Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tabla de contenidos

La capital de Dinamarca combina a la perfección su larga historia con una escena contemporánea y moderna. Fruto de ello, son muchos los lugares que ver en Copenhague que la hacen merecedora de una visita.

En este artículo, tienes una recopilación de los rincones más fascinantes de la capital danesa, así como información práctica para que puedas planificar tu futura visita.

Palacios majestuosos, iglesias peculiares, canales pintorescos… Copenhague ofrece una experiencia única llena de arte, cultura y una atmósfera acogedora.

¿Te animas a visitar esta ciudad escandinava?

¡Vamos a conocerla!

Lugares más interesantes que ver en Copenhague

Para empezar, vamos con los monumentos y lugares que no te puedes perder en la capital danesa.

1. Nyhavn

Nyhavn es una pequeña zona portuaria de la ciudad y, sin duda, el lugar más famoso de Copenhague.

Este canal se construyó en el siglo XVII para dar entrada a la ciudad a los comerciantes. Aunque no tenía habitantes muy bien vistos en aquél entonces, hoy en día es una zona muy turística y visitada.

Nyhavn, uno de los lugares que ver en Copenhague
La zona de Nyhavn es uno de los lugares imprescindibles que ver en Copenhague en un día.

Y no es de extrañar, pues es un lugar muy bonito, con las fachadas de colores y los barcos de madera atracados en las dos orillas. Además, tiene bastantes restaurantes y bares, aunque los precios no son los más baratos de la ciudad.

Visita Nyhavn de día, pero, si puedes, aprovecha para recorrerlo también de noche y disfrutar del ambiente de las terrazas.

Nyhavn es el punto de partida de barcos que recorren gran parte de los canales de la ciudad, para conocerla desde otra perspectiva. Si te interesa, echa un vistazo a este paseo en barco por los canales de Copenhague.

2. Calle Stroget

Stroget no es una calle sin más, sino que es la calle peatonal más larga de Europa y recorrerla es muy recomendable.

La calle empieza en la plaza Kongens Nytorv, muy cerca de Nyhavn y llega hasta la plaza Radhuspladsen (la Plaza del Ayuntamiento).

Calle Stroget
Pasear por la Calle Stroget es una de las cosas que hacer en Copenhague.

A lo largo de la calle o muy cerca, hay lugares de interés como el Teatro Real, el Museo Guinness World Records, la iglesia Helligaandskirken o plazas como Grabrodretorv y Hojbro Plats. Por ello, recorrer Stroget y visitar estos lugares es una buena ruta.

Además de eso, también hay muchas tiendas de todo tipo, restaurantes, cafeterías y locales, así como muy buen ambiente.

3. Castillo de Rosenborg

El Castillo de Rosenborg se construyó en el siglo XVII para ser la residencia de verano del monarca Christian IV.

Este antiguo palacio está rodeado por un foso de agua y tiene un impresionante jardín. El edificio es de estilo renacentista neerlandés.

Castillo de Rosenborg, uno de los lugares que ver en Copenhague
Uno de los lugares que ver en Copenhague un día es el Castillo de Rosenborg.

Aunque puedes visitar el interior del castillo, no es tan interesante y entrar a sus jardines y recorrerlos es gratis, así que puedes aprovechar para dar un relajante paseo por ellos.

Cerca de este lugar está el Jardín Botánico de Copenhague, por lo que puedes aprovechar y visitar ambos lugares juntos.

4. Iglesia de Nuestro Salvador

La Iglesia de Nuestro Salvador se acabó de construir en 1695, aunque la torre tardó medio siglo más en estar acabada.

Justamente esta torre, de 90 metros de altura, es uno de los mejores miradores a la ciudad. Para llegar a lo más alto, tendrás que subir por una escalera de caracol que la bordea por el exterior.

Iglesia de San Salvador
La Iglesia de San Salvador es uno de los templos que ver en Copenhague en dos días.

Ya en el interior de la iglesia de estilo barroco, podrás ver el altar de Nuestro Salvador, un órgano de tres plantas del siglo XVII y el carillón más grande del norte de Europa.

5. La Sirenita

La escultura de bronce de La Sirenita es otro de los iconos de la capital danesa. La creó el escultor Eriksen a principios del siglo XX.

Fue un encargo de los Jacobsen, la familia propietaria de la fábrica de cerveza Carlsberg, y está basada en un cuento de Hans Christian Andersen.

La Sirenita, uno de los monumentos que ver en Copenhague
Uno de los monumentos más famosos que ver en Copenhague es La Sirenita.

La escultura se encuentra en una roca, a orillas de la ciudad y cerca del puerto (al norte del centro). Ha sufrido bastantes actos de vandalismo, pero sigue resistiendo.

Antes de visitarla, ten en cuenta que no es una estatua enorme o con muchos detalles, para que no te decepciones. Su fama viene por sus peculiaridades y la han hecho ser de los monumentos más visitados de Dinamarca.

6. Palacio de Amalienborg

El Palacio de Amalienborg se acabó de construir en el año 1768 en estilo rococó. Es la residencia oficial de la familia real en invierno.

Palacio de Amalienborg
Una de las cosas que ver en Copenhague es el cambio de guardia en el Palacio de Amalienborg.

El complejo palaciego tiene cuatro grandes edificios que rodean una gran plaza, que está presidida por la estatua del rey Frederick V.

Si visitas el lugar a las 12 del mediodía, podrás ver el cambio de guardia. No es tan llamativo como el de Buckingham Palace en Londres, pero es interesante verlo.

7. Iglesia de Mármol

La Iglesia de Mármol se acabó de construir en el año 1894 (el proceso se detuvo una temporada por los altos costes) y es de estilo barroco. Está justo enfrente del Palacio de Amalienborg.

Iglesia de Mármol, una de las iglesias que ver en Copenhague
El interior de la Iglesia de Mármol es uno de los sitios que ver en Copenhague gratis.

Lo que más destaca de su exterior, además de los detalles de su arquitectura, es su su gran cúpula de color verde, que está inspirada en la de la Basílica de San Pedro del Vaticano.

En el interior, cuya entrada es gratuita, podrás ver un altar con un bonito retablo, varios púlpitos, órganos, pilas bautismales y relieves medievales.

8. Jardines Tivoli

Los Jardines Tivoli, también conocido como el parque Tivoli, es uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo y que todavía sigue en funcionamiento, pues se inauguró en 1843.

El parque tiene un montón de atracciones, como montañas rusas, carruseles, coches de choque, juegos típicos de feria… También tiene espacios verdes, un lago y restaurantes y puestos de comida.

Jardines Tivoli, uno de los lugares que ver en Copenhague
Los Jardines Tivoli son uno de los lugares que visitar en Copenhague.

Para entrar, tienes que pagar entrada. Además, si quieres subir a alguna atracción, hay que pagarla por separado.

Si te apetece visitar este parque y subirte a alguna de las atracciones o, simplemente, dar una vuelta, puedes comprar esta entrada a Tivoli, que, además, incluye un tour por la ciudad.

9. Torre Redonda

La Rundetårn se acabó de construir en el año 1642 y está por el centro histórico de Copenhague. El objetivo del edificio era ser la plataforma del observatorio de la universidad.

Torre Redonda
Subir a la Torre Redonda y disfrutar de las vistas es otra de las cosas que hacer en Copenhague.

Además de admirar la arquitectura del edificio, este lugar destaca porque puedes subir a lo alto de la torre y disfrutar de unas bonitas vistas de la ciudad.

Y lo bueno es que no hace falta que subas escalones, ya que la subida se hace por una enorme rampa interior en forma de caracol.

10. Palacio de Christiansborg

El Christiansborg Slot, que se conoce comúnmente como Borgen, es un edificio que reúne varios estilos: neoclásico, barroco y neobarroco.

Esto es así porque ha sufrido daños y se ha tenido que ir reformando. Para que te hagas una idea, la construcción inicial fue en 1760 y la última reforma se hizo en el año 1926.

Palacio de Christiansborg
El Palacio de Christiansborg es un lugar importante de Dinamarca.

Actualmente, el Palacio de Christiansborg es la oficina del primer ministro danés, la sede del Tribunal Supremo y la sede del Parlamento danés.

Por ello, este es el único edificio del mundo que acoge las tres ramas del gobierno (ejecutivo, legislativo y judicial) en un mismo lugar.

11. Gliptoteca Ny Carlsberg

La Ny Carlsberg Glyptotek es uno de los museos que ver en Copenhague. Lo fundó en 1882 Carl Jacobsen, el hijo del creador de la conocida marca de cerveza danesa.

Gliptoteca Ny Carlsberg, uno de los museos que ver en Copenhague
La Gliptoteca Ny Carlsberg es uno de los museos más interesantes que ver en Copenhague.

La gliptoteca cuenta con una colección privada con más de 10 000 obras. Entre ellas, hay antigüedades y esculturas.

Podrás contemplar piezas de artistas muy conocidos, como pueden ser Edgar Degas, Paul Gauguin, Camille Pissarro o Auguste Rodin, entre otros.

12. Ayuntamiento de Copenhague

El ayuntamiento, Københavns Rådhus, está la plaza Rådhuspladsen, a uno de los extremos de calle peatonal Strøget.

Este gran edificio de estilo romántico nacionalista se inauguró en el año 1905.

Ayuntamiento de Copenhague
El Ayuntamiento de Copenhague está al final de la Calle Strøget.

Lo más destacado del ayuntamiento son sus detalles. Por ejemplo, en la fachada está la estatua dorada de Absalón, en el centro.

Por otro lado, el edificio tiene una torre, la Torre del Reloj, con una altura de más de 105 metros. En ella hay un reloj muy conocido, de ahí su nombre.

13. Fortificación de Kastellet

La Fortificación de Kastellet, o Citadellet Frederikshavn, se encuentra al norte del centro de la ciudad, cerca de la Sirenita.

Fortificación de Kastellet
La Fortificación de Kastellet es ideal para pasear y disfrutar de espacios verdes.

Es una construcción con forma de estrella y que tiene bastiones en sus esquinas. Además, está rodeada por un pequeño foso o lago, que antiguamente se usaba para proteger la zona. Por ello, tienes que cruzar uno de los dos puentes para acceder.

En el interior de esta estrella, que hoy hace las funciones de un parque público, hay varias construcciones. Por ejemplo, un molino, la casa del comandante, y una iglesia barroca.

Otros lugares que ver en Copenhague y alrededores

Si todavía te sobra tiempo para visitar más lugares, aquí tienes algunas sugerencias extra para añadir a tu lista.

1. Christiania

Aunque no está fuera de Copenhague como tal, Christiania es una ciudad libre, por ello está en esta sección.

Se trata de una zona de la ciudad que está autogobernada por sus residentes, alrededor de un millar, y que se considera independiente de Dinamarca.

Christiania, uno de los lugares que ver en Copenhague
El barrio de Christiania es de los más curiosos de la ciudad.

Sus orígenes se remontan a 1971, época en la que varios padres ocuparon este lugar para tener un espacio donde jugar con sus hijos. Poco a poco, se transformó en un movimiento político contra la forma de vida más habitual en el país.

En la actualidad, es una comuna con sus propias reglas (aunque siempre bajo la vigilancia del gobierno danés). Por ejemplo, se permite el consumo de marihuana o hachís.

Al visitar esta zona, verás una forma de vida diferente y un ambiente alternativo. Podrás pasear por sus calles, comprar recuerdos en sus tiendas y tomar algo o comer en alguno de sus locales.

Si te apetece conocer mejor esta zona de la ciudad con guía, puedes hacer este free tour por Christiania.

2. Flakfortet

Flakfortet es una fortaleza que se encuentra en una isla artificial, Saltholmreb. Esta isla está en Oresund, entre las ciudades de Copenhague y Malmö.

La fortaleza se construyó entre los años 1910 y 1915 como parte de las fortificaciones de la ciudad situadas en el mar.

Flakfortet
La fortaleza de Flakfortet está en una isla artificial entre Dinamarca y Suecia.

Por ello, hasta 2001 (cuando lo compró la empresa sueca Malmökranen), era propiedad del Ministerio de Defensa, aunque no las usaban desde 1968.

La fortaleza está designada como área protegida, por lo que está disponible al público y se puede visitar.

3. Amager Strandpark

Si viajas en verano a Copenhague o te apetece visitar una playa, puedes ir a Amager Strandpark (Playa Råbylille). Recibe este nombre porque está en la isla de Amager, al sur del centro.

Amager Strandpark
Si te apetece ir a la playa, puedes visitar Amager Strandpark.

Esta isla artificial, adyacente Marina Kastrup, tiene de 4,6 km de playas. Por lo tanto, vas a tener espacio de sobra para pasear por la orilla, relajarte a tomar el sol o darte un chapuzón en aguas danesas.

Excursiones a lugares que ver cerca de Copenhague

En caso de que te sobre tiempo y quieras disfrutar más de tu viaje, puedes hacer alguna de estas excursiones desde Copenhague.

1. Malmö

La ciudad sueca es uno de los lugares casi imprescindibles que ver cerca de Copenhague, ya que está muy cerca, es fácil llegar y puedes visitar lo más importante en un día.

Aunque Malmö no es una gran ciudad sueca y sigue algo industrializada, en los últimos años se ha modernizado y se ha convertido en un lugar interesante.

Malmö, una de las excursiones desde Copenhague
Ir a Malmö es una de las excursiones desde Copenhague más recomendadas.

Durante tu visita, podrás conocer sitios como la plaza Lilla Torg, el Castillo de Malmö y su museo, la Iglesia de San Pedro, la Turning Torso, el Pildammsparken o la The Knotted Gun, entre otros.

Para llegar a Malmö, puedes ir en autobús o en tren. La segunda opción es mucho más rápida y cómoda, pues el trayecto entre ciudades es de unos 40 minutos.

Lo interesante de este recorrido es que pasarás por el famoso puente-túnel de Øresund, que es el puente tren-carretera más largo de Europa (casi 8 km).

Para planificar tu visita, puedes echar un vistazo a nuestra guía sobre qué ver en Malmö, con mucha más información.

Si prefieres visitar la ciudad sueca de forma organizada y con guía, puedes contratar esta excursión a Malmö, que también incluye la visita a Lund.

2. Roskilde

La pequeña ciudad de Roskilde se encuentra al final de un fiordo, a unos 35 km al oeste de la capital, y es otra de las excursiones desde Copenhague más interesantes.

Roskilde
Otra de las excursiones que puedes hacer desde la capital es a Roskilde.

En Roskilde, además de pasear por su bonito centro, podrás ver lugares como la Catedral de Roskilde, que es la más grande de Dinamarca, el Palacio de Roskilde, el Convento de Roskilde o el Museo de barcos vikingos, con ejemplares espectaculares.

Para llegar a Roskilde, la mejor forma es coger un tren desde la estación central. El trayecto dura alrededor de media hora.

3. Castillos de Dinamarca

Para acabar con las sugerencias de excursiones, no pueden faltar los castillos de Dinamarca. Puedes aprovechar y visitarlos todos en un día o planificar escapadas separadas, ya que no están muy lejos de la capital.

Algunos de los más destacados son:

  • Castillo de Kronborg: se construyó entre 1574 y 1585 en Helsingør (lugar danés más cercano a Suecia) y es el más famoso, pues Shakespeare lo usó como escenario de su obra Hamlet. Durante su historia, ha servido de fortaleza y también de prisión. En el interior, podrás visitar varias salas y habitaciones y exposiciones con tapices y mobiliario. Puedes llegar a Kronborg en tren y el trayecto dura unos 45 minutos.
Castillo de Kronborg, uno de los lugares que ver en Dinamarca
El Castillo de Kronborg es uno de los más interesantes que ver en Dinamarca.
  • Castillo de Frederiksborg: se construyó entre 1560 y 1630 a orillas de un lago y fue la residencia de verano de la familia real hasta mediados del siglo XIX. Durante tu visita, además de pasear por los jardines barrocos, podrás visitar el Museo de Historia Nacional, varias habitaciones reales y una pequeña iglesia. Puedes llegar a Frederiksborg en tren y trayecto es de unos 40 minutos.
  • Castillo de Fredensborg: se acabó de construir en 1753 a orillas de una lago y es de estilo barroco. Fue la residencia de la familia real en ciertas épocas. Está rodeado de bonitos jardines y naturaleza. Puedes llegar a Fredensborg en tren, pero tendrás que hacer transbordo en la estación Snekkersten. El trayecto dura poco más de 1 hora.

Guía para preparar tu viaje a Copenhague

Ahora que ya tienes un buen repertorio de lugares que ver en Copenhague y alrededores, llega el momento de la información práctica para organizar bien tu viaje.

1. Mejor época para visitar Copenhague

Cualquier época es buena para visitar Copenhague. Si, por el motivo que sea, no puedes elegir fechas, no te lo pienses y disfruta de la ciudad.

Eso sí, si puedes elegir y quieres aprovechar al máximo tu visita, de principios de junio a finales de septiembre tendrás días más largos y agradables en lo que se refiere al clima.

Por ejemplo, mediados o finales de septiembre es una época ideal, pues el clima sigue acompañando, hay menos gente y los precios son más asequibles. También es un buen lugar donde viajar en octubre, pero hará más fresco.

Por otro lado, si te gusta el ambiente navideño, desde finales de noviembre la ciudad se transforma y se llena de mercadillos y decoración. Eso sí, prepárate bien para el frío.

2. Cómo moverse por Copenhague

Puedes visitar muchos de los lugares de la ciudad a pie sin problemas. Ahora bien, si necesitas el transporte para llegar a algunos más alejados o a tu alojamiento, Copenhague tiene un transporte público muy bueno.

La red de metro tiene 4 líneas actualmente y opera las 24 horas del día (con menos frecuencia a partir de las 00:00 h). Aunque no es muy amplia, recorre muchos de los lugares de interés.

Por otro lado, la red de autobuses está dividida en tres tipos: A-buses, S-buses y autobuses nocturnos. La mayoría operan las 24 horas del día, salvo nos nocturnos, que funcionan de 1:00 h a 5:00 h.

El precio del billete dependerá de las zonas entre las que te muevas. Por ejemplo, el billete sencillo más económico vale 24 DKK y sirve para moverte por el centro (2 zonas).

En caso de que planees usar bastante el transporte público, puede que te resulte mejor comprar un bono de varios días con viajes ilimitados. Por ejemplo tienes: bono de 24 horas (80 DKK), de 48 horas (150 DKK), de 3 días (200 DKK), de 4 días (250 DKK) y de 5 días (300 DKK).

Por último, como seguro que ya sabrás, también puedes moverte por Copenhague en bicicleta. La ciudad está muy bien adaptada y acostumbrada a este transporte y está llena de carriles bici amplios y bien señalados.

Como turista, puedes alquilar una bicicleta en tu alojamiento o en establecimientos que ofrecen este servicio, que son muchos repartidos por la ciudad.

3. Dónde alojarse en Copenhague

La capital danesa no es una ciudad muy barata, por lo que elegir un buen alojamiento influenciará en el coste total del viaje.

Como en muchos destinos, la mejor zona es el centro de la ciudad, ya que la mayoría de lugares que ver en Copenhague están aquí o cerca. Sin embargo, puede salirse de tu presupuesto.

Si este es el caso o si no encuentras ningún hotel que te guste, puedes probar en otras zonas. Por ejemplo, Vesterbro, cerca de la estación central de tren, es una buena opción. También es interesante la zona de Østerbro, al norte del centro, tranquila y segura. Por último, puedes considerar Nørrebro, al oeste del centro con un ambiente más juvenil y bohemio.

Dicho esto, aquí te dejo con algunas recomendaciones de alojamientos y hoteles interesantes:

  • Wakeup Copenhagen Borgergade
  • Absalon Hotel
  • NH Collection Copenhagen
  • Charlottehaven
  • Sleep in Heaven

Sea cual sea la zona o el alojamiento que quieras para tu viaje, te recomiendo que lo reserves cuanto antes, ya que los precios pueden llegar a subir bastante.

Si te dan miedo los cambios de planes repentinos, puedes optar por opciones con cancelación gratuita. Así, reservar con antelación no será un problema.

4. Comida típica de Copenhague

Además de visitando lugares, una de las formas de conectar mejor con la cultura de los sitios a los que viajamos es con su gastronomía. Copenhague y Dinamarca también es un ejemplo de ello. Por eso, es interesante que conozcas la comida típica danesa y te lances a probarla. Aquí tienes algunas sugerencias.

Puedes empezar tu menú con entrantes como la gule ærter (sopa de guisantes verdes o amarillos), la klar suppe (especie de consomé danés) o probando alguno de los quesos típicos daneses, como el lille Ø o el fyrmester.

smørrebrød, uno de los platos típicos que comer en Dinamarca
El smørrebrød es uno de los platos típicos que comer en Dinamarca

En cuanto a los platos principales, no te puedes perder el smørrebrød (plato más típico: rebanadas de pan de centeno cubiertas con diferentes ingredientes), el flæskesteg (asado de cerdo), el mørbradbøffer (solomillo de cerdo con salteado de verduras), las medisterpølse (salchichas de cerdo danesas) o la flødekartofler (cazuela al horno con patatas, nata, cebolla, sal y pimienta).

Remata tu experiencia gastronómica con algún postre o dulce. No dejes de probar los wienerbrød (pasteles típicos con relleno cremoso y glaseado dulce), el rødgrød (postre hecho con fécula de patata y frutos rojos), las æbleskiver (tortitas tradicionales con forma de esfera) o el flødeboller (especie de bombón de malvavisco cubierto de chocolate).

Por último, puedes refrescar el paladar con alguna de las bebidas típicas danesas. Alguna de ellas son el akvavit (bebida destilada con eneldo o alcaravea), el gløgg (típico vino caliente que se bebe en eventos navideños), el Cherry Heering (licor dulce) o alguna cerveza danesa, como la famosa Carlsberg.

5. Últimos consejos para tu viaje a Copenhague

Para acabar, aquí tienes algunos consejos que te pueden venir bien para planificar tu viaje o una vez estés ya en el destino.

  • Ir del aeropuerto al centro: el aeropuerto de Copenhague-Kastrup (CPH) está muy cerca de la ciudad, a solo 8 km, y es muy sencillo llegar. Estas son las mejores opciones:
    • Metro: es la forma más cómoda. La línea M2 va del aeropuerto a zonas como Kongens Nytorv o Nørreport. El billete sencillo vale 36 DKK y opera las 24 horas del día.
    • Tren: es el medio más rápido. Te lleva a la estación central (Hovedbanegården) a Nørreport, zonas por el norte del centro. El billete sencillo cuesta 36 DKK.
    • Autobús: es menos rápido y cómodo que los anteriores. Puedes coger la línea 5A hasta la estación central o las líneas 35 y 36 hasta otros puntos de la ciudad. El billete sencillo vale 36 DKK.
  • Moneda: la moneda oficial de Dinamarca es la corona danesa (abreviada como DKK). Por lo tanto, recuerda cambiar algo de efectivo antes de viajar. Aunque puedes pagar con tarjeta en la mayoría de lugares, siempre viene bien tener algo suelo. También es muy recomendable que lleves tarjetas sin comisiones, como Revolut o N26. Así, evitarás las tasas abusivas de los bancos tradicionales.
  • Tarjeta turística: si tienes pensado visitar bastantes monumentos y lugares de la ciudad, puede que te salga rentable comprar la Copenhagen Card. Esta tarjeta turística incluye entradas a muchos de los lugares interesantes, así como descuentos. Además, también incorpora el transporte público ilimitado durante la duración seleccionada.
  • Seguro de viaje: aunque Dinamarca es parte de la Unión Europea y puedas usar la Tarjeta Sanitaria Europea allí, es posible que ciertos tratamientos no estén cubiertos del todo. Por eso, lo más recomendable es que contrates un seguro de viaje que lo cubra todo y evites sustos. Aquí tienes la comparativa de los mejores seguros de viaje para que puedas revisar la información y elegir el que más se ajuste a tu aventura.

Y hasta aquí llegan mis recomendaciones de lugares que no te puedes perder en Copenhague y otra información práctica para planificar bien tu viaje.

¿Estás preparando ya tu escapada a la capital de Dinamarca? ¿Qué lugar o lugares tienes más ganas de visitar? ¿Te ha surgido alguna duda sobre este destino?

¡Te leo en los comentarios!

Comparte esta publicación:

WhatsApp
Telegram
LinkedIn
Email
Facebook
Twitter
Tumblr
Reddit

¿Tienes problemas de tiempo y dinero que te impiden viajar más?

Aenean risus. Vestibulum scelerisque placerat sem. In eget sapien vitae massa rhoncus lacinia. Nullam at leo nec metus aliquam semper.

Déjame tu nombre y tu correo y te lo cuento

Antonio G
Creador de Inteligencia Viajera y fundador de la Escuela Nómada Digital

2 comentarios

  1. Hola Vanesa,

    Gracias por este artículo sobre Copenhaguen, una de mis ciudades favoritas, donde viví unos meses de Erasmus.

    Tuve la suerte de vivir la transición entre el invierno y la primavera, dejando atrás los largos días de nieve sin ver el sol. Creo que, para los mediterráneos, este clima tan distinto es algo que hay que vivir al menos una vez en la vida (o más veces, salvo que el frío no sea lo tuyo…).

    Como dices, para los amantes de la bicicleta es una ciudad perfecta para recorrer, de hecho recomiendo alquilar cualquier bicicleta, da igual la que sea, salir de la ciudad e ir bordeando la costa hasta llegar al castillo de Kronborg, en Helsingør. Qué recuerdos…

    Un saludo viajer@s.

  2. ¡Muchas gracias por tu comentario, Adrià!

    Qué afortunado al poder vivir unos meses en esta maravillosa ciudad. Yo he estado dos veces y me quedé con ganas de más.

    Creo que, en mi caso, lo de vivir los meses de invierno con pocas horas de sol no sería tan atractivo. Pero… quién sabe…

    ¡Gracias por tus consejos!

    Un abrazo,
    Vanessa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guía para viajar más barato y descuentos de viajes

Únete a nuestra comunidad de viajeros inteligentes y llévate de regalo un guía para aprender a hacer tu viaje más económico y descuentos que podrás usar en tus viajes.

¿Tienes problemas de tiempo y dinero que te impiden viajar tanto como deseas?

Apúntate a mi masterclass gratuita.