Logo Blanco Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Categorías

[Megaguía] Viajar a Marruecos: qué ver, toda la información práctica y los mejores consejos para que tu viaje sea inolvidable

Inteligencia Viajera Blog Imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

Debido a la crisis del coronavirus, es posible que no se pueda viajar a ciertos países por el momento. Ten en cuenta que las medidas sanitarias en cada país están en constante cambio. Por favor, revisa las condiciones de tus países de origen y de destino.
Para más información:
Viajar en avión en tiempos de Coronavirus.
Nota informativa del Ministerio de Asuntos Exteriores.
Recomendaciones de viaje por países.

Este es un artículo de invitado de Jesús María García, creador de  Viajes Que Conectan.


¡Salam Alaikum!

Soy Jesus María García llevo muchos años viajando y haciendo fotografías por Asia, América y África.

Marruecos es un país que conocí hace tiempo a través de un familiar que vivía en Rabat.

Cuando lo visité lo primero que hice fue pedirle que me enseñara lo más importante que tenía que ver en Marruecos, quería conocer lo mejor del país. Me propuso varias ciudades y actividades, así que sin pensarlo mucho nos pusimos en ruta.

Me enseñó un país y una cultura de la que me quedé fascinado. Así comenzó mi relación con Marruecos.

Actualmente viajo varias veces al año a Marruecos, tengo muchos amigos allí.

Lo conozco tan bien, que me dedico a organizar excursiones desde Marrakech, tours por Marruecos y viajes guiados especialmente diseñados para enseñar a mis viajeros su cultura, sus tradiciones y los mejores lugares que visitar.

Quiero agradecer a Antonio y a todo el equipo de Inteligencia Viajera por contar conmigo en la tarea de explicar y aconsejar sobre los viajes por Marruecos.

En esta megaguía voy a daros un montón de información y consejos que yo mismo he aprendido viaje tras viaje.

Entre otras muchas cosas, te voy a enseñar:

  • Cómo preparar el viaje.
  • Qué meter en tu mochila.
  • La primera llegada al país.
  • Cómo desenvolverte en la vida diaria.
  • Normas no escritas y formas de hacer de la sociedad marroquí.

Te voy a descubrir un país que merece la pena, que te marcará y al que seguro volverás.

Viajar a Marruecos, nuestro vecino y ese gran desconocido

Marruecos es nuestro país vecino, al que nos une mucha de nuestra historia pasada y reciente. Es uno de los países más variados de África en cuanto a paisajes, cultura y tradición.

En un solo país puedes encontrar:

  • Las costas del Mediterráneo.
  • Las costas atlánticas.
  • La gran llanura central.
  • Cordilleras y las cumbres más altas del norte de África.
  • Un desierto impresionante.
  • Variedad en su arquitectura, su historia y los monumentos históricos que salpican cada ciudad.
  • Diversidad de tradiciones y gastronomía, influenciadas por los numerosos pueblos que han habitado la zona.

Todo ello con un sabor tradicional y ciudades modernas, que hace del país una mezcla única.

Marruecos es un país de contrastes que sorprende porque solemos tener una idea preconcebida, que suele ser desmontada en cuanto lo conocemos mejor, sentimos la hospitalidad marroquí y empezamos a entender aspectos sociales, tradicionales y religiosos.

Click para twittear:

Marruecos es un país de contrastes que sorprende porque solemos tener una idea preconcebida, que suele ser desmontada en cuanto lo conocemos mejor.

1. Datos generales

Antes de comenzar con todos los consejos para viajar a Marruecos que tengo que darte, quiero darte unos datos generales para que pongas en contexto este hermoso país.

  • El país se conoce como Marruecos, cuyo término proviene de Marrakech que le da nombre al país, pero en árabe se escribe «المغرب – al-Maġrib«, que significa «el poniente». Se encuentra en la zona que conocemos como el Magreb en el norte de África y hace frontera con España (con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla), Argelia y Mauritania.
  • Es una monarquía constitucional, cuyo rey actual es Mohammed VI, de la dinastía de los alauitas.
  • Su lema es «الله الوطن الملك – Allāh, al-Watan, al-Malik» cuyo significado es «Dios, Patria y Rey». Podrás verlo escrito en multitud de lugares, carteles, fotografías e incluso en algunas laderas de montes.
que ver en marruecos
Qué ver en Marruecos: lema del país en una ladera de Agadir.
  • Su capital es Rabat, su ciudad más poblada e industrial es Casablanca y la principal ciudad turística es Marrakech.
  • Los principales sectores económicos del país son la agricultura, la industria textil y productos de cuero, y el turismo, siendo este último el más potente con más del 55% del PIB y más de 10 millones de visitantes.
  • El Toubkal de 4162m es el pico más alto del país y de toda África del Norte y se encuentra en el Gran Atlas.
  • El idioma oficial es el árabe clásico y las lenguas bereberes. Aunque en la calle se habla principalmente dariya o árabe coloquial. El francés es ampliamente utilizado y el castellano aún se usa en las zonas del antiguo protectorado español.
  • La mayor parte del país sigue el standard que se usa en Europa y España, 220V/50Hz y el mismo tipo de enchufe, por lo que no tendrás problemas con tus aparatos eléctricos y cargadores.
  • El uso horario marroquí es UTC+0/GMT+0. Eso significa que es 1 hora menos que en España (península). Además, durante el mes de Ramadán el reloj se atrasa 1 hora, sea invierno o verano.

Puedes consultar mucha más información en la web del Reino de Marruecos y en la web de turismo de Marruecos.

2. Lugares Patrimonio de la Humanidad

Si lo que te gusta son los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el país cuenta con 9, el mayor número de África y del mundo árabe. Estos son los que tienes que ver en Marruecos:

  1. La medina de Fez.
  2. La medina de Marrakech.
  3. La ciudad histórica de Meknes.
  4. La medina de Tetouan.
  5. La medina de Essaouira.
  6. El Ksar de Ait Ben Haddou.
  7. Restos arqueológicos de Volubilis.
  8. La villa portuguesa de Mazagán, El-Yadida.
  9. La ciudad de Rabat.

Además de los siguientes elementos inscritos en el Patrimonio Cultural Inmaterial:

  1. El Moussem de Tan-Tan.
  2. La plaza Jemaa el Fna.
  3. Taskiwin, danza marcial del Alto Atlas occidental.
  4. La dieta mediterránea (compartida con otros países mediterráneos).
  5. La cetrería (compartida con multitud de países).
  6. Fiesta de las cerezas de Sefrú.
  7. Conocimientos, técnicas y prácticas vinculadas al Argán.

En la wikipedia tienes más información sobre cada uno de estos elementos.

Consejos previos para viajar a Marruecos

Para llegar a Marruecos no se requieren grandes preparativos ni mucha documentación, pero debes conocer algunos consejos para que no te veas sorprendido a última hora.

1. Principales transportes para ir a Marruecos

Básicamente hay 2 formas de entrar en Marruecos desde España, muy baratas y fáciles. Si vas a empezar tu viaje por el norte de Marruecos, te recomiendo pasar en barco. Aparte de bonito, te dará una visión de lo cerca que están ambos países.

A. Avión

La mejor forma de llegar hasta Marruecos es por avión.

Hay vuelos directos desde las principales ciudades europeas, Oriente Próximo y Oeste de África. Existen multitud de compañías aéreas que operan estas rutas, entre las que se encuentran varias compañías low cost.

Es relativamente fácil encontrar viajes baratos a Marruecos y volar desde Madrid a ciudades como Rabat, Fez o Marrakech. Puede salir entre 30-60€ ida y vuelta.

Te recomiendo que leas este post de Antonio, un genial megatutorial sobre cómo conseguir el mejor vuelo en Skyscanner.

B. Barco

Otra opción interesante y bonita si vives en el sur de España es cruzar en ferri.

Hay numerosas líneas que comunican Francia, Gibraltar y España con Marruecos. Puedes embarcar con tu propio coche, caravana, moto o a pie.

Las mejores rutas y más baratas (sin coche) son:

  • Algeciras-Tánger Med por unos 30€.
  • Tarifa-Tánger ciudad por unos 70€.

Lo bueno de esta última es que desembarcas en la propia ciudad y te ahorras el desplazamiento a Tánger si quieres visitarlo (Tánger Med está a unos 40km de Tánger ciudad).

viajes baratos a marruecos
Viajar a Marruecos: Estrecho de Gibraltar.

En invierno puede que debido a un temporal o mala mar el tráfico de ferris esté cerrado y haya que esperar a que mejoren las condiciones climáticas, aunque se tiene que dar un fenómeno de cierta intensidad.

Por otra parte, en verano es fácil encontrar largas colas de gente y automóviles debido al número de ciudadanos europeo-marroquíes que vuelven a Marruecos a pasar sus vacaciones.

Es la llamada “Operación paso del Estrecho”.

2. Pasaporte y documentos legales

Si tienes nacionalidad española solo necesitarás un pasaporte con una vigencia mínima de 6 meses desde la fecha de entrada para viajar a Marruecos por un tiempo de 90 días seguidos.

Pasado ese tiempo debes acudir a la oficina de Inmigración o Bureau des Étrangers, donde puedes prolongar la estancia 3 meses más.

Para gran parte de otras nacionalidades esto también es así pero es mejor que lo consultes en la oficina correspondiente de tu país.

Es posible que también te pidan la carta de vacunación contra la fiebre amarilla si provienes o has pasado por algún país endémico de dicha enfermedad.

3. Qué meter en tu mochila

Mi recomendación, no solo al viajar por Marruecos, siempre es viajar ligero y con lo imprescindible.

Como te recomiendan en este artículo sobre vivir y viajar de forma minimalista. Los productos de limpieza, como el jabón o el champú, puedes comprarlos en casi cualquier lugar y a menudo más baratos.

Click para twittear:

Mi recomendación, no solo al viajar por Marruecos, siempre es viajar ligero y con lo imprescindible.

Estos son los consejos que te ofrezco para que tu viaje a Marruecos te resulte más cómodo:

  • Hazte con una mochila del tamaño que la aerolínea permita como equipaje de mano: así te vas a ahorrar la  facturación en el aeropuerto. Evita las maletas y las roller, pueden ir bien para el aeropuerto, pero el resto del viaje te incomodará. Imagínate andar unos kilómetos por calles o caminos no asfaltados o sin acera, subir y bajar del autobús, tren, etc.
consejos para viajar a marruecos
Consejos para viajar a Marruecos: mi mochila.
  • Llévate tu cámara: te aseguro que harás mil y una fotos. Hay mucho que fotografiar y que ver en Marruecos.
  • Incluye calzado cómodo: andarás y mucho. Además si quieres vivir las mejores experiencias, tendrás que andar por caminos, por el desierto, por la ciudad…
  • Elige llevar ropa fresca o de verano: pero dependiendo de la temporada puedes necesitar un jersey o sudadera. En invierno o en montaña necesitarás ropa de abrigo. Tampoco lleves mucha ropa, ya que podrás lavarla en cualquier lugar. Es recomendable llevar bolsas de compresión o de vacío.
  • Toalla de microfibra: en algunos hoteles la limpieza de sus toallas puede no ser la correcta y te servirá para ir a la piscina, playa o alguna catarata.
  • Chanclas sencillas para el baño: por la misma razón que antes te comentaba, es posible que el baño de algún hotel no esté muy limpio.
  • Gorra o sombrero, pañuelo y crema solar: Marruecos es un país en que hace un sol intenso por lo que deberás protegerte bien la cabeza y el cuello.
  • 1 paquete de kleenex para cuando estés en ruta: nunca se sabe cuándo lo vas a necesitar y en los baños públicos de gasolineras, trenes y restaurantes muchas veces no hay papel.

No te pases metiendo cosas a tu mochila, ni la lleves llena. Es mejor moverte liviano y así dejas espacio para los regalos o recuerdos que quieras traerte.

Consejos para tu primera llegada al país

Si te has decidido y quieres viajar a Marruecos, debes conocer unos pequeños consejos que te ayudarán en tus primeros pasos por el país. Créeme que son muy útiles y harán que tu adaptación sea mucho más placentera.

1. Entrada al país e impreso de inmigración

Al entrar al país te pedirán que rellenes un impreso de inmigración. Suelen dártelo en el avión o en el barco y así puedes rellenarlo tranquilamente en tu asiento. Si no, al llegar a la aduana observarás que también hay impresos en los mostradores, pero no hay bolígrafos disponibles. Lleva siempre un bolígrafo encima para este tipo de cosas, te será útil.

Click para twittear:

Lleva apuntada la dirección del primer alojamiento en tu viaje a Marruecos. Si no la pones, no te dejarán entrar al país.

Las colas en las aduanas al entrar al país suelen ser frecuentes y puedes llegar a perder más de una hora esperando, tenlo en cuenta si vas justo de tiempo para conectar con una salida de tren o autobús.

2. Llegada al hotel

Lo más probable es que algún hombre o un par de chicos se ofrezcan voluntarios para llevarte hasta tu riad u hotel y te digan que es gratis.

Realmente no es así, y esperan una propina al dejarte en tu hotel. Puede parecer un timo pero no te enfades.

Si no quieres que te lleven déjaselo claro, pero si es la primera vez que estás en Marruecos y más por la noche lo agradecerás. Las calles de las medinas suelen ser muy intrincadas y tu hotel puede estar en cualquier callejón.

Ojo, no pagues más de 20 MAD.

3. Acceso a internet

Hay cibercafés y locutorios donde te puedes conectar por todas partes, en todas las ciudades y pueblos grandes. Suelen ser rápidos y baratos, alrededor de 10 MAD/h.

que hacer en marruecos
Qué hacer en Marruecos: ¡este locutorio hace tiempo que cerró!

Además en la práctica totalidad de los hoteles, hostels y riads tendrás disponible acceso gratuito a internet por wifi.

Si necesitas acceso a internet mientras te mueves puedes comprar módems USB en las tiendas de teléfonos móviles.

Tendrás 1 mes de acceso a internet cuesta unos 200 MAD aproximadamente.

Otra opción es comprar una tarjeta SIM marroquí. Debes comprobar que tu móvil está desbloqueado para usarla y suele valer unos 40 MAD. Normalmente viene precargado con 100 o 200 Mb. de uso y luego puedes comprar tarjetas prepago de la cantidad de megas que necesites.

4. Actitud

Sé majo y alegre.

Si lo eres, la gente local te responderá de la misma forma. Con respeto y una sonrisa se llega lejos.

Debes ser consciente del país en el que estás, sus leyes, sus costumbres y sus manías.

que visitar en marruecos
Viajar a Marruecos: Niño trabajando la madera en Marrakech.

Marruecos es un país pobre y los turistas son una fuente de ingresos importante.

La mayor parte de la gente solo intenta buscarse la vida sin hacer el mal. Tómatelo con calma y filosofía y según pasen los días te acostumbrarás a la forma de hacer del país.

Cuándo visitar Marruecos

Debido a su situación geográfica, Marruecos cuenta con un clima privilegiado casi todo el año.

1. Temporada alta y temporada baja

La temporada alta es en primavera y otoño.

Es cuando los paisajes de Marruecos muestran toda su belleza y por eso es la época más popular para viajar por Marruecos y aunque los días son más cortos el clima es más suave.

La demanda y precios hoteleros se incrementan en Semana Santa y otras festividades europeas. Por ejemplo, Marrakech se llena en Navidad y Año Nuevo.

Se puede aprovechar el invierno para disfrutar de temperaturas más suaves y adentrarte en el sur del país y regiones desérticas. En las zonas de mayor altitud será necesario ir bien preparado ya que las temperaturas son bajo cero y encontrarás nieve.

La temporada baja es de mayo a septiembre. Suele hacer bastante calor en todo el país, pero sobre todo en el sur y zona desértica.

Los precios hoteleros suelen bajar y puedes encontrar descuentos de alojamiento y en los zocos.

La zona costera es la más recomendable, puesto que además de poder disfrutar de sus playas el clima es más soportable que en el resto del país. Aquí los precios se suelen mantener altos debido a la demanda europea de vacaciones.

Si tu viaje está dedicado al trekking por el Atlas la mejor temporada para ello es de junio a septiembre y recuerda reservar el alojamiento previamente debido a la alta demanda.

2. Ramadán

El ramadán es el noveno mes del calendario musulmán y, como es un calendario lunar, su comienzo varía cada año con respecto a nuestro calendario. Es el mes en el que el musulmán debe realizar un ayuno religioso.

Normalmente no es recomendable visitar Marruecos durante la festividad del Ramadán. 

El país entero se paraliza y se adapta a los horarios de esta fiesta. Es normal encontrarse todos los establecimientos y tiendas cerrados durante el día.

Lo que en otras fechas no está mal visto, puede verse como una falta de respeto durante el Ramadán. Por ejemplo, comer y beber durante el día por la calle.

Es cierto que el país durante estas fechas tiene otra vida, sobre todo por las noches. Los zocos están abarrotados de gente y llenos de productos que no suelen verse en otras fechas.

Click para twittear:

Aunque tiene cierto encanto especial viajar a Marruecos en Ramadán, la mayoría de viajeros pueden encontrarse más inconvenientes que beneficios.

Cómo moverse por el país

Depende de la ruta que hagas y el presupuesto que manejes, puedes moverte fácilmente por el país en tren, autobús, taxi o avión.

Existe también la posibilidad de alquilar un coche en diversas agencias o directamente en el aeropuerto, y así realizar la ruta deseada a tu aire. Puedes encontrar alquileres por 20 o 30 € el día.

1. Tren

Es una buena forma de viajar por Marruecos, sobre todo por el centro y norte del país. Es cómodo y las estaciones de la compañía ferroviaria, la ONCF, suelen estar bien comunicadas.

Las principales líneas van desde Tánger, Casablanca, Rabat, Fez, Nador, Oujda, Bouarfa y Marrakech.

En el sur de Marruecos no hay líneas ferroviarias siendo la última estación Marrakech (línea Casablanca-Marrakech), aunque la compañía de autobuses Supratours (del mismo grupo que la ONCF) suple en cierta medida los destinos a los que no llega el tren.

Existen billetes combinados de tren+autobús (con Supratours) si el tren no llega hasta el destino al que deseas ir.

Recomiendo los billetes de 1ª clase, ya que son billetes preasignados y viajas en compartimentos de 6 cómodos asientos en los que te puedes mover fácilmente y levantarte a estirar las piernas al pasillo sin molestar a nadie.

Cada compartimento suele llevar un equipo de aire acondicionado, pero a veces no funcionan muy bien.

2. Taxis: Grand Taxi y Petit Taxi

Es uno de los servicios de transporte más abundante y utilizados del país.

Donde no llega el servicio de tren o autobús tendrás un taxi para realizarlo.

Básicamente existen dos tipos de servicio de taxis: los grand taxis y los petit taxis, taxis grandes y taxis pequeños traducidos al español.

A. Grand taxi

Reconocerás los grand taxis porque suelen ser Mercedes serie 200 o vehículos de gran cilindrada, y todos del mismo color (uno para cada ciudad).

Se usan principalmente para los trayectos interurbanos y no disponen de taxímetro por lo que hay que negociar el precio del viaje antes de empezar el mismo.

Pregunta antes en tu hotel cuanto suele salir la ruta que quieres hacer para afrontar mejor la negociación.

excursiones fez
Viajar a Marruecos: un grand taxi en Fez..

Los precios de estos taxis resultan un poco más elevados que el de los autobuses pero son más rápidos que estos.

Normalmente hay que esperar a que se ocupen todas las plazas para iniciar el viaje o si quieres viajar más cómodo, puedes pagar por todas las plazas del taxi.

B. Petit taxi

Los petit taxis suelen ser coches pequeños, estilo Fiat 1 o parecidos. Solo circulan dentro de las ciudades y se distinguen por sus colores vivos.

Si el taxi dispone de taxímetro pídele que lo encienda antes de iniciar la marcha y si no dispone de él, debes cerrar el precio antes de subir porque luego os podéis llevar un mal rato discutiendo con el taxista.

viajes por marruecos
Viajar a Marruecos: petit taxis esperando turistas.

No existen paradas de petit taxis, aunque suelen aparcar en sitios de interés general, como lugares turísticos, estaciones de tren o autobús, etc.

Si os encontráis en algún otro lugar siempre podéis parar un petit taxi haciéndole gestos con la mano al verlos pasar.

El precio de los petit taxis para un bolsillo europeo es muy económico, por lo que es una opción ideal para los desplazamientos urbanos. Suelen valer entre 10 y 25 MAD por el día y aumenta a partir de las 8 p.m.

3. Autobús

Es una de las mejores formas de moverse por Marruecos junto con el tren. Las mejores compañías para el turismo, por calidad del transporte, seguridad y puntualidad son la CTM y Supratours.

viajar a marruecos
Viajar a Marruecos: atascados en el Toubkal, ¡aunque no lo parezca en Marruecos también nieva!

En ambas compañías debes hacer el check-in del equipaje que no sea de mano para que te lo gestionen y lo alojen en el maletero. Cuesta 5 MAD y deben proveerte de una pegatina que deberás pegar en la maleta y un resguardo para identificar tu maleta.

Un aspecto a tener en cuenta en los viajes en autobús es las pocas paradas que hacen en el trayecto, y aunque la CTM suele hacer más paradas que Supratours, no se suelen prodigar mucho.

Así que vacía bien la vejiga antes de salir y en las paradas que se hagan, y procura no beber mucho líquido.

Los baños que te encontrarás pueden no estar muy limpios y estar mojados, por lo que es aconsejable llevar calzado con suela alta, nada de chanclas ni alpargatas.

¡Ah! Y que no se te olvide llevar un paquete de kleenex o un rollo de papel higiénico. 😉

4. Avión

Es la forma más cómoda de viajar por Marruecos, pero también la más cara.

Tiene sentido usarlo si vas a recorrer una gran distancia, por ejemplo si el trayecto es Tánger-Casablanca o Marrakech, Rabat-Agadir, Fez-Marrakech, al extremo sur de Marruecos o bien para ahorrarte muchas horas de coche o autobús y malas carreteras.

Las compañías que operan la mayoría de rutas internas son la Royal Air Maroc y Air Arabia.

Alojamiento

En Marruecos puedes encontrar diversa oferta hotelera, desde habitaciones compartidas en hostels de 2,5 € por persona, a las mejores suites o riads enteros por 5.000 o 6.000 € la noche de La Mamounia de Marrakech.

Dependiendo de la zona, el alojamiento puede escasear en Semana Santa y Agosto, además de en las fiestas navideñas en Marrakech.

1. Riads

Lo más típico es alojarse en los riads, antiguamente palacetes o casas familiares reconvertidas de varios pisos, construidos entorno a un jardín o espacio central.

consejos viajar marruecos
Que ver en Marruecos: un bonito riad en Marrakech.

Suelen tener una terraza en la parte superior donde tomar tranquilamente el desayuno. El precio de una habitación doble suele rondar los 150-400 MAD.

2. Apartamentos

Si vas en grupo, esta opción es buena elección.

Abunda en la costa Atlántica, desde Assilah, Essaouira, Agadir hasta Sidi Ifni, y muchas veces se hallan en complejos turísticos.

3. Hostels

De los más barato que podrás encontrar.

Suelen ser camas individuales en habitaciones compartidas y el precio ronda los 20-30 MAD. Incluso hay hoteles y riads que aparte de habitaciones individuales ofrecen este servicio.

Los baños suelen ser compartidos y debes tener cierto cuidado con tus pertenencias.

4. Hoteles

Es sin duda la opción más cara de todas, pero la más cómoda.

Hay multitud de hoteles al estilo y calidad europeos de 4 y 5 estrellas. Solo los podrás encontrar en las grandes ciudades y suelen estar en la parte nueva de la ciudad.

Por eso hay que valorar si merece la pena alojarse en ellos, ya que normalmente lo más interesante de ver suele estar cerca de la medina antigua y necesitarás transporte todos los días para moverte por la ciudad.

Idioma: el árabe, el francés y el dariya

Los idiomas oficiales son el árabe clásico y recientemente el gobierno aprobó las diversas lenguas bereberes que existen en el país. El árabe clásico es el que se enseña en los colegios y es usado en toda clase de documentos oficiales, literatura y prensa.

que conocer en marruecos
Qué ver en Marruecos: escritura en árabe.

El francés es ampliamente hablado en la mayor parte del país debido a la colonización francesa y el español solo en algunas zonas del antiguo protectorado.

El dariya o árabe coloquial marroquí es el lenguaje hablado en la calle por todo el mundo.

Es una variante o dialecto del árabe que incluye diversas palabras de las lenguas bereberes, francés, español e inglés.

A continuación te hago una lista con la que puedes empezar a hablar dariya. Te adjunto la grafía en letras latinas.

Aprende algunas palabras y úsalas cuando vayas a Marruecos:

  • Sí/no: a/la.
  • Gracias: shukran.
  • De nada: mesi muskil/Walo/La shukr ala wajib (W es como nuestra U, J es como nuestra Y).
  • Por favor: 3afak (3 es una A gutural).
  • Bienvenido: marhba (H aspirada).
  • Hola: salam alaikum (se responde con walaikum salam).
  • Adiós: bislama.
  • Ojalá: inchallah (CH se lee como SH).
  • ¿Qué tal? Bien: labas?/kideir? Labas, hamdulah.
  • Que aproveche: saha.
  • Perdón/disculpa: smehelia.
  • Buenos días/tardes/noches: sbah el-kher, msa el-kher, laila saida/tasbah 3la kher (KH se lee como J).
  • Suficiente/basta: safi o baraka.
  • Izquierda/derecha: lisar /liman.
  • Ciudad: medina.
  • Colegio: madrasa.
  • Mezquita: masjid/jama3.

A la gente local le gusta que intentes hablar su idioma y se mostrarán con curiosidad, por lo que no tengas miedo de pronunciar algunas palabras y preguntar las que no sabes.

Además, ello te ayudará a conectar más rápido con los habitantes de Marruecos.

Moneda y cambio

La moneda del país es el Dirham Marroquí (MAD), “pieza de plata” en persa, y el cambio con respecto al euro se ha mantenido bastante estable en los últimos años, normalmente se encuentra entre 10-11 MAD por 1 EUR.

recomendaciones viaje a marruecos
Viajar a Marruecos: dirham marroquí.

Hay billetes de 20, 50, 100 y 200 MAD y monedas de 1, 2, 5, 10 MAD y de 10, 20 y 50 céntimos de MAD. En general se recomienda llevar siempre monedas pequeñas para propinas y pequeños pagos, porque no siempre el vendedor tiene cambio; por ejemplo los taxistas.

1. Cambio de moneda

Por las comisiones aplicadas, es mejor no cambiar dinero en tu país de origen, ni siquiera en el aeropuerto antes de despegar.

El cambio aplicado en los aeropuertos marroquíes o en las casas de cambio locales suele ser muy bueno y es lo que más compensa. Además en casi todos los grandes bancos y los hoteles más importantes existe oficina de cambio.

2. Cajeros automáticos

Es la forma más fácil de obtener dinero, pero antes debes consultar que comisión cargará tu entidad bancaria por sacar dinero en el extranjero.

Los bancos con un servicio más fiable son el BMCE, Credit du Maroc, Banque Populaire, BMCI, Société Générale y Attijariwafa Bank y sus cajeros automáticos aceptan las principales tarjetas.

Para evitar sorpresas, recomiendo sacar dinero en el cajero en el horario del mismo banco. Si existe algún problema puedes solicitar la intervención de un empleado y solucionarlo.

A veces ocurre que el cajero funciona mal o sufre algún problema técnico, y en Marruecos, en estos casos, los cajeros se tragan la tarjeta en vez de devolverla. Imagina que se traga tu tarjeta un viernes por la noche y tienes que esperar al lunes.

En las ciudades, zonas turísticas y pueblos más o menos grandes encontrarás cajeros automáticos por doquier. El límite máximo de dinero que un cajero ofrece suele ser de 2000-2500 MAD.

3. Efectivo

A la hora de hacer cualquier compra, se puede usar la regla de cálculo “10 MAD = 1 EUR” para hacerse una idea rápida del precio aproximado.

Por seguridad, evita mostrar grandes cantidades de dinero a la hora de hacer pequeñas compras, pagar el taxi o dar propina.

Recomiendo llevar billetes y monedas pequeñas en la cartera o bolsillos del pantalón y las cantidades más grandes llévalas en otro lugar más seguro como un bolsillo interno o riñonera.

Si viajas por un lugar remoto hay que llevar el suficiente efectivo para que dure hasta llegar a una localidad más o menos importante.

Lleva siempre una reserva de euros en billetes pequeños, porque en muchos establecimientos, hoteles y riads aceptan el pago en euros, aunque el cambio no será el más favorable.

4. Propinas

Las propinas forman parte de la vida marroquí y casi cualquier servicio justifica una propina. No tienes que sentirte obligado ni presionado a dar propina, pero hacerlo puede facilitarte mucho la vida.

Uno de los grandes atractivos del país: la gastronomía marroquí

Como en la mayor parte de países, donde más barato se come es en la calle y en los locales donde van los lugareños.

Los reconocerás porque son puestos para comer de pie en la calle o locales donde solo tienes un taburete y un pequeño hueco en una barra atestada de gente.

como viajar a marruecos
Viajar a Marruecos: comer en la calle.

1. Platos típicos

La cocina marroquí es muy rica, con platos muy variados y especiados. Tampoco dejes pasar los postres, pastelitos y diversa repostería. A continuación te enumero algunos de los platos que debes probar si vas a Marruecos.

A. Cous-cous

Seguramente ya lo hayas probado porque es conocido mundialmente.

Es de origen beréber y dicen que es uno de los platos más antiguos del mundo. Está hecho a base de sémola de trigo hervido, si es en caldo de cordero mucho mejor, al que se añaden varias verduras cocidas como zanahoria, garbanzos, calabacín, pasas, patatas y berenjenas.

No te olvides de pedir un poco de caldo de cordero para acompañar el cous-cous y mezclarlo todo para que esté más sabroso.

En los sitios turísticos suelen prepararlo a diario, pero es habitual que se prepare los viernes, el día de oración.

B. Tajine

No es un plato o receta en sí.

Es la forma de cocinar diversas recetas estofadas en un plato o cuenco de barro de poco fondo y con tapa cónica. Cógelo por la base de mimbre o madera, no por el plato de barro que estará muy caliente o te llevarás una buena quemadura.

recomendaciones turismo en marruecos
Viajar a Marruecos: disfruta de la riqueza de su gastronomía.

Las típicas recetas que encontrarás en todos lados son Tajine de pollo con limón y pasas o aceitunas, de atún, de kefta, de sardinas, de cordero con pasas, de ternera con verduras, etc. Tienes para todos los gustos.

C. Pastela

La pastela marroquí es una especie de pastel o empanada horneada con diversos ingredientes en su interior. Las más típicas son las pastelas de pollo, vegetarianas, de pescado y de marisco.

Depende del tipo se prepara de una forma u otra, pero el interior suele ser una mezcla del ingrediente principal por el que recibe el nombre y otros ingredientes como cebolla, huevos, perejil, verduras y especias como Ras el Hanout, azafrán, cúrcuma, cilantro, canela, pimienta.

D. Aceitunas

Se consumen muchos tipos de aceitunas y además, existen muchos aliños, por lo que puedes encontrarte una oferta muy grande.

Existen aliños de vinagretas, mezcla de especias, picantes… Para muestra de la variedad existente, muchos establecimientos se dedican solamente a comerciar aceitunas y sus aliños.

viaje en marruecos
Viajar a Marruecos: un puesto de aceitunas.

E. Harira o sopa marroquí

La harira es un plato muy sabroso y barato.

Se consume en todo Marruecos y no debe faltar si quieres comer barato y bien. Es una sopa que consta de varias legumbres como lentejas, garbanzos, arroz y habas, algunas hortalizas como el apio, la cebolla, zanahoria, tomate, ajo, aceite y especias como canela, cúrcuma, comino, cilantro y perejil.

F. Ensalada marroquí

Es un plato muy refrescante y ligero.

La ensalada tradicional consta de tomate, cebolla y pimiento verde, aliñado con sal, aceite, vinagre y pimienta. A veces se le añade alguna hierba aromática o especia, como el perejil, cilantro o menta.

G. Bisara

Es una crema de legumbres que se consume tradicionalmente en las montañas del Rif, la podrás encontrar especialmente en Chaouen.

Hay dos variantes:

  1. La de habas secas.
  2. La de guisantes secos: añadiendo cebolla, aceite e hierbas aromáticas como perejil, cilantro, aderezado con sal, pimienta, jengibre, cúrcuma o azafrán, comino y pimentón.

Es muy energética y se consume caliente, ideal para pasar los días fríos de montaña.

H. Kefta

Las keftas son pequeñas porciones de carne condimentada muy típicas de la cocina del norte de África y los países de Oriente Próximo.

Pueden hacerse en forma de albóndigas, aglutinadas en pinchos, como hamburguesas o en tajine.

Es fácil encontrarlas en los puestos callejeros con pequeñas parrillas donde humean olores especiados.

El ingrediente principal aparte de la carne de ternera es el Ras El Hanout, acompañado normalmente de cebolla, ajo y perejil.

2. Bebidas

El té es la bebida nacional de Marruecos.

El más típico es el té verde a la menta, aunque se puede acompañar de otras hierbas como la shiba o de la pasta de almendras y aceite de argán culinario llamado amlou.

circuito marruecos
Viajar a Marruecos: tómate un descanso con un té.

Existen varias mezclas de té con diversas hierbas, muchas veces usadas como remedios caseros. Visita una tienda de especias y verás la variedad de ingredientes y remedios que se usan.

En cuanto a las bebidas alcohólicas, como en todo país musulmán, consumirlas está prohibido. 

No en vano, se acepta que los turistas puedan consumirlas y en las ciudades es fácil encontrar establecimientos que vendan cerveza y vino, no así en el medio rural.

3. Especias

La cocina marroquí se distingue por la cantidad y variedad de especias que usa. Una de las mezclas más famosa es el Ras el Hanout.

Literalmente significa “lo mejor de la casa” y hacía referencia a la mezcla estrella de cada maestro especiero. Hoy en día es una mezcla bastante definida y suele llevar pimienta negra, comino, cardamomo, nuez moscada, canela, pimentón y jengibre.

Es muy recomendable visitar una tienda de especias, en donde podrás encontrar multitud de especias, fragancias y remedios caseros.

Es típica la imagen de cubos o cestas enteras de diferentes especias, como:

  • La canela.
  • El comino.
  • El azafrán.
  • El pimentón.
  • La pimienta negra.
  • La felfa soudaniya (similar a la pimienta de cayena).
  • El jengibre.
  • La nuez moscada.
  • El cardamomo.
  • Las guindillas secas.
  • El clavo.
  • El cilantro.
  • El fenogreco.
  • Las semillas de anís.
  • La alcaravea.

De aquí provienen la mayoría de los olores marroquíes.

Seguridad ante todo

Mucha gente me pregunta si es seguro viajar a Marruecos.

Mi respuesta es un rotundo sí: Marruecos es uno de los países africanos más seguros para los viajeros y turistas.

La gran mayoría de marroquíes son amigables y honestos, pero, como en cualquier parte, hay gente muy pícara que intenta coger desprevenidos a los viajeros. En cierta manera, es una parte más del viaje y de la idiosincrasia del lugar, y hay que saber manejarse en estas situaciones.

No hay que ir con miedo y es mejor disfrutar del viaje, pero creo que no está de más comentar los siguientes puntos para tomar medidas previamente.

Click para twittear:

Marruecos es uno de los países africanos más seguros para los viajeros y turistas.

1. Salud y seguro de viajes

Por lo general no tiene por qué ocurrirte nada en tu viaje, pero es mejor tomar precauciones con respecto a las enfermedades más comunes del viajero o algún accidente.

Hay que ser prudente, pero tampoco paranoico.

Para viajar por Marruecos no es obligatoria ninguna vacuna, a menos que procedas o hayas estado en los últimos 6 meses en zonas donde hay Fiebre Amarilla, por lo que podrán pedirte el certificado de vacunación de dichas enfermedades.

La más típica de las afecciones que sufren los viajeros es la diarrea y no es raro que te ocurra en Marruecos si no tomas las debidas medidas.

Estas son las precauciones que yo siempre recomiendo a los viajeros para evitarlas:

  • Beber siempre agua embotellada.
  • No comer las frutas y verduras frescas lavadas con agua del grifo.
  • Lavarte las manos antes de las comidas y después del usar el baño.

Puedes consultar estos y muchos más consejos, además de diversa información clasificada por país, en la página de Sanidad Exterior del Ministerio de Sanidad.

Es básico contar con un seguro médico de viaje adecuado.

El sistema sanitario nacional dista mucho de ser perfecto y los pocos hospitales privados de calidad son caros. Además fuera de las ciudades no siempre se encuentra asistencia médica primaria.

Evita problemas y viaja con un buen seguro de viaje, como el que suele usar Antonio en su vuelta al mundo. Si tienes dudas puedes comprobar en este post por qué lo usa siempre.

2. Drogas

Marruecos ya no es el paraíso de la marihuana que pudo ser antaño.

Se persigue activamente el tráfico de drogas y se hacen muchas redadas, da igual ser local o turista, y no recomiendo a nadie que descubra las condiciones de las cárceles marroquíes.

Es ilegal comprar, vender o consumir marihuana o cualquier otro tipo de droga. En general recomiendo al viajero mantenerse alejado de estos asuntos y más cuando se tiene que atravesar una frontera o aduana.

3. Robos

Los robos no son un gran problema en Marruecos.

Quizás en los grandes focos de turismo pueden ocurrir de vez en cuando, aunque en estas zonas hay gran presencia policial, de uniforme y de paisano. Se puede minimizar el riesgo si se va con cuidado y se toman ciertas precauciones como:

  • Llevar pocos objetos de valor al pasear por la calle.
  • Guardar los objetos de valor en bolsillos, bolsos o riñoneras interiores.
  • Pregunta en tu hotel si tienen caja de seguridad en recepción o en las habitaciones.
  • Si no tienen, dejar los objetos de valor en la habitación preferiblemente en la maleta.
  • Nunca dejar cosas en el coche, aunque no se vean.

Aplicando estos consejos, no deberías tener ningún problema. 😉

4. Puntos conflictivos

Normalmente los barrios poco transitados o aislados de las grandes ciudades pueden suponer cierto riesgo para el viajero, sobre todo de noche. Las ciudades más complicadas en este sentido son Tánger, Casablanca o Marrakech.

Evita la zona de Isaguen (Ketama) y la cordillera del Rif, que son el corazón de la producción de hachís de Marruecos. En estas zonas pueden producirse muchos problemas y es mejor no ir, a menos que se vaya con un guía de confianza.

5. Perderse por una medina

Puede ser un gran placer y descubrirás rincones maravillosos. Muchas veces es mejor dejarse llevar, pero si no estás muy habituado a ello puede suponer un momento de stress e inseguridad.

es seguro viajar a marruecos
Viajar a Marruecos: no tengas miedo, ¡piérdete por un zoco!

En las partes más nuevas de una ciudad es fácil ubicarse, pero en las calles de la medina o zoco es muy fácil perderse.

Si eso ocurre, es mejor ceñirse a las calles principales donde suele haber un flujo importante de gente y llegar a un punto de interés o una salida.

Muchas veces hombres y niños locales se ofrecerán a guiar al turista perdido por unos dírhams.

Si prefieres obtener indicaciones de cómo llegar a un sitio, las tiendecillas pequeñas son los mejores lugares para pedirlas.

6. Guías y falsos guías

Si deseas contratar sus servicios, negocia un precio antes de la visita guiada, qué cosas quieres ver y limitar el número de visitas a las tiendas. Si no se deseas visitar tiendas, es mejor acordarlo de antemano.

El precio debe ser por guía, no por persona y dejarlo claro, porque al final de la visita puedes encontrarte con una molesta discusión.

Mientras los precios de los guías no oficiales suelen rondar los 50-100 MAD, los precios de los guías oficiales suelen rondar los 250-300 MAD al día más propina y se pueden contratar en las oficinas de turismo y algunos hoteles.

Los falsos guías son un elemento intrínseco de un viaje por Marruecos. De hecho pueden ser de cierta ayuda si llegas por primera vez a un lugar, pero hay estafadores desesperados por ganarse la vida y pueden llegar a ser muy persistentes y desagradables.

Si esto te ocurre, no reacciones de forma exagerada ni entres en pánico. Es mejor hablar de forma calmada, con buen humor, decir que no te interesa y si la cosa pasa a mayores comentar que vas a ir directo a la policía por las molestias causadas.

Las brigadas de policía turística funcionan en los principales centros turísticos y cualquiera que intente hacer de guía no oficial puede enfrentarse a una gran multa o pena de cárcel.

Normalmente, las molestias suelen desaparecer en unos días de toma de pulso y habituación al lugar.

Consejos para regatear en Marruecos

Si eres de los que les gusta traer recuerdos para todo el mundo y para adornar tu casa, Marruecos es un gran país para hacerlo.

Según la zona por la que te muevas, tendrás a tu disposición muchos tipos de artesanía, desde telas y ropa, cuero, madera, lámparas, tintes, sin olvidarnos de las especias, cosmética y diversos remedios caseros.

Comprar en los zocos y mercados de Marruecos es sinónimo de regatear y tu habilidad para hacerlo puede ayudarte a reducir el gasto de estos artículos hasta la mitad o más.

No se regatea en todos los sitios, por ejemplo los hoteles, por ejemplo:

  • Estancos.
  • Droguerías.
  • Farmacias.
  • Restaurantes.

Pero sí has de regatear siempre en los zocos, en gran parte de los comercios que veas alrededor y también con los taxistas.

A continuación te marco unas pautas para que salgas airoso en tus regateos.

1. No te pongas nervioso

Regatear es algo que los occidentales no estamos muy acostumbrados y te produce cierto nerviosismo o temor.

Pero para regatear es imprescindible que no te incomode. Se notará y conseguirás mejores precios. Si estás de viaje con pareja o con los amigos, es mejor que acordéis quien es la persona que va a regatear, la que pueda estar más suelta, ser más hábil o incluso disfrute más de ello.

2. No compres hasta los últimos días

Para poder regatear es imprescindible tener una perspectiva de por donde andan los precios de lo que quieres comprar. De momento no entres al regateo.

  • Lo que recomiendo es que los primeros días pasees por el zoco ojeando los artículos que te puedan interesar sin intención real de comprar, pero sí preguntando los precios en varios establecimientos.

Podrás estimar cuál es el precio medio que te van a pedir. Con esta información, podrás afrontar tus compras reales con mayor garantía. Eso sí, tendrás que aguantar que te intenten vender algo en cada establecimiento.

3. El preregateo

Cuando te decidas a comprar, deberás hacer varios ejercicios de autocontrol.

El primero es tratar de valorar cuanto te costaría ese producto en tu lugar de residencia. Muchas veces no tienes referencias, porque son productos artesanales o típicos de Marruecos. Pero debes intentarlo. 

El segundo es prever cuál será tu precio máximo que estarás dispuesto a pagar por el producto y tenerlo como límite.

4. El regateo

Cuando te interese un producto y tengas claro por dónde van a comenzar el regateo, el valor supuestamente real y tu precio máximo, puedes empezar a regatear.

Normalmente, el precio inicial que pedirán será más del doble del precio que el vendedor estará dispuesto a aceptar. Haz cálculos rápidos para ver si es un precio razonable para empezar o es algo desorbitado. Recuerda la regla rápida de conversión 10 MAD = 1 EUR.

Click para twittear:

¡Aprende a regatear en Marruecos!

Si te cuadra el precio y entra en lo esperado, puedes ofrecer una tercera parte de lo que te piden. Y desde ahí ir acercando posiciones hasta ir acercándose lentamente al precio que realmente estás dispuesto a pagar, que no debe ser más de la mitad de lo que te pidieron inicialmente. 

En cada paso del regateo, debes estar dispuesto a pagar el precio que ofrezcas, porque si el vendedor acepta esa cantidad, se considera de muy mala educación retractarse.

5. Actitud

Recuerda que regatear en los zocos no implica exprimir ni aprovecharse del vendedor.

Es una mezcla entre negociación y juego. Ambos sabéis hasta donde puede llegar cada uno, y si a alguno de los dos no le interesa, no debería continuar con el regateo.

Hazlo siempre con tu mejor tono, no te enfades y trata con respeto al vendedor. Después de todo, solo son negocios, no es nada personal. Y muchas veces tras el acuerdo, podrás comprobar la cara más amable y dicharachera del vendedor.

recomendaciones viaje a marruecos
Viajar a Marruecos: aprende a regatear como un marroquí.

Y como todo en esta vida, aprenderás a regatear, regateando. Poco a poco irás cogiendo experiencia y seguro que disfrutarás mucho del arte del regateo como yo lo hago. 😉

Qué ver en Marruecos: las ciudades y lugares que no te puedes perder

Marruecos es un país grande y alargado.

Con grandes distancias entre muchas de sus ciudades y lugares más interesantes a visitar, y con carreteras que pueden no estar en las mejores condiciones. Por eso debes comprobar bien tu itinerario, el tiempo del que dispondrás para hacerlo y visitar tranquilamente cada lugar.

A continuación te hago una lista de los mejores lugares que puedes visitar y ver en Marruecos, con una descripción detallada.

1. Qué ver y  hacer en Tánger

circuitos por marruecos
Viajar a Marruecos: Tánger. Place du 9 avril 1947.

Tánger es uno de los mayores puntos de entrada al país, ya sea en avión o en ferri. Es una ciudad que se encuentra en el norte de Marruecos, en el estrecho de Gibraltar. Dada su cercanía con España, tan solo 15 km en su tramo más corto, la hacen ideal para comenzar aquí el viaje.

La historia de la ciudad es muy antigua pero su status de ciudad colonial durante comienzos del siglo XX atrajo a multitud de comerciantes, políticos, artistas e intelectuales.

Se divide en 2 partes diferenciadas, como la mayor parte de las ciudades de Marruecos.

  1. La medina o casco antiguo, que se halla al lado del puerto y se extiende colina arriba.
  2. La ciudad nueva o ville nouvelle, construida por los europeos.

A pesar de ser una de las mayores ciudades, se recorre a pie fácilmente y puedes visitar lo más interesante de esta forma:

  1. La medina: se encuentra amurallada y sus callejuelas están llenas de bazares y productos de todo tipo, pequeñas pensiones y hoteles. Es famoso el mercado de babuchas y la Iglesia Anglicana de St. Andrew. Adentrándote un poco en la medina encontrarás el parque de la Mendubia donde podrás apreciar el estilo de vida marroquí, la Iglesia de la Purísima Concepción y el Petit Socco o souk Dakhil que es el corazón de la medina.
  2. El Gran Zoco o plaza del 9 de abril de 1947: se encuentra entre la medina y la ciudad nueva. Está llena de cafés y es un buen punto para hacer un descanso en tu visita. En la plaza se encuentra la mezquita de Sido Bou Abid, de 1917.
  3. El legendario Hotel Continental, el más antiguo de Marruecos: lo puedes encontrar atravesando la puerta Bab el-Bahr, en lo alto de la medina. En él que se han hospedado numerosas personalidades como Churchill o Ava Gadner y rencientemente ha sido decorado de la serie «El tiempo entre costuras».
  4. Vista total de la bahía: en la misma zona, y cerca de la puerta Bab el-Assa, verás la bahía, la zona portuaria y el estrecho de Gibraltar, divisando la línea de costa española desde Cádiz hasta Algeciras y el peñón. En este mismo mirador se halla la Necrópolis Púnica, pero no se encuentra en buen estado. Muy cerca podrás disfrutar del famoso Café Hafa, con sus impresionantes vistas sobre el estrecho, donde se reunían muchos escritores e intelectuales.
  5. La plaza de la Kasbah y su museo Dar el Majzen, antiguo palacio del sultán: están al lado de la puerta Bab el-Assa encontrarás La visita es gratuita los martes y viernes.
  6. El Boulevard Pasteur: en la Ville Nouvelle, merece la pena dar un paseo por esta calle principal. Visitar el Gran Teatro Cervantes construido por Diego Jiménez en 1913, vestigio del pasado español de Tánger.
  7. El Café Paris, en la Place de France: otro de los lugares legendarios de Tánger, se cuenta que aquí se reunían los espías durante la 2ª Guerra Mundial.

Estos son los imperdibles de esta ciudad.

2. Qué ver y hacer en Tetouan

rutas por marruecos
Viajar a Marruecos: Tetouan. Plaza de Moulay El Mehdi.

Tetouan se ubica al norte del país, en el valle del río Martil y con las cordilleras del Rif de fondo.

Es una ciudad muy poco explotada turísticamente, aunque tiene grandes atractivos que visitar:

  1. Las casas de los aristócratas árabes descendientes de los expulsados de Al-Andalus durante la reconquista: con diseños hispano-moriscos y sus peculiares azulejos Tetuaníes, recuerdan la impronta árabe de ciudades como Sevilla, Granada o Córdoba.
  2. Los edificios del protectorado español:  destacando la plaza de Moulay El Mehdi anteriormente llamada Plaza Primo de Rivera y la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria de 1919.
  3. La medina de Tetouan y sus 7 puertas de acceso: dentro de la medina podrás encontrar el Museo de Arte Marroquí y multitud de artesanos.
  4. Calle Mohamed V, la monumental Plaza Hassan II: conecta la medina con la ciudad nueva, y el Palacio del Jalifa, antigua residencia del Sultán que estaba bajo el protectorado español y que en la actualidad se ha convertido en Palacio Real, de estilo hispano-morisco.
  5. El ensanche: fue construido durante el protectorado español. Centro vital de la ciudad, de arquitectura española de principios del siglo XX, que representa la huella física y palpable de la presencia española en Marruecos.
  6. Excursiones desde Tetouan: puedes realizar varias a los alrededores de la ciudad, siendo las más interesantes las ciudades costeras, muy turísticas y vacacionales, de Mdiq, Martil, Marina Smir y Cabo Negro.

Esta ciudad es de origen hispano morisco. La llaman «La Blanca» por el color blanco encalado de sus casas, muy al estilo de los pueblos andaluces. La ciudad se ha visto influenciada a lo largo del tiempo por diferentes culturas como la marroquí, la andaluza, la otomana y la europea.

3. Qué ver y hacer en Assilah

que conocer en marruecos
Qué ver en Marruecos: Assilah.

Assilah es uno de los puntos turísticos más interesantes del norte de Marruecos. Se encuentra a unos 50 km. al sur de Tánger, en la costa Atlántica. En la actualidad se mezcla en sus calles cierto aire europeo con el exotismo islámico.

La ciudad vive del turismo y se nutre en buena medida de turistas franceses y españoles.

Es conocida por sus largas playas de fina arena, por su bella y cuidada medina y por el Festival Internacional de las Artes, que se celebra en Agosto.

Durante dicho Festival, la ciudad se convierte en una galería de arte al aire libre que atrae a numerosos artistas, pintores, músicos, fotógrafos, cineastas y escritores de todo el mundo.

Pintura, música, teatro, conferencias y cine se mezclan durante los días del Festival y hace que las calles rebosen de cultura. Lo más interesante es:

  1. La medina de Assilah: se encuentra amurallada y sus casas están pintadas de blanco y azul, lo que la hace muy singular y bella. No en vano su medina es diferente a cualquier otra del país. Aquí la serenidad, el orden y la limpieza es la norma. Con sus puertas Bab el Bahr, puerta al mar, Bab El Houmar, puerta a la tierra y Bab Kasbah, al norte y rodeada de jardines.
  2. Murales callejeros: al pasear por Assilah, descubrirás que muchas de sus paredes son el soporte de impresionantes pinturas murales, que ya se han convertido en seña de identidad de la ciudad. Dichas obras suelen ser realizadas en el contexto del Festival Internacional de las Artes y disfrutadas durante todo el año.
turismo en marruecos recomendaciones
Qué ver en Marruecos: Murales y música en Assilah.
  • Las murallas de la medina: imprescindible acercarse a ellas, al lado del mar, para contemplar la puesta de sol y tomar fotos.
  • Las playas: las más cercanas al pueblo están a 2-10km, como la playa de Las Palomas (o de las Cuevas), Sidi Mugaits (o del Santo), Briech o Playa de Oued Tahadart (de las barcas).
  • No te lo pierdas si te acercas a Assilah algún día.

    4. Qué ver y hacer en Chefchaouen

    que visitar en marruecos
    Viajar a Marruecos: Una calle de Chaouen, ¿a que parece un pueblo andaluz?

    Chefchaouen, o Chaouen, es un pueblo del norte de Marruecos, en plena cordillera del Rif.

    Se ubica en las faldas de los montes Tisouka y Megou, en la cordillera del Rif, y se alzan por encima del pueblo como dos cuernos. De ahí su nombre: ChefChaouen significa «mira los cuernos» en bereber.

    Sorprende a todos sus visitantes por el color azul con el que están pintadas sus casas. Por algo en el país le llaman el pueblo azul.

    Sus pobladores originales eran exiliados de Al-Andalus, musulmanes y judíos. Por eso la medina se parece tanto a los pueblos andaluces.

    Este pueblo respira un ambiente mucho más tranquilo comparado con otros pueblos o ciudades, y casi hasta podría decir que bohemio.

    Destaca por su artesanía, sobre todo por sus telas y alfrombras. Si sabes buscar puedes encontrar a alguien tejiendo con sus antiguos telares.

    Lo que debes visitar:

    1. La medina: es lo más interesante de la ciudad, pintada de azul y con sus intrincadas callejuelas. Piérdete por ella y descubre sus mágicos rincones. Es peatonal y casi sin presencia de vehículos. En el centro de la medina encontrarás fácilmente la plaza de Uta el-Hamman, en la que se encuentra la Alcazaba, el museo etnográfico, la kasbah y la Gran Mezquita con un minarete de base octogonal. En esta plaza encontrarás multitud de restaurantes dónde probar las delicias de la comida del Rif. Recomiendo especialmente el restaurante Casa Aladin, de varios pisos desde el que, además de la calidad de sus platos, tendreis una vista inmejorable sobre la plaza y la Alcazaba.
    2. Muy cerca se encuentra la Plaza de Makhzen: con el famoso hotel parador y un parking público. De esta plaza hacia el este, sale un callejón que te llevará hacia el Bab el-Ansar y la cascada de Ras el-Maa, uno de los sitios más bonitos de Chaouen. Merece la pena el paseo al lado del río por el barrio de los lavanderos, bajo el relajante sonido del agua.
    3. La mezquita Buzafar o mezquita española: está en frente de la medina, sobre una omnipresente colina, desde la que podrás obtener tu mejor fotografía de la ciudad azul. Podrás encontrar el camino para llegar a ella al lado del puente Ras el-Maa.
    4. La visita más popular y que no te puedes perder es al Parque Nacional de Talassetmane:  la ruta recorre el Oued Kelaa (Oued significa «río») y te lleva a Talambot y las cascadas de Akchour, con una espectacular caída vertical de agua de decenas de metros de altura que cae en una poza donde te puedes bañar. Otro atractivo de la zona es el desfiladero del río Farda y el Puente de Dios, un impresionante arco natural de 35 metros.

    En invierno hay que llevar ropa de bastante abrigo porque hace mucho frío al estar en las montañas. El resto del año hace un calor seco y agradable, llegando a ser extremo en los meses de verano.

    5. Qué ver y hacer en Rabat

    tour marruecos
    Viajar a Marruecos: Rabat. Torre Hassan y el mausoleo de Mohammed V.

    Rabat es la capital política, centro administrativo de Marruecos y ciudad imperial.

    Se encuentra situada en la costa Atlántica al norte de Casablanca, en la desembocadura del río Regreg, que separa la ciudad en dos partes: Rabat y Salé.

    Muy de estilo colonial francés, pero sin perder ese toque árabe. Aún siendo la capital del país, no es uno de los principales destinos turísticos, pero es una combinación perfecta entre ciudad antigua y ciudad nueva:

    1. La vieja medina: es pequeña y tranquila, se encuentra cercada por las Murallas de los Andaluces, de tonos rojizos y bordeada por el Boulevard Hassan II, y las Murallas de los Almohades. La medina tiene 5 puertas, siendo las más interesantes la Bab Mellah, dando paso a la judería o Mellah, y la Bab er-Ruah.
    2. Torre Hassan y el mausoleo de Mohammed V: donde están enterrados los monarcas de la familia alaouita.
    3. La Kasbah de las Oudaias: es de visita obligada al ser una de las zonas más bonitas de la ciudad. Fue construida en un risco sobre el océano Atlántico, entre el mar y la medina. Es un barrio amurallado, de calles estrechas y casas pintadas de azul. Destacan los diferentes diseños de las puertas de las casas y es que no hay ninguna igual a la otra. Ideal para pasear, relajarse y tomar un té en el café Moro con unas bonitas vistas al mar, a la desembocadura del río y a la ciudad de Salé.
    4. La Ville Nouvelle: fue edificada durante el Protectorado Francés con la idea de alojar a los burócratas franceses. Aquí se encuentran las principales instituciones, ministerios y demás administraciones, en un eje formado por la amplia avenida Mohammed V, la sede del Parlamento, el Banco de Marruecos, la Oficina de Correos, la estación del ferrocarril y el histórico hotel Balima.

    Es una ciudad cosmopolita, abierta y boyante.

    6. Qué ver y hacer en Casablanca

    circuitos por marruecos
    Qué ver en Marruecos: Casablanca. Mezquita Hassan II.

    Casablanca en árabe marroquí se llama dar baida, literalmente «la casa blanca».

    Es la mayor ciudad de Marruecos, con sus cerca de 4 millones de habitantes es el motor industrial y económico del país.

    Tiene un aire cosmopolita que recuerda a la mayor parte de ciudades europeas.

    Como toda gran urbe, aglutina todos los estratos de la sociedad. Se puede decir que es una mezcla de los extremos de Marruecos.

    Desde la clase más adinerada del país, hasta la gente más pobre que proviene del campo buscando trabajo y se queda a vivir en los barrios más pobres de las afueras de la ciudad.

    No es una ciudad tranquila ni tampoco es muy atractiva para el viajero, pero destaca:

    1. La mezquita Hassan II: es el segundo edificio religioso más grande del mundo, después de la Meca. En general no está permitido el acceso a los no musulmanes a las mezquitas, pero debido a su importancia y majestuosidad se permite la entrada con visitas guiadas y a ciertas horas. Merece la pena la visita por el entorno donde está construida, junto al mar, por su calidad arquitectónica y por lo imponente de sus estancias.
    2. La medina antigua: tiene fama de peligrosa, pero en mi opinión no hay que exagerar. Solo debes usar el sentido común y andarse con ojo con los falsos guías.
    3. La plaza Mohammed V: es el centro de la ciudad y la mayoría de restaurantes, hoteles, tiendas y bares se encuentran en la zona.
    4. La medina nueva o Habbous: está junto a la antigua medina y es la zona más «árabe» de la ciudad, pero bastante más ordenada y limpia. Se pueden encontrar productos artesanales, pero es mejor diferir las compras si vas a visitar otras zonas del país.
    5. Un paseo al atardecer desde la mezquita Hassan II hasta el faro Hank por el paseo de la Corniche: merece la pena hacerlo y visitar los numerosos restaurantes con excelente comida. Tiene mucho ambiente por la noche para salir a tomarse una copa.

    En el centro de la ciudad podrás comprobar como se mezclan los trajes y gafas de sol caras con las tradicionales chilabas.

    7. Qué ver y hacer en Fez

    que visitar en marruecos
    Viajar a Marruecos: Fez. Las famosas curtidurías Chouwara.

    Una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos y su fundación se remonta al siglo VIII.

    Capital religiosa, cultural, intelectual, uno de los grandes centros de artesanía y uno de los principales destinos turísticos del país. Esta ciudad fue creada en la Edad Media y su medina es la mayor y mejor conservada de Marruecos.

    Como muchas de las ciudades marroquíes, la ciudad consta de la ciudad vieja o medina y de la ciudad nueva creada por los franceses en 1920.

    Su medina es uno de los emplazamientos medievales que aún existen en el mundo y de las mejores conservadas del mundo árabe.

    La ciudad nueva es como una ciudad europea donde podrás encontrar todos los servicios administrativos, comunicaciones y hoteles occidentalizados.

    Lo que debes visitar:

    1. Su antigua medina Fes el Bali: rodeada por murallas y sus numerosas puertas, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es muy grande y no tiene tráfico de coches. Es recomendable pasear y descubrir rincones únicos, aunque es muy difícil orientarse en ella ya que tiene más de 9000 callejuelas. Algunas de ellas sin salida y otras por las que solo puede pasar una persona. Es muy recomendable contratar un guía para que os enseñe todos sus secretos. Muchas de las tiendas y restaurantes tienen terrazas en la azotea desde donde contemplar la medina desde otro ángulo, recomendable sobre todo en el atardecer y la noche. Otro lugar muy recomendable es la antigua curtiduría Chouware, imagen icónica de la ciudad, donde los trabajadores curten y tiñen la piel tal como se hacía en el medievo.
    2. Barrio judío Fes el Jdid o Mellah y el Palacio Real Dar El Makhzen: donde podrás visitar la sinagoga Ibn Dayan y el cementerio judío.
    3. Madrasa Chahrij Bouinania.
    4. Mezquita Karaouine: es la segunda mezquita más grande de Marruecos, por detrás de la imponente mezquita Hassan II de Casablanca y puede albergar a unas 20000 personas. Posee una de las bibliotecas más antiguas e importantes del mundo.
    5. Tumbas Merenides: que se encuentran fuera de los muros de Fez en lo alto del monte Norte y desde donde podréis obtener una vista panorámica de la medina.
    6. La mezquita mausoleo de Moulay Idriss: lugar sagrado y venerado por los habitantes de la ciudad donde se encuentra la tumba del fundador de la ciudad.

    Su universidad es una de las más antiguas del mundo, anterior a la de la Sorbona de París y ejerce su influencia por todo el país.

    8. Qué ver y hacer en Meknes

    excursiones fez
    Viajar a Marruecos: Meknes. Bab el Mansour. Foto cortesía de Amaia Fernández.

    Meknes o Mequinez es una ciudad próxima a Fez y que toma su nombre de la tribu beréber que la fundó llamada Meknassi.

    Es una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos ya que el Moulay Ismail la nombró capital durante su mandato.

    A destacar:

    1. La antigua medina y sus murallas: es una delicia pasear por la amena medina y perderse por sus calles.
    2. Mausoleo de Moulay Ismail: lugar de descanso de uno de los más famosos sultanes de Marruecos. Se puede visitar por los no musulmanes, aunque la visita está limitada y no se puede acceder al interior de la sala donde se encuentran los restos del sultán.
    3. Puertas de Bab El Mansour, Bab Berdain, Bab El-Jemis y Bab Lakhmis: monumentales puertas de la medina de las que destaca la imponente Bab El Mansour considerada una de las más bellas del mundo. Une la medina de Meknes con la plaza Lalla Anda en la fortaleza Dar el Kbir.
    4. Plaza de El Hédime, gran plaza cuyo nombre significa «Plaza de las ruinas»: situada en frente de Bab El Mansour por la que acceder a los zocos. Recuerda un poco a la plaza Jemaa El Fna de Marrakech y en ella podrás encontrar multitud de restaurantes y terrazas donde poder disfrutar y contemplar la vida de la plaza, recomendable sobre todo al anochecer.
    5. Mezquita Nejjarine, Gran Mezquita, mezquita Jamai Roua y mausoleo Sheikh Kamel.
    6. Estanque de Agdal: de 319m por 149m, fue construido por el Moulay Ismail para irrigar los jardines de Meknes.
    7. Prisión subterránea de Cara: construida por el arquitecto portugués del mismo nombre.
    8. Madrasa Bouinania: instituto de Teología fundado en la década de 1330 de estilo hispano-morisco.
    9. Los Jardines de los Sultanes.
    10. Los graneros Heri es-Suani y sus gigantescas caballerizas.
    11. Museo de Arte Marroquí Dar Jamai: museo de artes marroquíes y etnográficas, anteriormente residencia de la clase alta de Marruecos.
    12. Ruinas de la ciudad romana de Volubilis: se encuentran a unos 27km de Meknes.
    13. Mousssems de Moulay Idriss en la ciudad del mismo nombre a unos 14km de Meknes: son uno de los moussems, fiestas religiosas, más concurridos de Marruecos que se celebran entre agosto y septiembre donde miles de fieles peregrinan a esta ciudad.

    Como ves, es una ciudad con gran cantidad de monumentos históricos y rodeada de más de 40km de imponentes murallas defensivas. Muy cerca de la ciudad se encuentran las ruinas de la ciudad romana de Volubilis, residencia de los procuradores de Mauritania Tingitana desde el sigo I dC.

    9. Qué ver y hacer en Marrakech

    Marrakech es mundialmente conocida y es una de las 4 ciudades imperiales de Marruecos, además tiene el privilegio de dar su nombre a todo el país. Es uno de los principales centros culturales de Marruecos y el primer destino turístico.

    Es una ciudad muy viva y trepidante cuyo centro de facto es la plaza Jemaa el Fna, incluida y protegida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

    Para visitar Marrakech y conocer todos sus secretos es recomendable contratar un guía privado que te permitirá conocer su historia y la riqueza cultural y artística de la ciudad.

    El barrio nuevo de la ciudad se llama Gueliz y aquí encontrarás todos los servicios que necesitas.

    Hoteles de estilo europeo, estación de tren, de autobuses, tiendas de todo tipo. Es el barrio más animado para salir por la noche y tomar una copa.

    La medina la puedes recorrer fácilmente a pie, pero si deseas ver otros puntos más alejados la mejor opción son los petit taxis.

    Ten cuidado si coges el taxi al mediodía o hacia las 6-7 de la tarde, porque el tráfico suele ser horroroso y se forman muchos atascos. Los sábados a las 9-10 de la noche también se forman grandes atascos por la gente que sale a tomar algo o va a la plaza Jemaa el Fna.

    Una opción muy turística que encontrarás entre la plaza Jemaa el Fna y la mezquita de La Koutoubia son los coches de caballos o calesas. Es una forma bonita de ver la ciudad y económica, aunque debéis protegeros del sol si aprieta fuerte.

    A. Lo mejor de Marrakech

    La ciudad puede verse bien en 3 o 4 días dependiendo del ritmo, pero no intentéis verlo todo. En mi opinión es más gratificante disfrutar de su ambiente y sus rincones, intentando impregnarse de la esencia de la ciudad:

    1. Los Jardines de la Menara: es uno de los jardines más conocidos y fotografiados, con un gran estanque en el centro y un pabellón cubierto de tejas verdes con las montañas del Atlas de fondo. Está rodeado por numerosos árboles frutales, olivos y palmeras.
    2. El palacio el Badi :se encuentra a muy pocos metros de la plaza Jemaa el Fna y fue construido a finales del S. XVI por el sultán Ahmed al -Mansour, con la idea de que fuera el palacio más lujoso y grandioso jamás visto. Su nombre significa «el incomparable» por este hecho. Actualmente se encuentra en ruinas y solo es visitable una gran explanada rodeada de huertos de naranjos y los muros de la edificación.
    3. Las Tumbas Saadies: se encuentran en el barrio de la Kasbah y es uno de los monumentos más visitados aunque no fueron descubiertas hasta el S. XX. Es uno de los pocos vestigios Saadies que quedan en la ciudad. Se puede admirar un bello jardín donde se encuentran más de 100 tumbas cuidadosamente decoradas con coloridos mosaicos.
    4. Madrasa Ben Youssef: se encuentra en pleno corazón de la medina y es uno de los monumentos más notables y hermosos de la ciudad. Esta escuela de teología coránica fue fundada en el S.XIV convirtiéndose en la más importante del norte de África. En sus días de mayor esplendor acogió a más de 900 estudiantes de todo el mundo musulmán. Destaca su patio interior y estanque rodeado de varios pasillos donde se encontraban los dormitorios de los estudiantes.
    5. El Palacio de Bahía: se encuentra a 1 km de la plaza Jemaa el Fna y fue construida como morada y uso personal del gran visir del sultán. De detalles ricos y casi principescos, dispone de 160 habitaciones dispuestas en una sola planta y un jardín de 8 hectáreas. Su nombre significa «la bella» porque el gran visir dedicó este bello palacio a la preferida de entre sus mujeres y concubinas.
    6. Dar Si Said: se encuentra muy cerca del Palacío de la Bahía y fue construido por los mismos artesanos. Es uno de los palacios más bonitos de Marrakech y hoy en día es la sede del Museo de las Artes Marroquíes.
    7. La mezquita de La Koutoubia: es un icono y estampa típica en las fotos de la ciudad. Data del S.XII y es de estilo almohade. El minarete de la mezquita, con sus cerca de 70m, puede verse casi desde cualquier parte de la ciudad sirviendo de punto de referencia. Es el hermano gemelo de La Giralda de Sevilla, construida posteriormente al minarete de Marrakech y tomándolo como modelo.
    excursiones marrakech
    Viajar a Marruecos: la mezquita de la Koutoubia.
  • La plaza de Jemaa el Fna: mundialmente conocida, es el corazón de Marrakech. Antiguamente era la plaza donde llegaban las caravanas de comerciantes procedentes del desierto. Se encuentra entre la medina y la mezquita de La Koutoubia. Es parada obligatoria y hay que vivirla sobre todo al atardecer y por la noche. La plaza se llena de malabaristas, cuenta cuentos, encantadores de serpientes, grupos de música gnaoua, puestos de zumos, mujeres que hacen tatuajes de henna, puestos de diversos artesanos y las famosas cocinas ambulantes donde podrás cenar en mitad de la plaza.
  • El jardín Majorelle y museo de Yves St. Lorent: se encuentran en el barrio de Gueliz. Fue diseñado por el pintor francés Jacques Majorelle y posteriormente adquirido por Yves St. Lorent. Es un jardín que alberga multitud de especies vegetales que rodean un chalet azul de estilo art decó que actualmente alberga el Museo de Arte Bereber. En un extremo del jardín podréis encontrar el memorial a Yves St. Lorent muerto recientemente. Aunque no es parte de los jardines, el museo del diseñador está justo al lado de ellos y se puede visitar con una entrada conjunta.
  • El museo de Marrakech: se encuentra al lado de la madrasa Ben Youssef y fue utilizado como vivienda palacio del ministro de defensa del sultán Moulay Abdelaziz. Se rehabilitó a finales del S.XX para albergar dicho museo en el que están expuestas numerosas muestras de cerámicas, armas, alfombras y otros objetos tradicionales. Sorprende el patio central que es la parte principal del museo (¡atención a la gran lámpara!).
  • Puedes hacer multitud de tours y excursiones desde Marrakech.

    B. Las mejores excursiones desde Marrakech

    1. Valle de Ourika, excursión de 1 día.
    2. Valle de Ouzud, excursión de 1 día.
    3. Erg Chebbi, excursión de 3 días.
    4. Erb Chegaga, excursión de 2 días.
    5. Essaouira, excursión de 1 día.

    Estas son las que yo recomiendo a todos los viajeros.

     

    10. Qué ver y hacer en Essaouira

    ruta marruecos
    Viajar a Marruecos: Essaouira. Skala du Port.

    Essaouira es un bello pueblo costero del Atlántico con una las mejores playas del país y una rica historia.

    En el pasado fue una gran ciudad portuaria, no en vano, por aquí han pasado fenicios, cartaginenses, romanos, árabes, bereberes, portugueses y franceses. Hoy en día es uno de los principales destinos turísticos de la costa atlántica.

    Es un gran destino de playa y los vientos aliseos que soplan en esta zona la hacen ideal para deportes acuáticos como el surf o el wind-surf.

    Su medina es muy diferente a las del resto del país y en cierta manera parecida a la de Assilah, por su similar pasado histórico. Sigue un trazado más europeo, en forma de cuadrícula y amplias calles por las que pasear tranquilamente.

    A destacar:

    1. Su tranquila y preciosa medina de calles anchas: podrás acceder a ella a través de una de las 4 puertas: Bab el Menzah, Bab Sbaa, Bab Marrakech o Bab Doukhala.
    2. La plaza de Moulay Hassan: se encuentra junto a las puertas Bab Sbaa y Bab el Menzah, rodeada de árboles y una gran cantidad de cafeterías donde podrás hacer un alto para tomar un té o comer.
    3. El puerto: desde la plaza Moulay Hassan se puede acceder a él por la puerta Bab Labhar. Es el mejor lugar para comer pescado fresco y marisco a buen precio en uno de sus numerosos puestos. Si te adentras en el puerto, llegas a la famosa fortaleza Skala du Port que forma parte de la icónica foto de Essaouira con una vista rodeada de gaviotas sobre el puerto y la ciudad.
    4. Tampoco debéis perderos la playa de Essaouira, ancha y de fina arena: protegida de las fuertes olas por la isla de Mogador y muy frecuentada por amantes del wind-surf. En los alrededores de Essouira los amantes del surf podrán encontrar sus spots soñados como Sidi Kaouki o Moulay Bouzarktoun.
    5. Recorriendo la medina hacia el mar, llegas a la Skala de la Kasbah: es la plaza fuerte de Essaouira rodeada de murallas con una fantástica vista sobre el mar y que aún conserva las baterías antiguas de cañones. Aquí podréis recorrer las pequeñas callejuelas pegadas a las murallas repletas de pequeños puestos de artesanía o tomar un té en la terraza de un moderno café con vistas al mar.
    que ver en marruecos
    Viajar a Marruecos: Essaouira. Skala de la Kasbah.

    Los que vengan desde Marrakech comprobarán la tranquilidad que se vive en su zoco, muy alejado del ruido y tensión de la primera.

    11. Qué ver y hacer en Ouarzazate y Ait Ben Haddou

    desierto marrakech
    Qué ver en Marruecos: Ouarzazate. Kasbah de Taourirt.

    La ciudad de Ouarzazate es una parada obligatoria para todos aquellos que visitan el sur de Marruecos, al otro lado del Atlas. Desde aquí comienzan numerosas rutas de viaje como las famosas «ruta de los Oasis» y «ruta de las mil Kasbahs».

    Además, la región de Ouarzazate se ha hecho famosa por ser la base de varios estudios de cine, donde se han rodado muchas películas muy conocidas, como Lawrence de Arabia, Jesus de Nazaret o Gladiator.

    Sus alrededores ofrecen un paisaje natural de gran belleza, como Ait Ben Haddou, que atrae a grandes productores y directores de cine para realizar aquí sus películas.

    1. El punto con más vida de la ciudad es el Mercado Central, la Plaza Al Mouahidine y el zoco de artesanía.
    2. En la periferia se alza la Kasbah de Taourirt, el mayor punto de interés de Ouarzazate.
    3. Los estudios de cine Atlas, en donde podrás ver los decorados de las películas que se han rodado en la zona.

    El Ksar de Ait Ben Haddou es de visita obligatoria y se encuentra a unos 30km al norte de Ouarzazate. Es un conjunto arquitéctonico de adobe y barro de gran belleza.

    desierto marrakech
    Viajar a Marruecos: el ksar de Ait Ben Haddou, escenario de grandes películas.

    Es uno de los Ksar mejor conservado de todo Marruecos y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

    1. A día de hoy aún viven varias familias en él, aunque la mayor parte de pobladores se han trasladado al pueblo nuevo al otro lado del río, en el que podrás encontrar multitud de tiendas de artesanía.
    2. Piérdete por sus callejuelas y sube al torreón sobre la colina que domina todo el Ksar, desde donde podrás obtener tus mejores fotos.

    Aconsejo que contratéis un guía que os descubrirá todos los rincones del Ksar y os contará la historia de este bello lugar.

    12. Qué ver en las Gargantas de Todra y Dades

    tour por marruecos
    Viajar a Marruecos: Gargantas del Todra.

    Estas 2 formaciones rocosas formadas por la acción de varios ríos se encuentran al noreste de Ouarzazate y cercanas a la cordillera del Gran Atlas. Están separadas entre sí unos 80km y son las visitas más habituales en la ruta que lleva al desierto de Merzouga. La carretera que lleva a cada una de ellas es muy hermosa y está salpicada de pequeños pueblos, kasbahs y grandes palmerales.

    1. La garganta de Todra: en algunos puntos solo tiene 33 metros de ancho y sus acantilados superan los 100m de alto a cada lado del río. El agua del río que la ha formado es cristalina, fresca y limpia, y supone un alto en el camino muy agradable y fresco por la sombra que proyectan sus acantilados.
    2. La garganta de Dades: con acantilados de unos 300m de altura y su intrincada carretera. Siguiendo dicha carretera podrás llegar a lo alto de la garganta y observar la típica estampa mundialmente conocida. No te pierdas la puesta de sol sobre la garganta y comprobarás toda su magia.

    La zona es muy interesante para hacer trekking, escalada y rutas en 4×4 por los numerosos caminos de barro.

    13. Qué ver y hacer en el desierto: Merzouga/Erg Chebbi y Zagora/Erg Chegaga

    desierto marruecos
    Viajar a Marruecos: espectacular puesta de sol en Erg Chebbi.

    Cuando hablamos de visitar el desierto de Marruecos, hablamos principalmente de 2 zonas: Erg Chebbi y Erg Chegaga. En Merzouga y Zagora respectivamente.

    Merzouga es la estrella de los viajeros que quieren visitar el desierto del Sahara en Marruecos. Es un pequeño pueblo en el sureste de Marruecos, muy cerca de la frontera con Argelia.

    A los pies de Merzouga se encuentra Erg Chebbi, que significa «la pequeña duna», aunque de pequeña no tiene nada.

    Contiene las dunas más grandes del país de hasta 250 metros de altura. Compone un paisaje espectacular y deja atónito a cualquiera que lo visite: por su inmensidad, su silencio, por su arena dorada, por su bello atardecer o por un tupido cielo estrellado nocturno como nunca antes lo habías visto.

    Zagora se encuentra a 300km más al suroeste que Merzouga, siguiendo la línea de frontera con Argelia. Desde aquí se puede llegar al desierto de Erg Chegaga a unos 90km. Era una parada obligada en las antiguas caravanas de comerciantes desde Tombuctú a Marrakech.

    En estas zonas hay que tener cuidado con el calor y el sol, sobre todo en verano, ya que las temperaturas pueden alcanzar los 40º o 45º.

    En el pueblo de Merzouga hay poco que ver. Las mejores actividades tienen que ver con el desierto y los alrededores:

    1. Ruta en caravana de dromedarios y pasar la noche bajo las estrellas: seguramente sea la mejor actividad que puedes realizar en Marruecos y la que recomiendo a todo el mundo que visita el país. Es una experiencia irrepetible y de la que te acordarás toda la vida.
    desierto marruecos
    Qué ver en Marruecos: Erg Chebbi. Un cielo estrellado como nunca antes lo habías visto.
  • Una ruta en 4×4, quads o motos: otra de las actividades que puedes hacer en el desierto. Divertirte subiendo y bajando dunas, o adentrarte en él haciendo una pequeña ruta andando.
  • El pueblo de Khamlia: es un pueblo cercano a Merzouga, habitado principalmente por descendientes de esclavos negros provenientes del área sub-sahariana. Podrás disfrutar de un té mientras escuchas la música tradicional de sus antepasados recuperada recientemente.
  • Visitar y tomar un té con los nómadas del desierto.
  • Desde Zagora puedes organizar tu visita al desierto de Erg Chegaga.

    Además podrás elegir hacer numerosas excursiones cortas como:

    1. La subida al Jbel Zagora: de unos 950m de altura desde donde podrás apreciar una magnífica vista sobre el valle del Draa. También podrás visitar una antigua Kasbah del siglo XI construida por los almorávides.
    2. La visita a la biblioteca de Tamegroute: donde se encuentran manuscritos religiosos antiguos del siglo XIII muy bien conservados.
    3. El Ksar de Tissergate.

    No hay que perderse un aterdecer sobre las dunas y pasar una noche bajo el cielo estrellado del desierto.

    14. Qué ver en la Costa Atlántica sur, Sidi Ifni, Mirleft y la playa de Legzira

    rutas por marruecos
    Viajar a Marruecos: Playa de Legzira.

    El extremo sur, desde Tiznit, Mirleft, Sidi Ifni, Tan Tan hasta Tarfaya es principalmente desértico y con un suave clima tropical todo el año. De playas larguísimas y solitarias, ideal para tomar el sol y relajarse.

    Todos los pueblos de la costa son sencillos y poco habitados, siendo los mayores Sidi Ifni, Guelmim y Tan Tan.

    Sidi Ifni es una pequeña ciudad situada entre el Jebel Bu Iaalam y la costa atlántica. Destaca por su pasado español, desde 1934 a 1969. Fue la capital de la zona ocupada y comprobarás como aquí mucha gente aún habla español.

    1. La plaza de Hassan II en Sidi Ifni: antes llamada plaza de España. En sus alrededores están los edificios de la época española, tales como el Palacio Real, el ayuntamiento, correos y el hospital militar.
    2. De visita obligada, destaca la playa de Legzira: al norte de Sidi Ifni, por sus enormes arcos naturales de piedra rojiza. Es de difícil acceso pero merece la pena, aunque hay que tener cuidado con las mareas y el fuerte oleaje que hace que la playa se estreche llegando casi a desaparecer. Mejor visitarla con marea baja y a ser posible con un guía haciendo trekking.
    3. La zona de Mirleft: es ideal para practicar surf y cuenta con varias escuelas y alojamientos dedicados casi exclusivamente a ello.

    Dadas las grandes distancias que hay que recorrer para llegar a esta zona, puede ser una buena opción volar al aeropuerto de Tan Tan desde Marrakech o Casablanca y tomarla como base para recorrer la costa.

    Principales zonas y rutas por Marruecos

    A continuación te detallo las rutas más habituales para viajar por Marruecos, con la duración aproximada .

    Puedes tomarlas como una plantilla para diseñar tu propia ruta. La duración dependerá de los días que quieras usar para visitar cada uno de los lugares de la ruta o si quieres desviarte para visitar alguna otra ciudad o pueblo.

    En algunas etapas del recorrido, pasarás todo el día en el coche o el transporte que elijas. Puedes buscar si hay un vuelo interno que te ahorre pasar todo el día en el coche y así podrás ahorrar mucho tiempo.

    1. Ruta con lo indispensable: 14 días

    Duración 14 días: Casablanca – Essaouira

    1. Casablanca.
    2. Fez.
    3. Midelt.
    4. Merzouga.
    5. Garganta de Todra.
    6. Garganta del Dades.
    7. Ait Ben Haddou.
    8. Marrakech.
    9. Essaouira.
     

    2. Ruta de norte a sur: 24 días

    Duración 24 días: Tánger – Tarfaya

    1. Tanger.
    2. Chaouen.
    3. Fez.
    4. Merzouga.
    5. Garganta de Todra.
    6. Marrakech.
    7. Essaouira.
    8. Taroudant.
    9. Sidi Ifni.
    10. Tarfaya.
     

    3. Ruta de las ciudades imperiales: 11 días

    Duración 11 días: Marrakech – Rabat

    1. Marrakech.
    2. Beni Mellal.
    3. Fez.
    4. Meknes.
    5. Volubilis.
    6. Moulay Idriss.
    7. Rabat.

    4. Ruta de la costa mediterránea: 10 días

    Duración 10 días: Tánger – Oujda

    1. Tanger.
    2. Tetouan.
    3. Chaouen.
    4. Alhucemas.
    5. Ouchda.
     

    5. Ruta de la costa atlántica: 19 días

    Duración 19 días: Tánger – Sidi Ifni

    1. Tanger.
    2. Assilah.
    3. Rabat.
    4. Casablanca.
    5. El Yadida.
    6. Essaouira.
    7. Agadir.
    8. Mirleft.
    9. Sidi Ifni.
     

    6. Ruta del sur – desierto: 20 días

    Duración 20 días: Marrakech – Essaouira

    1. Marrakech.
    2. Ait Ben Haddou.
    3. Garganta de Todra.
    4. Merzouga.
    5. Zagora.
    6. Tata.
    7. Tafraoute.
    8. Taroudant.
    9. Agadir.
    10. Essaouira.
     

    Bonus: consejos sobre tradición, costumbres y religión

    Marruecos tiene muchas costumbres tradicionales que en otras partes del mundo pueden resultar muy curiosas.

    Pero como en cualquier país donde la cultura es diferente, es necesario adaptarse a las costumbres locales. La mayoría de los marroquíes son amables y si muestras respeto por su cultura, tendrás mucho ganado.

    1. Usa el sentido común

    Marruecos es un país seguro y a menos que hagas alguna locura no te pasará nada grave.

    Observa a tu alrededor. Intenta entender las normas sociales y a la gente con la que tratas. Usa el sentido común y la empatía.

    Un ejemplo: al igual que no se te ocurriría pasear a altas horas de la noche por algún barrio de tu ciudad, no debes hacerlo tampoco por algunos barrios de Marruecos.

    2. La llamada a la oración

    Se llama a la oración 5 veces al día para que los fieles vayan a la mezquita y comiencen sus oraciones.

    Es lo análogo a cuando en el cristianismo suenan las campanas para que los fieles vayan a la iglesia. Si vas por primera vez a un país musulmán te sorprenderá y hasta puede resultar pintoresco, pero al final te acostumbras a ello.

    La primera llamada a la oración es muy pronto y alguna vez me han despertado a las 5 de la mañana. Tenlo en cuenta a la hora de escoger tu alojamiento y que no esté muy cerca de una mezquita, así descansarás tranquilo.

    En algunas ciudades, como por ejemplo Chaouen, es imposible encontrar un alojamiento que esté alejado de una mezquita ya que la medina antigua está muy apretada.

    3. Tipo de ropa a usar

    Es recomendable vestir discreto, especialmente las mujeres, sobre todo si vas a visitar los alrededores de lugares sagrados como templos y mezquitas.

    Los marroquíes no están acostumbrados a que las mujeres vayan ligeras de ropa, lo cual puede ocasionar muchas miradas y situaciones incómodas.

    4. Comer con la mano derecha

    Si tienes que compartir mesa con marroquíes, recuerda utilizar la mano derecha.

    La mano izquierda es considerada impura, ya que tradicionalmente se utiliza para el aseo íntimo. Solo debes evitar usarla cuando estás comiendo sin cubiertos, de la manera tradicional marroquí.

    5. Quítate los zapatos al entrar en una casa

    Normalmente a las casas se suele entrar sin zapatos, fíjate si al lado de la puerta se encuentran los zapatos de los inquilinos.

    Es mejor preguntar al dueño de la casa si prefiere que te descalces. Las casas marroquíes suelen estar llenas de alfombras y puede molestar que las pises con tus zapatos.

    6. Entrada a las mezquitas

    Solo hay unas pocas mezquitas en todo el país en las que se permita la entrada a los no musulmanes, asegúrate antes de entrar en una, que se te permite la entrada.

    7. No des dinero a los niños de la calle

    Es muy importante que no des dinero a niños en la calle, ni siquiera bolígrafos ni caramelos.

    A pesar de que está muy de moda entre los turistas dar caramelos, bolígrafos y dinero a los niños esta conducta es muy perjudicial para ellos, ya que estamos fomentando que los niños falten a las escuelas y se dediquen a mendigar por las calles.

    ir a marruecos
    Viajar a Marruecos: niños saliendo de clase.

    La educación es gratuita en el país y todos los niños deberían de estar escolarizados, aunque muchos de ellos al ver que pueden conseguir dinero y golosinas de una manera rápida fuera del colegio, abandonan las clases para perseguir turistas.

    8. Cómo hacer fotografías

    Marruecos es un paraíso para el fotógrafo.

    En cierta manera es un país exótico para nuestros ojos. Paisajes, ciudades, retratos y situaciones cotidianas de la vida marroquí harán las delicias de cualquier fotógrafo.

    Nunca hay que apuntar la cámara a nada que tenga relación con el ejército o se pueda considerar estratégico, como aeropuertos, puentes, edificios del gobierno o miembros de la policía o las fuerzas armadas.

    tour por marruecos
    Viajar a Marruecos: un tatuaje de henna realizado en la calle.

    Recomiendo, y es de buena educación, pedir permiso antes de fotografiar a la gente en la calle.

    En las ciudades normalmente son más relajados al respecto, pero las mujeres, las personas mayores y la gente del campo suelen ser más reticentes a dejarse fotografiar.

    Hay que respetar su derecho a la privacidad y no tomar fotografías.

    En zonas turísticas donde hay espectáculos callejeros, como puede ser la plaza Jemaa El Fna de Marrakech, te pedirán que pagues por las fotografías que tomes.

    Después de todo, viven de ese espectáculo y de sus propinas. Si no las das, se suelen enfadar bastante con el turista a fin de que este pague. Aconsejo pedir hacer la foto y acordar el pago previamente, pero nunca más de 10-20 MAD.

    9. Ir a un hammam (baños públicos)

    Es una experiencia que deberías vivir al ir a un país musulmán. Esta tradición es antigua y se establecían hammams al ser muy difícil tener baño privado en casa. Tiene una función inmensamente higiénica, pero también una importante función social.

    Hoy en día hay un hammam casi en cada barrio. Además muchos hoteles y riads ofrecen hammams privados a sus huéspedes.

    Déjate aconsejar por el personal de tu hotel y te indicarán el mejor de acuerdo a tus necesidades. Además algunos hammams han ido evolucionando y se han convertido en baños-spa, con más calidad y mejor servicio, pero han perdido la esencia de un hammam tradicional.

    Los hammams tradicionales son muy baratos y debes llevar tu los productos de limpieza, como:

    • Jabón beldi, jabón tradicional de aceite de oliva.
    • Champú.
    • Guante exfoliante o kiis.
    • Toalla.
    • Chanclas.
    • Pequeño cubo de plástico o palangana para verter el agua sobre tu cuerpo.

    Suelen estar separados por sexo, teniendo varias estancias separadas o estableciendo horarios o días por sexo.

    Tienen varias habitaciones con varios grifos, con agua fría, templada y caliente, y vas pasando por cada una de ellas en cada etapa de tu aseo. Suele haber una persona encargada que te realiza el aseo y masaje exfoliante.

    Que nada te impida realizar tus sueños

    De vez en cuando sale publicado en internet un estudio que asegura que en nuestras últimas horas te acuerdas de aquello que no has hecho y sientes arrepentimiento por ello. Viajar y conocer el mundo es una de esas cosas.

    Muchas veces te dejas llevar por lo que te cuentan en la televisión y la prensa, o de las opiniones de nuestros seres cercanos cuando nunca han viajado y se guían de lo que oyen.

    Yo te animo a viajar, a que superes y pierdas el miedo a hacerlo, después de todo, el mundo no es tan peligroso como te lo pintan y descubrirás grandes culturas, otras formas de pensar y ver la vida.

    Hazlo con respeto y con sentido común y, créeme, que no te pasará nada.

    Click para twittear:

    Yo te animo a viajar, a que superes y pierdas el miedo a hacerlo, después de todo, el mundo no es tan peligroso como nos lo pintan.

    Marruecos es un destino exótico y lo tenemos muy cerca de España. Por poco dinero y un vuelo de apenas 2 horas vivirás una aventura única que recordarás toda la vida.

    Aunque te digan lo contrario es un destino muy seguro y es que… ¡hay tantas cosas que ver en Marruecos!

    Te aseguro que a la vuelta no podrás sacarte de la cabeza las aventuras que has vivido, los olores, los sabores, las sensaciones y las emociones que ofrece nuestro país vecino.

    Si aún te has quedado con ganas de más, he preparado un pequeño regalo para que puedas hacer de tu viaje a Marruecos ¡un viaje extraordinario!

    Para mí, viajar a este país es hacer un viaje cultural en el que descubrirás una realidad sorprendente.

    Y tú, ¿ya has estado en Marruecos o te gustaría ir?

    Ahora me encantaría escuchar qué tienes que contarme tú.

    Comparte conmigo tus lugares favoritos de Marruecos, tus impresiones y tus experiencias en los comentarios. Tengo muchas ganas de hablar contigo, resolveré todas las dudas que te surjan.

    Espero que te haya gustado esta megaguía sobre información, consejos sobre viajar a Marruecos. Y que te anime a dar el pasito para conocer este gran país. ¡إن شاء الله – InchAllah!

    Por Jesus M. García

    Soy Jesus María García, guía profesional especializado en rutas por Marruecos. Después de 12 años viajando por el mundo, éste país es mi segunda casa. Adoro la calidez de sus gentes y su hospitalidad. Me han acogido como su amigo y me han enseñado el encanto de sus costumbres. Hablo un poco de dariya (árabe marroquí) y regateo en la medina casi como un marroquí. Con la inquietud de mostrar todo lo que Marruecos ofrece, nació Viajes Que Conectan desde donde pongo a disposición de mis viajeros todo el conocimiento que he adquirido del país. En el país tú serás mi huésped y te abriré las puertas al Marruecos más genuino. Sigue todas mis novedades en mi página de Facebook, Twitter e Instagram.

    Inteligencia Viajera efectos Blog imagen

    50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

    Descarga la guía gratuita para vivir viajando