Logo Blanco Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Categorías

Viajar a Perú: qué ver en el país de la magia de Machu Picchu y donde comer rico es un placer sagrado

Inteligencia Viajera Blog Imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

Debido a la crisis del coronavirus, es posible que no se pueda viajar a ciertos países por el momento. Ten en cuenta que las medidas sanitarias en cada país están en constante cambio. Por favor, revisa las condiciones de tus países de origen y de destino.
Para más información:
Viajar en avión en tiempos de Coronavirus.
Nota informativa del Ministerio de Asuntos Exteriores.
Recomendaciones de viaje por países.

Este es un post de invitado de María Polaina, creadora de mariapolaina.com


Estaba en mi tercer trabajo de atención al público cuando, harta de barrer suelos, vender medias y captar socios para ONGs, me planté y dije:

«Me voy a Perú. Es la hora».

Me autodespedí (vamos, que me largué) y, loca de emoción, tanteé vuelos para darle espacio a ese arrebato que se me había metido en la cabeza.

Me fui a Perú. Era enero de 2015.

Pensaba quedarme un par de meses. Ir a probar.

Y pasó lo que tenía que pasar.

Me quedé tres años. Y conocí el país desde dentro.

Soy María Polaina y nací en Linares un lluvioso 9 de abril de hace 28 años. Estoy recién retornada del país con la naturaleza más apabullante que he visto en mi vida y vengo a contarte lo que necesitas saber para que viajar a Perú te marque para siempre.

 

Viajar a Perú: lo que debes saber antes de viajar

1. ¿Qué necesito para viajar a Perú?

Antes de liarnos con los documentos, los ingredientes mágicos que siempre recomiendo llevar en la mochila para viajar a Perú son paciencia y buen humor.

En Perú todo es posible. Y los imprevistos son, precisamente, imprevisibles.

Aunque planees tu viaje con detalle, debes saber que en Perú lo más normal del mundo es que algo no salga como planeaste. Así que abre tu mente, hilvana el recorrido y déjate sorprender por lo que el país tenga para ti.

Los peruanos son gente superacogedora y les encanta compartir su cultura. Así que disfruta del viaje y de la experiencia que, sin duda alguna, será muy diferente a lo que acostumbras a ver en Europa.

Dicho esto, vamos a los papeleos.

 

A. Pasaporte, visa y TAM

Para viajar a Perú no necesitas visa.

Te pedirán el pasaporte con 6 meses de validez en el control migratorio del aeropuerto.

Te sellarán la fecha de ingreso y te escribirán a mano los días durante los cuales tu estancia como turista es legal, normalmente la de tu billete de avión.

Es bueno que sepas que, pasada esa fecha sin salir del país, correrá una multa de 1 dólar diario y tu situación será ilegal. Migraciones para esto es muy estricta, así que no te olvides de tener tus papeles en regla.

También te pedirán la Tarjeta Andina de Migración (TAM). Sirve para declarar en aduanas que no vas a liarla con tráfico de bienes o de personas. La entregas firmada y ya está.

La TAM se rellena en 5 minutos y algunas aerolíneas las reparten en el vuelo. Tómale una foto y guárdala en tu nube junto a tu pasaporte.

¡Y ya está, querido! ¡Bienvenido al Perú!

 

B. Vacunas

Las vacunas son un trámite personal más. Nadie te pregunta por ellas ni te frena en la frontera si no las llevas, así que no te agobies.

Las que se recomiendan son:

  1. Fiebre amarilla: obligatoria, dura para siempre.
  2. Fiebre tifoidea o tifus: recomendada.
  3. Hepatitis A: recomendada.
  4. Hepatitis B: recomendada.
  5. Malaria: recomendada si piensas dormir en la selva.

Yo me puse la fiebre amarilla, tifus y hepatitis A (porque la B ya la tenía) y me recetaron la de la malaria, que nunca tomé.

Visita el Centro de Vacunación Internacional, coge cita previa en el centro de vacunación que mejor te venga, y vacúnate los 20 días previos al viaje.

Y listo. Una cosa menos para cruzar el charco.

 

2. ¿Cómo llegar a Perú?

A. Volar desde España

El único aeropuerto internacional del país sigue siendo el de Jorge Chávez.

Conecta con Madrid a diario a través de varias compañías:

  • LATAM Airlines: es latinoamericana, concretamente chilena y brasileña. Es la que mejor servicio da.
  • Iberia: española, opera con LATAM. Está en su mismo rango.
  • Air Europa: española. Sus precios y servicio bajan un poco.
  • Avianca: colombiana y en la línea de AirEuropa.
  • Plus Ultra: española y con los precios más bajos.

Te recomiendo las cuatro primeras, porque las he probado y se viaja bien durante las 12 horas que dura el trayecto.

No te recomiendo Plus Ultra porque cancelan vuelos en el último minuto, los aviones son viejos y sufren averías, y con frecuencia salen con retraso. No obstante, hay gente a quien le ha ido bien.

 

B. Volar barato a Perú

Si estás pensando en comprar un billete barato a Perú, seguro que te asaltan todas estas preguntas.

¿Cuándo compro el billete? ¿Cuánto vale? ¿Qué día es mejor para volar? ¿Y para comprar?

Cuando mi amiga Ana planeaba visitarme, conseguir un billete a buen precio era su quebradero de cabeza. Y es natural. Un viaje transatlántico no es volar en Europa y su presupuesto tenía que ajustarse al máximo.

Le di estas tres pautas básicas:

  1. Compra con dos meses de antelación.
  2. Elige un martes, un miércoles o un jueves para volar.
  3. Si puedes, vuela en temporada baja, de septiembre a mayo.

En temporada baja puedes conseguir hasta 600 €. En temporada alta, los vuelos alcanzan los 1.400€, desde junio hasta agosto.

Para que te hagas una idea, un vuelo directo te puede salir entre 650 y 900 €. Por menos de eso, es difícil volar a Perú.

¿Y qué pasa con las escalas?

No soy amiga de las escalas porque prefiero llegar a Lima tranquila, con mi jet lag normal, y no hecha polvo. Para volar 10.000 km y 12 horas compensa elegir un buen vuelo directo con tiempo y despreocuparte. Y lo mismo sucede al regresar.

La última vez que hice escala en Bogotá, el vuelo de Lima a Bogotá se retrasó. Me iba a dar una ataque, porque desde Bogotá salía el vuelo a Madrid y llegué a la puerta de embarque por los pelos.

No obstante, en SkyScanner encuentras de todo, así que… ¡a gusto del consumidor! 😉

 

3. La moneda: el Sol Peruano

En Perú, la moneda oficial es el Sol Peruano (PEN). Sin embargo, los dólares americanos (USD) también son de curso legal. El sol se escribe así: S/.

Un dólar son S/. 3.27 y un euro son S/. 3.78.

Como sé que esto te deja un poco a medias, te dejo el convertidor que me salvó la vida mil veces.

 

A. ¿Cómo dispongo de efectivo en soles?

Si puedes llevar cambiado de tu banco, perfecto.

Si no, no te preocupes, porque la moneda se cambia con facilidad, y el tipo de cambio suele ser mejor una vez que estás en Lima.

 

B. Conseguir soles en el aeropuerto

Para conseguir soles en el aeropuerto (necesarios para pagar el transporte hasta la ciudad de Lima) tienes dos opciones:

  • Si traes efectivo en €: ve a la casa de cambio de dentro del aeropuerto. Aunque el tipo de cambio es bajo, sales del paso.
  • Si traes tarjeta de débito: busca un cajero automático. Puedes sacar hasta S/. 400.00 por 6 dólares (unos 5 euros) de comisión.

Más tarde y con tiempo, podrás buscar un lugar con mejor cambio. 🙂

 

C. Conseguir soles en la ciudad

Hay casas de cambio a montones y cambistas en la calle a mansalva. Aunque circulan soles y dólares, la única moneda oficial es el sol.

Verás que algunos servicios y productos se tarifan en dólares. Suelen ser los más caros y los considerados «de lujo». Si quieres pagar en soles, lo puedes solicitar. Te aplicarán el tipo de cambio del día y ya está.

Para ahorrarte un posible disgusto, te recomiendo que vayas a las casas de cambio oficiales. Pregunta en dos o tres, para ver cuál paga mejor. Suelen estar muy cerca unas de otras.

 

4. ¿Cómo desplazarte en Perú?

Cuando aterrices, estarás en la Provincia Constitucional del Callao. De ahí, irás a Lima, la capital. Y, una vez en las provincias, verás que hay muchos medios de transporte en todo el país.

Entonces, ¿cómo salir, entrar y desplazarte por el Perú?

 

A. Ir del aeropuerto del Callao a Lima ciudad

En Lima ciudad están Miraflores y Barranco, los distritos turísticos de la capital.

En ellos se concentran la mayoría de hoteles, backpackers y hostales. Allí tendrás que desplazarte desde el aeropuerto del Callao una vez que desembarques y tengas tu equipaje en mano.

 

B. Mis recomendaciones para desplazarte

 

>> Si viajas en grupo

Conforme sales de recoger el equipaje encuentras empresas de transporte seguro dentro del aeropuerto.

Suelen costar entre S/. 60.00 y S/. 70.00 hasta Miraflores y Barranco. Es un coche privado que te lleva al alojamiento, y listo.

 

>> Si viajas solo o en pareja

El autobús público del aeropuerto cuesta S/. 20.00 por persona y te deja en Miraflores.

Es azul y sale cada media hora. Es seguro, barato y cómodo.

Pregunta al personal del aeropuerto dónde tomarlo. Llegarás en el mismo tiempo que el taxi porque va directo.

 

C. Lo que NO te recomiendo

Desestima la idea de tomar taxis fuera del recinto del aeropuerto.

El Callao es un distrito movido («movido» significa inseguro) y no merece la pena arriesgarse.

 

5. Moverte en Perú

El transporte en Perú es bastante pintoresco y hasta divertido. Aprendes a ser viajero y extranjero a través de sus batallitas, que son curiosas a reventar.

Si te gusta sumergirte en la cultura local, irás de cabeza en cuanto veas la primera combi.

Y ahora querrás saber cómo moverte por el país entre provincias, y dentro de las ciudades.

 

A. Moverte en Perú entre provincias

Hay 2 formas principales de desplazarte entre las provincias que forman el Perú:

  • Por aire: puedes llegar a las ciudades más visitadas, que sí cuentan con aeropuerto (Cuzco, Arequipa, Juliaca -Puno-, Iquitos, Cajamarca…).
  • Por tierra: puedes llegar prácticamente a cualquier sitio. La única excepción a esta regla es Iquitos, donde la selva amazónica solo permite llegar por avión o por barco.

Te lo explico todo al detalle a continuación.

 

>> Viajar en autobús

Aunque en Perú no hay autovías, la mayoría de las carreteras están asfaltadas, y solo hay trochas en lugares rurales y remotos.

Hay buenas comunicaciones por tierra y los asientos del autobús se reclinan para dormir desde 140º hasta 180º. Llevan música y películas a bordo y te dan almuerzo, desayuno y cena según las horas de viaje.

Te voy a dar un tip importante que, aunque vale para cualquier país, te conviene recordar cuando viajes a Perú.

No pierdas de vista tus cosas. Nunca.

Cuando dejes tu equipaje en el maletero (ponle un candadito con llave si puedes), guarda bien el ticket numerado que te dan y échale un ojo de vez en cuando a los compartimentos superiores si los usas.

Es típico olvidarse cosas ahí y darse cuenta cuando ya es tarde. Y, por experiencia, te aseguro que es una faena.

Viajar en autobús es barato y, normalmente, bastante cómodo. El mayor inconveniente está en el tiempo que se tarda en viajar, porque la velocidad es muy limitada al no haber autovías.

Encuentra en Redbus las compañías más seguras y a buen precio que se mueven por todo el país.

Nota: hay compañías más baratas. No te las recomiendo porque son, en general, incómodas, hacen más paradas y tienen menos garantías.

 

>> Viajar en avión

Volar en Perú se paga en dólares. Ganas tiempo. Si tu bolsillo te lo permite, es lo ideal.

El inconveniente es que los vuelos se agotan rápido y tienes que comprarlos con una o dos semanas de antelación.

Tantea en:

Mirando con tiempo, en todas las nacionales puedes conseguir precios asequibles. Cuanto más próximamente vueles, como en todas, más caro saldrá el viaje.

 

B. Moverte en Perú dentro de las ciudades

Desplazarte en las urbes peruanas es fácil gracias a:

  • Los taxis y colectivos.
  • Los microbuses o combis.
  • Las mototaxis.

Tienes donde elegir. 😉

 

>> Taxi y colectivos

Quizá hayas oído que tomar taxi en Lima es una lotería, que no lo cojas nunca, que te van a robar, etc. Esto se debe a que hay mucha informalidad.

Sin embargo, si sabes cómo, tomar un taxi de la calle no tiene por qué ser peligroso.

Te voy a contar cómo lo he hecho yo en estos tres años. Si no te convence, siempre te quedarán los taxis de aplicación, como Uber o Cabify, que operan en Lima desde hace unos años.

Instrucciones:

  • No elijas un coche destartalado. Mejor cuanto más nuevo.
  • jate muy bien en el conductor mientras negocias con él. Si percibes algo que no te inspire confianza (aunque sea algo pequeño), déjalo ir y busca otro.
  • Busca que tenga una línea amarilla en la parte superior de la matrícula delantera. Estarás comprobando que tiene licencia.

Una vez hecho esto, viene la famosa chicha del negocio y el regateo:

  1. Acércate a la ventanilla del copiloto, saluda y dile al conductor adónde quieres ir.
  2. Él te ofrecerá una tarifa, y, si a ti te parece bien, aceptarás y te subirás al carro.
  3. Si no te parece bien, estarás en todo tu derecho de proponerle otra. Si no acepta, se irá, tú buscarás otro y vuelta al primer punto
  4. Y si a él le parece bien, business done. Al carro.

Si no te sientes seguro con estas indicaciones, no te compliques y usa un taxi de aplicación, al menos en Lima.

En las provincias los taxis suelen ser más tranquilos, y la técnica es la misma. Sé amable y te irás soltando sobre la marcha.

Tip: La regla básica es, naturalmente, el sentido común. 😉

 

>> Microbuses o micros, combis

Ya te dije que, si te mola lo local, tienes que probar los microbuses.

Dos personas dirigen estos vehículos:

  • El chofer: el que lleva el volante.
  • El cobrador: que se encarga de los pasajeros.

El cobrador va indicando el itinerario a la gente del paradero -o parada-, desde la ventana o la puerta:

«¡Toda la Arequipa! ¡Parque Kennedy, Miraflores!».

No tengas miedo y súbete sobre la marcha si va adonde tú vas. Al poco rato, el cobrador pasará por tu lado pidiendo que pagues («¡Pasaje, pasaje!», normalmente, S/. 1.00), y te dará un boleto o ticket, con un numerito, que debes guardar.

Cuando estés llegando al lugar, tendrás que indicarle:

«¡Baja óvalo Miraflores!», en el caso de que te bajes, por ejemplo, en el óvalo Miraflores.

Y ahí te bajas y fin. Solo entonces puedes tirar (o botar) el boleto de viaje a una papelera.

Es divertido si no te da vergüenza preguntar lo que haga falta.

Si eres tímido o prefieres ir a lo conocido, tienes dos opciones: asumir el reto o regresar al taxi de aplicación. 😉

 

>> Mototaxis

Las mototaxis son motos cubiertas con asientos traseros, y la forma más común de moverse fuera de la capital.

Funcionan como un taxi normal, a veces se comparten y suelen costar lo mismo que una combi o microbús (S/. 1.00 – 2.00).

Las verás sobre todo en zonas de provincia. Son muy útiles cuando no conoces la ciudad y quieres llegar rápido a los sitios.

Es inmersión cultural a tope. A mí siempre me gustaron las mototaxis por lo prácticas, abundantes y caricaturescas.

 

5. Seguridad y recomendaciones generales

Ahora te voy a dar una información muy práctica y necesaria para que tu viaje a Perú fluya. 🙂

 

A. Seguro de viaje

Sácate un seguro de viaje sí o sí. No viajes sin él.

Encuentra el tuyo con IATI. En Perú hay clínicas privadas (muy caras) adscritas a las compañías y la sanidad pública no es, ni por asomo, como la europea.

Cógete un servicio básico como mínimo y viaja tranquilo.

 

B. Insectos y radiación solar

Hazte con estos dos imprescindibles:

  1. Repelente de mosquitos.
  2. Bloqueador o protector solar. Mínimo 30 SPF. Recomendable 50 SPF.

Los mosquitos abundan en la selva y en las zonas con humedad. Como no lleves repelente (y te lo apliques, claro), es muy probable que por la noche se te pongan las piernas como un huerto lleno de tomates y no pares de rascarte.

Puedes comprar repelente de insectos en cualquier farmacia o botica.

Por otra parte, el sol es superfuerte. Perú tiene una de las radiaciones solares más extremas del planeta.

Cuando te quieres dar cuenta, estás como un salmonete.

Así que advertido quedas. Hazte un favor y ponte bloqueador. En cada viaje o en cada excursión al aire libre.

 

C. Recomendaciones generales

Estos son los consejos que doy a todo el mundo que viaja a Perú:

  1. No olvides tus cosas en los lugares que visites: así evitas extravíos. Miraflores y Barranco son zonas tranquilas que acogen a muchos extranjeros. Bullen de gente y tanta concentración es, precisamente, lo que da pie a que tus cosas puedan desaparecer.
  2. No tomes un taxi de la calle de distritos que no conozcas: ni tampoco lo hagas ebrio, aunque estés en un distrito conocido.
  3. Cómprate un adaptador de enchufes al llegar: pásate por una ferretería, y listo.
  4. Bebe agua embotellada: el agua de Lima es perfectamente potable. Yo la he bebido hervida, cruda y filtrada y aquí sigo, pero si tu cuerpo no está acostumbrado a sus componentes, es fácil que reacciones con molestias de estómago. Usa botellas, y arreando.
  5. Inscríbete en el Consulado de tu país: sobretodo si tu estancia es mayor a un mes. Esto no es obligatorio y el Consulado no es la panacea. Pero, en caso de que suceda algo, puede serte útil.
  6. Perú es zona sísmica: no te asustes, que tampoco es Japón. Hay temblores leves a veces. Echa un ojo a estas recomendaciones para estar preparado si el seísmo es grande.

Y me dejo para la última mi favorita: prepara el cuerpo, que vas a comer como un rey.

 

6. Gastronomía: cocina de imperios y mestizos

La cocina peruana tiene fama. Y con razón.

Se reinventa cada día. Su variedad es inclasificable. Y nos vuelve locos a quienes la conocemos.

Te he preparado un resumen de cocina de costa, sierra y selva.

Si comes de todo, ir a Perú y no probarla tiene delito, ya te aviso. Comer en Perú es saborear su historia y entender de dónde viene el carácter, costumbre y muchas tradiciones del país.

Si eres vegetariano o vegano, puedes pasarte por aquí. También me gusta comer en Raw Café. Y pregunta, como imagino que sueles hacer, en los sitios.

En cualquier caso, si la gastronomía no te interesa nada, puedes pasar directamente al punto 7 (donde te hablo del clima y del idioma).

Click para twittear:

Viajar a Perú y no probar su gastronomía es casi un pecado nacional en el país andino

 

A. La costa: cocinas marina y criolla

En el norte peruano, el mar proveía. En el interior de la costa, los criollos probaban, mezclaban y experimentaban con sus ricos recursos.

  1. La cocina marina: te trae el imperdible cebiche, el arroz con mariscos, el delicioso chupe de camarones, la leche de tigre o el tiradito, inspirado en el sashimi japonés. Adorarás el mercado nº1 de Surquillo, en Ricardo Palma, límite con Miraflores, y el huarique Anco, en Barranco.
  2. La cocina criolla: con ella te chuparás los dedos gracias al inolvidable ají de gallina. Esto es pollo deshilachado con ají amarillo, leche y miga de pan, aderezado con nuez moscada y huevo cocido. O al platazo de arroz con pollo, que alimenta a familias enteras, con verduras y cilantro.

    El rocoto relleno, la causa a la limeña o el seco de cabrito con frejoles son otros ejemplos de la importancia del amor y la paciencia en la cocina para provocar verdaderos viajes de placer culinario. Descúbrelos en un templo de la cocina criolla como Panchita, en Dos de Mayo, Miraflores.Te he hablado de Lima, pero también en la costa de Piura, Tumbes y Lambayeque hay buena cocina marina y criolla.

Estoy enamorada de la cocina costeña. Por si no se notaba, ja,ja,ja.

 

como-viajar-a-peru
Mi debilidad al viajar a Perú. Se me hace la boca agua con este platazo. Mi compañero de aventuras, natural de Perú, hace este delicioso ají de gallina casero. Me mata de gusto, vaya, ¡ja,ja!.

 

B. Sierra: cocina andina

En los Andes, el frío es duro y muy seco.

La gente vive en pueblitos donde las mujeres peruanas sacan adelante la cocina tradicional con la habilidad asombrosa de nuestras abuelas.

Entrarás en calor con los fogones rústicos a través de sus manos pacientes, curtidas y sabias.

  1. La pachamanca de los antepasados se cocinaba al calor natural de piedras calientes, como en la Edad Antigua. Res, pollo, cerdo o cuy se combinan con el ají, el huacatay o comino y con queso andino. Añaden una mazorca de choclo y arverjas para completar el almuerzo.
  2. La ocopa arequipeña o la papa a la huancaína aderezan las papas hervidas con salsas de huacatay y ají amarillo, queso fresco y leche. Cuando te quieres dar cuenta, no queda nada en el plato.
  3. El caldo de gallina que «levanta muertos» y el cuy chactado sorprenden desde que los ves en el plato.

Encuentras todo en Cusco, Arequipa, Áncash, Puno, Cajamarca, La Libertad… o en cualquier menú en la solitaria cordillera de los Andes.

No sabría decirte cuál es mi favorito…

 

C. Selva: cocina amazónica

La humedad y el buen clima de la selva hacen que la gente sea alegre y divertida en su forma de comer. Que se alimenta y goza de la misma naturaleza.

  1. ¿Alguna vez pensaste en comer plátano machacado cocinado? Pues en la selva de Perú se llama tacacho, y se come con cecina, un sabroso ahumado de cerdo.
  2. También se prepara el juane: arroz con gallina envuelto en hojas silvestres de palmera bijao, y la trucha de río con plátano bellaco asado. Riquísimo
  3. Los licores fermentados son una estrella de la selva: la chicha de jora es un básico. Las frutas tropicales como el mango con la papaya, la cocona, el camu camu o el aguaymanto están a otro nivel y sus jugos o zumos vuelven loco a cualquiera.

Ya no te cuento más. Déjate sorprender en Loreto, Amazonas, San Martín o Madre de Dios.

 

Posdata del apartado gastronómico: en Ica hacen un pisco tremendo, con una gran cantidad de viñedos en la zona. El licor destilado de uva es una de las señas de identidad más fuertes del país.

Si un peruano se entera de que te has ido de Perú sin probar el pisco porque yo no te lo he dicho, me maldice por mala anfitriona, y con razón ¡ja, ja, ja!

Tómalo como aperitivo en cóctel Pisco Sour  (jugo de limón con pisco, jarabe de goma, clara de huevo y un toque de amargo de angostura) con moderación, porque sube fuerte, sobre todo al final.

O, si te atreves, en un chupito de pisco puro, saboreándolo despacio y soltando el aire por la boca para que el aroma llegue a tu nariz.

Si quieres llevarte o probar por tu cuenta, Portón o Sotelo de Ica son buenas marcas, y están en los supermercados.

Puedes ver la primer viña del Perú en Tacama, donde también se come de maravilla.

El acceso es un pelín más complicado, pero se llega y merece la pena. Si estás interesado en esta visita, déjame un comentario y te cuento cómo llegar. 😉

Puedes darle las gracias al responsable de toda esta deliciosa gastronomía aquí:

 

7. Clima, idioma y cultura

Últimas recomendaciones antes de mandarte de cabeza a viajar por el país (sé que lo estás deseando).

 

A. Clima: ¿qué ropa me llevo a Perú?

En tres palabras: tráete de todo.

  • En la sierra, el frío y la lluvia te piden sudaderas y chubasquero. Recomendación personal: braga Buff para el cuello. Y dos pares de leggings para debajo, por si acaso.
  • En la costa, el calor y el mar te aconsejan camisetas de manga corta y un sombrero o gorra (esto te lo puedes comprar allí directamente).
  • En la selva, húmeda, agradecerás ropas ligeras, claras y de manga larga.

Un buen calzado de montaña, unas bambas playeras y unas chanclas de baño son suficientes.

De todas formas, aquí tienes un post para saber cómo llenar realmente la mochila para lo básico-imprescindible, seleccionando lo más importante y útil.

B. Idioma y matices culturales

En Perú se da un castellano diferente. La gente habla de usted, no usa tantas palabrotas y las indicaciones se dan de otra manera. Por ejemplo:

  • Todo recto = de frente
  • Al lado = al costado
  • A dos calles = a dos cuadras
  • Date prisa = apura, vamos

OJO. La palabra «ya» equivale a varias cosas: ok, de acuerdo, de nada, sí, cállate… Esa te la dejo para que la aprendas allí, ji,ji.

Ah, y nadie dice «vale».

La jerga es bestial, y quizá te encuentres con palabras, sobre todo en provincia, cuyo significado no entiendas. No te preocupes. Es normal. A mí me tomó dos meses entender el español peruano de Lima.

A los peruanos les encanta recibir a los extranjeros porque aman a su país, se sienten orgullosos de su patria y quieren que el mundo lo conozca.

¿Te lanzas a descubrirlo?

 

Viajar a Perú: qué ver y no te puedes perder

Una tremenda característica del país andino es que siempre tiene cosas nuevas que ver. Como es imposible abarcarlo todo, he preparado un resumen con lo que no te puedes perder.

También verás cómo viajar por Perú lo más barato que puedas.

Así viajé yo, y es una buena manera de disfrutarlo sin dejarte un ojo de la cara en cada lugar. O, por lo menos, dejarte lo mínimo.

Viajar barato, viajar bonito, con el tiempo idóneo y saber los lugares de interés para visitar en Perú. De eso va este apartado.

¡Vamos!

 

1. Cuzco o Cusco

La capital mágica del imperio inca se merece unos 6 días, contando la subida al santuario de Machu Picchu. La ciudad te hechizará, verás historia por todos lados, y la naturaleza te enamorará.

Consigue las visitas más emblemáticas a la ciudad con el boleto turístico.

El Boleto Turístico incluye 14 visitas, entre museos en la ciudad y el Valle Sagrado de los Incas. Cuesta S/.130.00 para extranjeros y S/. 70.00 para nacionales, y es válido durante los 10 días siguientes a su compra.

Para adquirirlo debes ir a la Av. El Sol 103, a las Galerías Turísticas de la Municipalidad, cercanas a la Plaza de Armas. Allí podrás sacar el tuyo solo de forma presencial y presentando el documento de identidad.

Únicamente lo debes usar tú.

No tienes que reservar ni comprar por adelantado, con sacarlo el día anterior es suficiente.

 

A. Qué ver en la Ciudad de Cusco con el boleto turístico

En la ciudad, con el boleto puedes visitar:

  • Museo de sitio Qorikancha: expone objetos del templo de culto al dios Inti, el Sol, con oro y piezas ornamentales.
  • Museo Histórico Regional: mirarás cada esquina cuzqueña con otros ojos después de que te cuenten la historia de Cuzco a lo largo de los siglos.
  • Museo de Arte Contemporáneo: exposiciones que contrastan con el arte visto en el Museo Histórico.
  • Monumento a Pachacútec: homenaje a un gobernador inca que salvó y engrandeció Cusco, ordenando construir Sacsayhuamán y Qorikancha, entre otros.

Puedes ver todo esto en un día caminando, porque están muy cerca, a excepción del Monumento a Pachacútec, que está algo retirado del meollo central.

Fuera del boleto turístico, en la Plaza de Armas, la Catedral alberga un enclave histórico superimportante.

Túpac Amaru II, el caudillo indígena que comenzó la rebelión contra los españoles, fue ajusticiado aquí.

En el Museo Histórico Regional te contarán el episodio, y conocerás una historia que los libros de España no cuentan. Yo me sumergí por completo en el entramado, ¡y estuvo genial!

Puedes visitar las iglesias de Cuzco gratis cuando hay misa, silenciosamente y sin caminar por las naves ni hacer fotos. Como si fueras parte de la liturgia.

A mí me encantó hacerlo porque el ambiente no era turístico, sino tranquilo y mucho más respetuoso. Además del dinerito que te ahorras.

Si quieres pasear a tus anchas y sacar fotos, aguarda a la hora de visitas, fuera de la misa, y paga tu entrada normal, de S/.10.00 a S/. 25.00.

Pasear por los callejones de Cusco es ver la influencia de la colonia española. Y, entre ellos, hay una parada obligatoria, que está en el mercado de San Blas.

El mercado local de San Blas te espera subiendo por la cuesta de San Blas, continuando a la derecha por un callejón discreto con paredes de piedra.

Prueba allí un delicioso desayuno de jugo natural de frutas y un sanguchón de lo que te dé la gana, por favor.

Es cultura local y te vas a morir de gusto.

Las señoras cusqueñas de ese mercado son puro amor. Te hacen sentir como en casa mientras te preparan tu pan del día con palta –un aguacate mil veces mejor que el que nos llega a Europa- y huevo con queso a la plancha, salpimentado.

El sabor del jugo de papaya con leche es la guinda del pastel de la costumbre peruana universal de desayunar en la calle.

Para esto no necesitas boleto, solo es un regalo para tu boquita que no podía guardarme. 

Ya ves que te estoy contando todos mis secretos. 😉

 

B. Qué ver en el Valle Sagrado y alrededores de Cuzco con el boleto turístico

El resto del boleto turístico te lleva a las afueras de Cusco y al Valle Sagrado, y te descubre santuarios, pueblos y ruinas incaicos que debes ver en Perú sí o sí.

De nuevo, te recuerdo que el sol pega de escándalo. Ponte bloqueador o protector solar para la ruta. Sé que sueno pesada, pero es que caen las insolaciones como churros.

Yo me tuve que quedar una tarde en cama porque solo me puse una vez y, para más inri, iba, muy valiente yo, sin sombrero.

 

cuando-viajar-a-peru
Viajar a Perú: este es el camino de la ruta de Sacsayhuamán, Puka Pukara, Q’enqo y Tambomachay. Sol sin sombra super tranquilo.

 

C. ¿Dónde alojarse en Cusco?

En Cusco o Cuzco hay miles de alojamientos. Más cerca y más lejos de la Plaza de Armas.

Es bueno que sean céntricos, pero no es imprescindible que te caigas de la cama y aterrices en la Plaza, porque puedes ir a pie a los sitios.

La ciudad está bastante adaptada y es agradable caminar alrededor del centro. Te dejo tres y un portal muy en boga.

  1. Casa Andina: hotel de gama media-alta. Muy bien situado.
  2. Casa de Mama Cusco: hotelito con áreas compartidas, familiar y acogedor.
  3. Hostel Puriwasi Backpackers: clásico hóstel de mochileros. Aquí me alojé yo, y estuvo de 10. Al no estar tan pegado a la Plaza de Armas (10 minutos a pie), el coste de la noche baja, y hay bastante mercadeo local alrededor. Llegué a Cusco de madrugada y fue el único que me acogió sin reserva. De ahí que te lo recomiende. Llama un par de días antes de llegar para que te guarden cama y te esperen. Puedes dejar tus cosas a mitad de precio cada noche que pases fuera, por ejemplo, cuando vayas a Machu Picchu.
  4. Hostelworld: el portal por excelencia para conseguir habitación, apartamento o cama. Compara y elige por ti mismo. 😉

 

2. Rutas por Cusco

¡Pasamos a las rutas!

 

A. Ruta 1: Sacsayhuamán + Q’enqo + Puka Pukara + Tambomachay

Esta ruta es ideal para hacerla en una mañana o una tarde.

Te recomiendo que la hagas a pie, tanto por el paisaje como porque es más barato que contratar una agencia.

Si te gusta la paz, aprovecha y ve caminando por los senderos tranquilos. El paisaje de sierra es precioso y te servirá para desconectar y relajarte, admirando el entorno.

  • Sacsayhuamán: se considera una fortaleza protectora a la vez que un templo de adoración al dios Sol o Inti.
  • Q’enqo: era un laberinto, también de culto, que precedía a Puka Pukara, otra fortaleza militar.
  • Tambomachay: curiosamente, era el lugar del reposo del Inca. Su lugar de descanso.

La energía sanadora de este circuito es brutal. Sencillamente, relájate y déjate llevar.

¿Cómo llegar?

Toma un bus local en la Av. de la Cultura hasta Señor del Huerto. Pregunta por Sacsayhuamán, te orientarás enseguida porque está muy cerca.

Continúa a pie por Q’enqo, Puka Pukara, y finaliza en Tambomachay.

Para regresar a la urbe, toma desde ahí un microbús, en un paradero campestre frente a unas tienditas tradicionales.

Y ya está. Bueno, bonito y barato. ¿Alguien da más?

 

B. Ruta 2. Moray + Salineras de Maras (no incluida en el Boleto) / opción combinada Chinchero + Ollantaytambo

Esta ruta se hace:

  • O bien caminando y con transporte público.
  • O en transporte terrestre privado contratado, desde Cusco hasta Ollantaytambo, parando en Moray, Maras y Chinchero.

Ahora te explico qué es lo que vas a encontrar en la ruta:

  • Moray: un laboratorio agrícola de microclimas. Los indígenas incas conectaban agricultura, astronomía y meteorología. Usaban círculos concéntricos perfectos a distintos niveles de la tierra.
  • Las Salineras de Maras: filtran agua salada que reciben de la sierra. Y esa es la paradoja: que viene de la sierra, cuando el agua salada se encuentra en el mar. La gente local saca con cubos, barreños y palas la sal que se deposita de forma natural, súper cotizada en todo el mundo.La entrada se compra allí mismo, son S/. 10.00 y no está incluida en el boleto turístico.
  • Chinchero: es un pueblito sencillo que forma parte del recorrido. En él se muestran telares y tintadas bastante comerciales, pero pasear por su mercado siempre es interesante. Aquí también puedes comprar el boleto turístico.
  • Ollantaytambo: aquí finaliza el recorrido. Se cree que era un centro estratégico militar, una ciudad que defendía al imperio, por su enclave.

Las terrazas agrícolas del Valle Sagrado impresionan y sus ruinas siguen hablando por sí mismas de aquella historia.

 

¿Cómo llegar?

Tienes varias opciones, mira cuál te interesa más.

 

>> Transporte público, taxi y caminando

Esta es la ruta que yo hice y que me recomendaron en la oficina de Turismo cuando pedí hacerlo por libre.

Toma un colectivo, autobús o minivan en Pavitos, en Cusco, a Ollantaytambo. Indica que vas hasta el Ramal, para ir a Maras y Moray.

El viaje a Ollantaytambo sale por 10-15 soles, y se negocia en S/. 9.00 – 10.00 hasta el Ramal.

El Ramal es una salida de la vía principal que conduce a Moray y a Maras, bifurcándose al final. Cuando te bajas, encuentras taxistas que te llevan a Moray y a Maras pueblo en una especie de recibidor donde empieza la trocha.

Habla con el taxista para que te espere mientras visitas Moray, o bien déjale ir y toma otro de Moray cuando acabes. Lo importante es dejar claro que, después de Moray, irás a Maras, a las Salineras. A mí sola me salió por S/. 80.00, después de un duro regateo, y me esperó en Moray.

Tip: págale al taxista por servicios prestados, no uses adelantos.

Si te insiste, explícale que es lo justo: servicio pagado por servicio prestado más la palabra de cada uno. Habla claro, siempre con respeto, y trabajarás la confianza con él.

En Maras pueblo te dejan en el comienzo del camino a las Salineras, de campo virgen. Te gustará si eres intrépido, te orientas bien y te gustan los lugares remotos.

Son 4 km de caminata con clima de montaña sin sombra. (¡Ya sabes, protector y sombrero!)

El camino es bonito y muy espiritual. Apenas te cruzas con personas, aunque quizá eches de menos alguna señalización.

A mí esto me llevó a dejarme guiar por la gente local que me iba encontrando. Y cogí la costumbre que ahora nadie me quita de preguntar mil veces para asegurarme de que voy por el camino correcto.

Te cuento una anécdota.

Iba caminando por el solitario sendero, sin señales y sin cobertura. Me sentía valiente, pero también temeraria. Parecía que no llegaba a las Salineras, que me iba a perder. Era mi primer viaje sola, y un sinfín de circunstancias me comieron la olla en el trayecto. Quizás en algunos momentos, también me sentí asustada.

Cuando ya pensaba que me había perdido, llegué a las Salineras más emblemáticas de Perú. Gracias a la gente lugareña.

Moraleja: no dudes y pregunta.

 

que-visitar-en-peru
Viajar a Perú: confiar en la gente me llevó a este paraje. Salineras de Maras.

 

Yo me lo pasé pipa viajando sola.

Así que si te apetece viajar en solitario pero dudas, este post te interesa.

 

>> Tour en agencia

La mayoría de viajeros se decanta por esta opción de viajar en grupo.

La parte buena es que lo incluye todo y que está guiado. La parte no tan buena es que vas con la lengua fuera y apenas puedes estar en los sitios porque vas en grupo y el guía va acomodando el tiempo como puede.

Es sacar la foto e irte.

Sales desde Cuzco por la mañana, pasas por Moray, Salineras y Chinchero, y terminas en Ollantaytambo. Y regresas en el día. El precio medio por persona incluyendo almuerzo estaría en 24.00 USD  (al tipo de cambio del día, aproximadamente saldría por S/. 91.00) que, como siempre, depende de tu capacidad de negociar y preguntar en varias agencias.

 

>> En taxi

Si vas en grupo, es lo ideal.

Aunque sale un poco más caro que un tour de agencia, el tiempo es más flexible, y el recorrido, más íntimo. Pregunta en el hospedaje si tienen algún taxi de confianza o ve directamente a Pavitos, donde seguro encuentras taxistas dispuestos a negociar un viaje.

Si vas solo, te recomiendo juntarte con alguien y tomarlo.

Disfrutarás mejor del viaje, conocerás gente nueva y amortizarás mejor el gasto. Un taxi en esta ruta puede salir en total por S/. 120-150.00.

El recorrido te lleva, también, de Cuzco a Ollantaytambo y pasa por Chinchero.

 

C. Ruta 3. Machu Picchu: Ciudadela, Montaña y Aguas Calientes

Visitar Machu Picchu requiere 2 días como mínimo, aunque 3 días es lo ideal.

 

>> Cómo llegar a Machu Picchu Pueblo o Aguas Calientes

Puedes llegar a Aguas Calientes de 3 formas.

 

1. Por tu cuenta

Sal desde la terminal de Quillabamba, ve a las 7:00 am y toma el bus con sentido a Quillabamba. Llegarás a Hidroeléctrica sobre las 16:00. Para llegar a Aguas Calientes, o Machu Picchu pueblo, a las 18:00. Te dejo el itinerario.

· Cusco – Santa María – > autobús local a S/. 15.00
· Santa María – Santa Teresa -> colectivo o minivan a S/. 10.00
· Santa Teresa – Hidroeléctrica -> taxi o colectivo a S/. 5.00
· Hidroeléctrica – Aguas Calientes -> 9 km a pie -¡gratis!- por el camino corto alternativo.

Esta es la opción que yo hice.

Quería ir a mi rollo y me gustaba el reto de llegar por mi propio pie, negociando y buscando los lugares por mí misma.

El trayecto de ida y de vuelta me salió por S/. 68.00.

Llegué rendida a Aguas Calientes, pero orgullosa de haberlo conseguido sola.

El regreso fue más disparatado porque casi nadie lo hacía y me tuve que agenciar los transportes con la hora justa para llegar al último bus de Santa María a Cuzco. Cosas de la aventura, ¡ja, ja!

 

2. Por agencia

Es el mismo camino anterior, con la diferencia de que te llevan y no tienes que andar buscando ni negociando el transporte.

El tour desde Cuzco puedes conseguirlo en una agencia por S/. 70.00 si eres hábil negociador. Si no, por un poco más estará bien-, quedando en la plaza de Armas o recogiéndote de tu hospedaje.

Te dejará en la Hidroeléctrica para que continúes tu camino por las vías del camino corto a Machu Picchu. Y ahí te recogerá al día siguiente para volver.

La minivan blanca lleva el rótulo «servicio turístico», y completa el recorrido de una forma cómoda y económica. Es perfecto para llegar en hora y viajar tranquilo, habiendo probado la ruta por mi cuenta. Si quieres más emoción y te gusta ponerte retos, en cambio, ve por libre y el viaje será mucho más intenso.

Lo que enamora sin remedio es el camino corto alternativo desde la Hidroeléctrica. Árboles frondosos, vías del tren con riachuelos y arroyos, pájaros cantando y el tren sonando de vez en cuando. Mágico.

El camino es de 9 km y va cogiendo altura, por lo que te recomiendo que lleves agua, frutos secos y, dependiendo de si tienes soroche o mal de altura, hojas de coca o píldoras de la botica.

 

 

mejor-epoca-para-viajar-a-peru-machu-picchu

El camino corto que encanta a todo el mundo empieza aquí.

Click para twittear:

El camino corto alternativo desde Hidroeléctrica es una de las maravillas imperdibles del trayecto a Machu Picchu

3. Por tren

En Perurail puedes ver los itinerarios y precios del tren más caro del país desde Cusco, desde Ollantaytambo, desde la Hidroeléctrica… A gusto del consumidor.

La tarifa es en dólares y para extranjeros es más alta, por lo que te irá bien si tu presupuesto es holgado y prefieres ahorrar tiempo y enlazar desde Cusco.

Por ejemplo, el día que hagas la ruta 2 del Valle Sagrado. Si te parece caro (que lo es), prepárate la ruta por tu cuenta o en agencia, la que más te convenza, y disfrútala. No te defraudará.

 

>> Dónde alojarse en Aguas Calientes

Mientras planeaba llegar a Aguas Calientes, la pregunta me martilleaba.

¿Reservo alojamiento, no reservo? …

La solución está, de nuevo, en el dinero que estés dispuesto a gastar y el servicio que desees.

  1. Si prefieres gastar poco y te buscas la vida con facilidad sin necesidad de muchas comodidades, despreocúpate.Cuando llegues a Aguas Calientes, conversa con quienes esperan en la entrada del pueblo, y pregunta por hospedajes. Una noche puede estar sobre los S/. 30.00, y si eliges dos, fácil consigues S/. 20.00 por persona y noche. Antes de hacer el pago, revisa los cuartos y, si todo está bien, una buena idea es un pago del 50% al inicio y el resto al final. Así fui yo, y conocí a Yeray, un chico vasco con nombre canario que también viajaba solo y con el que terminé haciendo la etapa, porque nos entendimos al momento. También él iba a Huayna Picchu en mi turno y conocimos Aguas Calientes en compañía.
  2. Si prefieres ir sobre seguro y gastar un poco más para tener tu habitación nada más llegar, aquí te dejo alojamientos.
    · Gringo Bill’s Hotel.
    · Andino Hotel.
    · Adelas Hostal.
    · Varayoc Bed & Breakfast.
    · Hostal La Vecindad.

En cualquiera de ellos vas a estar bien.

>> ¿Dónde sacar el boleto a Machu Picchu?

Verás multitud de lugares en la red vendiendo el boleto de Machu Picchu. No hagas caso.

El original, del Ministerio de Cultura, se compra directamente y sin intermediarios en la web de la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco.

Puedes pagar con tarjeta o, si estás en Perú, en el Banco de la Nación. También lo puedes adquirir en Aguas Calientes una vez que estés allí, siempre y cuando tu objetivo no sea Huayna Picchu.

  1. ¿Qué ticket elegir? Según tu forma física, de menor a mayor dificultad:

    Machu Picchu es solo la Ciudadela, o las ruinas del recinto inca.
    Machu Picchu + Montaña es la montaña normal, la que tiene la famosa vista de la Ciudadela (donde todo el mundo se hace la foto). Es la montaña «madre», que en quechua significa montaña vieja.
    Machu Picchu + Huayna Picchu. Huayna Picchu es la montaña picuda que se ve al fondo de las fotos. Y es la «joven». Su acceso está restringido a 400 personas por día, 200 por turno. Para subir a ella hay que sacar ticket como mínimo con dos meses de antelación. La subida es más dura que en la Montaña Vieja.
  2. ¿Qué turno es mejor? Cuanto más temprano lo saques menos abierto estará el cielo. Sin embargo, más tiempo podrás disfrutar de estar allí y de ver el proceso desde el amanecer.

 

viaje-a-machu-pichu
Recomendaciones para viajar a Perú: si las rutas verticales te emocionan, tienes que subir a HuaynaPicchu. Nosotros subimos temprano y pudimos ver abrirse el cielo. Una maravilla.

 

>> ¿Cómo llegar a la Ciudadela?

La Ciudadela de Machu Picchu está a unos 4 km de Aguas Calientes. Se puede subir andando (es una superpendiente) o en autobús.

El autobús tarda 15-20 minutos en llegar al parque. Si eres extranjero te cuesta 20 USD, si eres nacional o estudiante con documentación 8 USD.

Están saliendo desde las 5:30 am en la oficina de al lado del puente. Suele haber cola, pero hay bastantes autobuses. Si el hospedaje no tiene para dejar mochilas, en ese mismo lugar hay taquillas, cuyo coste anda por los 3 €.

Nosotros subimos en autobús.

Cuando llegué arriba me alegré, porque veía a la gente subir colorada y no eran ni las 7 am. Preferimos guardarnos las energías para el parque, como hacen la mayoría de los viajeros.

Y es lo que te recomiendo para tener fuerzas el resto del día. Si los 20 dólares te duelen demasiado y te apetece caminar, entonces subir andando sí puede ser lo tuyo.

 

>> ¿Ir con guía o sin guía?

Cuando entras al parque, puedes contratar un guía del Ministerio de Cultura. Depende de tu interés y de lo que tú sepas del sitio.

Si vas en grupo, suele merecer la pena, porque te cuentan cositas y anécdotas del lugar que no aparecen en Internet. De media, un guía puede cobrar entre S/. 70.00 y S/. 80.00 por visita. Búscate gente alrededor y haz grupo para reducir gastos.

 

viajar-a-peru-machu-picchu
Viajar a Perú para ver Machu Picchu te da maravillas como esta vista.

 

>> ¿Y al volver?

Dependiendo de si te quedas una o dos noches en Aguas Calientes podrás aprovechar el día más o menos en el parque.

Si tu transporte de regreso a Cuzco sale de Ollantaytambo la misma tarde, tendrás que salir pitando a la estación de trenes de Aguas Calientes en cuanto hayas visto el Parque.

Aquí sí puedes bajar los 4 km de regreso al pueblo en unos 40 minutos. También podrás bajar andando hasta la Hidroeléctrica, de nuevo, para que te recoja el autobús turístico con el que contrataste el tour.

Si lo haces por tu cuenta, este camino no es factible, porque los autobuses y colectivos locales suelen dejar de hacer el trayecto sobre las dos o tres de la tarde.

Quédate dos noches en Aguas Calientes si tienes tiempo y te apetece ver Machu Picchu al atardecer.

A mí me encantó, y volvería a quedarme. Yeray había contratado con agencia el bus de vuelta a Cuzco y lo hizo sin problema.

 

D. Ruta 4. Montaña de los Siete Colores

Con sus 5,200 m, la Montaña Vinicunca comenzó a ser famosa en 2015.

Desde entonces no ha parado de recibir visitas, en gran parte gracias a las redes sociales y sus impresionantes y mágicos colores naturales.

El full day (o tour de un día) varía según la ruta, desde los S/. 55.00 hasta los S/. 100.00.

Te recomiendo que preguntes en varias agencias, mínimo 6, y contrates la ruta que mejor se adapte a tus condiciones físicas.

>> Condiciones de la ruta

Te comento cosillas a tener en cuenta.

  1. La altura pega muy fuerte: son 5,200 m de altitud. Mareo, falta de oxígeno y malestar general son síntomas del soroche o mal de altura que puedes prevenir hidratándote bien y comiendo con consciencia.
  2. Necesitarás varias cosas importantes: entre 2 y 3 litros de agua por persona, hojas de coca y algo de frutos secos para aliviar al estómago. Es superimportante que camines a un ritmo estable, mejor lento que rápido, para aclimatar a tu cuerpo al cambio de altura progresivamente.
  3. No debes subestimar la altitud: abrígate y ve despacio. El cuerpo reacciona cuando sale de su zona cómoda. Lo llevarás mejor si lo escuchas y le ayudas al cambio que si lo ignoras. Mastica y macera hojas de coca mientras caminas, con paciencia, y descubre los encantos del Apu Ausangate a fuego lento, como hacían los antiguos incas.

Con estas recomendaciones no deberías tener ningún problema. 😉

 

>> Horarios y vestuario

 Saldrás de Cusco sobre las 3 am.

Pararéis a desayunar un poco más tarde, antes de empezar la ruta a pie. Estaréis de vuelta sobre las 5 pm.

Es imprescindible que lleves botas o zapatillas con suela de montaña, porque resbala. Y ropa de abrigo que te puedas ir quitando y poniendo (sí, en plan «cebolla modo on»), porque es un clima duro con viento y la caminata requiere esfuerzo.

 

>> Cuál es la mejor ruta 

La ruta ideal es la que mejor se adapte a tus condiciones físicas.

  • Las hay de 1 a 4 horas.
  • Las hay de 6 con el Valle Rojo.
  • Las hay de 5 días, acampando.

Sé coherente con tu forma física y disfrutarás mejor de la famosa montaña.

Si no te importa gastar un poco más y deseas una ruta menos transitada y más corta, échale un ojo a esta de Palccoyo. Está especialmente indicada si la altura te afecta, por sus 300 m menos que Vinicunca, y el paisaje sigue siendo increíble con 1 hora de caminata.

Para acceder a la montaña se pagan S/. 10.00 a la comunidad, aparte del tour. Igual pasa con el Valle Rojo.

 

3. Rutas por el resto del Sur

Además de Cusco, las rutas que merecen la pena por el Sur de Perú son Puno, Arequipa e Ica.

 

A. Puno y el Lago Titicaca

En Puno necesitas un día. Es suficiente para disfrutar del Lago Titicaca y las emblemáticas islas de los Uros y Taquile o Amantaní.

Las Islas flotantes de los Uros se asientan sobre totoras, una especie de juncos acuáticos naturales.

Es la primera parada del tour. Una vez allí, la comunidad te ofrece un paseo corto en barca de totora, por S/.10.00 adicionales, y te muestra sus artesanías por si quieres llevarte alguna. Este paseo es el básico.

Incluye Taquile o Amantaní, donde hay mucha naturaleza que descubrir y se almuerza trucha en comunidad.

Los barcos salen del puerto desde las 7:30-8:00 am, y regresan sobre las 4:00-5:00 pm a Puno. Tienes tiempo para descansar, pasear por la pequeña ciudad y enganchar un autobús a la noche para continuar tu ruta sin problema.

Y sin tener que quedarte a dormir.

 

consejos-para-viajar-a-peru
En la isla de Taquile, muy romántica yo, hablando con el Titicaca. Me daba consejos para viajar en Perú, seguramente.

 

>> ¿Cómo llegar?

A Puno puedes llegar por vía terrestre o por vía aérea+terrestre.

  1. Por vía aérea + terrestre: llegarás al aeropuerto de Juliaca en las aerolíneas nacionales que te comenté antes, y tomarás un taxi o un colectivo para llegar a Puno en 40 minutos.
  2. Por vía terrestre: llegarás a la terminal de autobuses de Puno, muy cerquita del puerto, desde donde salen los barcos a las Islas. Para ver desde dónde puedes llegar, consulta aquí.

Al bajar a la terminal terrestre, ya te aviso: las agencias se te echarán encima para que contrates su tour. Es natural, no te agobies. Pregunta en varias (4 o 5 está bien), apunta tus opciones y compara.

Los precios bajarán si pagas en soles y usa oficinas oficiales, evitando comprar en la calle.

Para que te hagas una idea, la ganga que yo conseguí fue:

Uros + Taquile + pasaje a Cusco la misma noche] = S/. 80.00 por persona incluido almuerzo en Taquile.

¡Qué suerte! 😉

 

B. Arequipa y el Valle del Colca

Arequipa se merece 3-4 días.

Descubre la ciudad y enamórate de la naturaleza en el cañón más profundo de América que acoge al río Colca, en los Andes sureños del país, a lo largo de 200 km.

Alójate en:

Yo estuve en Vallecito Backpackers las dos veces que fui a Arequipa. Es un hostel de backpackers donde Silvia, una dulce piurana con muchos años en Arequipa, y su familia atienden a sus huéspedes con cariño y atención.

Si lo tuyo es ir de mochileo, sentirte como en casa y te gustan las zonas tranquilas pero cerca del centro, te lo recomiendo 100%. La encuentras en el teléfono que aparece en Google.

Si no te coge a la primera, prueba de nuevo, porque a veces está ocupada y no llega a responder.

 

>> La Ciudad Blanca

El casco antiguo de la ciudad está hecho de sillar, una piedra volcánica blanca que embellece las construcciones coloniales.

Los imprescindibles:

  • La Plaza de Armas.
  • El Monasterio de Santa Catalina.
  • El Mirador de Yanahuara con el volcán Misti de fondo.

Además:

  1. Pasea por las calles y visita el mercado (soy una enamorada de los mercados locales, ja, ja).
  2. Hay bastantes free walking tours en los que guías de turismo de la zona te van contando y tú dejas una propina al acabar. Salen de la C/ Santa Catalina, 204, dentro de la factoría de chocolate, mañana y tarde.
  3. El Museo Histórico Regional o la Casa Museo de Mario Vargas Llosa son opciones chulas si te gusta la historia y la literatura. Pregunta por los horarios en la oficina de Turismo en la Plaza de Armas antes de ir.
  4. El Monasterio de Santa Catalina es un antiguo convento con calles de colores y fuentes que fluyen con agua fresca. Con alegres flores y un ambiente muy tranquilo, es genial para zambullirte en el espíritu andaluz que colonizó esta parte del Perú. Regálate la entrada (S/. 40.00) porque merece la pena y goza de un espacio castizo que te trasladará a otra época.

 

viaje-a-peru
El Cañón del Colca es uno de los más profundos del mundo. Te hechiza.

 

>> Mirador de la Cruz del Cóndor y Cañón del Colca

Si te gustan las vistas de montaña, agárrate y respira hondo.

Click para twittear:

El Colca serpentea en el valle mientras los despejados cielos andinos acogen cóndores de hasta 2 metros en vuelo en Arequipa

Puedes hacer esta visita en un día (aunque es una matada) o en dos (que es lo que yo te recomiendo, junto a un trekking al Cañón si te gusta caminar).

  1. El tour de un día sale en bus, a las 3:00 am recogiéndote de tu hotel. Para en Chivay a desayunar sobre las 6 am y llega al Mirador sobre las 8:30. Allí estás en torno a 1 hora, y de regreso a Chivay paras en varios miradores del Valle.De vuelta en Chivay, puedes ir a los baños termales del pueblo, que, después del madrugón y el viaje, saben a gloria, y te dan un hambre voraz para el almuerzo.El almuerzo de la casa de la agencia es buffet, y cuesta S/. 30.00 por persona. Se sale del promedio, pero ten en cuenta que Chivay vive del turismo, que puedes elegir mil platos autóctonos y que, al cambio, apenas llegas a 8 €. De ahí, regresas a Arequipa.Puedes encontrar este tour en cualquier agencia. Como siempre, pregunta en varias. 3 es suficiente.
  2. El tour de 2D/1N es un top. Disfrutas del cañón, del valle, de la caminata y de la Cruz del Cóndor. Mi chico y lo hicimos con esta agencia, con 18 km de ruta y durmiendo en un hotelito al fondo del Cañón. Si te gustan las emociones fuertes, añade un zipline a lo ancho del río Colca. Nosotros nos estrenamos allí y fue genial.

 

Una vez finalizado, puedes regresar a Arequipa o viajar a Puno desde Chivay. Este último viaje cuesta 35-40 USD y dura unas 5-6 horas. Pregunta y acuerda con la agencia para encontrar tu flexibilidad, porque la empresa oficial que hace el viaje lo acuerda con ellas.

En cambio, viajar de Puno a Arequipa anda por S/. 30.00-40.00. Elegir la opción más barata te supone 3 horas de regreso a Arequipa, primero, y 6 horas a Puno en autobús después. Te suman 9 horas de viaje, por el precio menor.

Este tour no es para hacerlo por libre porque no hay buenas combinaciones de autobuses públicos. Las agencias se encargan de ello, por lo que el precio destaca en tu bolsillo y la mayoría de tours se tarifan en dólares.

Peeeeero… Si viajas a Perú, merece la pena ir.

Te renueva por dentro y por fuera, y te regala unos paisajes espectaculares. Míralo con tiempo para ir sobre precios conocidos y hazle un hueco en tu presupuesto. Con la agencia que te pasé quedamos súper contentos.

 

C. Ica y Huacachina

Ica es la tierra del Sol y del Pisco.

Su clima es seco, al lado de un desierto, y acogió, sobre 1540, a la primera viña del Perú y de América.

Necesitas 2 días para ella. Y protector solar y repelente, recuerda.

 

>> Dónde alojarse

Camping, hoteles y hostel en Ica o en Huacachina.

· Eco Camp en Huacachina.
· Camping & Hospedaje Sol y Luna entre Huacachina e Ica.
· Travel House en Ica.
· Ica Adventures II.
· Hoteles cercanos a la Plaza de Armas en Ica. Mínimo de 3 estrellas.

 

>> Qué ver en Ica

En Ica debes ver, al menos:

  1. Oasis de Huacachina: una laguna en su día natural. En mitad del desierto de Ica, las aguas subterráneas surgían y creaban oasis como este. Su sobreexplotación ha hecho que desaparezcan otras dos, y la que queda se mantiene intervenida. Ve al oasis en taxi desde el centro (S/. 8.00), contrata un tour allí mismo de boogies y sandboard (S/. 50.00) y pruebas las ricas tejas y chocotejas que venden por la zona. Puedes hacerlo en una mañana, o hasta las 6 de la tarde, cuando empieza a anochecer.
  2. Reserva Nacional de Paracas e Islas Ballestas. Flora, fauna y geoglifos.
    · El Candelabro de Paracas: es un geoglifo sobre un monte que verás desde el mar cuando navegues hacia las Islas Ballestas. Se cuenta que las líneas se conectan con códigos astronómicos y, a día de hoy, no se sabe qué utilidad tenían ni cómo se dibujaban.
    · Las Islas Ballestas: son unas islas rocosas donde numerosas aves guaneras (el guano es un fertilizante natural muy potente, procedente de los excrementos de aves) cohabitan con leones y lobos marinos.

Puedes descubrir ambas cosas en una sola visita.

Irás en barco hasta las Ballestas, verás el Candelabro desde el mar y pasearás alrededor de las islas, con los leones y lobos marinos a menos de 2 metros.

Un tour a las Islas Ballestas sale por S/. 30.00. Cómpralo en las agencias del puerto de Paracas directamente.

Para llegar a Paracas, primero tienes que ir a Pisco desde Ica. En la terminal de autobuses Soyuz de Ica toma un bus por S/. 6.00 a Pisco y, una vez en Pisco, pregunta por un colectivo que te lleve a Paracas.

Sumándole S/. 10.00 de tasa de entrada a la Reserva, se te queda en unos S/. 60.00 o S/. 70.00 muy bien apañados, contando con el regreso.

100% recomendado.

Nota: No incluyo las Líneas de Nazca en Ica porque no me parecen imprescindibles y los servicios fiables son muy caros. Si quieres info acerca del tema, pídemela en un comentario y te cuento.

 

viajar-por-peru
Me he hecho adicta a la montaña desde que decidí viajar por Perú. Esta vista es una de las razones.

 

4. ¿Cuál es la mejor época para viajar a Perú?

Perú está en el hemisferio sur. Cuando en el hemisferio norte es invierno, en Perú es verano, y cuando en el norte es otoño, allá es primavera. Es un conjunto de microclimas muchas veces impredecibles.

Mientras en Lima -costa- hace un calor tremendo en enero, en Cusco -sierra- puede estar haciendo un frío que pela hasta febrero, y en Loreto o Amazonas -selva- lloviendo desde noviembre.

Siempre recomiendo viajar en función de los lugares que vayas a visitar. En este post te he hablado de una ruta por el sur, que incluye sierra y algo de costa, porque es lo que no te puedes perder, al menos si es la primera vez que viajas a Perú.

Para saber cuál es la mejor época para viajar a Perú, tienes que saber que existen dos estaciones en el microclima que atañe al viaje por el sur serrano y de ceja de selva que es Cusco:

  1. Época de lluvias: final de noviembre-mediados de abril
  2. Época seca: final de abril-octubre

Si quieres pillar Machu Picchu y Colca con el cielo despejado, la estación seca es la tuya. Y sí, incluye el famoso mes de agosto.

Sin embargo, viajar a Perú en agosto tiene un inconveniente. Y es la cantidad de gente que hay por todos lados, además de lo caros que son los vuelos. Porque coincide con las vacaciones de verano de todo el hemisferio norte. Es decir, la temporada alta.

Un truquito para pillar la temporada seca sin que sea temporada alta (evitando que te claven y que todo esté más lleno de gente que nunca) es viajar:

  1. A finales de septiembre y principios de octubre. Las lluvias están a punto de empezar, pero sigue siendo estación seca con cielos todavía despejados.
  2. A finales de abril y principios de mayo. Las lluvias empiezan a descansar, el cielo se abre y el paisaje está verde y hermoso.

Y, si te fijas, coincide con las fechas de vuelos baratos que te comento al inicio del post.

Si quieres viajar a la selva y al norte, coméntame y lo vemos. 😉

 

5. Viajar a Perú en 15 días

Viajar a Perú en 15 días es una cifra ideal para conocer todos los lugares que te he contado. Si te fijas:

  • Cusco en 6 días.
  • Ica en 2 días.
  • Arequipa en 3 días.
  • Puno en 1 día.

Suman 12 días.

Los 3 que te quedan son para aterrizar en Lima el primero, regresar a Lima el tercero y poder irte a comer rico en Lima el segundo que te queda libre, dándote un paseo por el Malecón de Miraflores, Barranco o por el Centro de Lima.

O, en su caso, tener el margen de un día para poder ajustar tu viaje según vayas viendo y encontrando tu ritmo.

Para alojarte en Lima te dejo Hostelworld.

 

6. Perú te está esperando con los brazos abiertos

Espero que tengas suficiente con la información que te acabo de volcar aquí.

Si tuviera que decirte algo para que disfrutaras de viajar a Perú sobre todas las cosas es que vivas el momento y te dejes llevar. Siempre con una sonrisa en la recámara. Que goces de la naturaleza tan maravillosa que tiene y que, sobre todo, aprendas de sumergirte en una cultura tan hermanada con la española y, al mismo tiempo, tan distinta.

Y, por supuesto, me encantará responder a todas las dudas que tengas que estén a mi alcance. Que ya has visto que me lío a hablar de Perú y no tengo freno, ¡ja, ja, ja!

Nos leemos en los comentarios.

¡Arriba Perú, carajo! 😉

Por María Polaina

Nací con un torrente natural de energía, escribo desde los 7 años y la danza me guio para encontrarme a mí misma. Después de infinitas vueltas y muchos trabajos, decidí que era momento de cruzar el charco y lanzarme a la aventura. A día de hoy, y aunque el 90% de la gente me tildase de loca en aquel momento, vivir en Perú es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida. Hoy vivo de escribir, fluyendo entre la vida, el amor y las culturas del mundo. Sin artificios. ¿Te subes al barco?

Inteligencia Viajera efectos Blog imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando