Categorías

Mindset: cómo pegar una patada a tus inseguridades y revolucionar tu mentalidad emprendedora para crear un blog de éxito

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando

Tabla de contenidos

Este es un post invitado de Alberto Blazquez, creador de abcoach.es


«El mindset es la clave».

Eso es lo que escuchaba hace ya más de 4 años a personas a las que admiraba cuando empecé mi proyecto emprendedor.

Recuerdo que al ser un término más bien psicológico no le presté mucha atención.

¿Para qué?

Al emprender lo que importa es tener herramientas y estrategias que te den más dinero, visibilidad y autoridad.

¿O quizás estaba equivocado?

Te puedo asegurar que lo estaba.

No puedes obviar la base de un edificio si quieres que este empiece a crecer. Y si tienes suerte y arranca no se sostendrá por sí solo durante mucho tiempo.

Pero, ¿qué es esto del mindset?

Click para twittear:

El mindset no es más que la configuración mental o la mentalidad que estás teniendo

Esto alberga tus…

  • Limitaciones.
  • Creencias.
  • Pensamientos.
  • Ideas.
  • Formas de observar el mundo que determinan tus acciones y tus resultados.

Me acordaré toda la vida que en mis inicios como cualquier otro emprendedor estaba muy centrado en las herramientas y estrategias:

Creo que entiendes por dónde van los tiros.

No me estaba dando cuenta de que para todo crecimiento en la vida se necesita una nueva mente que esté alineada. Porque si no es así, no podrá adaptarse a las nuevas exigencias.

Y te aseguro que en tu camino como emprendedor si quieres prosperar no te va a quedar otra que expandir tu zona de confort y crecer.

 

El gran descubrimiento: el mindset

Por lo general todos los que empezamos esta nueva aventura tenemos muchísima ilusión.

Y más cuando sabes que vas a hacer lo que te gusta, que serás tu propio jefe y que disfrutarás de la libertad que te mereces.

Curiosamente, al cumplirse un año desde el inicio de mi aventura emprendedora estaba facturando prácticamente 0€. Y como comprenderás de ilusión no se vive eternamente.

Si además a eso le sumas que tu entorno más cercano no te apoya, que hay una crisis laboral nacional y que tus amigos piensan que se te ha ido la cabeza…

Pues las tentaciones de abandonar aparecen con bastante frecuencia.

Pero, ¿cómo era posible?

Me había inflado a pagar un montón de formaciones e intentaba aplicar todo lo que me enseñaban al detalle.Sin embargo, a mí no me funcionaba ni obtenía los mismos resultados.

¿¡Por qué?!

Porque no tenía la mentalidad emprendedora correcta.

El mindset no era el adecuado.

Aunque aparentemente estaba haciendo lo correcto no era del todo cierto. Déjame darte algunos ejemplos.

 

1. Autosabotaje

Sabía que hacer entrevistas a personas que admiraba era una muy buena estrategia de visibilidad y autoridad. Pero eso requería dejar al lado mis limitaciones.

Mi mente me bombardeaba…

  • ¿Para qué les voy a escribir si ni me van a contestar?
  • Esta persona es un escritor que no tiene tiempo para alguien como yo.
  • Me pondré nerviosísimo en la grabación y haré el ridículo.
  • Yo no soy importante, ¿por qué me tendría que hacer caso?

Y la lista es imparable y sigue y sigue.

Estaba teniendo un problema de actitud emprendedora. Literalmente, me estaba autosaboteando.

Si te interesa el tema de las entrevistas, Antonio tiene un curso que te dice cómo hacer las cosas bien desde el inicio.

 

2. Limitaciones autoimpuestas

Sabía que empezar a dar algunas charlas presenciales podía aumentar mi marca personal y generar confianza en la gente.

Pero claro, era fácil decirlo y muy difícil hacerlo.

Nuevamente, mi mindset estaba haciendo de las suyas…

Aunque tenía estrategias y recursos, no era capaz de sacar todo su potencial porque yo no estaba “adaptado” a las exigencias que este proceso de crecimiento requería.

Ejemplos así podría ponerte cientos.

Te encontrarás con situaciones parecidas desde tus inicios hasta en los momentos en que eres próspero y necesitas seguir creciendo.

¿Quiere decir que los que me ofrecían los recursos y estrategias eran unos vendemotos?

No.

¿Quiere decir que lo que me vendían no funcionaba?

Para nada. Todo lo contrario, funcionaba muy bien. Entonces…

¿Qué fallaba si estaba utilizando las estrategias de los mejores?

El mindset, mi mentalidad emprendedora.

No me cansaré de repetirlo a lo largo de este artículo porque soy consciente de que las personas que emprenden se olvidan de esto.

Y como decía Anthony Robbins…

Click para twittear:

En los negocios el 80% es mindset y el otro 20% estrategias y procesos

Me gustaría que me acompañases porque te voy a contar cuáles son las 4 partes principales para desarrollar un mindset correcto.

Así evitaremos que formes parte de ese 80% de profesionales que cierran sus negocios el primer año de vida.

 

Parte 1: tener claridad de visión

Dice el dicho que…

Click para twittear:

El que no sabe a dónde va, acaba en cualquier parte

Este punto me parece esencial porque lo que va a conseguir es que tengas foco. Tendrás una dirección, ¿y adivina qué?

Eso te traerá confianza durante el camino.

Cuando hablo de visión me refiero a la meta, el lugar donde te gustaría estar y alcanzar algún día. Es la cima de la montaña, para que nos entendamos.

Desde mi punto de vista deberías tener una visión empresarial y una visión personal.

Vamos a entrar en detalle en cada una.

 

1. Visión empresarial

Es básicamente la percepción que tienes de tu empresa una vez está desarrollada hasta el punto que a ti te gustaría. No es tan importante el tiempo, en este caso es irrelevante. Es indiferente que sea dentro de 5 años o dentro de 10.

Lo relevante aquí es ser capaz de tener una visión general de cómo sería tu empresa.

  • ¿Trabajaría mucha gente?
  • ¿En torno a cuánto ganarías?
  • ¿Desde dónde trabajarías?
  • ¿Cómo se vería tu negocio?
  • ¿Qué tipos de clientes tendrías?
  • ¿Qué es lo que venderías?

De esta manera tendrás una fotografía completa y lo más detallada posible. No pasa nada porque durante el camino modifiques esa visión y pivotes.

Pero esto te va a traer calma a la mente y un orden necesario para que las bases de un mindset poderoso empiecen a desarrollarse.

Te va a brindar más confianza y una claridad que tapará la boca a tu dialogo interno limitante en más de una ocasión.


Te animo a hacer el siguiente ejercicio:

Pilla una hoja de papel y escribe cómo sería tu empresa.

No te cortes.

Explícalo con el máximo lujo de detalles, hazte las preguntas que te he hecho más arriba y describe lo máximo que puedas.


2. Visión personal

mindset en español
Mindset: aprende a ver cómo tienes que crecer como persona

Con el apartado anterior tenemos simplemente la mitad del trabajo hecho. Porque una vez sabes a dónde vas…

Solo te queda ver en qué persona te tienes que convertir.

Este es el punto que principalmente olvidan todos los emprendedores.

¿De verdad creías que ibas a alcanzar esa visión empresarial desde la persona que eres hoy en día?

Cómo escuché decir una vez a Sergio Fernández:

Click para twittear:

No hay desarrollo profesional sin desarrollo personal

Ahora es donde empieza la parte divertida.

Curiosamente tendrás que convertirte en una persona que esté a la altura de esa visión empresarial.

Y este es el principal problema que yo tuve, que obviaba esta parte y en la medida que crezca tu negocio tú deberás ir creciendo personalmente.

Estas prácticas que te comento te acercarán más a tu sueño.


Te animo a hacer el siguiente ejercicio:

Ahora que tienes tu hoja en donde has plasmado tu visión empresarial lo que vas a hacer es preguntarte…

  • ¿Qué características tendría la persona que está a la altura de esta visión empresarial?
  • ¿Qué fortalezas debería tener esta persona?

Detalla tu listado hasta que sientas que está totalmente completo.

Llegados a este punto tendrás más foco, claridad y dirección gracias a la visión empresarial.

Y tendrás una hoja de ruta que te dirá las características personales esenciales que deberás desarrollar en este camino para que seas capaz de dar forma a tu visión empresarial.

Lo que estarás haciendo es atraer confianza a tu mente y esto afectará positivamente a tu mindset emprendedor.


Parte 2: tener un sistema de creencias optimizado

Podría contarte un millón de cosas sobre las creencias. Existen manuales y chorros de tinta dedicados a esa temática, pero voy a ser muy directo.

Le presto atención a este tema básicamente porque las creencias son el filtro con el que percibimos nuestra realidad.

Así que si existe algo que es capaz de hacerme ver las cosas de una forma más potenciadora o derrotista, sería interesante conocerlo en profundidad, ¿no?

He tenido la suerte de vivir mi propio proceso emprendedor y de observar el crecimiento de muchos de mis clientes… y te puedo asegurar que las creencias limitantes aparecen SIEMPRE.

Seguro que te suenan algunas de este cocktail:

Estoy seguro de que alguno te resulta familiar. 😉

Como soy un curioso empedernido, durante más de 10 años he estado probando lo que funciona en el área de las creencias y me di cuenta de que casi el 99% de las formas no funcionaban.

Pocas cosas realmente tenían un efecto que con el tiempo pudiese corroborar que habían funcionado.

En este apartado te voy a exponer una forma de cambiar tus creencias que a mí me ha funcionado y a muchos otros también. Es una bomba para fortalecer tu mentalidad emprendedora y reforzar el mindset en general.

Yo la llamo la técnica del bombardeo.

Click para twittear:

La técnica del bombardeo va a cambiar tu mente y tu realidad

Básicamente se trata de bombardear a tu mente.

Es una técnica comprobadísima y que utilizan las élites para manipularte a su voluntad.

Mira…

¿Cuántas veces te ha pasado que una canción no te gustaba y como te la ponen en todas partes finalmente acaba por gustarte?

¿Acaso los medios de comunicación no repiten hasta la saciedad una idea y finalmente la gente acaba por creerla?

Hay un factor determinante aquí: te están bombardeando.

Si otros utilizan esto sobre ti para influenciarte y manipular tu pensamiento…

¿Por qué no ibas tú a hacer lo mismo para afectar positivamente a tu mente?

Te pongo un ejemplo. Si yo actualmente creyese que “es prácticamente imposible tener éxito como nómada digital”, podría sustituir esa idea por: “ser nómada digital es algo que se puede conseguir y es posible”.

Y esta es la clave para afectar a tu mindset: bombardearte. 

Te lo voy a explicar muy fácilmente con un ejemplo mío.

 

Ejemplo personal de cómo cambiar tu mindset hacia una actitud de éxito

Como buen español medio mi dominio del inglés cuando acabé mis estudios era más bien patético. Si quieres solucionarlo tengo un buen artículo aquí y Antonio tiene otro aquí.

Mi creencia para aquel entonces era que no era una persona muy buena con los idiomas y especialmente con la lengua inglesa. Nuevamente un mindset mediocre estaba haciendo de las suyas…

Tenía el deseo de dominar la lengua inglesa porque sabía racionalmente que me daría un montón de beneficios para mi negocio:

  • Me enteraría de las últimas tendencias.
  • Iría adelantado con respecto al mercado español.
  • Aprendería de mano de los mejores.
  • Obtendría conocimiento puntero.

Tenía muchas razones para aprender inglés, pero mi creencia arraigada me estaba puteando mucho y me saboteaba constantemente.

Casualidades de la vida que di con esta técnica que te estoy comentando ahora y me di cuenta de que lo que quería creer era:

“Puedo tener un dominio muy bueno y elevado de la lengua inglesa”.

Pero seamos honestos, el cerebro no es estúpido y le encanta encontrar evidencias y hechos para verificar lo que dices. Y la realidad era que Alberto seguía tan burrito como siempre, sin saber defenderse con el inglés.

Entonces decidí que iba a aplicar la técnica del bombardeo y que iba a pagar las consecuencias para que esa creencia acabase por convertirse en una realidad.

Empecé a cambiar mi entorno. Esto quiere decir que empecé a ir a lugares frecuentados por americanos, ingleses y extranjeros que querían relacionarse con nativos.

Comencé a tener intercambios casi a diario con nativos americanos.

También surgieron nuevas amistades dentro de estos círculos sociales y salía de fiesta con ellos, como te puedes imaginar todo esto hablando inglés.

Cogí el hábito de empezar a ver mis series y películas favoritas son subtítulos en inglés y con mis formaciones en vídeo hacía exactamente lo mismo.

Curiosamente me eché algunas novias extranjeras, ¿y adivina qué? Todo el tiempo hablábamos en inglés.

Leía temáticas que me interesaban con el diccionario al lado e intentaba aprender a la vez que me entusiasmaba lo que me leía.

Básicamente, para que te quedes con lo esencial. Cambié mi entorno hasta el punto que lo bombardeé con un solo objetivo:

Convertir la creencia que quería tener en una realidad.

Y vaya si lo conseguí…

A día de hoy vivo en un país extranjero, mi novia es extranjera y casi todo el conocimiento que consumo es anglosajón.

Vaya… ¿qué pasó con la antigua creencia?

Pues que se sustituyó.

¿Cómo?

Utilizando la técnica del bombardeo.

Esta técnica la he utilizado un montón de veces para conseguir todo lo que quería y para cambiar creencias. La he utilizado una y otra vez y funciona.

Eso sí, utilizarla trae cambios y consecuencias en tu vida, tan solo has de preguntarte…

¿Estoy dispuesto a asumir el cambio? 😉

Por eso si quieres creer:

Deberás aplicar la técnica del bombardeo en tu entorno y encontrar todo aquello que refuerce tu nueva creencia.

Por ejemplo, leer los artículos de Inteligencia Viajera es un buen comienzo.

 

Parte 3: tener autoestima poderosa

mindset traduccion
Mindset: todo empieza con tu autoestima. Con creer en ti

 

Volvemos nuevamente a un tema del que la mayoría de emprendedores o aspirantes a emprendedores pasan olímpicamente.

Quizá porque no es algo que puedan valorar de manera objetiva ni repercuta directamente en los ingresos (aunque sí lo haga indirectamente).

La valoración que tienes sobre ti mismo es un elemento FUNDAMENTAL para el mindset emprendedor.

Click para twittear:

Si tu autoestima no es la adecuada dudarás sobre tus posibilidades y no lo darás todo

Y te recuerdo que tener confianza en tu negocio es vital, porque si tú no la tienes… ¿por qué los demás deberían confiar en lo que estás haciendo?

Simplemente lo notarán y tampoco confiarán en ti.

Voy a ser muy simple en esta área y voy a recomendarte tres cosas que nunca deberías pasar por alto si de verdad quieres estar estable en este aspecto.

 

1. Práctica la coherencia radical

Esto quiere decir que si…

  • Pienso rojo.
  • Siento azul.
  • Digo verde.
  • Y hago amarillo.

La estoy cagando a lo grande con mi autoestima y eso afectará a mi mentalidad emprendedora seguro.

No hay nada más dañino que sentirte incoherente en tu día a día.

Esto quiere decir que si piensas que deberías coger clientes afines a ti y con los que conectes, pero por necesidad lo que haces es coger a cualquiera con tal de que te dé dinero…

Esto significa que estás teniendo un problema de coherencia.

Sé que para los que están empezando es más fácil decirlo que hacerlo, pero créeme que pasa factura.

Mi recomendación aquí es clara:

Click para twittear:

Intenta lo máximo posible mantener la coherencia en tu día a día

 

2. Ten bajo control a tu dialogo interno

Este punto también es importante y muchas veces no le prestamos la suficiente atención, lo que repercute en nuestra actitud emprendedora.

Tu peor enemigo no está ahí fuera.

No es la gente que te dice que no es posible y que esto de empezar a ser un nómada digital es una locura.

Tampoco es tu familia que no te apoya y te dice que te busques un trabajo de verdad.

Todo eso es un juego de niños comparado con tu peor enemigo…

Tú mismo.

Fíjate que los humanos estamos diseñados para ver lo negativo porque nos ha servido como especie para sobrevivir.

Cuando te venía a la cabeza la idea de salir de noche para ver las estrellas en la selva amazónica, de repente saltaba tu mente diciendo:

“Mejor no lo hagas, si aparece una pantera te podría matar y nadie podría ayudarte”.

Como ves en este ejemplo era muy útil, bendito pensamiento negativo.

Pero cuando quieres preguntarle a una persona famosa para hacerle una entrevista y tu mente te dice…

“Mejor no lo hagas, ni te va a contestar y además vas a hacer el ridículo”.

Pues ahí el pensamiento negativo más que ayudarnos nos está limitando.

Y te aseguro que pensamientos así en tu carrera emprendedora te van a venir todo el tiempo. Hasta es posible que te esté pasando ahora mismo.

¡Sin darte cuenta!

Mi recomendación aquí es que te vuelvas más consciente de lo que pasa por tu cabeza y no vayas tan en piloto automático.

Intenta reconocer los pensamientos limitantes y ponlos siempre en duda, porque de la misma manera que pueden ser señales reales de alerta, también pueden ser una limitación injustificada.

Tú eliges.

 

3. Empieza a autoconocerte

Esta es otra parte que yo diría que es prácticamente ignorada por todo el mundo. Y bueno, por los emprendedores ya ni te digo…

¿Autoconocerme? Para qué… si yo lo que quiero son técnicas para hacer dinero rápidamente.

Pues básicamente porque saber quién eres te permite saber:

  • En qué priorizar tus actividades.
  • Qué hacer con tu vida.
  • A qué cosas dedicar tu tiempo.
  • Con quién trabajar y colaborar.
  • Qué productos y servicios ofrecer.
  • Etc.

Para autoconocerte es tan simple como:

Lo que tienen en común cada uno de estos puntos es que no evaden momentos suelas evitar o pasar por alto. Ahí es cuando realmente encuentras respuestas valiosas que te permiten saber quién eres.

Curiosamente esa sensación de certeza sobre ti mismo, va a mejorar brutalmente tu mindset y mentalidad emprendedora.

Además, acertarás más en todas tus elecciones y eso sí acabará por repercutir en tus ingresos. 😉

 

Parte 4: bloqueos típicos del emprendedor

En este apartado podría nombrarte un montón ya que a lo largo de los años he podido recopilar muchísima información gracias a los formularios y a mis propios clientes.

Existen 13 bloqueos principales a los que se enfrentan los emprendedores. Ahora te voy a mostrar 4 de los más comunes y que se repiten una y otra vez.

La clave ante los bloqueos es darte cuenta de que los estás teniendo y acto seguido valorar hasta qué punto son ciertos. Vamos a verlos. 😉

 

1. Siempre he trabajado de lo mismo y no sé hacer otra cosa

Este es un clásico y es una limitación en toda regla.

Lo primero que tenemos que observar aquí es que la persona que arrastra esta creencia no se ve como alguien desarrollable. Alguien que pueda expandirse y expresarse en diferentes facetas. Y obviamente si piensa así nunca tomará la iniciativa por algo diferente.

De entrada se está limitando él mismo, no las circunstancias en sí. Y esto afecta negativamente a tu mindset.

Para este bloqueo me gustaría que tuvieses en cuenta 2 cosas:

  • Alcanzar el 80% de maestría en algo es relativamente fácil, el 20% restante puede llevarte años.
  • Debes desarrollar un plan paso a paso y muy enfocado para optimizar tu tiempo.

Me di cuenta de que me era bastante fácil llegar a ser bueno y competente en cualquier cosa que quisiese aprender. Me ocurrió exactamente lo mismo que con el idioma inglés y con muchas otras áreas de mi vida.

Lo que pasa que para alcanzar el 20% restante, observé que me podía llevar años o una vida entera. Pero esto son buenas noticias.

Es bastante fácil adquirir maestría en algo, si de verdad pones foco y te lo propones. Y esto te permite saltar al mercado laboral y mostrarte a la gente desde un punto de vista profesional.

Y a medida que vayas creciendo como profesional irás adquiriendo ese 20% de maestría que da el tiempo.

La conclusión es que sí puedes hacer cosas nuevas.

 

2. Tengo miedo a que mi proyecto no sea rentable

Este bloqueo me lo encuentro constantemente y debe ser uno de los más repetidos. Claro, hay que pagar las facturas a final de mes, verdad?

Pero siendo honestos lo que hay detrás de ese bloqueo es un miedo enorme a la incertidumbre.

¿Y adivina qué?

El miedo a la incertidumbre no desaparece nunca.

A pesar de que intentamos crearnos nuestras pequeñas parcelas de seguridad son momentáneas, no duran para siempre.

Uno de los mayores retos para vivir como nómada digital es tener tolerancia a la incertidumbre, a no saber realmente que va a pasar. Ese miedo es algo innato y aceptarlo nos va a calmar para buscar soluciones.

Si tienes esta limitación te recomiendo 2 cosas:

  • Intenta iniciar tu aventura emprendedora de la manera más rápida y barata posible para recibir un feedback real de la gente, saber si interesa.
  • Intenta tener ahorros para sobrevivir un año sin preocupaciones en caso de lanzarte, si no puedes ser mantén tu trabajo mientras desarrollas tu Plan B.

No existen fórmulas mágicas pero de verdad creo de corazón que con estas recomendaciones vas a atenuar esta limitación.

 

3. Siempre acabo poniéndome excusas cuando quiero empezar algo

Si siempre acabas poniéndote excusas, entonces quizás deberías preguntarte…

  • ¿De verdad me interesa?
  • ¿Está alineado con mi propósito de vida?
  • ¿Lo deseo lo suficiente?

Porque seguramente por ahí deben ir los tiros.

Has de responder honestamente las preguntas de más arriba, porque normalmente cuando algo está alineado contigo sueles hacerlo.

Alguna vez puedes poner algún impedimento, pero no es la normal general.

Así mismo te voy a recomendar algo que gente muy crack en productividad suelen repetir.

Cuando te pones excusas, lo que hay que hacer es dar el primer paso (el que más cuesta) y después por inercia vienen los siguientes.

Te pongo un ejemplo.

He escrito varios libros y como puedes imaginarte la inspiración no siempre acompaña. Pero los libros no se escriben solos. A veces tenía días que tras haber descansado una semana no era capaz de escribir nada.

Entonces me propuse a aplicar lo que te comentaba, me decía: “Ok, Alberto simplemente escribe 1 párrafo y lo dejas”.

Curiosamente una vez había escrito un párrafo, me era más sencillo escribir una página entera. Y casi sin darme cuenta había escrito finalmente varias páginas.

Pruébalo, porque de verdad funciona y vas a desarrollar un mindset más poderoso.

 

4. Tengo mucho miedo a vender

Y yo también lo tenía.

Recuerdo cuando no creía en mí, ni en la calidad de mis servicios, me veía como un fraude.

Eso nos pasa a todos en cierto grado y son inseguridades que salen a flote. Pero en tu camino como emprendedor deberás y tendrás que aprender a poner en valor lo que tú eres.

El miedo en sí no es malo, nos ha permitido sobrevivir como especie.

El problema empieza cuando surgen los miedos irracionales que no nos permiten avanzar en cosas de la vida diaria.

¿Sabes cuál es el alimento del miedo?

El tiempo.

Click para twittear:

Cuanto más tiempo le des a tu miedo, más grande se hará y más miedo te dará

Quítale su alimento y desaparecerá.

¿Y cuál es el antídoto contra cualquier miedo?

La valentía.

Y tú puedes estar pensado: “Ya Alberto, el problema es que no soy valiente”.

Nadie te pide que lo seas ahora, pero vamos a jugar con el mindset y hacer uso de tu psicología e inteligencia emcoional.

Los científicos dicen que para ser valiente hay que hacer lo siguiente:

  • Eliges ser valiente.
  • Hacer el acto valiente.
  • Sentirte valiente.

No hay otra forma, pero todo el mundo cuando algo le da miedo quiere lo siguiente:

  • Sentirse valiente.
  • Hacer el acto valiente.
  • Y entonces, son valiente.

Siento decirte que no funciona así, lo que va a ocurrir es que tras repetir muchas veces lo que te he comentado acabarás por ser valiente.

Debes salir de tu zona de confort.

Entonces mi recomendación es que si tienes miedo a vender, pues…

Te pongas a vender YA y pases por las fases del proceso que te he dicho cuántas más veces mejor. Te sorprenderá el resultado y tu mentalidad emprendedora te lo agradecerá.

 

Ahora es tu turno

Espero que si has llegado hasta aquí, todo lo que te he compartido te haya traído un poco de claridad en los temas que te encuentres un poco perdido.

Estaré contento también si por lo menos te he derribado ciertas creencias y he afectado positivamente a tu mindset.

En este artículo te he querido reflejar su importancia para que crees un negocio próspero y con abundancia. Te lo dice alguien que estuvo utilizando las mejores herramientas y que al carecer de un mindset adecuado no conseguía resultados.

Si te interesa profundizar en el tema he decido ofrecer hasta el día 20 de Mayo una oferta exclusiva para la comunidad de Inteligencia viajera: mi programa formativo Mindset Emprendedor de Éxito casi a la mitad de su precio.

Simplemente deberás aplicar el código descuento IVIAJERA en el carrito de la compra y se te aplicará el descuento.

Si quieres empezar con buen pie tu aventura emprendedora o empezar a crecer como nómada digital voy a encargarme de darte las herramientas que necesitas para tu despegue.

Mindset Emprendedor De Éxito

El Mindset Emprendedor

¿Qué sensación tienes acerca de tu mindset o mentalidad emprendedora?

Si tienes cualquier duda házmela saber en los comentarios. Me encantará leer tus opiniones y experiencias.

¡Compártelo con todos nosotros!

Fotografías Shutterstock:

Strong man / Hombre fuerte.

Silhouette of male celebrating with arm up towards the sunrise. Achievement concept /Silueta de hombre celebrando con el brazo en alto con el atardecer. Concepto de logro.

Light head / cabeza de luz.

Por Alberto Blázquez

A los 20 años cansado de una vida de mierda decidí reinventarme y a los 24 crear el estilo de vida que me hiciese feliz. Actualmente ayudo a otros a descubrir su pasión para que vivan vidas más plenas y cumplan sus expectativas. En mi proyecto ABCoach, encontrarás recursos de desarrollo personal y emprendeduría que te permitirán diseñar la vida de tus sueños. Si quieres saber más sobre mi trabajo te regalo este vídeocurso.

50 ideas geniales y probadas para ganar dinero mientras viajas

Descarga la guía gratuita para vivir viajando