Categorías

Cómo organizar y planificar viajes en grupo para monetizar tu blog y ofrecer un gran valor a tus seguidores

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

Debido a la crisis del coronavirus, es posible que no se pueda viajar a ciertos países por el momento. Ten en cuenta que las medidas sanitarias en cada país están en constante cambio. Por favor, revisa las condiciones de tus países de origen y de destino.
Para más información:
Viajar en avión en tiempos de Coronavirus.
Nota informativa del Ministerio de Asuntos Exteriores.
Recomendaciones de viaje por países.

Este es un post invitado de Joseba Zarraga, creador de travelingtobe.com


Los bloggers viajeros tenemos un futuro brillante si nos ponemos a planificar viajes para grupos. Algunos ya viajamos con nuestros seguidores creando un entorno viajero «win-win» donde todo el mundo sale ganando:

  • El blogger que organiza el viaje porque monetiza su blog de una forma muy potente.
  • El viajero porque todo el dinero que invierte va dirigido a aumentar el valor de su viaje sin caer en intermediarios.
  • El entorno local que visitamos porque creamos viajes sostenibles que aportan valor a la economía local.

Click para twittear:

De la pasión de un guía por su trabajo nace la experiencia de su cliente

Los resultados que hemos obtenido son excelentes.

Aunque estés empezando con tu blog, en pocos meses podrías generar una audiencia interesada en viajar contigo. Puedes empezar a planificar viajes desde el principio y vender tus propuestas en un tiempo relativamente corto.

Si tu blog tiene ya un número importante de seguidores, no te costará llenar las plazas de tus viajes. Con 4 viajes al año obtendrás los ingresos necesarios para vivir de tu blog.

¿Cuál es mi intención con este post?

Lo primero es enseñarte el potencial de los viajes en grupo. Y el segundo  es mostrarte cómo un blogger puede aprender a planificar viajes en grupo para monetizar su blog a lo bestia

 

Te cuento mi historia para que afrontes con fuerza la tuya propia

Mi nombre es Joseba Z.

Planificar viajes en grupo es mi vida

Ingeniero mecánico y guía de montaña profesional que ha pasado por todos esos momentos que seguro a la gran mayoría de personas que leen este blog les suena.

Algo parecido le pasó a Antonio G y creó este pedazo de sitio en el que ahora yo estoy escribiendo. O a Víctor de surfeatuvida.com que tras vivir estas 5 experiencias de viaje decidió cambiar su vida de forma radical.

A mí me pasó algo parecido, había una parte en mi vida que hacía que me sintiera vivo.

La montaña y los viajes.

De hecho, de forma paralela a mi vida de ingeniero cansado, transcurría mi vida de guía de montaña y viajes. Una vida alegre, gratificante, colaborativa y viajera. Esto era lo único que me aportaba las sensación de bienestar que necesitaba como el respirar.

Me sentía como un drogadicto que espera al fin de semana para poder salir a la montaña con mi gente, en busca de esa dosis de felicidad.

Y los viajes de 3 semanas se convertían en una fiesta sin límites donde disfrutaba como un niño.

Por eso, decidí ayudar a la gente a viajar de forma segura, organizando y vendiendo viajes en grupo con un blog.

 

Lo he conseguido

En mi caso puedo decir que he conseguido monetizar mi blog y vivir de mi pasión. Pero mis comienzos fueron muy dispersos y muy frustrantes. En 2006 traté de emprender un blog de viajes de montaña sin ningún tipo de formación y perdí 4 años con CERO ventas online.

Aunque vendía viajes gracias al «boca a boca» cubriendo todas las plazas que ofrecía, yo quería vender online y llegar a más gente.

Pero las oportunidades llegan y yo me aferré a mi tren con fuerza.

Me decía a mí mismo.

«¡Caguen diez, no puede ser tan difícil!

¡Pues no! No es tan difícil.

Cuando sabes qué es lo que tienes que hacer y cómo lo tienes que hacer, empiezas a ver las cosas más claras.

Pero yo, cuando empecé, lo único que sabía era organizar viajes. Del resto (tema blog) no tenía ni idea. Vamos, que no sabía cómo llegar a la gente y vender mis viajes online.

 

La decisión más importante de mi vida

La tomé en las Navidades del 2015 cuando dejé la ingeniería. Dejé de construir motores de aviones para ser blogger de viajes y me dije:

«Voy a invertir el tiempo y el dinero necesario para ir directo al grano y aprender a crear mi propio negocio online cuanto antes».

Sabiendo que años atrás la había cagado con una web mal diseñada (consumía todos los cursos gratuitos que había en su momento), decidí invertir 1.855€ para formarme con el mejor blogger del momento: Franck Scipion.

Yo quería, por este orden:

  1. Meter en mi cabeza solo la información necesaria para triunfar.
  2. Aplicar lo aprendido de forma sencilla para llegar al mayor número de personas posible.
  3. Monetizar mi blog planificando viajes en grupo.
  4. Crear un sistema de ingresos pasivos para liberar mi tiempo.

En julio de 2015 (6 meses después de mi superdecisión), ya tenía los 3 primeros puntos:

  1. Los conocimientos en mi cabeza.
  2. El blog en marcha.
  3. Dos viajes en grupo diseñados y preparados para su lanzamiento.

 

Los resultados no tardaron en llegar

En noviembre de 2015 (4 meses después de acabar mi primer curso), llené todas las plazas de los 2 viajes que organicé. El primero a Perú y el segundo, una ruta cultural por España.

Antes de cumplir el primer año, con estos 2 viajes y varios servicios de asesoría de viajes ingresé 7.570€.

Hoy en día y a punto de cumplir mi segundo año voy camino de triplicar esa cifra. Sé que no es mucho dinero, pero el tiempo que he liberado en mi día a día para mí vale más que el oro. Y poder trabajar desde donde quieres ya ni te cuento…

Ahora dime…

¿Estás preparado para trabajar y llenar tu primer viaje en grupo en menos de un año?

¡Grita fuerte!

¡Sí!

¡Estoy preparado!

 

¿Qué es un viaje en grupo?

Aquí es donde nos entra un poco el miedo porque los viajes en grupo nos suenan a un montón de gente siguiendo una banderilla. Gente consumiendo como locos en unos establecimientos que poco tienen que ver con la cultura local, etc.

Eso es lo que nos venden muchas veces…

 

Mi visión

Para mí (y supongo que estarás de acuerdo) los viajes significan aprendizaje y experiencia.

Pues un viaje en grupo significa todo eso + ayuda.

¿Por qué ayuda?

Porque para mí planificar viajes significa ayudar a la gente a viajar más y mejor.

Click para twittear:

Planificar viajes en grupo significa ayudar a la gente a viajar más y mejor

Porque en los 10 años que llevo organizando viajes he descubierto que mucha gente tiene miedo de viajar sola. Por ello buscan a alguien que les acompañe. Estas son algunas de las razones:

  • No controlan los idiomas.
  • Necesitan la seguridad de alguien experto a su lado.
  • Les gusta viajar junto a otras personas de gustos parecidos.
  • Etc.

Eso es un viaje en grupo. Una experiencia de viaje basada en el significado de equipo. Un aprendizaje mutuo compartiendo vivencias y experiencias en un ambiente divertido.

Para mí, ¡planificar viajes es algo imprescindible que quiero seguir haciendo durante muuuucho tiempo!

Planificar viajes en grupo te ayuda a conocer la fuerza de grupo.
Viaje a Marruecos: en la plaza Jemaa El Fna con los cocineros de nuestra suculenta cena.

Ahora es tu turno

Cada blog de viajes que visito tiene algo especial porque muestra una forma de viajar única. Muestra una forma de sentir un viaje hecho a medida de sus autores.

Y la gente que sigue estos blogs, ¡busca exactamente eso! Sentir lo mismo que siente un blogger de viaje cuando escribe un artículo sobre su último viaje.

Nuestros seguidores buscan viajar seguros a nuestro lado y descubrir el mundo desde la pasión y la unión.

Esto lo podemos ofrecer, ¿no?

Yo mismo hace tiempo que empecé a planificar viajes en Travelingtobe, pero otros bloggers como Oliver Trip, Andrés Vogler (Bitácoras de viaje) y más gente ya lo están haciendo.

¡Ahora es tu turno!

 

¿Quién puede planificar viajes en grupo?

Cualquiera puede planificar viajes en grupo.

Cualquiera, mientras cumplas con todas las obligaciones legales.

Todo depende de cómo planteemos la venta a nuestros clientes y de dónde lleguen los ingresos que obtenemos. Pero esto es un tema que trataré más adelante.

 

No me quiero quedar solo con los bloggers de viaje

El potencial de planificar viajes en grupo llega a muchos tipos de blogs que pueden ofrecer un plus a su audiencia.

  • Blogs de fotografía que ofrecen viajes fotográficos.
  • De caravaning que ofrecen viajes tipo road trip.
  • Viajes para aprender idiomas mientras los clientes viven una experiencia en grupo.
  • Propuestas de mindfullnes mientras realizas un viaje en ruta por Indonesia.

¡Imaginación al poder para planificar unos viajes alucinantes!

 

Si tienes una mínima audiencia

No te costará reunir a un grupo de gente dispuesta a conocer el mundo a tu lado. Gente real que tras finalizar el viaje hablará de ti y de la experiencia vivida, haciendo que más gente se entere de los superviajes que organizas.

¿Lo ves verdad?

Tu oficina de trabajo es el mundo. Eres el blogger que viaja con sus lectores. Ese soñador, emprendedor y aventurero al que todos quieren emular…

Pero que no se atreven a hacerlo solos.

Tu audiencia quiere viajar como tú y quiere conseguir lo que tú has conseguido. Por eso, te siguen y por eso están dispuestos a viajar contigo.

Y créeme…

Cuando empiezas a planificar viajes en grupo, si lo haces bien, no hay fin.

Porque aquellos que viajaron contigo repetirán, y los que todavía no lo hicieron, esperarán impacientes su turno.

Por eso quiero animarte a que aprendas a planificar viajes.

¡No te quedes atrás, reúne a tu audiencia, diseña un viaje y monetiza tu blog a lo bestia!

 

¿Qué gana un blogger cuando se pone a planificar viajes en grupo?

Si quieres monetizar tu blog y tener una gran oportunidad de vivir de ello, los viajes en grupo te aportan muchas ventajas en un tiempo relativamente corto:

  1. Enganchan a la gente según llegan a tu blog.
  2. No resulta difícil, si lo haces bien, llenar de 4 a 9 plazas.
  3. Tendrás clientes que repiten año tras año.
  4. Te aporta entre 500 y 4.000 € de beneficio por viaje (depende de más factores, pero para que te hagas una idea).
  5. Viajas y encima ganas dinero.
  6. Más autoridad y más visibilidad.
  7. Feedback directo de tus clientes.
  8. Una experiencia personal muy gratificante.

Los viajes en grupo generan una audiencia fiel a tu forma de viajar.

En mi caso, hay gente que ha viajado conmigo hasta 5 años seguidos. Incluso se han apuntado a 2 viajes en un mismo año.

Ahora bien, para que todo esto funcione, tus clientes deben recibir lo máximo de ti. A cómo dárselo es lo que te voy a explicar en los siguientes puntos de este artículo.

 

¿Qué debe aportar nuestro viaje al cliente?

El mercado de los viajes es muy extenso. Por eso debemos aportar algo muy importante a nuestros clientes. Algo que nos diferencie del resto.

  • Personalización y autenticidad: buscamos conocer un país de forma auténtica. Queremos un viaje que fluya como el agua. No queremos forzar a la gente a hacer algo que no quiere. Muchas agencias ofrecen guías locales que acaban llevando a sus clientes a la tienda de ropa de sus primos. No es eso lo que buscamos…
  • Seguridad: tú viajas con ellos. Eres de confianza y sabes lo que haces. Estás dispuesto a ayudar a tu gente y siempre lo haces con buena cara porque te encanta tu trabajo.
  • Diversión y recuerdos: un viaje puede ser duro o pueden surgir  imprevistos: puede llover o hacer mucho calor… Eso es lo que pasa cuando viajas, ¿no? Pero incluso en esos momentos, el grupo y tú seréis capaces de dar la vuelta a la tortilla para crear todos y cada uno de los momentos especiales que se viven en un viaje.

El resultado debe ser excelente. Cuando eso ocurre, afloran las risas y no se harán esperar las respuestas de gratitud de tus clientes hacia ti y hacia todo tu trabajo.

Planificar viajes en grupo significa ayudar a la gente a cumplir con sus objetivos
Ascenso al Kilimanjaro: la dureza de la montaña se supera con la fuerza que aporta el grupo a cada uno de los participantes.

 

Al planificar viajes en grupo trata de unir estos tres puntos para que tu clientes se sientan a gusto en todo momento. Para ello, debes tener en mente lo que te explico en el siguiente punto.

Click para twittear:

Aprendiendo a planificar y vender viajes en grupo con @JosebaZarragaO en @iviajera

 

Antes de ponerte a planificar viajes en grupo debes saber…

Ahora vamos a lo serio, a la parte de trabajo que nos toca, a la parte responsable.

Si vas a organizar viajes para otras personas, debes conocer lo que pasa si no haces bien tu trabajo, si no eres metódico.

Todos sabemos que viajar es una fuente de placer, recuerdos y momentos inolvidables.

La magia de viajar hace que todo el mundo recuerde los malos momentos como gloriosas anécdotas que nos hacen grandes. Sin ir más lejos, yo mismo digo que aquellas inundaciones de 2010 que me pillaron en la India (con un grupo de 42 personas) me hicieron crecer como persona.

Todos conocemos las cosas buenas de viajar. Viajar significa vivir, disfrutar, conocer, superar miedos…

Todo esto es lo que debemos transmitir a nuestros clientes.

Un viaje auténtico combina buenos y malos momentos. Como la vida misma.

El azar y el destino entran en juego para ponernos a prueba. A veces de forma drástica y contundente.

Por eso, en este artículo quiero hablar de esos casos extremos que nunca pensamos que nos pueden ocurrir. Haciendo esto quiero que veas lo importante que es saber llevar un grupo para planificar viajes.

No es lo habitual, pero cuando aparecen los imprevistos, debemos estar preparados.

Hay quien piensa que un grupo de personas desconocidas funciona igual que un grupo de colegas de toda la vida. Por eso no quiero que pienses que para planificar viajes en grupo solo tienes que diseñar una ruta, coger a 10 personas y viajar.

¡Ten cuidado con esto!

Yo con este tema me pongo muy, muy serio.

No viajas con colegas, viajas con personas desconocidas que ponen toda su confianza en ti.

Tatúatelo en la mente si te hace falta.

Esta frase debe hacerte pensar en 3 cosas:

  1. El riesgo cero no existe.
  2. La planificación es vital.
  3. Todos esperan que tomes las decisiones importantes.

Veamos una por una.

1. El riesgo «cero» no existe

Todo en esta vida conlleva un riesgo. Viajar también. Pero en nuestro caso, hablamos también del riesgo a que ocurra algún tipo de imprevisto.

Podemos llamar riesgo a cualquier situación que pueda repercutir en el buen desarrollo de nuestro viaje.

Teniendo esto en cuenta, podemos clasificar 2 tipos de riesgo en función de la probabilidad:

A. Riesgos muy probables

Normalmente el «riesgo» aparece en forma de pequeños imprevistos de fácil solución.

  • El guía llega tarde.
  • El hotel tiene menos plazas que las que hemos reservado.
  • Un integrante del grupo tiene diarrea.
  • Pepito se ha caído y se ha torcido el tobillo.
  • Etc.

Este tipo de imprevistos son los que tus clientes esperan que resuelvas. Y que los resuelvas rápido.

Para que todos estos contratiempos no te pillen por sorpresa debes crear un plan contra imprevistos. Su objetivo es que tus clientes vean que cualquier circunstancia inesperada es normal, y que tú eres la persona en la que deben confiar en todo momento.

Yo te voy a enseñar a hacerlo y te ayudará a actuar rápido y bien.

B. Riesgos improbables

Después, muy de vez en cuando, ocurren cosas que pueden alterar todo un viaje e incluso convertirlo en un infierno. Un ejemplo puede ser una catástrofe natural. Una situación para la que nadie está preparado, pero que a veces ocurre.

Este tipo de riesgos están ahí, pero no los vamos a tener en cuenta a la hora de planificar viajes.

¡Pero cuidado!

Que no los tengamos en cuenta, no significa que no debamos saber cómo actuar ante una situación extrema.

A mí me pasó…

Como te dije antes, yo viví las peores inundaciones que se recordaban en la India. Fue en 2010 y yo era el responsable de 42 montañeros que iban a subir una montaña de casi 6.900 metros de altura. La primera noche que pasamos en la ciudad de Leh fue el principio del final del viaje.

Este vídeo muestra lo más duro de aquel viaje. Yo soy el de naranja y junto a algunos integrantes del grupo conseguimos salvar la vida de mucha gente. Entre ellos a Rafa, un mallorquín al que las inundaciones le pillaron en la montaña.

Mi experiencia, mi formación y la planificación me hicieron fuerte en una ciudad destruida por el agua. Una simple decisión como fue la ubicación de los hoteles (lejos de ríos y vaguadas, en zonas altas) nos salvó de acabar arrastrados por el río.

Si no me hubiese formado, si nadie me hubiese hablado de esto antes, no me hubiese dado cuenta.

 


Conclusión:

  • Esta enseñanza sirve para todo en la vida. Todo tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, riesgos que debemos prever y evaluar.
  • En todos los viajes ocurren imprevistos y se solucionan de forma rápida y sencilla. Aunque a veces, sin formación o sin experiencia, hasta la cosa más tonta se vuelve dramática.
  • Solo en algunos casos excepcionales la situación puede volverse catastrófica e incontrolable. Incluso en estos casos, tus decisiones, tu tranquilidad y tu confianza son de vital importancia para que el grupo se sienta unido.

 

2- La planificación es vital

Teniendo en cuenta el concepto de RIESGO CERO, enseguida te darás cuenta de lo importante que es la buena planificación y el buen diseño de viaje.

Pero primero ten en cuenta una idea, planificar viajes no es organizar todos y cada uno de los segundos del viaje.

Planificar viajes es controlar todas las posibles opciones que puedes tener durante el viaje para tomar las mejores decisiones cuando se dé el caso.

Ten en cuenta que cada tipo de viaje tiene sus riesgos, y en consecuencia, la planificación será más o menos refinada. Por ejemplo:

  • Planificar una expedición de montaña implica una gran responsabilidad: el riesgo de padecer imprevistos y lesiones es muy elevado. La meteorología, la nieve, el cansancio o la deshidratación hacen de este tipo de viajes algo muy imprevisible. En consecuencia, la planificación debe ser muy meticulosa.
  • Planificar viajes en ruta es en cuanto a riesgos un punto intermedio: el transporte, el alojamiento o los posibles problemas médicos son algunos de los puntos clave a tener en cuenta para realizar una buena planificación.
  • Planificar un viaje a Nueva York conlleva una serie de riesgos de fácil y rápida solución (no cuento situaciones extremas): por ejemplo, alguien que se pone malo y debe ir al médico. Saber de antemano donde están los centros de salud te permite dar una rápida respuesta a tus clientes.

La gente acepta y sabe que los imprevistos son parte del viaje. Lo que no acepta es que el coordinador del grupo no sea capaz de dar una respuesta rápida al problema.

Los errores con gente desconocida, por muy amables y guays que sean, se pagan caro.  Ellos pagan una pasta por viajar seguros y quieren que todo fluya.

Por eso debes planificar bien tus viajes en grupo.

La planificación no te salva al 100% de cometer errores, pero si te ayuda a resolver cualquier situación problemática en un segundo.

  • Qué hacer si alguien se pone enfermo.
  • Dónde ir si alguien se cae y se hace daño en el pie.
  • Cómo actuar en caso de catástrofe natural (ya has visto lo que me ocurrió en la India).
  • Etc.

Si resuelves los imprevistos de forma rápida y precisa te ganarás el respeto de tus clientes y ¡valorarán tu trabajo de forma exponencial!

Mete momentos de relax a la hora de planificar viajes en grupo
Los descansos y los momentos de relax son imprescindibles para crear un ambiente distendido y relajar la mente.

 


Recuerda:

La buena planificación del viaje te permite evaluar los posibles riesgos. Por tanto, primero planifica tu viaje y después escribe una hoja con los posibles problemas que pueden surgir. Finaliza tu plan de riesgos añadiendo la posible solución a cada uno de los problemas.

Este simple gesto te permite, durante el viaje, actuar de forma rápida y precisa haciendo que tus clientes se sientan seguros a tu lado. Te aplaudirán y valorarán tus esfuerzos de mantenerlos contentos.

Pero si no planificas, una situación que habría tenido una fácil solución te puede complicar la vida. Perderás la confianza de tus clientes, y si la situación persiste, también podrás perder el control del grupo.

Quédate con esto: tus clientes esperan que los dirijas.

Esto nos lleva al tercer punto.


3. Todos esperan que tomes las decisiones importantes

Para aprender a planificar viajes de calidad debes conocer cómo funcionan los grupos de gente en todas las posibles situaciones que se producen en un viaje. De hecho, no hay nada peor que un grupo de gente en una situación de incertidumbre.

Los problemas surgen cuando la persona responsable de tomar las decisiones (normalmente tú o el guía local) no lo hace  de forma rápida y contundente.

Cuanto más auténtico y aventurero sea un viaje, más imprevistos ocurren. Es lógico:

  • Si pasas 15 días en un resort, lo peor que te puede ocurrir es que te mueras de aburrimiento.
  • Si viajas a Perú y te metes en la selva amazónica, dependes de muchos factores: el guía local, el tiempo, los animales, tu resistencia física…

Lo bueno es que normalmente un grupo bien informado entiende que los imprevistos son parte del viaje.

Al fin y al cabo, un viaje real, un viaje 100% auténtico, es aquel que consigue disimular la organización que hay detrás.

Es como la vida misma. Lo bonito es no saber qué te vas a encontrar a la vuelta de la esquina. Esto es lo que a mí me piden mis clientes.

Pero también me piden soluciones si a la vuelta de la esquina aparecen los imprevistos.

 

Tipos de viajes según la temática de tu blog

Se me ocurren tantas ideas… Hasta un blogger que habla de economía podría organizar un viaje a Wall Street y ofrecer un curso mientras viaja con sus seguidores.

Click para twittear:

Un viaje puede ser la vía para enseñar a tus seguidores

Pero estamos en un blog de viajes así que me voy a centrar en nuestra temática.

Debes tener en cuenta que no estás diseñando un viaje para ti, estás diseñando un viaje para tus clientes. Un viaje que lleva implícita tu esencia, tu marca y tu forma de viajar, pero adaptado a tus lectores.

Está claro que el tipo de viaje debe ser de tu gusto. Debes sentirte como pez en el agua porque, por encima de todo, tus clientes valorarán la seguridad que transmites.

Como siempre digo, hay un viaje para cada tipo de persona, para cada tipo de blog.

De todas formas, voy a tratar de clasificar todos los viajes en 3 grandes grupos (siempre según mi humilde criterio), teniendo en cuenta que todos llevan dentro 3 ingredientes clave:

  • El conocimiento: tanto de la cultura como de la naturaleza y el entorno local.
  • El aporte de valor de todas las personas que participan en el viaje: tú, el grupo y la gente que encuentras por el camino.
  • El valor añadido que puedes incluir según la temática de tu blog: deporte, mindfullnes, yoga, trekking, voluntariado, idiomas, buceo, road trip, caravaning, gastronomía….

Seguro que hay más pero yo englobo la posibilidad de planificar viajes en 3 grandes grupos:

1. Viajes de aventura

Viajes que incluyen lugares remotos, grandes montañas, deportes extremos, trekkings en lugares a gran altitud, países donde la movilidad es muy difícil, selvas, actividades deportivas, rutas en moto…

¡Pura aventura!

Si en tu blog hablas de estos temas, la gente que te sigue estará dispuesta a realizar este tipo de viajes contigo.

Tus futuros clientes son aquellos que siguen tus aventuras.

Les encanta ver tus vídeos de cómo cruzaste la India en moto. Les admira tu cara llena de ese polvo negro de carretera y tu mochila con cuatro camisetas y un bañador.

Ese tipo de cliente quiere vivir esas experiencias, pero no se atreve a hacerlo por su cuenta. Lo quiere hacer con tu ayuda.

Pero cuidado, en tu primer viaje en grupo tampoco hace falta que te pases de aventurero. Tantea a tu gente y descubre cual es el límite de riesgo que estás dispuesto a gestionar.

Recuerda, cuanto más riesgo, más posibilidades de que surjan los imprevistos. Por tanto, más responsabilidad.

A. Requisitos para planificar un viaje de aventura

Planificar viajes en grupo en este área requiere de mucha experiencia para no cometer ningún error grave. La clave es la formación con alguien experto que te ayude a planificar viajes de forma profesional. Son de vital importancia:

  • El diseño del viaje.
  • La gestión del riesgo.
  • Los aspectos de seguridad.
  • La información al cliente.
  • Etc.

B. El cliente tipo que se apunta

Normalmente, el cliente tipo que se suma al grupo es alguien que mentalmente puede soportar mucha tensión. Está preparado para realizar grandes esfuerzos, es una persona muy colaborativa y no se asusta ante los imprevistos que normalmente surgen.

Es un cliente todo terreno.

C. Lo que puede ocurrir

A pesar de tus esfuerzos de informar a la gente de lo que se va a encontrar en la ruta, nunca sabes quién se apunta a uno de tus viajes.

Siempre hay alguien que sobrevalora sus posibilidades. Es entonces cuando debes decidir si esa persona puede viajar o no.

Tu «yo interior» te dirá que puedes ayudarle en todo momento, pero tu «yo real» sabe que retrasará al resto del grupo. O peor aún, creará problemas. ¿Qué haces?

2. Viajes culturales en ruta

Un tipo de viaje que te permite conocer muchos lugares distintos en un mismo país. En mi opinión, es una de las mejores opciones si eres un blogger con experiencia viajera que quiere planificar viajes en grupo.

La dificultad en la planificación de un viaje en ruta grupal radica en los siguientes puntos.

A. El traslado entre los distintos lugares que vamos a visitar

No queremos matar de aburrimiento y cansancio a nuestros clientes.

Pero tampoco conviene partir el viaje con traslados en avión, porque así rompemos toda la esencia y la magia de un viaje por tierra. El tren es una de las mejores opciones y la moto es brutal si llevas un grupo que la sabe llevar.

Debes aprender a planificar los traslados de forma profesional.

B. ¿Reservar el alojamiento o planificar viajes libres?

Si llegas con un grupo de 15 personas a un lugar en plena temporada alta y no encuentras alojamiento… La puedes liar parda.

¡Te van a colgar! A no ser que sepas manejar la situación como un líder nato. En ese caso, las decisiones que tomes condicionarán todo lo que queda de viaje.

La primera decisión que debes tomar antes de ponerte a planificar viajes es: ¿viaje libre o con reservas?

C. El cliente tipo que se apunta

Normalmente, el cliente tipo que se suma al grupo es una persona que quiere a su lado alguien que simplemente le aporte seguridad. Puede que no controle el inglés o que no se sienta seguro viajando solo.

Este tipo de persona puede ser un poco más puntilloso. A veces no tiene la paciencia necesaria para esperar o se queja un poco de todo.

Es en estos casos cuando un guía debe saber controlar la situación. Para ello también debe dominar un tema muy importante: las dinámicas de grupo (hablaremos sobre esto más adelante).

D. Lo que puede ocurrir

Puedes coincidir con un grupo superdispuesto a todo o un grupo más reservado. Todo depende de cómo realices el proceso informativo del viaje.

El riesgo de que se apunte gente puntillosa es mayor, pero todo se arregla si sabes cómo manejar cada situación.

La clave está en una buena planificación del viaje sabiendo en cada momento a qué tipo de cliente quieres atraer.

3. Viajes temáticos

Hay miles y miles de opciones:

  • Visitar ciudades.
  • Rutas gastronómicas o enológicas.
  • Idiomas.
  • Mindfullness.
  • Viajes deportivos.
  • Viajes fotográficos.
  • Yoga.
  • Crecimiento personal.
  • Etc.

Las propuestas llegan hasta donde llegue nuestra imaginación.

Si investigas un poco verás que la blogosfera está llena de este tipo de propuestas (se pusieron de moda hace unos años). El reto radica en crear un estilo propio que te diferencie del resto de competidores.

Las propuestas muy especializadas funcionan muy, muy bien y lo bueno es que siempre sabes el tipo de gente que participa. Esto simplifica mucho el proceso de diseño del viaje porque siempre vas a lo seguro.

La gestión del riesgo depende de la temática del viaje.  Recuerda que no es lo mismo una expedición de montaña o un viaje de yoga y playa a la India.

¡Yo me apuntaría a los dos!

A. El cliente tipo que se apunta

Normalmente se apunta un cliente muy especializado.

Sigue la temática de tu blog y busca ese tipo de propuestas de viaje.

En mi caso, las propuestas de montaña me han llevado hasta las cordilleras más altas del mundo. Por eso la gente que viajaba conmigo estaba bien entrenada, sabía las técnicas básicas de alpinismo o estaba dispuesta a aprender a mi lado.

B. Lo que puede ocurrir

Pueden ser los viajes más sencillos o los más difíciles de organizar. Todo depende de la temática que elijas (un viaje gastronómico vs una expedición de montaña). La mayoría de veces todo fluye según lo previsto. Lo normal es que aparezcan los típicos imprevistos según la temática del viaje propuesto.

En cuanto a lo que el cliente se refiere, puede ocurrir que si desvías la temática hacia algo que no le interesa puede que surja alguna cara de aburrimiento o desgana.

Por ejemplo, si llevas a la gente a la montaña y les metes un par de días en la playa, habrá gente que se aburra. ¡Seguro! A mí me ha pasado, pero bueno, son cosas sencillas de arreglar con unas buenas risas y un par de cervezas. 😉

 


En mi caso, en travelingtobe.com, intento combinar estos 3 grupos para crear los viajes más completos del mercado.

Siempre doy a mis viajes un gran valor ético e intento aportar mucho valor a la economía local. Trabajo siempre con pequeñas empresas locales a la hora de contratar los servicios que requiere mi viaje. Ese es el reto que me propuse cumplir.

Y como he podido comprobar a la gente le gusta mucho.

Planificar viajes con un contenido cultural
Es importante conseguir la sonrisa de toda la gente que participa en un viaje. Ten en cuenta que la satisfacción de nuestros clientes, en parte, depende del trabajo de la gente local. Si no pagas bien a los locales, no encontrarás estas caras en tus foto.

 

Los 3 puntos clave para planificar viajes en grupo como un pro

Bueno, pongamos que ya te has decidido a planificar viajes.

  1. Sabes que tu blog gana más visibilidad y más autoridad. Encima esto genera un bucle que aporta más valor y más calidad a tus lectores. ¡Tu blog no se quedará sin contenidos ni testimonios nunca!
  2. Has aprendido que la planificación es de vital importancia.
  3. Conoces algo más sobre la gestión del riesgo. Esto te ayuda a tomar las mejores decisiones durante tu viaje y gestionar los imprevistos de una forma profesional.
  4. Te has dado cuenta que los imprevistos ocurren casi siempre. El hecho de actuar al instante es lo que deja un buen sabor de boca en tus clientes.
  5. Sabes que hay muchos tipos de viajes, unos más y otros menos especializados.
  6. Etc.

Ahora bien, la pregunta siguiente es…

  • ¿Cómo empezar a planificar viajes?
  • ¿Qué debo tener en cuenta para hacerlo de forma legal?
  • ¿De qué forma planifico el marketing para generar las primeras ventas?

Vamos a ir paso a paso.

1. El diseño del viaje

El diseño del viaje es la clave del éxito porque es lo primero que llama la atención de nuestros lectores. Este diseño debe quedar bien expuesto en tu página de venta para que convierta.

Tu esencia y la esencia de tu blog deben aparecer en el viaje que vas a diseñar.

¿Por qué?

Porque de ese diseño depende el tipo de gente que se apunta al viaje.

¡Ahora bien! Cuidado con esto…

Ya sé que te gusta ser libre. Nunca planificas tus viajes, coges el primer vuelo barato que pilles y descubres el país in situ, a tu bola. Y te da igual si el hotel al que querías ir está lleno, porque vas a otro y ya está.

Yo hago lo mismo, me gusta llegar a un sitio y buscar mi alojamiento, mis rutas…

¡Pero esto solo lo hago cuando viajo solo o con mi pareja!

La regla de oro cuando viajo con mis grupos es:

Planificación y seguridad = Buen rollo y desarrollo fluido del viaje.

¡Hazme caso!

No cometas el error de no planificar tu viaje.

Debes ofrecer a tus clientes el placer de viajar con una persona que sabe lo que hace. Haz que sientan la sensación de seguridad que aportas. ¡ES VITAL!

Esto no quiere decir que debas planificar al milímetro cada segundo de tu viaje. No queremos agobiar a la gente. Pero puedes planificar viajes con unas rutas abiertas y dejar que el grupo decida si ir hacia el lugar A o hacia el B. 

Para hacer esto debes saber en cada momento que opciones tienes y ofrecérselas a tus clientes. Ellos buscarán de ti una explicación y un porqué, para después decidir juntos la mejor opción para seguir adelante.

Lo malo de diseñar una ruta libre es que si uno quiere ir a la playa y el otro a la montaña, la cosa se lía…

Dentro del diseño del viaje debes tener en cuenta la gestión del riesgo. Es decir, todas las soluciones para cada problema que pueda surgir en un determinado punto de la ruta. Es lo que te dije antes, hazte una lista de los posibles problemas y al lado pones la solución que ofreces.

Conoce tu ruta y tu ruta te dará las soluciones.

Cuando comiences a planificar viajes, empieza con uno totalmente organizado. Disfruta de la experiencia y aprende de tu tipo de cliente. Más adelante podrás diseñar tus viajes con un estilo más libre.

A. El diseño de la ruta

Debes tener en cuenta la duración del viaje y las actividades que vas a realizar en él: visitas, trekking, buceo, estancias en familias… Elige todo aquello que consideres interesante para tus futuros clientes.

De estos dos puntos depende el recorrido que vas a diseñar y el número de desplazamientos que harás durante tu viaje.

Ten en cuenta que el desplazamiento muchas veces resulta aburrido y estresante… Sobre todo si tienes que coger un vuelo.

Consejo: no intentes ver todo un país en 9 días. Esto hará que pierdas demasiado tiempo en traslados. La calidad de un viaje no depende de la cantidad de lugares que visitas, sino de la experiencia aportada al viajero.

Click para twittear:

La calidad de un viaje no depende de la cantidad de lugares que visitas, sino de la experiencia aportada al viajero

B. Los traslados

La ruta que has diseñado marcará el número y el tipo de traslados que debes planificar.

Y pensarás…

¡Viajaremos en transporte público local!

A mí, personalmente ¡me encanta! Es divertido y conoces gente, por eso muchas veces lo incluyo en mis viajes.

Pero cuidado, porque si dependes del transporte público local para llegar a un sitio a tiempo, puede que la líes parda.

La elección del transporte depende del tipo de viaje que quieres planificar. Ten siempre en cuenta lo que quiere tu tipo de cliente.

Calcula siempre el tiempo que tardas en ir de un punto a otro.

Piensa en si es mejor invertir dos días enteros viajando en tren o si es mejor hacerlo en avión. Todo dependerá de la duración del viaje.

Por ejemplo, un traslado en tren (y todo el transporte terrestre en general) puede ser una experiencia muy interesante. Los traslados, bien planificados, pueden sumar un plus al viaje, porque te permiten jugar con los descansos, los paisajes, etc.

Intenta aportar soluciones creativas para optimizar tus rutas de viaje. Conseguirás que los traslados sumen una experiencia más a la hora de planificar tus viajes.

Consejo: piensa siempre en sumar. Exprime tu cerebro y piensa en qué es lo que puede aportar un traslado a tu viaje. Elige el mejor medio de transporte e intenta que sea lo más divertido e interesante posible.

C. La elección de las actividades y los guías locales

Trekkings, visitas gastronómicas, guías locales…

Si ya has estado en el país que vas a visitar con tu grupo y tienes buenas referencias, ¡perfecto!

Lo difícil llega cuando te pones a planificar viajes desde casa para visitar países en los que no has estado. Esto es lo que yo hago porque me encanta vivir una nueva aventura con mis clientes.

Pero siempre tengo en cuenta el incremento de imprevistos que ocurren en «tu primera vez»… Y una vez en ruta, los soluciono de forma rápida y contundente. Es mi experiencia de 10 años guiando grupos la que gana la batalla.

El dilema que surge en casa, cuando preparas el viaje, es el siguiente:

  • ¿A qué guía local le presto mi confianza?
  • ¿Qué alojamiento elijo?
  • ¿Qué tipo de actividades?
  • ¿Cuántas actividades?

Bien, voy a empezar contándote algo que tú también sabes (¡a ver como lo digo de forma fina!).

Hay tanta basura en Internet que tienes que excavar durante días para encontrar algo realmente bueno.

Con esto quiero decir que todo el mundo te intenta vender lo mejor, lo más barato, lo más bonito…

Si no indagas un poco, siempre vas a ver la impoluta imagen empresarial. Esa limpieza, ese saber hacer… Pero la cosa cambia en cuanto envías un email. Es entonces cuando ves con qué masa está hecho el pan.

Para mí SIEMPRE hay un ingrediente clave que brilla con luz propia entre toda la basura que encuentras en Internet: la pasión.

La pasión es lo que debes buscar en todos los servicios que vayas a contratar a la hora de planificar viajes.

Consejo: pasa mucho tiempo con tus posibles proveedores de servicios locales ya que de ellos depende en gran medida el éxito de tu viaje. Busca a esos guías apasionados de su país. Escucha lo que te cuentan, lo que te proponen…

Si ves pasión en todo lo que te proponen, sabrás que tu experiencia será buena.

D. El alojamiento

En mi opinión, este es uno de los aspectos clave en la experiencia de muchos clientes. El descanso es parte de nuestra vida y también lo es en nuestros viajes. Mis clientes siempre preguntan por el alojamiento.

  • ¿Dónde vamos a dormir?
  • ¿Está bien el hotel?
  • ¿Las tiendas de campaña son grandes?

Como bien sabes, hay muchos sitios donde dormir y dependiendo del presupuesto que vayas a destinar al alojamiento, tus clientes experimentaran distintas sensaciones.

  • Hoteles más o menos caros.
  • Pensiones.
  • Albergues.
  • Hostels con habitaciones de 20 camas.
  • Tiendas de campaña.
  • Bungalows.

Yo, en mis viajes de grupo, siempre intento combinar. Me explico.

  • Si estamos de paso por un pueblo y solo nos quedamos una noche: elijo un alojamiento económico y limpio para dormir a gusto y desayunar.
  • Unas playas paradisíacas y vamos a pasar allí los 5 últimos días del viaje: elijo los bungalows a pie de playa. Sencillos pero atractivos.
  • Lo mismo si nos quedamos más días en un mismo sitio: si establecemos como campo base un pueblo que ofrece muchos puntos interesantes, alojamiento cómodo para disfrutar.
  • Si vamos a la montaña, un safari o a una travesía en la selva: si tenemos que dormir en tienda de campaña me aseguro de que todas estén en buenas condiciones, que sean amplias y puedan dormir 2 personas cómodamente.

Nota: siempre intento reservar habitaciones dobles aunque hay veces que no es posible. Con el tiempo he visto que los clientes duermen mejor y se sienten mucho más descansados y contentos. Ten en cuenta que en una habitación de muchas camas siempre hay alguien que ronca o que despierta al otro cuando va al baño.

Evita problemas.

 

2. La seguridad y la salud a la hora de planificar viajes en grupo

No me voy a extender mucho en este punto porque casi todo el artículo trata de esto. Ya has visto que el cliente que viaja en grupo busca ante todo 2 cosas: seguridad y una buena experiencia.

También sabes que no podemos controlar todos los aspectos de seguridad, pero si podemos minimizar el riesgo de sufrir imprevistos. ¿Ya sabes cómo no?

  • Primero planificando el viaje de forma profesional.
  • Después informando al cliente de forma 100% clara y precisa.

El trabajo que debes hacer en referencia a este tema es de 2 tipos porque debes asegurarte de que todos tus clientes están… Punto importante: informados de lo que se van a encontrar en el viaje.

  • Antes del viaje: dar al cliente una información 100% clara y contrastada de lo que se va a encontrar en el viaje (dificultad, peligros sanitarios, terreno, condición física, botiquín personal…).
  • Durante el viaje: dirigir el grupo sin que se note que diriges el grupo. Vamos que tienes que estar en todo, pero que no parezca que el tema va forzado. Un buen guía hace que el viaje fluya de forma natural arreglando los pequeños imprevistos y haciendo que el grupo se sienta a gusto.

Consejo: en caso de accidente, torcedura, enfermedad… Mantén siempre al grupo unido. Si consigues que el grupo sea una piña desde el principio, no habrá nada que temer. Cualquiera del grupo estará dispuesto a echar una mano en todo.

Este consejo nos lleva al siguiente punto. Vamos a entender cómo funcionan los grupos de personas ante las distintas situaciones que se dan en un viaje.

 

3. La dinámica de grupo y la figura de líder

Bien, ya tenemos la seguridad y la salud en mente. Ahora vamos a conocer cómo funcionan los grupos.

¿Qué pasa con el grupo?

Un grupo es como algo vivo que varía su comportamiento según los acontecimientos del viaje.

El grupo siempre busca un líder.

Una persona a quien seguir que aporte seguridad y confianza. Todos los grupos funcionan igual. Está en nuestra naturaleza. En principio tú vas a ser ese líder. Es lógico, ¿no? Eres el organizador del viaje.

Tomarás las decisiones para seguir el plan de viaje.

Incluso en los días libres la mayoría te mirará a ti. Así que ya puedes llevar algunas cosas pensadas de antemano (restaurantes, visitas, etc). No te quedes bloqueado, lanza tu propuesta y adelante.

A. El primer imprevisto te pone a prueba

Con el primer imprevisto surge la expectativa y todo el grupo te mira a ti. Esperan que lo resuelvas rápido y bien. Y tú, como buen planificador de viajes, lo tendrás todo controlado en menos de 10 minutos. Así reforzarás la actitud del grupo y crearás una piña.

Dicho de otra forma, unirás al grupo. Por ejemplo:

  • En el hotel te dicen que las habitaciones no están disponibles hasta dentro de 2 horas: dejas las maletas en el hotel y propones una visita a la ciudad.
  • La comida vegetariana de 2 de los participantes no parece ser muy vegetariana: hablas con el guía del trekking y amablemente le pides que no incluya carne en la comida de esas 2 personas. Pides al grupo permiso para compartir la parte sin carne de la comida para que esas personas puedan comer. El grupo lo hará a gusto. ¡Eso es un equipo!
  • Uno se pone malo y necesita atención médica: sacas tu libro de recursos y ves que a 50 km hay un hospital donde le pueden atender.
  • A uno le molesta la cama que le ha tocado en esa cabaña de la selva: le dices que todos tenemos la misma cama y añades que en unos días estaréis en un hotelazo a pie de playa. ¡Muestra tu carácter!
  • Empieza a llover y la gente se moja: Esto a veces causa risas, pero si hace frio, alguno se agobia. Debes proponer una solución rápida, y si la decisión se toma en grupo, mejor que mejor.
Planificar viajes en grupo significa pensar todos a una
¿Qué empieza a llover? Nos tapamos y echamos unas risas por el método ideado para no mojarnos.

 

Si la cagas una y otra vez o si el grupo percibe que estás perdido, la gente creerá que está perdiendo su viaje y se crearán minigrupitos. Y en ese momento, es muy probable que pierdas el control.

Esto es lo peor que te puede ocurrir.

Click para twittear:

Cada blogger hace que sus viajes sean únicos. ¿Con que blogger viajarías tu?

B. El grupo separado

Un grupo separado es un polvorín a punto de explotar. Cualquier situación de incertidumbre puede derivar en un problema o en una discusión. Esta es la consecuencia de planificar viajes para grupos sin formación alguna.

Si no tienes experiencia cómo coordinador o guía de viajes, fórmate y participa en algún curso que te ayude a adquirir los conocimientos necesarios para hacerlo bien desde el principio. No tardarás en amortizar la inversión.

Así evitarás crear este tipo de situaciones.

Para tus clientes, o todo va bien o todo va mal. El punto intermedio solo dura el tiempo que tardas en tomar las decisiones para corregir los problemas.

Y como hemos dicho, esa capacidad de organización que debes llevar contigo siempre se puede aprender y entrenar. Tu formación te dará la rapidez y la experiencia necesaria para regresar al «todo va bien».

  • Todo va bien: una gozada, risas, historias, sentimientos…
  • Momento cuando ocurre un imprevisto: tu actitud y tu capacidad para tomar decisiones te llevarán a la situación del «todo va bien» o te llevarán al siguiente punto. No hay intermedio.
  • Todo va mal: una tontería mal resuelta puede desencadenar la frustración de tus clientes.

Un «todo va mal» surge así:

  • Llegas a un hotel a las 23:00 con la gente cansada.
  • Tenías reserva pero te dicen que por un error informático 5 personas de tu grupo no tienen sitio.
  • Te quedas bloqueado buscando soluciones. Son las 24:00 y no has encontrado solución.
  • Tus clientes ya están en el todo va mal (desde las 23:30).

C. Lo que debes hacer para pasar al todo va bien en un instante

En el momento en que te dicen que no tienes sitio pides una solución al dueño del alojamiento. Mientras, tú les dices a tus clientes que ya tienes otro hotel en la recamara por si el dueño no puede arreglar la situación.

Cliente tranquilo, tú tranquilo y viaje tranquilo.

¡Planificación amigos, planificación!

Y una situación resuelta antes incluso de comenzar el viaje.

D. El grupo unido

El grupo unido es lo más bonito del viaje. Un grupo unido siente, se hace fuerte, sufre, se ríe o llora.

Un grupo unido es lo mejor que te puede pasar ante cualquier imprevisto. Es la fuerza, es la determinación...

Un grupo unido aporta al viaje el lujo de lo auténtico. Porque cada persona, cada participante convierte en especiales los momentos de un viaje único.

 

El grupo unido entiende todo al unísono y hace que todo fluya en el mismo sentido. Esto es lo que tienes que conseguir desde el minuto 1 del viaje. Ten en cuenta que un grupo se une alrededor de un líder.

¡Ese líder eres tú!

Esa persona que cuenta historias, que ameniza el viaje en los momentos más duros… Eres el blogger que deseaban conocer: enérgico, luchador, alegre y divertido.

Pero también debes ser una persona capaz de organizar y dirigir el viaje de forma profesional. Conocedora de la ruta, de los riesgos y de los recursos antimprevistos.

Si te formas para ello, lo consigues.

Si no lo haces, que la suerte te acompañe.

 

Requisitos para vender tu viaje por Internet

Cuando ya has aprendido a planificar viajes y has diseñado tu primera creación:

  • Sabes a dónde vas a viajar y en qué plan.
  • Tienes la ruta diseñada.
  • Has calculado los tiempos de traslado.
  • Conoces los puntos difíciles del viaje.
  • Has diseñado un plan de acción en caso de imprevistos graves.
  • Etc.

Llega el momento de sacarl a la luz. Es el momento de hacer mucho ruido y promocionar tu viaje a los 4 vientos.

Para ello utilizaremos las siguientes herramientas:

¡Vamos allá!

Ya has acabado de planificar viajes, ¡ahora a por las primeras ventas!

1. Un blog funcionando

Si no has empezado todavía, ¡hazlo!

Para empezar no necesitas tener un blog impoluto. Necesitas un blog que empiece a captar lectores.

Recuerda que lo bueno que tienen los viajes en grupo es que, si la propuesta es buena, captarás a tus clientes según van llegando a tu blog.

Lo más importante es tener claro a quién te vas a dirigir. Define a tu lector ideal y muéstrale tu forma de viajar.

Haz que tus lectores sientan esa envidia sana, esa necesidad de viajar a tu estilo. Haz que quieran viajar como tú. Muéstrales que no es tan difícil y que ellos también lo pueden hacer.

Capta su atención, consigue su email y define un embudo de ventas, porque cuando llegue el momento les presentarás tu viaje.

Click para twittear:

Define a tu lector ideal y muéstrale tu forma de viajar

 

2. Una landing page especial para la venta de viajes

Las landing page específicas para la venta de viajes difieren un poco de lo que nos enseñan los grandes bloggers. A lo largo de los 2 últimos años he ido perfeccionando las páginas de venta (y lo sigo haciendo) hasta llegar a las que utilizo ahora.

En mi caso, son landing pages dirigidas a una serie de personas que buscan un viaje auténtico para conocer un país. Utilizo un estilo muy visual y a la vez añado unos textos que hacen sentir.

Por otra parte, el cliente siempre quiere saber, sentir y ver que es lo que les espera en su viaje. Por eso, siempre incluyo fotografías reales, para que la imaginación de los lectores fluya sin límite.

En estos últimos años he probado con muchos tipos de landing pages y las que mejor funcionan tienen estas características:

  • Muy visuales con fotos que muestran los momentos que viviremos durante el viaje. Quiero que se imaginen allí.
  • Mini relatos de los momentos vividos en otros viajes pasados.
  • Plan de viaje superreducido.
  • Siempre siguiendo la esencia del blog.
  • Explicación de actividades a realizar.
  • Transparencia 100% en lo que incluye el viaje.
  • Etc.

Saber cómo diseñar una landing page específica para la venta de viajes es muy importante, porque aquí es donde vas a dirigir todo el público que lea tus anuncios.

 

3. Plan de marketing

En principio con estas 4 estrategias de marketing online puedes tratar de llenar 10 plazas.

  1. Newsletter a todos tus suscriptores: para ello diseñamos una serie de plantillas que enviaremos de forma estratégica con la misión de crear en nuestros lectores unas ganas tremendas de viajar.
  2. Facebook Ads: una estrategia de anuncios basada en la captación de un posible cliente que se identifique con la forma de viajar que proponemos. No te pierdas este tutorial que escribió Ángel Candelaria en el blog de Antonio.
  3. Ayuda de afiliados: un recurso muy útil si conoces a gente que te puede echar una mano.
  4. Un embudo de ventas: para captar hasta el último interesado en tus viajes en grupo.

Con el tiempo conseguirás una serie de clientes habituales que llenarán las plazas de tus viajes sin que tengas que hacer nada. Serán tus fieles seguidores.

 

Vende tus viajes y sé legal

No creo que haya mucha gente capaz de crear una agencia de viajes por el coste que ello supone. Pero si hay mucha gente que organiza viajes sin ser agencia.

Evidentemente, ganamos bastante menos dinero pero creo que eso no nos importa. Mientras nos dé para vivir bien y ahorrar, ¿no?

Hay muchas formas de organizar viajes en grupo, pero lo que queremos es hacerlo sin que el tema suponga un gran desembolso de dinero y un sin fin de papeleos.

Pues bien, siendo autónomos y por unos cuantos eurillos puedes comenzar con la actividad. El secreto está en cómo vendes tus servicios.

Este tema me lo guardo para la gente que se apunte a mi curso «Travel Designers» por una sencilla razón. Porque no quiero que empieces a guiar grupos por el mundo sin haberte formado antes.

Quiero ayudar a la gente a hacerlo bien y si puedo hacer que todo el mundo pase por mi curso, habré logrado que un grupo de bloggers viajeros salga al mercado con unos planes de viaje seguros y de calidad.

¿Cuál es el siguiente paso que vas a dar para planificar y vender tu primer viaje en grupo y ganar tu primer sueldo de forma inteligente?

En esta guía te he resumido los pasos principales que deberías seguir para lanzar con éxito tu propio viaje en menos de 6 semanas. Ahora está en tus manos conseguirlo en 6 semanas o conseguirlo en 4 años.

Vas a elegir una de estas 3 opciones:

  1. Vas a copiar esta información y la guardarás en un word por si algún día te quitas la pereza de encima.
  2. Pondrás en práctica lo aprendido, pero por tu cuenta. No te importa tardar 4 años en ganar tus primeros 1.000€.
  3. Dejarás que yo te eche una mano para ayudarte a planificar viajes y tener tu viaje a la venta en solo 6 semanas con mi curso Travel Designers.

El camino inteligente

Para finalizar este artículo, quiero agradecer a Antonio G. por invitarme a escribir en Inteligencia Viajera.

Por eso quiero ofrecer un cupón descuento que será válido desde la segunda edición del curso Travel Designers en adelante.

Puedes apuntarte ya mismo y reservar tu plaza (hay 10 plazas disponibles), mientras los participantes de la primera edición lanzan su primer viaje en grupo.

Yo contactaré contigo para realizar una sesión de Skype y conocer más a fondo tu proyecto y tus ideas. Así podré crear más contenido con la intención de ofrecerte una ayuda más personalizada.

Cupón descuento de 150 €: INTVIAJERATD

***Introduce este código antes de realizar el pago.

Travel Designers es un curso 100% practico de 6 semanas de duración donde paso a paso y con toda mi ayuda podrás aprender a planificar viajes, promocionarlos en Internet y vender tus primeras plazas.

Tendrás acceso a 24 vídeos, 6 sesiones personales de 1 hora por Skype, ejercicios y acompañamiento continuo para que consigas: planificar viajes, venderlos online y volar por tu cuenta en menos de 6 meses.

Ahora es tu turno

La hora de los bloggers ha llegado. Cada vez más freelancers nos lanzamos a planificar viajes en grupo. Queremos que nuestros seguidores conozcan lo que es sentir un viaje desde la pasión y la empatía con el entorno local.

Por eso te animo a crear tu propio entorno «win-win» donde tú, tus seguidores y el país que visites salgan ganando.

Ofrece a tus seguidores la posibilidad de viajar contigo y descubre todo lo que ellos te pueden aportar a ti.

Y recuerda, no olvides nunca que tus futuros clientes viajeros se merecen a su lado a alguien capaz de reaccionar ante los imprevistos. Por eso la formación es clave para no fallar.

Por mi parte, me despido con un fuerte abrazo y te ofrezco todo mi tiempo y toda mi experiencia aquí abajo, en los comentarios.

Si te ha gustado el artículo, coméntalo. Si te ha parecido una M, cuéntalo también. Pero sobre todo no te quedes con ninguna duda. Si yo tengo la solución, aquí estaré para ayudarte.

Y tú, ¿a qué blogger le pedirías un viaje en grupo para pasar semanas y semanas aprendiendo y viajando?

Por Joseba Z.

Los viajes del futuro tienden hacia las experiencias de verdad, hacia la transformación personal y las vivencias auténticas. Tu pasión viajera es la clave para ayudar a la gente a cumplir sueños, superar retos, eliminar miedos y viajar sin límites.
Soy Joseba Z creador de travelingtobe.es y mi misión es ayudarte a crear tu negocio online de viajes enfocando tu camino de forma directa hacia las nuevas estrategias que mejor funcionan para así simplificar tu comienzo y elimina la incertidumbre que te genera tanto miedo. Así, tu negocio digital fluirá de forma natural. Juntos desarrollamos una base estratégica y aplicamos los sistemas digitales automatizados que liberan tu tiempo, escalan tu negocio y te permiten trabajar desde donde tú quieres.

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando