Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Categorías

Cómo conseguir patrocinadores para poder viajar por el mundo

Inteligencia Viajera Blog Imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

Este es un post de invitado de Luis Gago, creador de Destino Ikigai.


Cuando estaba dando la vuelta al mundo en plan mochilero allá por el 2012-2013, antes de ni siquiera tener blog ni de saber que se podían conseguir patrocinadores, mi mayor preocupación era estirar el dinero para poder alargar mi viaje lo máximo posible.

Apuntaba en mis libretas lo que me iba gastando para controlar en qué se me iban los ahorros, y llegué a una conclusión: el gasto en alojamiento era el que se comía la mayor parte de mi presupuesto, hasta un 70%.

Por supuesto que usaba varios trucos para alojarme por poco dinero, o me ahorraba el alojamiento viajando de noche en barco o en bus (¡ay, esos buses destartalados de la India, Vietnam o Bolivia!).

Pero tarde o temprano había que rascarse el bolsillo para dormir en un hostel o en algún hotel barato, y es ahí cuando veía que el dinero estaba limitando el tiempo que iba a poder pasar viajando por el mundo.

 

 

La historia que cambió mi visión

Deja que te cuente una pequeña historia: cuando llegué a Trujillo en Perú, me alojé en una pensión regentada por Clara, una simpática arqueóloga retirada.

Siempre que pasaba por recepción la veía peleándose con el ordenador. Cuando le pregunté si podía echarle una mano, se le iluminaron los ojos y me pidió si podía ayudarle a crear un perfil en Airbnb y una página en Facebook para su negocio.

Como Clara me caía bien, y además me pedía algo dentro mis limitados conocimientos informáticos, intenté crear los mejores perfiles posibles; hasta me puse a hacer fotos de las habitaciones para subirlas a la web.

Clara quedó tan agradecida que me ofreció quedarme varias noches gratis en su pensión, incluyendo uno de los mejores desayunos que tomé en Perú.

Y no solo eso, sino que cuando le dije que mi principal razón para viajar a Trujillo era ver las ruinas de la ciudad precolombina de Chan Chan, me llevó en su destartalado Mercedes Escarabajo para darme un tour exclusivo de la ciudad de adobe más grande de América.

Allí me presentó a todos los arqueólogos que estaban trabajando, y nos permitieron acercarnos para ser testigos del descubrimiento de una momia chimú: para un friki de la historia y de las civilizaciones antiguas como yo, este es un momento que nunca olvidaré.

¡Y todo por ayudar a alguien gracias a mis conocimientos!.

 

quien puede patrocinar un viaje
En este destartalado Escarabajo realicé mi primer viaje patrocinado sin ni siquiera saberlo…

 

pasos para encontrar un patrocinador
… y gracias a ello pude ser testigo de un descubrimiento arqueológico…

 

como conseguir patrocinadores para tus viajess
… creo que la momia chimú me dio su bendición para poder viajar sin límite por el mundo.

 

En aquel momento me quedé pensando: «ojalá pudiera hacer esto todos los días: ayudar a alguien y que a cambio me pudiera ahorrar la mayor parte de los gastos de mi viaje«.

Lo que no sabía es que unos años más tarde, y gracias a un blog, estar sería la forma que me iba a permitir vivir viajando sin tener que volver a preocuparme del dinero.

 

patrocinios para bloggers
¿Viajar sin gastar dinero a cambio de contar tus experiencias? A mí también me parecía imposible…

 

Por qué comencé a viajar

Creo que va siendo hora de que nos conozcamos.

Me llamo Luis Gago, soy fotógrafo y blogger de viajes, y me paso la mayor parte del tiempo visitado nuevos lugares por todo el mundo.

Pero para llegar hasta aquí he pasado por un proceso de reinvención profesional que no ha sido ni corto ni fácil, y me gustaría contarte brevemente todo por lo que tuve que pasar.

Desde que era pequeño seguí la ruta marcada por la sociedad: fui a la escuela, a la universidad, conseguí un trabajo, compré un coche…

La verdad es que desde fuera tenía una vida estupenda: una plaza fija tras aprobar una oposición (¡el sueño de cualquier español!), un buen sueldo que me permitía llevar una buena vida (un buen piso del alquiler, salir con los amigos siempre que quería, comprarme cualquier capricho…)…

…pero no era capaz de ser feliz, me sentía atrapado, ¿te suena?

Siempre me gustaron las historias de aventuras y superación, y de pequeño devoraba las novelas de Julio Verne o Emilio Salgari.

Me tragaba todos los documentales de National Geographic que encontraba, y me encantaba pasar horas entre atlas y libros de historia y culturas lejanas.

Pero todo eso quedaba atrás cada lunes cuando tenía que volver a poner en marcha la rueda de la rutina laboral; un trabajo de oficina que con los años se fue haciendo cada vez más anodino e insoportable.

 

como conseguir un patrocinador para viajar
Esta imagen podría haber existido solo en mi mente si al final hubiera decidido renunciar a mis sueños… ¡Lucha por lo que quieres!

 

Por supuesto que me iba de vacaciones a viajar a algún lugar cada año, pero para mí, disfrutar de 3 semanas haciendo lo que quería a cambio de 49 semanas haciendo algo que no me gustaba, me parece algo totalmente descompensado.

¿Y tú cómo lo ves?

Dejé pasar los años y la situación fue yendo a peor: cada vez estaba más insatisfecho en mi trabajo, tenía esa sensación de que no encajaba en ningún lado, y cada vez gastaba más dinero en salir y en caprichos para intentar llenar ese vacío existencial.

Llegué a un punto de no retorno en el que ya no me reconocía: estaba a punto de renunciar para siempre a mis sueños y aceptar la existencia que me decían que me tocaba vivir. Y fue en ese momento, justo antes de convertirme definitivamente en un hombre gris, cuando decidí que iba a darle un giro a mi vida.

Click para twittear:

Si yo no me iba a dar una oportunidad de cumplir mis sueños, ¿quién me la iba a dar?

Así que dejé atrás el trabajo, la familia y los amigos y, junto a mi chica, nos compramos unos billetes de solo ida a Mumbai rumbo a la aventura.

Ese fue el comienzo de una vuelta al mundo de año y medio. No te voy a contar todo lo que descubrí, aprendí y disfruté porque necesitaría un libro entero, pero sí te voy a contar la palabra que me cambió la vida: Ikigai.

A mi paso por Japón descubrí esta palabra que significa «encontrar la misión de tu vida», «vivir de tu pasión», «descubrir la fuerza que hace que te levantes con ilusión cada mañana»).

Durante ese viaje me decidí a aprender de una vez por todas a hacer buenas fotos.

Era una oportunidad única para capturar el mundo con mi nueva cámara, así que a base de hacer cursos, leer, aprender del trabajo de otros y practicar mucho (¡hacía unas 1000 fotos al día!) poco a poco fui perfeccionando mi técnica.

¿Y sabes lo que pasó? Que me di cuenta que viajar y hacer fotos era lo que siempre había querido hacer.

Había encontrado mi propósito vital, mi Ikigai, y ahora tenía que encontrar la manera de poder seguir haciéndolo indefinidamente.

 

Los comienzos de un blog: la parte más difícil

Cuando volvimos a España comencé a organizar exposiciones fotográficas con mi trabajo: primero en bares de amigos, luego en hoteles y salas de exposiciones, y hasta conseguí hacer una exposición en el museo de la Catedral de Santiago de Compostela.

Las ventas caían con cuentagotas, y junto a la venta de fotografías online conseguía generar ingresos, pero no los suficientes como para dejar de depender de mis cada vez más escasos ahorros.

Fue entonces cuando descubrí que había gente que vivía viajando apoyándose en un blog, como Xavi y Carme de lavueltaalmundo.net, Ángel Alegre de Vivir al Máximo o el mismo Antonio G.

Y con todo lo que había aprendido en mis viajes, pensaba que podía ser muy útil compartir mis trucos viajeros y de fotografía, así que me decidí a crear mi propio blog.

Como sabía que escribir un blog es una tarea que lleva tiempo y esfuerzo, me decidí a empezar bien desde el principio, así que me pasé unos cuantos meses aprendiendo WordPress, SEO, diseño gráfico, email marketing… vamos, todos los ámbitos que tienes que controlar para poder gestionar un blog de manera profesional.

Y tras todo ese esfuerzo (y bastantes cagadas), por fin vio la luz Destino Ikigai en octubre de 2016.

Como te puedes imaginar estaba muy ilusionado, y escribía mis posts con mucho esmero, dedicándoles horas para después intentar moverlos por redes sociales y conseguir visitas y suscriptores.

Pero los comienzos son muy duros, y las visitas caían con cuentagotas. Muchos días no conseguía ni un solo suscriptor. Y entonces empezaron las dudas:

  • ¿Habré llegado demasiado tarde al mundo del blogging?
  • ¿No estará el mercado saturado de blogs de viajes?
  • ¿Cómo voy a competir con gente que lleva años haciendo lo que yo quiero hacer?

Si te soy sincero, en algún momento se me pasó por la cabeza tirar la toalla. Pero no tenía muchas más alternativas, así que seguí empeñándome en sacar adelante este proyecto fuera como fuera.

 

¿Qué son los blogtrips y por qué todos quieren apuntarse a uno?

Con solo 3 meses como blogger, me fui a Madrid para asistir a Fitur (Feria Internacional de Turismo), el evento para profesionales del turismo más grande de España.

Allí pude conocer en persona a otros bloggers de viajes a los que seguía desde hacía tiempo.

Fue fantástico conocer a gente con tus mismos intereses e inquietudes, porque por fin podía hablar con gente que estaba pasando por lo mismo que yo.

En este evento participaban empresas del sector y oficinas de turismo de muchísimos países, que estaban deseando trabajar con bloggers para la promoción de sus destinos.

Fueron unos días de locos, con reuniones maratonianas, absorbiendo información y coleccionando tarjetas de visita a diestro y siniestro.

 

conseguir un viaje patrocinado
Cómo conseguir patrocinadores: en eventos de turismo como Fitur, puedes hacer muchos contactos y relacionarte con un montón de profesionales del sector.

 

Por supuesto, todos los bloggers estábamos a la caza de blogtrips. Pero, ¿qué es un blogtrip?

Pues un blogtrip es un viaje para bloggers ofrecido por oficinas de turismo o empresas del sector (aerolíneas, hoteles, compañías de coches de alquiler…) para promocionar un destino determinado.

Para ello, los bloggers deben crear contenido en sus blogs y redes sociales y contar sus experiencias.

Lo bueno es que el viaje, en la mayoría de los casos, le sale gratis al blogger porque el organizador se encarga de todos los gastos de transporte, alojamiento y manutención. ¡En algunas ocasiones incluso te pagan una cantidad a mayores!

Como te puedes imaginar, es una forma genial de viajar gratis si tienes un blog, ya que te permite tener experiencias en nuevos destinos sin que tengas que gastar nada.

Lástima que haya un «pequeño» inconveniente: solo los blogs más grandes, con más trayectoria y con más seguidores van a conseguir una plaza en un blogtrip.

Así que ahí estaba yo, con un «baby blog» de tres meses intentando competir al lado de blogs con un montón de años a sus espaldas, muy bien posicionados y con decenas de miles de seguidores.

Lógicamente todos los blogtrips se los llevaron los grandes… y me di cuenta que iba a necesitar muchos años para poder competir a su altura.

 

La idea que lo cambió todo: «Bloguetizar»

A pesar de todo, yo seguí avanzando poco a poco por mi camino.

Iba ganando más visitas y suscriptores, participaba activamente en eventos, colaboraba con otros bloggers en posts de invitado y posts recopilatorios, le daba caña a las redes sociales… Iba poquito a poco, siguiendo el camino correcto, pero a años luz de los seguidores que puede tener un influencer.

Sabía que las posibilidades de que me invitaran a un blogtrip, con las estadísticas de mi blog y redes sociales, eran muy escasas…

Y entonces se me ocurrió una idea un poco loca: ¿y si me organizo yo mi propio blogtrip?

Si me busco yo mismo los patrocinadores, ofreciéndoles algo que quieran, puedo comenzar a viajar reduciendo drásticamente los gastos de mi viaje.

Y no sólo eso: de esta forma, yo elijo a qué destino quiero ir, en vez de tener que amoldarme a un blogtrip que ya está previamente establecido.

Me puse manos a la obra y empecé a diseñar un paquete de servicios que pudiera ofrecer a hoteles y empresas de turismo.

Le di varias vueltas al texto del correo, aplicando principios de marketing y psicología, y me puse a enviar mails a ver qué pasaba.

Para mi siguiente viaje, tenía pensado pasar varios meses en Asia (si me lo podía permitir), y mi primer destino era la isla de Sri Lanka. Así que una semana antes de llegar empecé a bombardear a emails a varios hoteles de los lugares que quería visitar.

Envié de media unos 60 emails para cada localidad, aunque me llevó poco más de una hora porque lo que hacía era un copia-pega del texto base cambiando solo el nombre del hotel.

¿Y sabes lo que pasó?

¡Conseguí mis 2 primeras estancias patrocinadas antes siquiera de llegar a Sri Lanka!

No me lo podía creer…

 

como conseguir patrocinios
Cómo conseguir patrocinadores: una de mis primeras estancias patrocinadas en Sri Lanka, con vistas a la roca de Sigiriya (y un poco de postureo digital nomad también).

 

Por aquel entonces tenía menos de 200 visitas diarias en el blog, 1000 seguidores en mi fan page de Facebook y unos 1800 seguidores en Instagram. ¡Y aún así lo había conseguido!

Sin ser influencer, había logrado encontrar patrocinadores para mi viaje.

Y todo lo que tenía que hacer era algo que ya tenía pensado hacer de todas formas (y gratis): escribir en mi blog mis experiencias viajando, difundirlas por las redes, y hacer fotos.

Seguí enviando e-mails a los hoteles de los siguientes lugares por los que iba a pasar, y la verdad, los resultados me dejaron con la boca abierta…

… De todo el mes que pasé en Sri Lanka, conseguí estancias patrocinadas en hoteles para TODAS las noches.

¡Me alojé en hoteles y resorts en Sri Lanka durante un mes sin gastar ni 1 euro!

¿Y sabes lo mejor de todo?

Que cuando me marchaba de los hoteles me daban las gracias y hasta me invitaban a volver cuando quisiera.

No solo había conseguido reducir a 0 mis gastos de alojamiento, sino que estaba ayudando a los demás haciendo justo lo que más me gustaba.

Me imaginé al Luis de 4 años atrás sonriéndome desde Perú a través del tiempo y diciendo: «al final lo has conseguido, cabroncete».

Pero bueno, aún faltaba seguir poniendo a prueba mi método. Mi siguiente destino era Japón, un país radicalmente opuesto a Sri Lanka: uno de los países más caros, con una oferta de hoteles infinitamente superior, con otra mentalidad… Vale, te dejo que adivines lo que pasó.

¡Pues que también conseguí patrocinadores para todo el tiempo que estuve viajando por Japón!

Fue increíble.

 

como pedir patrocinios para viajes
Yo tampoco pensaba que podría recorrer Japón sin pagar alojamiento, pero conseguimos patrocinios en lugares tan increíbles como un shukubo (monasterio budista).

 

En los meses siguientes fue repitiendo el éxito en Vietnam, Malasia, Tailandia… y hasta comencé a conseguir patrocinadores para actividades turísticas como montar en globo o hacer tirolina por la selva, cosa que no hubiera podido permitirme por su alto precio.

Al final lo he conseguido, llevo más de un año viajando y gastando menos al mes que si me hubiera quedado en España pagando un alquiler, y pasándolo infinitamente mejor, claro está.

He accedido al tipo de patrocinios que pensaba que solo estaban al alcance de los influencers. ¡Menos mal que me atreví y me lancé!

 

Contactar con patrocinadores para viajes
Los patrocinios no son solo para alojarte en hoteles: puedes disfrutar de tours, deportes de aventura… En Tailandia pude hacer una ruta en tirolina por el medio de la selva

 

Y para todo eso solo necesitaba 3 cosas que ya tenía, y que tú seguramente también tengas…

 

Las 3 premisas para empezar a bloguetizar

A esta forma de rentabilizar un blog la he bautizado como «bloguetizar», por contraposición a monetizar.

  • Monetizar un blog es conseguir generar ingresos online, algo que te enseñan infinidad de bloggers y cursos online.
  • Bloguetizar es usar un blog para reducir tus gastos a casi 0.

Y esto es lo que yo quiero enseñarte.

 

conseguir patrocinadores para viajes
¿Te imaginas que tus lunes fueran así? Si una persona normal como yo puede hacerlo, tú no vas a ser menos.

 

Y para empezar a bloguetizar, necesitas 3 requisitos previos.

 

1. Un blog en marcha

Esto es un poco obvio, pero necesitas tener tu propio blog con un mínimo de contenido. Recuerda que si quieres conseguir patrocinadores, debes tomarte en serio tu carrera como blogger.

Con esto me refiero a que tu blog debe parecer lo más profesional posible:

  • Tienes que contar con un dominio propio y un buen servicio de hosting
  • Debes cuidar el diseño web y tener tu propio logo y marca personal.
  • Tu blog tiene que tener una buena estructura y menús (artículos, sobre mí, contacto, etc…)
  • Por supuesto, tienes que tener ya algunos posts publicados para que se vea tu estilo.

No importa que estés empezando y tengas pocas visitas, si te lo vas a tomar en serio, ya verás como el trabajo diario va a dar sus frutos.

Además, casi ningún patrocinador me ha pedido mis estadísticas web. Si les gusta lo que haces y les propones una colaboración que vean interesante, el tema del número de visitas pasa a un plano secundario.

 

2. Un mínimo de seguidores en redes sociales

Las redes sociales son un muy buen complemento para tu blog, ya que te permiten llegar a un número grande de personas que tienen los mismos intereses que tú.

Esto lo saben muy bien los hoteles y empresas del sector turístico, y es algo en lo que suelen fallar: muchos no saben bien cómo llegar a sus futuros clientes en este nuevo entorno, y ven a los bloggers como los socios perfectos para sus campañas de promoción.

Un auténtico win-win.

Yo también pensaba que necesitaría miles de seguidores para que se fijaran en mí, pero resulta que las empresas ahora empiezan a valorar mucho a los llamados microinfluencers.

Microinfluencer es una persona con un perfil en redes sociales mucho más modesto que un influencer, pero con unos seguidores bien alineados con su temática y con un engagement alto.

Esto quiere decir que interactúa mucho con sus seguidores, y que el ratio de likes es proporcionalmente mejor que el de un megainfluencer.

 

pasos para encontrar un patrocinador
Actividades como esta ya no son exclusivas de los ricos y famosos. ¡Hagan paso a los microinfluencers!

 

Pero bueno, yendo al grano y a lo que te interesa: puedes empezar a conseguir sponsors a partir de un mínimo de 1000 seguidores en redes sociales.

¿Y cómo lo se? Porque yo tenía poco más de 1000 seguidores cuando empecé a cerrar acuerdos con hoteles y empresas interesadas en colaborar y patrocinar a bloggers.

 

3. Un media kit profesional

Esto es lo que va a hacer que te dejen de ver como un blogger primerizo y te empiecen a considerar un blogger profesional.

Un media kit es tu nuevo CV como blogger en el mundo online. En este documento vas a poder mostrar a tus potenciales patrocinadores el poder de tu marca, donde puedes plasmar el tipo de servicios que ofreces y las colaboraciones a las que estás abierto, tus puntos fuertes, tus casos de éxito… sí, y también tus estadísticas web y de redes sociales.

Te sorprenderá saber que muy pocos bloggers cuentan con un media kit, y los que lo tienen no siempre saben cómo presentar de forma correcta la información para conseguir patrocinadores para viajes.

¿Y tú? ¿Ya tienes media kit o aún andas dándole vueltas a cómo crearlo?

 

Presentación del método ARCO

A base de práctica, y tras hablar con varios responsables de hoteles y empresas turísticas, fui entendiendo mejor lo que ellos esperaban al ofrecer un patrocinio.

Y gracias a ello fui dándole forma a lo que bauticé como Método ARCO, que consiste en un paquete de servicios y acciones promocionales para aumentar la presencia online de estos hoteles o empresas turísticas a cambio de alojamiento o el disfrute gratuito de un servicio.

 

encontrar patrocinadores para viajes
Cómo conseguir patrocinios: en Kuala Lumpur conseguimos una semana en una executive suite con vistas a las Torres Petronas, gracias a ofrecer un servicio bien valorado por los hoteles.

 

Un blog y unas redes sociales son una plataforma genial para colaborar con hoteles, pero… ¿y si además les ofrecemos un servicio exclusivo que dependa de nuestros conocimientos y habilidades?

Por ejemplo, a mí se me da bien hacer fotos, y les ofrezco un pack fotográfico para que puedan usar en su web y redes sociales.

¿Y si a ti no se te da bien la fotografía, qué puedes ofrecer? Pues eso es lo bueno, que puedes crear un servicio a tu medida según lo que se te de bien:

  • ¿Te gusta bailar? Ofréceles impartir unas clases de baile para sus huéspedes.
  • ¿Eres un experto en SEO? Hazles una auditoría web a cambio de tu estancia.

Las posibilidades son infinitas, y no sólo estarás haciéndoles un favor, sino que estarás disfrutando del proceso porque eres muy bueno en eso y es lo que más te gusta hacer…

Cualquier blogger puede ofrecer mencionarlos en sus redes, pero sólo tú vas a poder ofrecer ese servicio «a medida» basado en tus puntos fuertes.

¿A que es genial? ¡Pues no sabes lo bien que funciona!

Y además esto lo puedes hacer aunque tu blog no sea de viajes: hay muchos nómadas digitales que viajan pero llevan un blog de otra temática (marketing, cocina, moda…).

Lo bueno es que mi método ARCO puede ser adaptado a cualquier temática para que te dediques a tu especialidad mientras viajas.

Si te han quedado claros estos consejos para conseguir patrocinios, solo queda responder a 2 preguntas:

 

1. ¿Dónde conseguir patrocinadores?

A la hora de planear un viaje patrocinado, debes decidir a qué hoteles y empresas contactar. Para ello sería genial saber si ya han trabajado antes con bloggers, porque así te aseguras que van a valorar tu propuesta como se merece.

Pero no creas que es tan fácil conseguir un simple email de hotel y si no me crees, prueba en Google…

¿Sabías que muchos hoteles esconden su dirección de correo electrónico y no aparece ni siquiera en su web?

Por suerte, he descubierto varios trucos para encontrar esas direcciones, y muchas de las colaboraciones patrocinadas que he cerrado fueron posibles gracias a dar con esos mails escurridizos.

¡Lo que se aprende cuando la necesidad aprieta!

 

como encontrar patrocinadores para un viaje
Sí, se puede vivir como un influencer contando con cifras modestas si sabes mover bien los hilos

 

2. ¿Cómo presentar mi propuesta de colaboración para solicitar patrocinio?

Aunque tengas una buena propuesta para conseguir patrocinadores, necesitas presentarla de una forma atractiva para asegurarte el «sí».

Para ello tu email de presentación debe contar con una buena estructura:

  • Presentando tu proyecto.
  • Diciendo lo que puedes aportar.
  • Mostrando pruebas de tu profesionalidad.
  • Finalmente, realizando tu propuesta más seductora.

Solo entonces los tendrás preparados para que reciban con naturalidad tu petición y no puedan negarse, ya que les estarás ofreciendo algo de mucho valor para ellos.

 

Ahora tú también puedes conseguir patrocinadores para tus viajes

Si yo conseguí sin ayuda mis primeros patrocinios cuando llevaba menos de un año con el blog y con poco más de 1000 seguidores en mis redes… imagínate lo que puedes conseguir tú si alguien que lo ha logrado te guía paso por paso para que puedas empezar a «bloguetizar» y viajar sin apenas gastar dinero.

Sé lo frustrante que es no ver resultados después de dedicar un montón de tiempo y trabajo en un blog, y quiero ayudarte a conseguir rentabilizar tu blog para que puedas viajar muchísimo más por mucho menos dinero.

Esto es lo que me ha movido a preparar para ti el curso Travel Hacking: Financia tu viaje gracias a tu blog .

Pero no creas que te voy a dar una formación y dejarte tirado, nada de eso.

Voy a estar en permanente contacto contigo a través del foro del curso para seguir tu caso y asegurarme que consigues esos patrocinios. Recuerda que el primero es el más difícil, a partir de ahí, todo irá más rodado.

Aquí puedes descubrir exactamente qué es lo que vas a aprender en este curso.

Es una formación hecha con mucho cariño y pensada para ayudar a otros a conseguir patrocinadores sin perder el tiempo dando vueltas. ¡Lo que yo hubiera querido que alguien me enseñara a mí cuando empecé!.

 

curso como conseguir patrocinadores

 

¿Nos vemos por el mundo?

Espero que mi experiencia te haya resultado interesante, y ojalá tomes buena nota para que en un futuro cercano podamos conocernos en algún país mientras «bloguetizamos» sin preocuparnos demasiado por el presupuesto del viaje.

Te espero en los comentarios para cualquier pregunta, duda o reflexión que te haya surgido. ¡Un abrazote!

Por Luis Gago

Dejé atrás la oficina para irme a recorrer el mundo con mi cámara. Hoy vivo como un nómada digital enseñándote que vivir viajando puede resultar más barato que quedarte en tu casa. Te lo cuento todo en mi blog Destino Ikigai, y si quieres que estemos en contacto, te espero en Instagram , Facebook y Twitter. ¡La fortuna sonríe a los audaces!

Inteligencia Viajera efectos Blog imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando