Categorías

Cómo convertir el sueño de ser nómada digital en un objetivo alcanzable para vivir viajando

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

Este es un post invitado de Andrea Guerrero, creadora de Viajes que Transforman.


Sueño con ser nómada digital.

Todavía es un sueño porque estoy trabajando para que sea una realidad.

Más bien, podría decir que ahora es un objetivo porque lo estoy llevando a la acción.

Para que los sueños sean una realidad es necesario tener una hoja de ruta con objetivos claros y actuar.

Esto lo comprendí con el tiempo, ya que antes solía ser más soñadora. Vivía más en las nubes que con los pies en la tierra. Pero la vida se encarga que cambiemos.

Si hace dos años me hubieran dicho que iba a emprender en forma online, y que iba a tener un blog, no lo habría creído.

¿Yo? Imposible. Debe ser una broma.

Pero la verdad es que hace dos años no estaba bien. Vivía una vida rutinaria trabajando como abogada. Estaba en piloto automático.

Tuvo que venir una crisis para replantearme mi vida. No tenía ningún propósito, nada que me apasionara. Pero de la crisis siempre sale algo bueno, y vaya que es verdad.

Si no hubiese sido por el camino que he recorrido, en estos momentos tú no estarías leyendo este artículo.

Pero bueno… mejor empecemos por el principio 😉

No sé qué hacer con mi vida

Todo comenzó cuando tenía 18 años. Tenía que elegir una carrera que -supuestamente- me gustara y en la que iba a trabajar toda mi vida.

Pero la verdad es que nunca supe qué estudiar.

¿Cómo se supone que iba a saber lo que quiero hacer por el resto de mi vida si recién estaba saliendo de la burbuja del colegio?

Entre la indecisión y la angustia de tener que elegir algo, la opción fue derecho.

Pero la vida es muy sabia y se encarga de que aprendamos y enfrentemos todo lo que sea necesario para nuestra evolución.

Y así… entre clases, estudios, lecturas, códigos… sentí que no me llenaba.

Pero la solución no estaba en cambiar de carrera, porque lo que sentía era algo mucho más profundo: no sabía qué estudiar y no sabía qué hacer con mi vida.

La verdad es que no hice ningún cambio, a pesar que mi alma me lo estaba pidiendo.

Así transcurrieron los años. Me titulé de abogada y entré al mundo laboral. Y volvió el mismo sentimiento.

Supuestamente todo estaba bien. Trabajaba en una empresa multinacional, tenía un novio, salía con mis amigas, tenía un sueldo… pero en la soledad, cuando estaba sola y sin distracciones externas, me sentía vacía.

No podía entender que la vida fuese solo eso: trabajar, sueldo, comprar, pasarlo bien. Tenía que haber algo más.

Llevaba ahorrando dinero pero no sabía en qué gastarlo: ¿un auto? ¿un departamento? ¿estudiar?… Y siempre aparecía la misma respuesta: “no es lo que quiero”.

Entonces… ¿qué es lo que quiero?

Click para twittear:

Para saber qué hacer primero tienes que definir qué quieres y cómo te gustaría vivir

Me di cuenta que llevaba más de 10 años solo estudiando y una vez titulada empecé a trabajar inmediatamente.

  • Necesitaba una pausa.
  • Necesitaba irme de viaje.
  • Necesitaba irme por un tiempo de Chile.

Después de buscar muchas opciones, por fin había encontrado lo que quería hacer: vivir en Canadá con la Working Holiday visa.

Estaba muy entusiasmada. Me sentí ilusionada. En una sola palabra: feliz.

El tiempo que viví en Toronto fue de mucho aprendizaje. Mejoré mi nivel de inglés y crecí mucho como persona.

Pero llegó el momento de regresar a Chile, y de nuevo tuve otra crisis.

Volví a la rutina, a la misma casa, con los mismos amigos y regresé a mi antiguo trabajo. Parecía que todo lo vivido solo había sido una pausa en mi vida.

Ahora debía hacer algo más profundo. Necesitaba hacer un cambio drástico de vida.

Renuncié al trabajo y me fui de viaje. Pero esta vez sería un viaje de introspección para estar solo conmigo misma y decidir qué hacer con mi vida.

Click para twittear:

Mientras recorría playas, conocía nuevas personas, y estaba solo conmigo, pude escuchar mi voz interna que me decía: “abre un blog”

Hasta ese entonces solo era una fiel lectora de blogs de viajes, pero no tenía idea cómo hacer mi propio blog. Pero aquello no fue impedimento.

Tomé un lápiz y papel y comencé a escribir, sin analizar ni leer lo que estaba escribiendo, solo dejé que las ideas fluyeran.

Una vez que terminé, leí todo lo que había escrito… y mi sorpresa fue enorme.

Sin saberlo, ¡había escrito una lista de temas para mi blog!

Ya no había duda. Tenía que crear un blog.

testimonio escuela nomada digital
El deseo de ser nómada digital cambió mi vida por completo.

El nacimiento de mi blog (pero con graves errores)

Debido a que provenía de un mundo laboral muy distinto -como es el derecho- tuve que empezar desde cero para reinventarme.

Comencé a leer muchos artículos en internet y, también, vi varios tutoriales.

Pero la verdad es que me sentía perdida. No sabía por dónde empezar. No sabía qué hacer. 

A pesar que leía mucho, sentía que no avanzaba. Me paralizaba.

Me iba a dormir cansada de tanto leer y ver videos. Y al día siguiente continuaba en lo mismo.

Tenía que interiorizar conceptos que jamás había escuchado. No entendía nada.

Abundaron las preguntas a Google, en busca de respuestas:

  • ¿Qué es un hosting?
  • ¿Un dominio?
  • ¿Wordpress?
  • ¿Google Analytics?
  • ¿SEO?
  • ¿Lead magnet?
  • ¿Landing page?

Todos conceptos que me hacían sentir como si me estuvieran hablando en chino. Mi cabeza iba a explotar al tener que aprender tantas cosas.

Todo ello provocó que cometiera varios errores. Pero no quiero que tú cometas mis mismos errores, por eso te cuento cuáles fueron para que tú no pierdas tiempo ni energía.

1. Comenzar con una versión gratuita

La versión gratuita de un blog es cuando el dominio termina en “wordpress.com” o “blogspost.com”. Mi dominio comenzó siendo “viajesquetransforman.wordpress.com”.

El principal problema es que una versión gratuita es que no eres dueño de tu página. El dueño o es WordPress o Blogspost, según donde hayas creado tu blog.

Por ello el principal temor es que en cualquier momento te pueden cerrar el blog, porque ellos son los que deciden; no tú.

La versión gratuita está bien si el blog lo tienes como un hobbie, pero no cuando quieres que sea un medio profesional.

Tras ello, ahora lo que quería era pasar al siguiente nivel y para ello era necesario tener un dominio propio y un hosting.

Pero para no perder todo lo hecho en la versión gratuita del blog, tuve que hacer la migración y una redirección de todas mis páginas y post.

De esta forma, perdí bastante tiempo, el que pude haber ocupado en otra cosa. Pero el desconocimiento hizo que cometiera este grave error.

O, si prefieres, podemos verlo desde el lado positivo: era momento que mi blog se convirtiera en una página más profesional. 😉

2. Escribir solo para mí

Al principio solo me dedique a escribir, sin aportar mucho valor ni preocuparme del SEO.

Si ahora leo mis primeros post me doy cuenta que no tenía nada claro. Compartía lo que deseaba escribir, sin considerar al lector.

¡Grave error!

Google no conocía mi blog. Mis post eran fantasmas en los resultados de búsqueda.

No tenía ninguna claridad de cara al lector.

Después comprendí que ustedes son fundamentales. Si no fuese por ustedes, este trabajo no valdría la pena. No somos nada sin ustedes.

Cuando me di cuenta del grave error lo corregí y ahora mis post han dado un giro de 180°. 😉

3. No saber cuál es mi mensaje

Pocas veces uno se pregunta: ¿qué quiero transmitir con este post?, ¿cómo puedo ayudar con este artículo a mi lector?

La verdad es que nunca me lo había preguntado y tampoco sabía lo fundamental que es.

Luego me di cuenta que no estaba pensando en la persona que está al otro lado de la pantalla.

¡La he cagado!

Las páginas y los artículos del blog deben tener una armonía. Debe haber un mensaje claro para tu lector. Tiene que haber coherencia.

Debido a que mi blog no tenía “ni pies ni cabeza”, tuve que volver a empezar de cero y crear bases sólidas para comenzar a construir.

Quédate con la idea que una casa no se puede construir desde el techo, y necesariamente hay que empezar trabajando la tierra.

Cuando me di cuenta de este grave error pude corregirlo. Así que tranquilos; ya lo he remediado 😀

4. No tener una comunidad

Cuando una persona lee tu post lo puede compartir o dejar un comentario, pero lo que nunca no puede ocurrir es no darle la opción para suscribirse a tu blog.

Al principio no tuve ninguna caja de suscripción ni lead magnet.

¡Gravísimo error!

Estaba más enfocada en las redes sociales que en la propia página. Y la razón fue que en las redes sociales se ve el número de seguidores, en cambio el número de suscriptores es privado.

Pero la verdad es que fue una pésima manera de pensar.

Click para twittear:

Estuve perdiendo el activo más valioso: formar una comunidad

A medida que tengas una comunidad sólida, irás recibiendo comentarios, preguntas, orientación… y todo ello te ayudará a establecer una relación más cercana con tu lector.

El día de mañana, cuando vendas un producto o servicio, tu comunidad será la más fiel compradora.

Por lo que es muy importante empezar desde el primer día del lanzamiento a formar tu propia comunidad.

En mi caso fue tiempo perdido, pero ahora lo estoy recuperando. 😉

testimonio andrea guerrero end
Formar comunidad alrededor de tu proyecto es algo importante que hará crecer tu negocio.

5. No tener una mentalidad emprendedora

Cómo te sientes y cómo piensas es fundamental. Es indispensable hacer una revisión interna porque siempre tiene efecto en el blog.

Si tienes una mentalidad de escasez, con creencias limitantes, pensamientos de autosabotaje y repitiéndote “no puedo” constantemente,  entonces eso es lo que estás creando.

No sentirse merecedor, tener una baja autoestima, sentir inseguridad, desconfianza, no valorarse y no tener una conexión con uno mismo… te lleva directo al precipicio.

A ti y al blog.

¿Por qué al blog? Porque…

 …Tu página es la proyección de ti mismo. Todo lo que te afecta influye en el blog.

Comprendí que es fundamental trabajar en uno mismo para atraer todo lo bueno que deseamos, incluido tener un blog exitoso.

Me he dado cuenta que mi blog ha ido evolucionando al mismo tiempo que yo he ido cambiando. 🙂

Escuela Nómada Digital (END): el salvavidas a todos mis errores

Debido a todos los errores que cometí, en este punto del camino mi búsqueda se centró en buscar soluciones.

Escuché música que me inspira, me puse mis lentes, y con una cerveza al lado comencé… manos a la obra.

Y en esas búsquedas me encuentro con Antonio G y su proyecto Inteligencia Viajera.

Pero mi gran sorpresa fue mayor cuando vi que se encontraba en pleno lanzamiento de la Escuela Nómada Digital (en adelante END).

¡Qué genial!

Me suscribí y recibí correos y trainings en los que Antonio contaba sobre su nuevo proyecto: la END. Mi entusiasmo iba en aumento.

Todo lo que decía Antonio, yo pensaba: “sí, yo quiero”, “así es como me siento”, «esa es la vida que quiero».

Pero como soy busquilla necesitaba más información. Busqué en internet, pero no encontré nada parecido a lo que estaba ofreciendo Antonio.

Así llegó el último día y se cerraban las inscripciones para la END. La verdad es que no sabía qué hacer.

Me pregunté:

  • ¿Me inscribo o no?
  • ¿Me tiro a la piscina?
  • ¿Invierto dinero en formación?

Me sentía insegura y mis pies parecían remolinos caminando alrededor del departamento tratando de tomar una decisión.

Pero de repente tuve una certeza y pensé: “sí, lo voy a hacer”.

Tuve que hablar con mis padres para pedirles el dinero prestado. Utilice todos los argumentos para que creyeran en mí y en lo que quería hacer.

Sabía que era una cantidad alta de dinero, pero tenía claro que no era un gasto sino una inversión.

Actué como si se tratara de un caso legal y tenía que convencer al juez para ganar.

Casi que me pinte la cara como los gringos cuando van a la guerra.

¿Quieres saber cuáles fueron los argumentos?

¡Aquí vamos!

Razones por las que elegí ser alumna en la END y tirarme a la piscina

Si has llegado a este punto es porque, en algún punto, estás igual a como estuve.

Te entiendo perfectamente.

Todo lo que te he contado hasta aquí fue un torbellino de emociones, razonamientos e indagar profundo en mí.

Pero quiero que tú también te preguntes: ¿cuánto estás dispuesto a arriesgar para cumplir tu sueño?

Luego del autoanálisis…

Ahora te cuento cuáles fueron mis argumentos que hicieron tirarme a la piscina.

1. Mi blog estaba en urgencias

A lo serie ER (¿mostré el carnet?)… así veía a mi pobre blog. Un moribundo que entró a la sala de urgencias, acostado en la camilla, mientras todos tratan de revivirlo.

Sabía que si no hacía algo el destino final de mi bog -y mis ilusiones- serían la muerte, ya que todo lo que había hecho no eran lo adecuado:

  • Mis post tenían un contenido que no aportaba valor.
  • Nunca había escuchado sobre guest post.
  • No aplique nada (o muy poco) de SEO.
  • Mis post no los veía en Google.
  • Usé un tema gratuito en mi blog.
  • No tenía cajas de suscripción.
  • No sabia qué es un lead magnet.
  • No conocía a personas de mi nicho.
  • Las visitas eran muy pocas.

No sabía qué hacer. Lo único que tenía claro es que algo debía hacer, pero desconocía cómo hacerlo y con quién.

Mi blog se estaba yendo a pique y de alguna forma tenía que salir de ahí.

2. No tener claro a quién me dirijo y qué es lo que quiero transmitir

Mis primeros post estaban dirigidos a todo el mundo.

Solo escribía, sin detenerme a pensar: ¿qué quiero aportar con este post?, ¿qué solución estoy entregando? Y para ser sincera, nunca me lo había planteado.

Click para twittear:

Tener claro quién es mi lector ideal es la base para todo lo que hay que construir en un blog

¿Alguna vez has escuchado sobre la visión y misión de una empresa? El lector ideal es algo parecido.

No tenerlo claro provoca una falta de coherencia entre los post, la imagen, las páginas, el logo, y la experiencia de cara al lector.

Tuve que bucear en mi interior, y responder preguntas que nunca antes me había planteado:

  • ¿Para qué soy buena?
  • ¿Cuál es el propósito de la página?
  • ¿Cuál es mi nicho?
  • ¿Micronicho?
  • ¿Quién es mi lector ideal?
  • ¿Cuáles son sus problemas?
  • ¿Qué solución le estoy entregando?

Si tú tampoco te lo has preguntado, te recomiendo que lo hagas.

No sé si te ha pasado, pero ahora me doy cuenta cuando una página tiene –o no tiene- claro estos puntos, se transmite. 

Uno como lector lo percibe.

Todo ello es tierra fértil para sembrar.

3. La información en internet abunda

Google puede ser tu mejor amigo…. pero ¿qué sucede cuándo muchas páginas te entregan información y no sabes cuál implementar?

Es lo que me pasó. Tema que investigaba encontraba muchos post que me podían ayudar, pero es una locura la cantidad de información que hay.

No sabía por dónde empezar. Me faltaba un esquema y orden para saber qué hacer primero.

Me preguntaba:

Necesitaba que me dijeran qué es lo que hay que hacer primero, y qué es lo que puede esperar para más adelante.

Click para twittear:

Leer post sueltos te impide tener un paso a paso que vaya de lo más importante a lo menos

Buscaba un artículo milagroso que me dijera: “Andrea, primero tienes que enfocarte en esto, y cuando lo hayas conseguido pasas a la siguiente etapa”.

¿Cómo podía saber si todo era nuevo para mí? ¿Cómo iba a hacerlo si recién me estaba familiarizando con términos que jamás había escuchado?

No sabía cómo implementar todo el tsunami de información.

Al final decidí que lo mejor es tener un mentor y formarme en negocios digitales.

testimonio end
¿Quieres tener un blog que funcione? Fórmate o contrata a un mentor.

4. Emprender solo es igual a vivir (o morir) solo

¿Alguna vez has recibido correos en el que la persona que sigues ofrece el producto o servicio de otra persona?

Esa es una de las tantas formas que existen para monetizar el blog y se llama programa de afiliados.

Suena bien, ¿no?

Recibir una comisión cuando tu lector compra el producto o servicio de otra persona a través tuyo.

¿Cómo hacerlo si no conoces a nadie? ¿Si no tienes ninguna relación genuina con nadie? Eso ocurre cuando decides lanzar el blog y mantenerte en tu cueva.

Pero aclaro que no se trata solo de una relación de compra y venta. Lo que se busca es construir una relación entre personas que tienen intereses en común. En otras palabras, lo que te interesa es la persona con la que te gustaría tener una relación de amistad.

Emprender es una carrera de fondo. Y es mejor estar acompañado que solo.

Si todos nos ayudamos podríamos llegar más lejos y más rápido, ¿no crees? Eso es el networking.

Trae una inmensidad de regalos, no solo en tema de blogging, sino a nivel personal.

Es ayudar por el solo hecho de ayudar.

5. Quiero ser nómada digital

¿Alguna vez te has preguntado por qué quieres ser nómada digital?

En una primera etapa mi motor fue querer tener libertad de movimiento para viajar cuando quiera.

Quién no ha soñado con tomar el computador, la mochila e irse a recorrer el mundo. Podría decir que la mayoría de los que leemos Inteligencia Viajera lo deseamos, sobre todo cuando ves que Antonio lo ha conseguido.

Entonces me pregunto: ¿por qué yo no?

Si él lo consiguió, entonces yo también puedo. Lo único que nos diferencia es que para mí sigue siendo un sueño, y para Antonio es su realidad.

Y que mejor opción que la persona que lo vive todos los días te diga cómo hacerlo realidad, ¿no crees?

En lo personal, te puedo contar que se han sumado otras razones -además de viajar- para querer tener un negocio online y vivir de ello.

El día de mañana, si soy mamá quiero estar en la crianza de mis hijos. No quiero tener que dejarlos para salir a trabajar con un horario de oficina. No quiero perderme las “primeras veces” de mis hijos. Quiero estar con ellos en todo momento. Deseo estar siempre presente.

Y el ser nómada digital puede ser el estilo de vida que necesito para tener la vida que deseo.

Incluso te lo puedo resumir en una sola palabra: libertad.

Qué he encontrado en la END y en el camino de emprender con un blog

Tras los nervios, la ansiedad y la expectación, sin saber lo que iba a encontrar… ya era un hecho: estoy dentro de la END.

Confieso que la sección 0: “Crea tu propósito”, me lo devoré. 

Vi los videos, e hice los ejercicios, a la velocidad de la luz.

En aquella sección tuve que definir las bases de mi blog:

  • El sueño y propósito.
  • El nicho y micro nicho.
  • El lector ideal.

Cuando ya estuvo disponible la sección 2: “Implementa tu empleo como nómada digital”, mi reacción fue: ¡woow! (cara de sorpresa), porque supe que existen 3 formas para ser nómada digital:

  • Freelance.
  • Trabajar en remoto por cuenta ajena.
  • De blog a negocio online (emprendedor).

Me plantee cuál de los 3 opciones era la que quería hacer. Y mi decisión fue emprender con un blog.

Desde que estoy en la END no solo me he formado en blogging sino, también,  he recibido otras cosas que traspasan los conocimientos.

¿Quieres saber todo lo que he ganado?

¡Vamos que te cuento!

1. Guía paso a paso para emprender con un blog

¡Bingo!

Lo que estaba buscando.

Una hoja de ruta con todo lo que hay que hacer.

Aprendí que primero tengo que cumplir el objetivo de la primera etapa antes de pasar a la segunda etapa. Para que se entiendas mejor te pongo un ejemplo.

Ya tenía un blog antes de ingresar a la END, pero debido a que cometí todos los errores que ya te conté, tuve que corregir todo lo que había hecho mal y además, hacer todo lo que no había hecho, para luego hacer un relanzamiento de mi página.

Tras el relanzamiento cumplí con el objetivo de la etapa 1: hacer el lanzamiento o relanzamiento (dependiendo si tienes o no un blog con anterioridad).

Ahora me encuentro en la etapa 2 y el objetivo es tener los primeros 1.000 suscriptores. Hasta que no cumpla dicho objetivo no puedo pasar a la etapa 3.

De esta forma tienes un orden y un paso a paso según los objetivos que se deben ir cumpliendo y que te llevarán a cumplir el gran objetivo de ser nómada digital. Es trazar un camino.

¿Te cuento más?

En la sección 2: “Implementa tu empleo como nómada digital”, en particular en el curso «De blog a negocio online (emprendedor)”, hay módulos que todavía no abren. Me explico.

En total existen 4 módulos, pero al día de hoy sólo hay dos abiertos: “lanzamiento” y “crecimiento, comunidad y engagement”.

Los módulos 3 y 4 aún no están disponibles: “monetización” y “consolidación y lifestyle”.

Es decir, todavía queda mucha información por ver e implementar. Quedan muchas cosas por hacer.

¡Qué impaciente voy a estar cuando los módulos 3 y 4 estén disponibles!

Pero déjame decirte algo más, porque esto no ha sido todo…

También hemos tenido acceso a varios bonus que son fundamentales:

¡Esto no para!

Es una verdadera carrera de fondo.

2. Información de calidad

Si eres un asiduo lector de Inteligencia Viajera sabrás que la calidad de sus post es increíble. Siempre aportan mucho valor y calidad.

¿Te imaginas eso mismo pero potenciado a través de una serie de videos formativos?

¡Es alucinante!

Necesito tomar apuntes para integrar toda la bomba de información de calidad que recibo, sobre todo porque es fundamental llevar todo lo aprendido a la acción. 

Es la única forma para obtener resultados.

Para ello en la END te comparten sus propias estrategias y cómo lo han conseguido. O sea, no es solo teoría, también te cuentan su propia experiencia (teoría llevada a la práctica).

3. Soporte y ayuda de los tutores para no cagarla

¿Te imaginas tener una persona disponible para hacerle las consultas que necesitas?

Para mí ha sido lo mejor. Un verdadero alivio.

Tener un soporte, a través de los foros, te hace sentir segura. Incluso, de esta manera también puedes ver las dudas de los otros compañeros. 

Si desde el principio hubiese tenido esta ayuda habría evitado cometer todos los errores que te conté que cometí. Habría utilizado mejor mi tiempo.

Ahora cada vez que tengo una duda, busco algún consejo, o lo que sea… inmediatamente acudo al foro de la END. Y siempre recibo la respuesta precisa para no cagarla.

4. Compañeros para ayudarnos y hacer networking

Todos los alumnos de la END estamos en etapas parecidas.

Y muchos de nosotros tampoco sabíamos qué nos íbamos a encontrar. Pero la gran motivación e ilusión que nos mueve es ser nómada digital de la mano de Antonio G y de todo el equipo de la END.

Suelo acudir a mis compañeros para hacer una colaboración y para ayudarnos mutuamente.

¿Quieres hacer un post colaborativo, pero no tienes a quién acudir?

Tienes a todos los de la tribu ENDers para lo que necesites.  Con mis compañeros encontré la ayuda genuina.

Incluso tenemos grupos de mastermind para ayudarnos a conseguir nuestros objetivos.

Sientes que no estás solo en el camino de emprender. 

Al contrario, todos estamos remando para el mismo lado.

5. Ser parte de la tribu ENDers

El nombre ENDers surgió porque integramos una comunidad en la que todos estamos juntos para alcanzar un mismo objetivo: tener un negocio online y ser nómada digital.

Somos una manada que avanza y cuida a todos sus miembros.

Antonio, los tutores, los profesores, y todo el equipo… se han ganado un espacio en mi corazón, sobre todo mis compañeros.

La tribu que se ha formado es lo que más rescato. Para cualquier cosa, sé que están ahí, así como yo también estoy disponible para ellos.

¡La calidad humana es increíble!

 “Si caminas solo, llegarás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos”.

Eso es lo que siento. 🙂

¿Y cuáles son mis conclusiones?

Ahora que miro hacia atrás puedo decir que el día que escribí los datos de mi tarjeta de crédito e hice click ha sido la mejor plata invertida.

He conseguido:

  • Crear un blog profesional.
  • Saber a quién me dirijo y las soluciones que brindo.
  • Conocer los artículos que mejor funcionan.
  • Tener mi primer cliente tras el lanzamiento.
  • Conseguir 400 suscriptores en solo 1 mes gracias a la publicidad en Facebook.
  • Encontrar un grupo humano que siempre está dispuesto a ayudar.
  • Compañeros que son el ADN de la END.

La verdad es que la lista es interminable. Pero sé que es difícil transmitirlo en simples letras, por eso te dejo un video en el que te cuento lo que significa la END para mí.

La Escuela Nómada Digital ha trazado el camino que necesitaba. Después de cometer los errores graves que te conté, y lo moribundo que estaba mi blog.

Sin duda la END fue la respuesta a todas mis dudas y la solución a todas mis cagadas.

¡Ha sido el salvavidas que necesitaba!

Tanto por la información de calidad que nos entregan a través de los módulos, como por las personas que integran la comunidad. El compañerismo y la ayuda están a flor de piel. Y son valores que no se encuentran a la vuelta de la esquina.

Me siento muy afortunada por ser parte de la tribu ENDers. No pudo haber aparecido en el mejor momento.

Y por eso te lo recomiendo al 1000%

Si todavía tienes dudas o inquietud, compártelas en los comentarios. Recuerda que yo también estuve como tú. Te entiendo perfectamente.

Sin duda, ha valido la pena tirarme a la piscina.

Antes de irme, decirte que si quieres saber un poco más sobre todo esto, puedes apuntarte al training gratuito que Antonio ofrecerá del 15 al 26 de junio.

Aprenderás un montón de cosas sobre:

  • El nomadismo digital
  • Los negocios online y trabajar desde casa.
  • Cómo hacer un cambio de vida y crear tu propósito.
  • Digitalizar tu profesión.
  • Reinventarte con un empleo emergente.

Es una buena oportunidad para descubrir qué es lo que realmente quieres hacer con tu vida o si ya tienes claro que esto es lo que deseas para ti, cómo conseguirlo. 🙂

>> Reserva aquí tu plaza para disfrutar del training que me cambió la vida.

Ahora es tu momento

Y ahora cuéntame tú…

  • ¿Qué estás haciendo para cumplir tu sueño de ser nómada digital?
  • ¿Qué te impide dar un salto al vacío y atreverte?

¡Te veo en los comentarios! 😉

Fotografía Shutterstock: Chica freelance trabajando desde su portátil

Por Andrea Guerrero

Después de descubrir que no me amaba y que no me conocía, decidí reinventarme como coach para ayudar a otras mujeres a mejorar su autoestima y autoconocimiento, para que cambien su vida y sean su mejor versión. Te dejo esta guía gratuita para que empieces hoy mismo tu transformación.

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando