Logo Blanco Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Categorías

Qué ver en Tallin: turismo en la capital de Estonia

Inteligencia Viajera Blog Imagen
¿Quieres saber cómo vivir viajando?

Te regalo este curso gratuito.

Tabla de contenidos

¡Hey! ¿Pensando en viajar pronto?

Hazte AQUÍ con este descuento del 5 % para tu seguro de viajes con IATI, la aseguradora con más experiencia, mejor relación calidad-precio y de las mejor valoradas en el mundo viajero.

Puede que la capital del país báltico pase desapercibida cuando estás buscando destino para tu próximo viaje, pero son tan bonitos los lugares que ver en Tallin que merece la pena que la visites.

Además de tener uno de los cascos antiguos mejor conservados de Europa (y de los más bonitos, tengo que añadir), la ciudad está repleta de historia y, algo que no puede faltar, buena gastronomía.

En este artículo, te hablo de los lugares que no te puedes perder en la ciudad y sus alrededores, así como de algunas excursiones interesantes. También te doy información práctica para preparar tu viaje. ¿Te apuntas?

¡Vamos a ello!

Lugares más interesantes que ver en Tallin

Empezamos con los sitios más interesantes que no te puedes perder en la capital de Estonia.

1. Plaza del Ayuntamiento

La Plaza del Ayuntamiento es el corazón del centro histórico de Tallin. Tiene forma cuadrada y está rodeada de edificios medievales muy bonitos con fachadas coloridas.

El edificio más importante de la plaza, como no podía ser de otra manera, es el ayuntamiento. Se acabó de construir en 1404 y es de estilo gótico.

Plaza del Ayuntamiento, uno de los lugares que ver en Tallin
La Plaza del Ayuntamiento es uno de los lugares que ver en Tallin en un día.

El ayuntamiento tiene una torre de 64 metros de altura. Puedes subir a ella para disfrutar de unas vistas privilegiadas del casco antiguo y sus alrededores.

Otro de los edificios destacados de esta plaza es la Farmacia Burchart. Se trata de una de las farmacias más antiguas del mundo y conserva muchos objetos de sus inicios.

Para acabar, en esta plaza se celebran eventos importantes a lo largo del año, como el mercado de Navidad. No cabe duda de que este es uno de los lugares que ver en Tallin imprescindibles.

2. Catedral de Alexander Nevski

La Catedral de Alexander Nevski se encuentra en la plaza del Castillo, en lo alto de la colina de Toompea, y se acabó de construir en 1900.

Esto es, cuanto Estonia aún formaba parte Imperio Ruso. Por ello, estuvo a punto de destruirse para eliminar los «restos rusos» del país, pero, finalmente, se conservó. Y menos mal.

Catedral de Alexander Nevski, uno de los lugares que ver en Tallin
Una de las catedrales más importantes que ver en Tallin es la Catedral de Alexander Nevski.

Además de conservarse, el edificio se restauró y, hoy en día, es uno de los lugares más interesantes que ver en Tallin.

En su exterior, destacan sus características cúpulas y el contraste de colores. En el interior, no puedes perderte las preciosas vidrieras y su exquisita decoración (que solo verás si entras, ya que no se pueden hacer fotos).

Si quieres conocer este lugar y los más importantes de la ciudad de una forma más completa, puedes hacer la visita guiada por Tallin.

3. Puerta Viru

La Puerta Viru es una de las que da entrada a la ciudad vieja, es decir, el centro histórico. Se construyó en el siglo XIV.

Esta puerta tiene dos enormes torres medievales con un característico tejado de color rojo. Forma parte de las murallas de la ciudad y es una de las partes más antiguas que todavía se conserva.

Puerta Viru, uno de los lugares que ver en Tallin
La Puerta Viru, uno de los lugares que ver en Tallin en un día, da entrada al centro histórico.

Al cruzar la puerta en dirección al centro, llegarás a la calle Viru, conocida por ser la más comercial de la ciudad. Encontrarás un montón de tiendas y restaurantes. Esta calle te lleva a la Plaza del Ayuntamiento.

4. Iglesia de San Olaf

La Iglesia de San Olaf se edificó en el siglo XII, reconstruida en el XIV, y se encuentra al norte del centro histórico.

Lo que más destaca de este edificio es su gran torre de casi 124 metros de altura, que llegó a ser, en su época, la más alta del mundo.

Iglesia de San Olaf
Como ves, la Iglesia de San Olaf sobresale del resto de edificios, por lo que las vistas desde su torre son geniales.

El interior tiene algunos altares y decoración. Pero lo más interesante de este edificio es subir a su torre. Desde lo más alto, tendrás unas vistas imperdibles de la ciudad. Eso sí, prepárate para la subida, porque es casi un entrenamiento.

5. Calle Pikk

El casco antiguo de Tallin es uno de los mejor conservados de Europa, no en vano es Patrimonio de la Humanidad. La Calle Pikk es una de las más interesantes de esta zona.

Paseando por esta vía, en la parte baja de la ciudad, podrás ver muchos edificios medievales. Un ejemplo es la casa del número 71 (conocida como Las Tres Hermanas), que es una de las más antiguas y famosas de la ciudad.

Además de los edificios, las casas medievales y los pequeños locales, la calle destaca por llevarte a otra de las puertas de las murallas que da acceso al centro, la Puerta Costera.

6. Miradores de Toompea

En la zona de Toompea hay varios lugares interesantes, como la Catedral de Alexander Nevski o el castillo. Pero, además, aquí hay varios puntos que sirven como fantásticos miradores de la ciudad.

Miradores de Toompea, uno de los lugares que ver en Tallin
Las fantásticas vistas de la ciudad desde los miradores de Toompea merecen la pena.

Entre ellos, destacan el mirador Kohtu y el mirador Patkuli. Desde el primero, verás el casco antiguo con el fondo de edificios modernos. Desde el segundo, disfrutarás del casco histórico al completo, con todos sus edificios, casi en primer plano.

Para llegar, puedes subir por la calle Pikk Jalg y disfrutar de un paseo agradable.

7. Iglesia del Santo Espíritu

La Iglesia del Santo Espíritu se acabó de construir en el año 1360 y, a día de hoy, todavía conserva su forma original. Está al norte del centro, no muy lejos del ayuntamiento.

Este es uno de los lugares que ver en Tallin imprescindibles porque en su fachada alberga el reloj más antiguo de la ciudad.

Iglesia del Santo Espíritu
Una de las cosas que ver en Tallin es el reloj de la Iglesia del Santo Espíritu, el más viejo de la ciudad.

Además, delante de la iglesia está la histórica cafetería Maiasmokk Cafe, inaugurada en 1864.

Una forma de recorrer y conocer los lugares más interesantes de la ciudad es con el autobús turístico de Tallin.

8. Castillo de Toompea

El Castillo de Toompea, como su nombre indica, es otro de los edificios de la zona de Toompea. Es la sede actual del Parlamento de Estonia y se construyó en el siglo XIII.

La estructura actual combina elementos de arquitectura medieval, renacentista y barroca. Destaca la Torre Hermann, que se alza como una de las estructuras más antiguas de Tallin.

Castillo de Toompea, uno de los lugares que ver en Tallin
El Castillo de Toompea es otro de los lugares imprescindibles que ver en Tallin.

El lugar es de gran importancia simbólica y política para Estonia, ya que representa la continuidad histórica y la autonomía del país.

9. Prisión del KGB

No todos los lugares que ver en Tallin van a ser bonitos y agradables. En este caso, la Prisión o Cárcel del KGB invoca recuerdos desagradables del pasado.

En este lugar era donde el KGB interrogaba, encerraba y torturaba a presuntos enemigos del régimen. Actualmente, se han reutilizado y adaptado los espacios para mostrar estos horribles sucesos.

10. Museo de las Ocupaciones y la Libertad

El Museo de las Ocupaciones y la Libertad es otro de los lugares que ver en Tallin para aprender más sobre la época soviética de la ciudad y del país.

En él, podrás ver una exposición interactiva sobre la historia reciente de Estonia, así como sobre la ocupación soviética y la lucha por la libertad.

Otros lugares que ver en Tallin y alrededores

En caso de que te hayas quedado con ganas de cosas que ver en Tallin, aquí tienes algunas más de sus alrededores.

1. Murallas

La ciudad de Tallin tenía murallas para protegerse de ataques exteriores. Se construyeron más de 2 km de esta barrera protectora alrededor del casco antiguo.

Además, en ellas se edificaron 35 robustas torres de vigilancia de planta circular, para completar la defensa de la ciudad y unir los diferentes trozos de muralla.

Murallas
Aquí tienes un ejemplo de las muchas torres que se construyeron en las murallas de la ciudad.

De esas 35 torres originales, se conservan 25, lo que es mucho teniendo en cuenta el tiempo que ha pasado. Además de las torres, también había seis puertas de acceso, algunas de las cuales ya se han mencionado.

2. Hotel Viru y Museo del KGB

Además de la Prisión del KGB de la que te he hablado antes, hay otros lugares en Tallin relacionado con el pasado soviético del país. En este caso, se trata del Hotel Viru y el museo que alberga.

El Hotel Viru era el único de la ciudad que acogía a turistas en aquella época. Según cuentan, la planta 23 del edificio estaba completamente reservada para el KGB.

En la actualidad, lo que antes fuera un hotel ahora alberga el Museo del KGB. Aquí, se exponen objetos de la propaganda soviética, así como documentos y pertenencias de los miembros de dicho comité.

3. Palacio de Kadriorg

Otro de los lugares que ver en Tallin y alrededores imprescindible es el Palacio de Kadriorg y sus jardines.

El palacio se construyó en el siglo XVIII y es de estilo barroco. Se hizo con el objetivo de servir de residencia de verano al zar Pedro el Grande de Rusia.

Palacio de Kadriorg, uno de los lugares que ver en Tallin y alrededores
El Palacio de Kadriorg es uno de los lugares que ver en Tallin y alrededores.

Puedes visitar el interior del palacio para ver varios museos y galerías de arte. Si no, puedes quedarte por el exterior, ya que solo por eso merece la pena el trayecto. Es una gran zona verde, tranquila en la que puedes pasear entre naturaleza, estanques y monumentos.

Para llegar al palacio, simplemente tendrás que coger las líneas 1 o 3 del tranvía, desde la avenida Narva Maantee. El trayecto dura unos unos 10 minutos.

Excursiones a lugares que ver cerca de Tallin

Si todavía te sobra tiempo en tu viaje, aquí tienes recomendaciones de algunas excursiones a sitios que ver en Estonia (o países vecinos) cerca de Tallin.

1. Cascada de Jägala

La Cascada de Jägala es la catarata natural más grande de Estonia, con 8 m de alto y 50 m de ancho. Asimismo, es la zona kárstica más famosa del país.

Esta excursión merece la pena para disfrutar de un paisaje natural increíble y muy cerca de Tallin. Además, dependiendo de en qué época lo visites, podrás llegar a ver la cascada congelada.

Cascada de Jägala, una de las excursiones por Estonia
La Cascada Jägala es otro de los sitios que ver en Tallin y alrededores.

La cascada se encuentra a solo 30 minutos de la capital, por lo que puede ser una visita de medio día.

Si te apetece visitar la zona pero no quieres complicarte, puedes contratar esta excursión a la cascada de Jägala, que incluye comida tipo picnic.

2. Parque Nacional Lahemaa

La zona de Lahemmaa es otro de los lugares naturales que ver en Estonia cerca de Tallin.

Se trata de una zona de naturaleza, con bonitas playas, bahías, bosques y senderos. También hay antiguas casas solariegas.

Además, por esta zona, están el pueblo de Altja, el pantano de Viru, el sendero del castor de Oandu y la mansión de Sagadi. Asimismo, la cascada de Jägala está cerca.

Parque Nacional Lahemaa, uno de los lugares que ver en Estonia
El Parque Nacional Lahemaa es uno de los sitios naturales que ver en Estonia.

Este bonito lugar está a menos de 50 km de Tallin. Así que es una buena opción para una excursión de un día.

En caso de que quieras visitar este lugar, puedes hacer esta excursión organizada al Parque Nacional Lahemaa.

3. Helsinki

Para acabar, si te apetece aprovechar tu viaje a Tallin para visitar la capital de la vecina Finlandia, puedes organizar una excursión.

En esta bonita ciudad, hay muchos lugares interesantes que ver, como Fortaleza de Suomenlinna, la Catedral Uspenski, la Iglesia de Temppeliaukio, la Plaza del Senado o el Parque Sibelius, por nombrar solo algunos.

Helsinki, una de las excursiones desde Tallin
No te pierdas la oportunidad de visitar la capital del país vecino, Helsinki (Finlandia).

Para ir de Tallin a Helsinki, debes coger un ferry para cruzar el Mar Báltico. El trayecto dura unas 2 horas, dependiendo del tipo de barco que sea, por lo que te da tiempo a pasar un día allí.

Guía para preparar tu viaje a Tallin

Ahora que ya tienes un buen repertorio de lugares que ver en Tallin y alrededores, llega el momento de la información práctica para organizar tu viaje.

1. Mejor época para visitar Tallin

La mejor temporada para visitar la mayoría de destinos va a depender del tipo de viaje que quieras hacer y cómo lo enfoques.

En el caso de Tallin, si quieres hacer un viaje para aprovechar y ver lo máximo posible, será mejor ir de principios de junio a finales de agosto, ya que las temperaturas son mejores y los días más largos.

Por otro lado, si te gusta el ambiente de las ciudades en invierno y, sobre todo, la época navideña, a finales de año es tu fecha. Cabe mencionar que el mercado de la Plaza del Ayuntamiento es uno de los lugares que ver en Tallin en Navidad y de los más bonitos de Europa. Eso sí, ten en cuenta que hará mucho frío.

2. Cómo moverse por Tallin

Para moverte por el centro histórico de Tallin y visitar la mayoría de lugares turísticos no necesitarás usar el transporte público.

Sin embargo, sí que lo necesitarás para desplazarte a lugares que están fuera de las murallas, al puerto o a tu alojamiento, si lo has cogido por las afueras.

En este caso, la ciudad tiene red de autobuses, trolebuses y tranvías, que te llevarán a prácticamente cualquier rincón.

El transporte está operativo de 5:00 h a 00:00 h, aproximadamente y dependiendo del medio en concreto.

El precio del billete sencillo es de 1 €, pero es más caro si lo compras dentro del transporte. También hay bonos de 10 viajes (6,40 €), 24 horas (4,50 €), 72 horas (7,50 €) y 5 días (9 €). Así que, si vas a usar mucho el transporte, te compensa.

Si crees que vas a visitar muchos lugares de la ciudad y a usar mucho el transporte, seguramente te valga la pena comprar la Tallinn Card. Esta tarjeta incluye entradas y descuentos para un montón de monumentos y el transporte público ilimitado.

3. Dónde alojarse en Tallin

Como habrás podido imaginar al leer el artículo, la mejor zona donde alojarse en Tallin es por el centro histórico, que es donde están la mayoría de monumentos y lugares que ver. Ahora bien, esta zona también suele ser cara.

Otra opción más económica, pero interesante es el centro de la ciudad (zona moderna), que no debe confundirse con el centro histórico (zona antigua).

La zona de Kalamaja se está poniendo muy de moda en los últimos años y la parte del puerto también es interesante para encontrar alojamiento.

Dicho esto, aquí te dejo con algunas recomendaciones de alojamientos y hoteles interesantes:

  • Hotel Telegraaf
  • Radisson Blu Hotel Olümpia
  • Metropol Hotel
  • Schlössle Hotel
  • Hektor Container Hotel

4. Comida típica de Tallin

La gastronomía es un buen motivo para visitar lugares nuevos. Y, en el caso de Tallin, no se queda atrás. Atrévete a probar los platos típicos de la ciudad o del país durante tu visita.

Algunos de los que no te puedes perder son el verivorst (morcilla tradicional de Estonia), sopas como la seljanka o aperitivos como las pirukas (bolsita de pasta rellena de varios ingredientes).

Tampoco puedes dejar de probar el kiluvoileib (rebanada de pan de centeno con un filete de espadín marinado), el forell (otro pescado típico) o el mulgipuder (gachas estonias).

vastlakukkel, comida típica de Estonia
Los dulces vastlakukkel son uno de los más ricos que comer en Tallin y en Estonia.

En el apartado de los dulces, no te pierdas el kama (postre estonio más emblemático; mezcla de centeno, cebada asada, avena y harina de guisantes), la leiva supp (sopa de pan espesa, cremosa y dulce) y los vastlakukkel (bollo de trigo relleno con nata montada).

Para acabar, no puedes irte sin probar alguna de las bebidas típicas de la ciudad y del país. Por ejemplo, tienes el Vana Tallinn (licor con sabor suave a ron), la kali (la Coca-Cola estonia) o alguna de sus cervezas nacionales (Saku o Saku Originaal).

5. Últimos consejos para tu viaje a Tallin

Para acabar, aquí tienes algunos consejos que te pueden venir bien para planificar tu viaje o una vez estés ya en el destino.

  • Ir del aeropuerto al centro: el aeropuerto de Tallin (TTL), conocido como aeropuerto de Ülemiste, está a solo 4 km del centro de la ciudad. Para trasladarte, tienes estas opciones:
    • Tranvía: opción barata y cómoda. Debes coger la línea 4, que conecta con la ciudad. El billete sencillo vale 1,50 € y el trayecto dura unos 15 minutos. El tranvía opera de 5:30 h a 0:45 h.
    • Autobús: otra opción barata es coger la línea 2, que conecta con el centro y con el puerto. El precio del billete es de 1,50 € y el trayecto dura 15 minutos. El bus opera de 6:30 h a 00:00 h.
  • Duración del viaje: la ciudad de Tallin puede verse perfectamente en 2 o 3 días. Aún así, si quieres dedicarle más tiempo, la podrá disfrutar con más calma. Otra opción es alargar tu viaje para visitar ciudades cercanas, como Helsinki. O, incluso, los otros dos países bálticos del sur: Letonia y Lituania.
  • Seguro de viaje: aunque Estonia forme parte de la Unión Europea y tengas la opción de usar la tarjeta sanitaria europea, puede que haya ciertos tratamientos que no estén cubiertos. Por eso, lo más recomendable es que contrates un seguro de viaje que lo cubra todo y evites posibles sustos. Aquí tienes la comparativa de los mejores seguros de viaje para que puedas elegir el que más se ajuste a ti.

Y hasta aquí llegan mis recomendaciones de lugares que no te puedes perder en Tallin y otra información práctica para tu viaje.

¿Estás preparando ya tu aventura por la capital de Estonia? ¿Qué lugar o lugares tienes más ganas de visitar? ¿Te ha surgido alguna duda sobre este destino?

¡Te leo en los comentarios!

Por Vanessa Meseguer

Soy una joven valenciana a la que le encanta recorrer el mundo, vivir aventuras y disfrutar de otras culturas, paisajes y rincones. Y de la comida (eso siempre). Suena a tópico, pero es así.

Siempre me ha gustado compartir mis experiencias viajeras. De ahí, surgió mi blog de viajes VanessaTravels, donde ayudo a viajeros y viajeras a preparar sus aventuras con contenido de todos los destinos que visito.

Espero que este artículo te haya sido útil para planificar tu próximo viaje. ¡Disfrútalo al máximo!

Inteligencia Viajera efectos Blog imagen
¿Quieres saber cómo vivir viajando?

Te regalo este curso gratuito.