algo importante que debía incluir en mi vida?

De 2 formas.

  1. Cuando vi los gráficos de Tony Robbins que te he enseñado antes y lo escuché explicando todo lo que él sabía de la gratitud. Eso me voló la cabeza y fue cuando decidí definitivamente pasar a la acción.
  2. Mientras daba la vuelta al mundo. Esto fue antes de ese evento, pero la realidad es que ahí empecé a ser consciente de que vivo en un país en el que tengo condiciones privilegiadas y empecé a valorar más lo que tengo.

Una vez he vuelto a España, he podido valorar lo que tenía aquí y que en otros lugares no pueden disfrutar.

Ojo que no estoy diciendo que España sea el mejor lugar del mundo. Lo que digo es que si lo comparo con otro, sí que puedo decir que en mi país se vive mejor porque:

  • Tengo agua caliente y agua potable en casa.
  • Tengo acceso a alimentos y puedo comer 2-3 veces al día (o las que quiera).
  • Tengo una cama cómoda donde dormir.
  • Tengo la posibilidad de ir al médico o de que me atiendan de urgencia en un hospital.
  • Tengo un buen clima.
  • Tengo un techo bajo el que vivir.

Y así podría seguir agradeciendo y valorando lo que mi país me puede entregar.

Puede que tú no estés en España o vivas en un lugar diferente. No importa, siempre puedes comparar tu país con otros y sacarle el lado positivo que tenga.

La riqueza natural, el clima, la alegría de la gente… Estos son solo algunos ejemplos más de todo lo que puedes agradecer.

Fíjate que yo siempre me he quejado de mi país: de la corrupción, de los políticos, de las construcciones, de las carreteras, del clima de Granada por su frío y luego por su calor…

También me quejaba de mis padres, de la sociedad, de la educación. De todo lo que creía, bajo mi punto de vista, que estaba mal.

Pero luego he aprendido a enfocarlo desde la perspectiva de la gratitud, y eso me ha hecho sentirme más en paz y en un estado nuevo de bienestar.

Y ahora retomo la historia que empecé al principio, la que sucedió un día en casa de mis amigos Iván y Erika.

Una mañana, estaba lavando un vaso y cuando terminé cerré el grifo y le pregunté a Iván que si tenía agua para beber.

Iván me miró con una expresión de extrañeza y me dijo: «Claro, Antonio, solo tienes que abrir el grifo y bebes. El agua es potable».

Wow.

Había estado tanto tiempo sin tener acceso directo a agua potable desde un grifo, que se me había olvidado de que es un regalo vivir en un lugar donde para conseguir agua solo tienes que abrirlo.

Nunca había dado las gracias ni valorado el hecho de vivir en un país donde tengo esa oportunidad.

En la mayoría de los que he estado, tenías que estar buscando garrafas de agua o comprarlas para conseguir agua potable.

Dando la vuelta al mundo aprendí que hay muchas cosas por las que debo agradecer de las que ni siquiera era consciente.

  • Poder comer 3 veces al día.
  • La variedad de comida.
  • Tener agua caliente en casa.

Y así un montón de cosas más. Desde que volví, siempre agradezco por estas «pequeñas» cosas que pueden parecer que no son importantes, pero lo son.

Cuando estés haciendo tu agradecimiento diario y te quedes sin ideas, piensa en esto que te cuento.

Valora si, de verdad, no tienes nada por lo que agradecer o es que te estás olvidando de valorar lo que tienes.

Te recomiendo que consigas una agenda, un cuaderno o lo que te guste más y empieces a practicar el arte del agradecimiento.

Ahora que ya sabes qué es la gratitud y cómo practicarla cada día, con este simple gesto, puedes generar un gran cambio en tu vida.

Agradecer por cosas superfluas o banales, de las que nunca has sido consciente, hará que aprendas a valorar lo que tienes.

Click para twittear:

Agradece por lo bueno y por lo malo, sin juzgar #inteligenciaviajera

Dale importancia a cada detalle de tu vida porque te hará consciente de lo privilegiado que eres y no lo sabías.

Ahora es tu turno

Espero que esta reflexión te sirva y que le saques provecho.

En la acción y no en la reflexión es donde encontrarás tu camino, así que actúa. Es lo que aconsejo siempre para que sucedan las cosas.

Reconocer las cosas buenas de tu vida y plasmarlas en algún lugar te impulsará a la acción.

Ahora cuéntame, ¿conocías los beneficios de la gratitud? ¿Practicas ya el agradecimiento diario? ¿Qué ha aportado en tu vida?

Te espero en los comentarios para leerte encantado. 😉

Por Antonio G.

En lugar de aceptar un trabajo mal pagado como arquitecto diseñé Inteligencia Viajera, me convertí en nómada digital y empecé a llevar una vida minimalista.

También he creado la primera escuela de nómadas digitales en habla hispana para que cualquier persona sepa cómo puede trabajar desde su casa o desde cualquier lugar del mundo --> Escuela Nómada Digital. Con estos 2 proyectos ya he logrado facturar más de 7 millones de € trabajando 138 horas/mes y junto a mi equipo hemos podido servir más de 6.500 personas repartidas por 83 países.

He dado una vuelta al mundo de 1.013 días junto a Cris, mi chica, y luego un paseo por África de casi 3 meses. He cumplido mi sueño de vivir viajando y ahora decido desde dónde quiero trabajar. En total, he visitado 67 países y si quieres, puedes escuchar mis aventuras y las de otros viajeros en mi podcast de viajes.

¿Te interesa vivir una vida más libre y escapar de la rutina?

Puedes empezar por descargar gratuitamente la guía: "50 ideas probadas para ganar dinero mientras viajas” y leyendo todos los artículos de Travel Hacking que he preparado para ti.

¡Nos vemos en la ruta!

Inteligencia Viajera efectos Blog imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando