Logo Blanco Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Efectos Inteligencia Viajera
Categorías

Cómo crear una tienda online para que te ayude a vivir viajando

Inteligencia Viajera Blog Imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

Una manera muy interesante de viajar sin fecha de regreso es aprendiendo cómo crear una tienda online para vender tus propios productos o los de otros.

Irene, autora de Crónicas de una argonauta se fue a Asia sin fecha de regreso. La decisión sobre cuándo volver estaría marcada por uno de los problemas más habituales: el dinero.

Crear una tienda online le permitió alargar su viaje por 17 meses y volver cargada de aprendizajes que hoy quiere compartir contigo.

Si eres lector habitual de este blog ya lo sabes: para vender en Internet no basta con crear tus productos y esperar a que los clientes aparezcan por arte de magia.

Hay que salir a buscar los clientes, crear autoridad, simpatía y credibilidad en torno a tu persona y tu marca.

Irene tiene claras sus claves: trabajo constante, perseverancia, nicho, estrategia y visibilidad, mostrarse auténtica y generar confianza.

Con esta completísima guía vas a ver cómo una tienda online puede ayudarte a ganar dinero viajando para alargar tu aventura lo máximo posible.

Todo tuyo Irene.


Cómo crear una tienda online para que te ayude a vivir viajando

En 2013 decidí viajar a Asia sin fecha de regreso. No sabía cuánto tiempo duraría el viaje, pero calculé que los 6000€ que tenía ahorrados se acabarían a los 10 meses.

Me equivoqué.

Bueno, de hecho no me equivoqué del todo. Si las cosas hubiesen ido tal y como imaginaba seguramente habría vuelto a casa al cabo de 9 o 10 meses. Pero entonces no sabía que conseguiría generar ingresos durante el viaje y tampoco sabía que gracias a esos ingresos el viaje duraría 17 meses.

Cómo conseguí viajar 17 meses sin fundir mis ahorros

Para alargar mi viaje durante más de un año y poder volver a casa con algunos ahorros en mi cuenta del banco, tuve que hacer malabares con el presupuesto para no gastar más de 11€ al día. Pero lo que me ayudó realmente fue crear una tienda online.

En Taiwán, cuando ya había superado los 10 meses de viaje, pensé que sería buena idea vender postales e imanes ilustrados a los seguidores del blog a través de internet.

En todo caso, si la idea no era buena, el dinero que perdería invirtiendo en el material para crear las postales sería muy poco, así que merecía la pena por lo menos intentarlo.

Me pasé unos días dibujando, creé la tienda, difundí mi proyecto a través del blog y las redes sociales y vendí todas las postales e imanes.

Sinceramente, las horas invertidas en crear los productos no compensaron los ingresos. Gané algo más de 200€ en poco más de un mes.

Pero entonces el tiempo me sobraba y Asia es tan barata que con esos 200€ pude cubrir la mayor parte de mis gastos en Taiwán y Nepal.

Como la idea de la tienda había funcionado, pensé en continuar con ese proyecto en India, pero esta vez no vendería postales e imanes creados por mí, sino artesanías locales.

Mi idea era comprar bisutería artesanal y ropa en los mercados locales del norte de India para revenderlos a través de internet. Decidí probar con una decena de collares y pulseras y en menos de una semana lo vendí todo.

Como vi que la idea funcionaba, continué comprando más productos en los mercados, los colgué en internet y los volví a vender todos en poco tiempo. Me dediqué a repetir este proceso durante varias semanas, hasta que conseguí algunos ingresos para continuar mi viaje por India.

Con la reventa de la artesanía local gané unos 330€ en un mes, por lo que en total, trabajando menos de una hora al día en mi tienda online, conseguí 530€ en pocos meses. 

No son unas cifras que impresionen. Pero teniendo en cuenta que no dedicaba al proyecto demasiadas horas y que mi objetivo no era convertir la tienda en un negocio, las cifras no están nada mal.

Click para twittear:

Trabajando menos de una hora al día en mi tienda online, conseguí 530€ en pocos meses.

Estoy convencida de que si me hubiese tomado el proyecto más en serio y no hubiese concebido la tienda como una fuente de ingresos para poder seguir viajando, los ingresos habrían sido mucho más altos y la tienda aún seguiría en pie.

De hecho, cuando me quedé sin stock y tomé la decisión de dejar de reponerlo, seguí recibiendo algunos mensajes de gente interesada en algunos productos que había vendido.

Pero para mantener una tienda online mientras viajas, como en cualquier otro proyecto, tienes que estar dispuesto a invertir tiempo y dinero.

No se trata solo de subir el producto a la tienda y venderlo. También tienes que trabajar para conseguir que tus productos sean visibles y tienes que conocer a tus clientes para saber qué productos te van a comprar y cuáles no.

¿Qué puedes vender en tu tienda online mientras viajas?

Según mi propia experiencia (y la de otros), estos son los productos que mejor funcionan en una tienda online:

  1. Artesanía propia: postales ilustradas, macramé, cuadernos artesanales, etc. Todo creado por ti.
  2. Compra-venta de artesanías locales: bisutería, ropa, y telas creados por artesanos locales.

1. Artesanías propias

Hay mucha gente que viaja vendiendo artesanías en la calle. Colocan sus productos sobre una mesita o una manta y esperan a que alguien les guste lo que crean.

Muchos consiguen vivir viajando gracias a ese sistema, así que yo me pregunto:

Click para twittear:

¿Si vender en la calle te funciona, por qué no vendes tus productos en una tienda online?

Pero seamos realistas: vender artesanías propias (postales ilustradas, macramé, cuadernos, etc.) necesita tiempo.

Además, como el tiempo para crear las artesanías hay que cobrarlo, algunas veces los precios de los productos no son muy baratos (he conocido artesanos que vendían collares de macramé por 80€ o más). Eso hace que las artesanías no sean fáciles de vender.

Además, para conseguir unos ingresos decentes a cambio de las horas invertidas en crear las artesanías, tienes que crear un producto realmente atractivo, que destaque y que guste.

Si no tienes algo realmente especial que ofrecer, va a ser muy complicado conseguir compradores a parte de la familia y amigos.

Conclusión: vender artesanías creadas por ti en una tienda online puede ser rentable si eres capaz de crear cosas bonitas, únicas y especiales. Pero ten en cuenta que para conseguirlo tienes que dedicar mucho tiempo al proyecto.

2. Compra-venta de artesanías

¿Has visto alguna vez tiendas en la calle que venden pañuelos, ropa y bisutería con diseños asiáticos?

¿Sabes de dónde vienen la mayoría de sus productos? De India.

Muchos de esos vendedores hacen viajes anuales a India, compran todo lo que creen que tendrá salida en España y lo venden en los mercados. Pues bien, ¿por qué no puedes hacer tú lo mismo pero online?

Ya te he contado un poco más arriba mi experiencia con la compra-venta de artesanías indias y cómo vendí todos los productos sin echarle muchas horas al proyecto.

Pues bien, conté mi idea a varios viajeros y todos los que decidieron probarla tuvieron el mismo éxito. Algunos incluso decidieron comprar más productos para venderlos en los mercados de sus ciudades.

Además, hay formas de dedicarse a la compra-venta de artesanías generando un impacto positivo en la comunidad.

Por ejemplo, en Ladakh conocí una chica india que viajaba por su país visitando artesanos locales y tribus que eran capaces de crear objetos muy especiales. Su proyecto consistía en vender a través de internet los collares, pendientes, telas, etc. que creaban esos artesanos.

Normalmente los artesanos indios tienen que vender sus artesanías a los intermediarios a precios muy ridículos. De este modo esa chica no solo conseguía financiar su estilo de vida, sino que también ayudaba a los artesanos pagándoles precios más justos por sus productos e incluso invirtiendo en proyectos para la comunidad, como por ejemplo en instalaciones eléctricas, restauración de casas, material escolar, etc.

¿Cómo crear una tienda online?

Ahora que ya te he dado unas cuantas ideas de lo que podrías vender a través de internet, puede que te preguntes cómo crear una tienda online.

El proceso es más fácil de lo que parece. A veces no es ni siquiera necesario tener una página web propia, pues hay plataformas externa de comercio electrónico que te pueden ayudar a generar tus primeras ventas.

A continuación te cuento cómo funcionan los diferentes métodos para crear tu propia tienda online y cuál es el que más te conviene según tus objetivos.

A. Páginas de comercio electrónico

Las plataformas de comercio electrónico son páginas web que te permiten exponer tus productos y venderlos a través de su página a cambio de una comisión. Trabajar en estas plataformas es como trabajar cada día en un gran mercado de artesanías, solo que ese mercado no está en la calle sino en internet.

Lo bueno de estas plataformas es que no tienes que invertir en un servidor y dominio propio y el proceso de creación de tu propia tienda es bastante rápido e intuitivo. Además, estas páginas ya cuentan con decenas de miles de visitas diarias, así que es más fácil que tus productos sean visibles.

Ejemplos:

Etsy

Nicho: Su público es mayoritariamente femenino y estadounidense.

Productos: Artesanías, ropa, accesorios, joyería, bisutería, libros, música, decoración para el hogar, arte e incluso accesorios para mascotas.

Esta plataforma online te pone las cosas muy fáciles para comenzar a vender inmediatamente. Solo hay que crear una cuenta, subir unas cuantas fotos de tus productos, establecer los precios y ya está.

Cuando hayas hecho esto, tus productos estarán en el escaparate online de Etsy y miles de personas tendrán la opción de comprarlos.

¿A que es fácil? Sin embargo, no todo es bonito en Etsy:

  • Por cada producto publicado hay que pagar 0.18€
  • Aplican una comisión del 3,5%
  • Aplican también un 4% de comisión + 0,30€ durante el proceso de pago.

Aquí tienes toda la información sobre las condiciones de venta a través de Etsy.

Dawanda

Nicho: Orientado a un público femenino y europeo. La mayor parte de sus visitas vienen de Alemania.

Productos: Artesanías, ropa, accesorios, joyas, bisutería, accesorios para niños y bebés y decoración para el hogar.

Dawanda funciona como Etsy, pero no exige un pago por cada producto que añades a la tienda si lo haces desde su plataforma española. Aunque la comisión que aplican por venta es mayor que en Etsy: un 10%.

B. Tu propia tienda online

Si no quieres que te cobren comisiones sobre tus productos y prefieres tener un control absoluto del proceso de venta, la mejor opción para ti es crear tu propia tienda.

Click para twittear:

La mejor forma de evitar las comisiones sobre tus productos es creando tu propia tienda online.

Hay dos formas de conseguirlo. Puedes contratar un programador para que cree tu tienda desde cero o puedes crear tu tienda con WooCommerce.

Esta última opción no necesita una inversión inicial muy grande y te permite unir tu blog o página web con tu tienda online.

A continuación te cuento mejor cómo funciona:

WooCommerce

Para crear una tienda online con WooCommerce solo necesitas tres cosas:

  • Un servidor y dominio propio
  • WordPress: WooCommerce es un pluging creado especialmente para WordPress.org, así que es absolutamente necesario que instales WordPress en tu servidor.
  • Un tema apropiado para WooCommerce: No todos los temas creados para WordPress soportan el pluging de WooCommerce. Por eso, antes de invertir tu dinero en un tema profesional, te aconsejo que te asegures de que el tema está preparado para WooCommerce.

Aquí puedes encontrar algunos temas programados específicamente para llevarse bien con este pluging.

Una vez tengas el tema WordPress y tu pluging WooCommerce instalados, solo tendrás que configurar el pluging para que funcione exactamente como quieres.

Es bastante sencillo de instalar, aunque tiene tantas opciones y es tan personalizable que puede llevarte algunas horas montar tu tienda online a través de WooCommerce.

Como en esta entrada no hay espacio suficiente para explicarte con detalle cómo instalar y configurar el pluging, te recomiendo que le eches un ojo a estas dos entradas. En ellas está todo lo que debes saber para instalar y configurar WooCommerce.

Una vez hayas creado tu tienda online en WooCommerce, tendrás un control absoluto sobre ella y esa es la gran ventaja que tiene este método frente a Dawanda y Etsy.

Lo malo es que llegarás a un público más limitado y tendrás que currarte muchísimo el proceso de visibilidad de tu blog para que tu tienda llegue al nicho que estás buscando.

Los productos no se venden solos

Etsy y Dawanda parece que tienen una ventaja enorme frente a una tienda construida con WooCommerce, y es que esas dos plataformas cuentan con una gran visibilidad en internet.

En cambio, con WooCommerce tienes que comenzar a buscar tus clientes desde cero. Por ello es fácil creer que tus productos se venderán más fácilmente en las plataformas de ecommerce.

Es cierto que tus productos tendrán más visibilidad en Etsy y Dawanda, pero ni siquiera en esas plataformas es sencillo conseguir ventas online. Para vender por internet no basta con subir tus productos y esperar a que alguien los compre. Hay que salir a buscar los clientes.

Click para twittear:

Para vender online no basta con subir tus productos y esperar... Hay que buscar los clientes.

Por eso tener un blog visible y que construya una relación de confianza con el lector ayuda muchísimo a generar ventas en tu tienda online.

Para conseguir un ritmo de ventas constante, no solo es necesario que tus productos gusten; también tienes que conseguir que ese primer cliente vuelva o que hable de tus productos a sus amigos. Y eso es lo más difícil.

¿Cómo puedes encontrar a tus clientes?

Damos por supuesto que tienes un producto muy interesante: es original, único y estás convencido de que gustará. Solo necesitas que la gente adecuada lo vea, le guste y lo compre.

¿Pero cómo puedes conseguirlo?

Generando confianza

¿Y cómo puedes generar confianza en internet?

A través de las redes sociales y un blog

1. Cómo un blog te puede ayudar a generar ventas en tu tienda online

Si sigues a Antonio desde hace un tiempo, supongo que ya tendrás claro que un blog es básico para generar confianza y ganar no solo visitas sino también futuros clientes.

Además de mostrar tus productos, también tienes que dar a conocer tu historia.

A la gente le cuesta comprar online, sobre todo en España. A diferencia de Estados Unidos, en este país aún no está muy arraigada la compra a través de internet. Eso es debido en parte a la desconfianza que genera no saber a quién estás comprando.

En un comercio tradicional tienes un trato directo con el vendedor. Tienes delante a una persona a la que le puedes preguntar cualquier cosa sobre el producto, te puede resolver las dudas que tengas sobre él en el momento e incluso puedes mantener una conversación y generar empatía. En internet esto se pierde, a no ser que tengas un blog.

Con un blog puedes contar a tus posibles compradores quién eres, qué haces, cómo lo haces y por qué lo haces. Puedes demostrar que detrás del proyecto hay una persona de carne y hueso y gracias a ello puedes conseguir que la gente se identifique contigo y con tu historia.

Eso es básico para conseguir la confianza suficiente para generar ventas en tu tienda online.

Un blog que ha conseguido posicionarse muy bien en Google atraerá miles de visitas a tu tienda. Pero si además tu proyecto está respaldado por una comunidad de lectores que se identifican contigo, esas visitas se convertirán en ventas más fácilmente.

Si la idea de crear tu propio blog te pone nervioso y crees que será imposible lograr que este llegue a mucha gente, lee esta entrada para aprender cómo hacer un blog de viajes que te ayude a generar ingresos.

2. Las redes sociales también son importantes

Si un blog puede ayudarte a generar confianza, las redes sociales pueden ayudarte a promocionar tus productos consiguiendo likes y shares que ampliarán tu visibilidad.

Los productos que vendí viajando a través de internet no se vendieron solos. Tuve que moverlos por las redes sociales y el blog. Creé un banner para ponerlo en la barra lateral de mi web.

También creé una página dedicada a explicar que había creado una tienda y por qué lo había hecho. Además publicaba periódicamente fotos de los productos que había comprado en los mercados de artesanía y también de los que ya había vendido.

Todo eso me ayudó a dar a conocer mi proyecto a mis contactos en las redes sociales. Pero también ayudó a que otra gente que en ese momento no conocía mi blog, ni mi viaje ni mi tienda, decidiera apoyar mi proyecto comprando un bonito collar indio.

Conclusiones

La idea de crear y mantener una tienda online por un breve periodo de tiempo me permitió continuar viajando por Asia sin fecha de regreso.

De hecho, gracias a ese proyecto descubrí que había mucha más gente de la que creía siguiendo mi viaje a través del blog y lo mejor de todo es que estaban dispuestos a ayudarme a que siguiera cumpliendo mi sueño.

Como ves, montar una tienda online no es muy complicado (aunque exige trabajo) y puede ayudarte a conseguir ingresos para viajar por el mundo. Lo más complicado es encontrar el nicho y la estrategia adecuada para conseguir las ventas suficientes que te permitan vivir viajando.

Como en cualquier negocio, la estrategia es fundamental y dar con ella es lo que te asegura mantener a flote tu proyecto.

Vivir viajando es genial. Creo que ese es el sueño de muchos de los que seguimos Inteligencia Viajera. Pero para conseguirlo también es importante controlar tus gastos. Si estos son más altos que tus ingresos, puedes llegar a quedarte sin un duro durante tu viaje.

Para que eso no pase, te regalo el ebook «El arte de viajar sin pagar alojamiento» y «La guía para viajar (casi) sin dinero». En ellos encontrarás:

  • Más de 20 ideas y recursos para gastar muy poco (o nada) en tus viajes.
  • Un ejemplo real que te demostrará cómo estos recursos te pueden ayudar a reducir tus gastos al máximo.
  • Mi método para encontrar alojamiento gratuito mientras viajoSi pones ganas en tu proyecto online y consigues controlar bien tus gastos mientras viajas, seguro que puedes llegar a viajar tanto como sueñas.

¿Tienes alguna duda para crear tu propia tienda online? ¿Ya has tenido alguna experiencia previa con estos temas? Cuéntamelo en los comentarios 😉

Por Irene García

Acabo de empezar mi segundo gran viaje sin billete de vuelta. Después d eun año y medio en Asia y de tres meses recorriendo España y Portugal en bici, he viajado a Nueva York para recorrer el continente americano de norte a sur. Puedes conocer más detalles sobre mi viaje en facebook, twitter e instagram. Además, en mi blog Crónicas de una argonauta te cuento cómo tú también puedes hacer ese gran viaje con el que estás soñando.

Inteligencia Viajera efectos Blog imagen

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando